Migración, estudios, distancia

Una vez, el encargado de las $ en la U a gritos me dijo que no servía de nada si me gustaba lo que estudiaba o tenía buenas notas:lo importante era que la carrera valía plata y yo no la tenía y punto.

Durante años esa escena me atormentó ¿Cómo no importaba? Ahora con los reclamos del CAE me doy cuenta que éramos muchos, miles. Cuando pregunté los requisitos para estudiar en Mendoza, eran 4 fotos tamaño carnet y un aporte ridículo para fotocopias ¿En serio no necesito más? Me miraron con asombro por mi duda. -No, no necesitas nada más. Se me llenaron los ojos de lágrimas, al recordar esa escena horrorosa en la Uniacc. Pero en ese tiempo, todavía no tenía mucho como mantenerme. Lo intenté en Buenos Aires,en Córdoba, pero me mató casi más que la plata, la pena. Me empezó a comer las manos y los pies y los dermatólogos me decían que era algo muy parecido a la post guerra. En esa época todas las guerras de mi vida se estaban dando y no fui capaz.

Es loco lo que me pasa hoy: casi 10 años después, casi mil idas y vueltas, me siento tranquila. He seguido trabajando y forzado a mi cabeza a mantenerse activa, más allá de la academia, de la plata, de la necesidad y los viajes han sido la inversión más concreta en ello. Un pasaje a cualquier lugar es una inyección de información tan grande, es una formación tan radical, es una vuelta de la cabeza tan fuerte.

Hoy estoy más lejos, no es tan fácil volver, pero yo estoy más madura, más experimentada en la sobrevivencia, en que hay cosas que ya no me alteran ¿Para qué? y a veces me extraña esa tranquilidad, hasta que me acuerdo que ya quedé en la calle, ya volví a caminar, ya viví en un departamento la raja en pleno Bellas Artes, que ya inventé tantas otras cosas más. Hay cosas que disfruto y me llenan demasiado-como las juntas con nuevos amigos, un par de días en otra ciudad atendiendo al “Vamos pa X lugar” o simplemente recibiendo un mensajito de los que están lejos sabiendo que están bien y que yo también lo estoy y que nos queremos y no nos hemos olvidado y que con eso muchas veces basta todo.

El señor que me gritó ese día, no tenía razón. Gracias a la vida que me ha permitido, a través de todo lo demás que no es ni plata,ni títulos ni tiempo libre, hacer cosas que sueño y que las seguiré haciendo.

Amar, forear y pedalear Ciudad de México

***El texto es la versión extendida de la colaboración publicada por Cletofilia, revista de ciclismo mexicana a propósito del Foro Mundial de la Bicicleta 6, en la Ciudad de México en abril recién pasado. Lo puedes ver acá  Vine al … Sigue leyendo

10 cosas que debes saber al venir al #FMB6

Hola, soy Mapapo, soy chilena y participaré en el Foro Mundial de la bicicleta. Me vine hace un par de semanas, y algo he podido captar de la ciudad, de la gente y de lo que debes tener en cuenta acá.

Ojito, que esto no es nada PERO NADA de oficial, porque esta vez vine a disfrutar aunque igual tengo una presentación y cercanía obvia con la gente que nos hemos conocido en los últimos 3 años.

Si vas a participar en el Foro Mundial de la Bicicleta, es probable que nos hayamos topado en alguna de las actividades previas al foro.O que no nos hayamos topado aún, pero ya nos vimos/conocimos/amamos/odiamos/ni si quiera nos topamos, para el foro en Chile ( donde participé en la Producción). O que no nos conozcamos, pero nos ubicamos  por el grupo de Facebook que se armó el año pasado para el foro anterior o por el chat que se armó ahora. O simplemente no nos conozcamos porque llevo relativamente poco tiempo en la movida orga ciclista y todo bien, si ni que fuera qué o qué.

Estoy tratando de terminar la presentación sí, ya sé que debería haberla terminado, pero bueno, en los post anteriores a cerca de este viaje entenderán por qué no he tenido taaanto tiempo  que tengo para el viernes, cosa que no logro aún, pero ya estoy muy feliz de estar en México, porque lo he pasado bacán. Muy bien. A veces siento que hasta demasiado , incluso con los traspiés que de una u otra semana, igual le dan su toque.

Acá hay algunas recomendaciones en base a lo que me ha pasado, si hay algo errado en las informaciones, pegue el grito para modificar.

  1. ¿Mapa de los lugares? No es que sea generosa: simplemente lo hice para mí porque estaba media perdida con un par de locaciones que obvio quedan a la vuelta y decidí compartirlo 🙂
  2. Sobre el AGUA:  El agua no es potable y escasa, por lo que más de alguna vez te tocará o echar agua con un tiesto o que se acabe o toparte con lavamanos mixtos o que “todo lo que se fue de ti” no se vaya totalmente a la primera tirada de cadena. Ya hablaré de esto en extenso.
  3. “No, si no pica” : la mentira más grande de México del mundo mundial. Hablando en serio, la realidad es que la comida sólo pica si en verdad pides que sea así. Separan bastante salsas del resto. Pregunta por las comidas sin picante y puedes surfear bastante bien si no te gusta el picante/chile/ají como a mí aunque cada vez me gusta más.
  4. ¿Qué ropa traer? De todo :P. El clima varía en un mismo día de calor achicharrante, a lluvia súper mojadora, a viento fresco. OSEA TODO.
  5. ¿Quién ha traído la bici? YO 🙂 .Lamentablemente, una de las pocas líneas aéreas que te permite traer la bici sin cargo, es Avianca. Por eso aproveché y la traje ( desarmada, con globitos, en un bolso).
  6. ¿Qué ver? Según yo y como dije en el foro pasado, aunque todo el evento es increíble, todo el tiempo hay imperdibles como:
    *Miércoles 19>>>Inauguración Plaza Santo Domingo
    *Jueves 20>>>Rodada paseo de tod@s. Monumento a la Revolución
    *Viernes 21>>> 16:00 Charlas relámpago, Bicicleta y trabajo. Estoy yo encabezando la lista de esas charlas en el programa, con @humitadomicilio y La Chica @delosmandados (Vaya a verme!!!)
    presentación.jpg
    [También hay una fiesta en el Museo del juguete]

    *Sábado 22>>>Panel de Género

    *Domingo>>>Foto oficial, Ángel de la Independencia a las 09:00? 09:30? 10:00? de la madrugada DEMASIADO temprano.

  7. ¿Dónde ir después? OAXACA. Con un grupo iremos post foro a las playas de la costa de Oaxaca ( es bastante grande, así que queda medio leijtos pero todo el mundo ha dicho que vale la pena), es bastante más barato que la otra costa. Partimos la misma noche que termina el foro y dien por ahí que también me pueden preguntar #dejolainquietud
    17833930_10209029690686066_1796979886602212495_o.jpg
  8. Puna: Yo sé que soy especial y media fatalita y me pasa de todo lo que no le pasa al resto, pero ayer me apuné.  Y México está poco sobre los 2000 y Santiago poco sobre los 500 y que no es tanto. Y no llegué recién, pero pedaleé recién y casi me morí, qué hueá le voy a hacer. Ya hoy estoy mejor, después de hacer reposo, de compresas frías y de seguir bailando y pedaleando pa que el cuerpo se acostumbre. Si trae mate de coca u hojitas POR FAVOR regáleme un par. Ya pasó la urgencia de ayer, pero no quiero que me vuelva a pasar y no estoy ni ahí con dejar de pedalear o de bailar. Y no, no es fácil encontrar algo típico del norte de Chile como dulces de hoja de coca o similares.
  9. ¿Dónde comprar mezcal artesanal? Pílleme por ahí y le cuento ;).
  10. Lo que nunca está demás: BAÑO: No en todos los lugares donde se come, hay baño. Pregunte con antelación, sino, busque. En gral. se anuncian baños públicos a 5 o 6 pesos en varias de las calles de la ciudad.

Cualquier cosa, me pueden pillar por acá, pegar el grito.

¡¡¡Nos vemos rodando por las calles de México!!!

CDMX, impresión I

Si CDMX fuera una persona, sería como una que te tocó hablar en una fiesta en la fila del baño y sabes que la tendrás que ver todo el próximo mes. En 5 minutos, te dió tanta información, que no logras ni en las horas posteriores, ordenar y asimilar todo lo que te mencionó, las películas que citó, las bandas que te dijo que no podías dejar de escuchar, menos aún las cosas que le hacían brillar los ojos. Te pareció interesante pero apabullante a la vez, me asusta pero me gusta diría Gilda. Todavía no alcanzaste a entender si te gustó, te cargó, te asustó o qué. Pero seguro, una curiosidad del porte de un buque. O del porte mismo de esta megalópolis.

No sabes si baila o si escribe o si toca algún instrumento, pero seguro, por esos 5 minutos que te dió, sabes que hay mucho más por conocer. Llegas a la casa, buscas por Facebook y no aparece. Buscas por Google y tampoco. Ni en Linkedin, ni etiquetas de fotos, ni búsquedas por otros medios ¡Conchetumare! ¿Habrá que esperar hasta la próxima “casualidad”?. A las horas, de tanto darle vueltas, recuerdas un dato, al pasar cuando ya te habías rendido y estabas pensando en otra cosa, algo sobre un nickname que usaba de la época del Fotolog y pillas, por ahí un hilo conductor de algo mucho más grande. Ahí estaba, escondido.

Esto es como encantarse con una persona, que te pareció apabullante, repleta de información que sabes que te encanta, pero que sabes que es sólo el principio, porque ya sabes, algo aprendiste, que el conocer una persona-como una ciudad- es algo más que agregarse por una red social o saludarse cuando vas a bailar, porque ya te viste los domingos anteriores.

Oye México ¿Sorprendámonos juntos? ¿Conozcámonos?

Deuda

El 10 de mayo de hace 2 años atrás pensaba acostarme relativamente temprano pese a que iba a un cumpleaños, porque tenía una semana del terror. Luego de tiempo de vacas flacas, tenía lleno de reuniones de pega. El miércoles tenía reunión con la productora de Maestra Vida para concretar el inicio de mi pega como su asistente, el lunes tenía reunión con unas chicas de un proyecto que necesitaba redes sociales, tenía comprometido un tour por Santiago de músicos que admiro ,etc.

Hace casi 2 años que la agenda que tenía armada para los siguientes 7 días y una vida acelerada, se fue a la mierda. 5 cicatrices más, el año siguiente, continué con gran cantidad de actividades igual, aunque tuve que sumarle el reaprender a caminar, subir escaleras, saltar, aprender a ponerme vestidos, sacarme vestidos. Aprender también a que la gente me mirara las cicatrices y tratara de disimularlo, aprender a dosificar mis energías.

Hay cosas que ya no me interesan como antes y hay cosas que ya no aprendí otra vez, como usar tacos y bailar con ellos salsa o alcanzar a hacer cosas antes de dormirme raja. Hay cosas que me importan ahora como nunca, como ponerle ojo al dibujo o tomar un té/café con alguien interesante y conversar 2 horas sin mirar el celular y plantear eso como algo tan importante y urgente dentro de mi agenda semanal.

Encontrarme, entre los pedazos de esa María Paz que quedó en el piso-literal y subjetivamente- ha sido menos fácil que lo que me costó retomar el tono muscular de las pantorrillas. Aún tengo deudas desencadenadas de 3 operaciones, que por más que me esforcé en no tener, por más que trabajé antes de levantarme en 2 pies, no pude. Y no poder, para alguien que cree que puede siempre, incluso en las peores-peores situaciones, es muy fuerte aún. Aún hay deudas mucho más importantes conmigo, de descansos que no me tomé, de regaloneos que me evité, gente con la que me habría encantado tener la tranquilidad que tengo ahora de mandar a la súper mierda en su momento o de haber conversado para decirles cuanto necesitaba que me vinieran a abrazar sin entrar en discusiones idiotas.

Estoy amando la posibilidad de resetearme consensuadamente , pero claramente no es tan fácil tampoco. Me están pasando varios procesos dolorosos y liberadores, varias vueltas de tuerca y aperturas de cabeza que me zamarrean con cuática. He vendido mis libros favoritos, mis instrumentos favoritos, hace como 3 horas regalé mi cama, cosas que en su momento eran un deseo muy fuerte y ya no lo son tanto. Dejar no sólo lo que estoy haciendo y he hecho hasta ahora: es dejar de ser lo que he sido para ser otra cosa, otra persona, más allá de las cosas o los límites que veo ahora.

Encontrarme sola conmigo y decirme “¿Cómo estás ?” “¿Qué quieres hacer?” “¿Qué quieres SER (ahora)?” “¿Cómo quieres querer ahora?”.

Yo pensé que tenía la respuesta ( “me gusta escribir, todo lo demás es una excusa barata” “productora de ideas”) , que tenía las respuestas, claridad, sin lugar a dudas, pero no las tengo, se me perdieron, mutaron. No tengo ni una certeza o para ser más exacta , muy pocas. Me estoy quedando no sólo con pocas cosas en lo material sino con poco de lo que era-tal vez lo netamente escencial-y ese cambió de piel está siendo, en gerundio, muy intenso. Mucho.

Sigo endeudada, sigo con deudas de tiempo y de cuidado, pero quiero saldar al menos en eso: conmigo.

Venta de Bodega-Remate Total-Vendo todooo

Como algunos sabrán, saqué un pasaje a la conchesumadre Ciudad de México, al Foro Mundial de la Bicicleta ahora en abril, entre otras cosas a hacer una presentación de Bicicleta y Trabajo, a  colaborar en la producción de las otras presentaciones y talleres que realizará Bicipaseos Patrimoniales (Como la red latinoamericana de turismo cultural), además de colaborar con la gente de Bellocicleta (Colombia) en la Biciescuela.  Uff, hartas cosas pa variar. A veces pienso que demasiado :).

Como sabrán, estoy haciendo plata para estar allá, además tengo que desocupar acá en tiempo record y eso me puso en la situación urgentosa de deshacerme de todo, replantearme el viaje, vender lo que tengo y obvio, hacerlo pronto-pronto. DEBO deshacerme de todo a la brevedad onda para anteayer. Eso también quiere decir que no sé qué va a ser de mí en los próximos meses, pero al menos voy a ir más liviana.

Este domingo durante todo el día, estaré vendiendo todo onda CAMAS Y MI COLECCIÓN DE VESTIDOS y un sin fin de cachivaches, desde “Cuánto tienes en el bolsillo”,  $500 pesos hasta algo más generoso, pero no por eso casi regalado. Una parte de las cosas están en estas fotografías (Puedes aprovechar de empezar a seguir el blog en Facebook, por si todavía no lo haces), pero NO TODAS, porque tengo infinitas . Desde que empecé a sacar cosas, me he encontrado que tengo muchas más (aquí es donde quiero llorar). A veces no entiendo como chucha mi vida que era una mochila, terminó siendo un mounstruo gigante que me mira y me saca la lengua.

¿Y qué vendo?

Ropa (Vestidos, zapatos, pelucas, ropa que no es mía y me regalaron para vender, etc.), accesorios, muebles, insumos de eventos (vasos, bandejas, termos, etc), libros, artículos de cocina, bolsos, herramientas, sillas, mesas, sillones, camas, lavadora, cosas de cocina, refri y demases. Cajas plásticas, frascos, maletas, insumos de gente que le gusta escribir ( esquelas, sobres, libretas) y un sin fin de cosas de las que me estoy deshaciendo. Necesito básicamente reducir a casi nada mis cosas y ojalá quedarme con algo de plata.

¿Y si no puedo comprar? ¿Hay otras formas de aportar al viaje?

  • Trueque: Una cosa que estoy buscando URGENTE-URGENTE es alforjas para la bicicleta.Si tiene unas, podemos pactar un trueque ( a los jipis nos gustan esas cosas sin plata) por algunas cosas de acá,de contenidos respecto a la experiencia de usarlas, fotos, etc. depende de su estado. Igual por el momento el trueque que más necesito es por esos papelitos que le dicen $.
  • Canje: Si deseas ofrecer un canje es cosa que me escribas a mi correo que aparece en contacto 😉 .
  • Contenido web: Otra posibilidad es realizar algún tipo de trabajo remunerado relacionado con generar contenido web que guarde alguna relación con los siguientes tópicos: viaje, México, bicicleta, cultura, música, Oaxaca, etc.
  • La chica de los mandados: Que te compre algo (legal si po) que sólo esté en México y te lo envíe a tu lugar ( No te estreses, existe Paypal, Western Union y esas cosas en todos lados)
  • (Colaborando en la )difusión: Si puedes compartir este post o esta imagen de la venta PORFIIIIIIII, para que más personas se enteren de esta venta, genial.
  • Amor:  (Bueno, soy mamona, qué quieren)Este viaje más que cualquier cosa, es un piquero profundo al corazón de muchas cosas. Al amor a la bicicleta, a mi misma post rehabilitación, a lo que quiero seguir haciendo en la vida, etc. Sus buenas energías y deseos son más que necesarios y vitales para seguir. También si hay una conversa pendiente por ahí, en la misma tónica ( sino, ni se moleste) adelante. No tengo mucho tiempo ( de hecho no tengo nada), pero estaré por ejemplo, el domingo o podemos coordinar para almorzar algún día de la próxima semana o que me acompañe uno de los días que trabajaré en tocatas.

    PD: Si quieres venir  y no eres un asesino en serie a echar una mirada y comprarlo todo y no sabes donde es, es cosa que contando cómo te enteraste, te contactes al whatsapp que aparece en la imagen (sí sólo whatsapp)  o a la página de fb del blog . Si viniste alguna vez y no recuerdas qué depto es, es el 4. Queda en pleno Bellas Artes y puedes aprovechar la venida al Parque, al Ñam, al café de Julio,entre otras cosas 🙂 Ya po, ya po, te espero.

Copia de Venta deBodega (2).png

Gelo no inferno

Por estos días las cosas están cambiando mucho en todos los ámbitos. Se está acabando uno de mis hijos más queridos @humitadomicilio  , acabo de salirme de una de las agrupaciones en las que estuve los últimos 4 años. Alguna gente está saliendo de mi vida con pasaporte a la conchesumadre y otra, se está quedando aquí en mi antebrazo, para el resto de la vida hasta que sea viejita.

Si tuviera que ponerle una canción al día- a mis ojos hinchados, a mi sensación de suicidio después de haber comido una hamburguesa en el Mc Donald´s , a mis ganas desenfrenadas de viajar ya, a que todo está tan rápido, pero como ya he vivido esta sensación me calmo un poco, le pondría esta. Debe ser que andar con la regla me pone en los lentes de todo tan intenso, absoluto, determinado.

Gelo no inferno (Criolo)

Eu corri demais
Parei de correr pra aprender andar
Eu falei demais
Parei de falar pra poder dizer

Eu cuspi no amor
Pra depois de amor
Vir a padecer

E eu reclamei demais
E aprendi a viver depois que morri

E fui pro inferno
Bater um papo com cão
Onde ele disse que nao era
Pra eu tá ali
Mas como assim?
Entao, gelo no inferno
Eu colhi
E corri

Eu corri demais
Parei de correr pra aprender andar
Eu falei demais
Parei de falar pra poder dizer

Eu cuspi no amor
Pra depois de amor
Vir a padecer
E eu reclamei demais
E aprendi a viver depois que morri

(Esta versión sambeada es la más boni <3)

El principal enemigo del movimiento ciclista, es el ciclista de vereda

***Escrito y publicado originalmente para el blog del sitio del Foro Mundial de la Bicicleta 2016 en Chile.

Cuando comencé a andar en bici, no entendía por qué la gente andaba por la calle, siendo que era tan peligroso. Cuando pasaba una micro oruga (bueno, todavía me pasa un poco) me paralizaba sintiendo el airecito en mi costado izquierdo, siempre imaginando el peor escenario. Incluso, cuando vi la señal de prohibido bicicletas en el Paseo Peatonal de Estado, me enfurecí ¡Pero como! ¡Libertad! ¡Nos están prohibiendo la ciudad! Pero no fue hasta cuando, la explosión de bicicletas en la ciudad comenzó hace unos 3 o 5 años y caminé por la vereda, que entendí.

Andar por la vereda hoy en Santiago es incierto. Ya no se puede pavear como antes, ni conversar riéndose último meme que apareció en Andan diciendo o comentando alguna escena de Master of None, ¡Ni si quiera se puede andar despreocupado, caminando con nuestra bici al lado luego de una larga pedaleada! Porque sobre todo, tipín 7 de la tarde, aparecen una nueva raza de centauros, mitad humano mitad bicicleta, que imposibilitados de desprender el culo de la bici, andan como Pedro por su casa. ¿Y por qué debería andar con miedo caminando por la vereda? ¿Quien te dió el derecho de darme miedo?

Tipos de ciclista de vereda

11050753_10153155863548158_9192327441180385788_o

Escribir una leyenda

Hay algunas variantes: como los que van alternando irse a contramano, sin luces o muy por el contrario, con luces, reflectantes, casco y vestimenta tipo Tour de Francia y por la vereda. O los piñón fijo que además tienden a la pirueta, a no frenar nunca y que no les importe nada. Los que con una sonrisa y un gracias en los labios o peor de peores CON UNA CAMPANILLA SONANDO te indican que quieren pasar y que debes moverte todas las veces que se les ocurre. Los que te echan la choriá, los que te tiran la MTB encima. Los que juegan con tu miedo o con que no les dirás nada o los que asumen que tienen el derecho de andar por la vereda, como si nada.

No sé cuales son peores según su gusto, tiene pa elegir. Yo los odio a todos y siempre pienso que son los que peor le hacen a los movimientos ciclista. Mientras cientos se reúnen a tratar de buscar y ganar más espacios para las personas,  dándole la pelea al vehículo motorizado, el ciclista de vereda perjudica al peatón quitándole espacio y metiendo en una misma bolsa a todos a ojos de los mismos. Le gana la prepotencia y el bien particular, por sobre otros incluso, sobre otros que son más débiles: los ancianos, las personas con problemas de movilidad o los niños.

Lo peor de todo, no es el hecho en sí, sino sus argumentos:“Es que me da miedo” “Es que una vez me atropellaron” “Es que en esta calle vivo yo y va pal otro lado”  ó simple y llanamente “ Yo ando por donde quiero”. Si tienes tanto miedo, no andes en bicicleta, no vivas. Todo puede significar un peligro, nadie tiene la vida comprada. Andar en bicicleta es tomar un riesgo como otro, como meterse en el mar a nadar, como subirte a un bus del Transantiago o al metro y ocurra un accidente. Sí, implica que eres más débil en comparación a un auto o a una micro, por ejemplo, pero ¿Quién no lo es?

Todos odiamos al ciclista de vereda

Uno de los primeros argumentos que tiene un no ciclista para hueviarte es “Me cargan los ciclistas de vereda”. Bueno, vengo a decirle que yo, ciclista, accidentada, preparando activamente el #FMB5 también. Creo que son los que le han hecho peor a la ciudad, más que el que anda en una cuatro por cuatro para ir a comprar pan. Es como cuando hablamos de los políticos que defendieron la democracia, hasta que se dieron cuenta que les era tan rentable continuar con las leyes de la constitución del 80. Es el que quiere tomar lo mejor de un sistema práctico como la bicicleta, pero le importa un pucho si eso perjudica al resto. Es un acto prepotente, egoísta, sinceramente despreciable. No sé cuántas veces al día repito ¡Bájate de la vereda, CTM!

Andar por la vereda es un acto cobarde y egoísta. Llevo meses peleando con ciclistas de vereda porque no he podido reaccionar o moverme a tiempo, cuando estaba volviendo a caminar luego de un accidente en bicicleta ¿Really? Sí, me pasó y me sigue pasando.. Más de alguno me ha echado un par de garabatos, tras un “Pero muévete po”. Con muletas. Con burrito. Así de maricones.

El otro día leía un post en un blog defendiendo el andar por la vereda, lento y cordialmente.

Si andas tan lento como para no molestar a nadie ¿Por qué no te bajas entonces? La bicicleta es un vehículo que, estamos trabajando porque además de darnos todos los beneficios que sabemos como mejorar nuestra salud, ánimo, conectividad, confianza, sea visibilizada como una alternativa válida, no como una odiosidad prepotente y pueril, que todo el mundo quiere ver lejos de su vista.

¿Soluciones?

Andando. Mientras más andes en bici, menos miedo tendrás. Estarás más atent@ a los focos de peligro, podrás entender mejor las rutas, captar mejor qué es lo que debes hacer con micros, autos, taxis, ciclobandas ocupadas, otros ciclistas, velocidades, hidratación, etc.

Buscar rutas adecuadas. En bici , una cuadra o dos dan lo mismo, incluso más, no te tomará más de unos pocos minutos. ¿Para qué te vas a ir por La Alameda si te da miedo? Busca alternativas, calles paralelas que no tengan tanto tráfico ¡Pregunta! ¡Pregúntame a mí si quieres!

Otra es participando en actividades como cicletadas ( además de cicletada del primer martes, hay un montón más y en distintos lugares y estilos, busca por internet).Bicipaseos patrimoniales, por ejemplo, donde van incluso niños, a una velocidad de paseo, una vez al mes realizamos esta actividad gratuita y entrete, donde además de aprender de la ciudad, nos ayuda a pedalear en grupo y perder el miedo.

Bajarse de la vereda y pedalear por la calle día con menos gente para irse preparando. Practicar los fines de semana. Practicar una ruta que te lleve a tu lugar de trabajo, estudio o habitual.

Socializar tu experiencia en bici: Al hacer la experiencia de andar en bici (particular) y compartirla con otro (social) puedes compartir mejores rutas, acompañarse, aprender sobre tu bici y sobre todo, perder el miedo.

Pero sobre todo, la solución es la EDUCACIÓN. No serán ni más ciclovías, ni que cierren las calles los domingos, ni el mismo foro quien sea la solución para que se te pase el miedo o no sigan atropellando ciclistas. Es y será la educación la que nos ayude a tod@s.

11699032_10153751245408158_6987018029887860911_o

María Paz Castillo /@elmundodepax

Productora, escritora, CM

Equipo de producción #FMB5

http://www.mariapazcastillo.com