¿Y si viajo en bicicleta?

Tengo una idea que cada vez suena más fuerte en la cabeza, todos los días un poquito más: viajar en bicicleta.

Junio del 2019 es la fecha que me he puesto para empezar mi primer viaje en bicicleta de largo alcance. Sí, ya sé que es una locura (Cuéntate una nueva, dirían los expertos). Sí, sé que no es tan fácil, menos en mi caso,  pero también sé que hay cosas muchos más difíciles.

Lo primero que hay que considerar que soy una persona un tanto obsesiva, sobre todo con agendar. Osea, cuando hay día, fecha y lugar, para mí es un hecho y no logro entender cuando alguien cambia una fecha (probablemente mis enojos más furibundos tienen que ver con eso), aunque el último viaje me ayudo a flexibilizar bastante, al menos cuando voy viajando (Gracias Medellín-Ovejas por la lección). Así que es un buen ejercicio es fechar YA, porque en mi corazón de jipi estructurado la hueá es ya posible, por el sólo hecho de agendar.

Lo segundo que hay que considerar, es que me pasé 10 años pedaleando todos los veranos entre 5 y 7 horas, repartiendo humitas-comida tradicional chilena-a contratiempo. Eso quiere decir que pedaleé entre 10 y 15 kilómetros por hora, osea al menos unos 70 kilómetros diarios, con peso y apurada, sin medirlo, porque para qué. Y que llevo también unos 10 años pedaleando en 5 bicicletas de dudosa calidad o rapidez, lo que hace que andar en una de mejor calidad, no debería ser algo muy terrible, de hecho hasta mejor (hueona si te subí el San Cristóbal o fui a Valpo sin cambios, como no poder en algo mejor). Tengo un entrenamiento de años al respecto, bajo distintas circunstancias, aunque las pendientes no son mis amigas. Nada.Tanto es así, que en Medellín me accidenté, porque se me dió vuelta la bici hacia atrás y para qué recordaremos la talla del “te abandona” para qué . Pero en fin: 10 años de entrenamiento en pedalear no rápido, pero sí, varias horas seguidas. Punto para mí.

Otra cosa que no es menor, es que tengo una cantidad de implantes en el cuerpo importante. Un clavo en toda mi pierna izquierda, barras y pernos en toda la columna y una clavícula huérfana de una placa con pernos y años en esta cuerpa. Eso hace que cargar peso o realizar ejercicios sea algo más complejo que si estuviera ultra 0 kilómetros, pero bueno, es lo que hay y ya. Hay otros temas logísticos de la bicicleta, por el ángulo de inclinación de la espalda o cómo está puesto el peso. Pero tengo ejemplos como vimos de sobra : gente como Juan Dual– el español loco que pedaleó desde Nicaragua a Chile y luego se ha dedicado a recorrer el mundo corriendo ¿Ya dijimos que estaba loco?- que incluso sin un montón de órganos vitales, lo siguió haciendo ¿Yo voy a venir a decir, con un par de fierros más que no puedo? Siempre me hace jaque mate en los argumentos fallidos de tirar la esponja de cualquier cosa.

 

También que soy pobre. Pobre, rata, no de no tener, sino que de nunca tener. Eso quiere decir que en principio no fue una decisión abajista de vivir con poco SIEMPRE HE VIVIDO CON POCO- pero después, cuando las condiciones me podrían hacer permitido una vida hipster millenial ideal, con piscolitas pagadas por clientes todos los miércoles, jactándome del departamento con una pantalla plana o de la ropa en no sé dónde, preferí independizarme en lo laboral y moverme entre la digitalidad, lo proyectos propios, las ventas de cualquiercosaquemereporteplatademanerasemilícita y el arte y la cultura ( que digamos que de estabilidad no es la panacea), seguir tan pobre como siempre pero con ciertas comodidades como seguir viviendo en el centro, pero algo más feliz, como esos gustos de los jipis de almorzar 2 horas, trabajar a pata pelada o tener libre los lunes. Me arrepiento de esa vida exclusivamente cuando me viene el mareo de “chuta, la edad que tengo y no tengo nada”, pero tengo felicidad. Eso tengo y harta y de esas felicidades jipi que me han abrazado los últimos años. De esas felicidades impagables, de esos momentos que me han hecho como la mujer que soy ahora llena de música y logros ratones pero propios en corazón, que incluso en días de mierda, me alcanza el humor para hueviar.

  Para viajar en bicicleta tengo referentes, obvio. El Juan que nombré hace un rato, el Caio que fue un cicloviajero que alojé en mi casa con su proyecto LatintinAmérica y que entre otras cosas me abrió los ojos respecto a que no era tan imposible. Tamara que la conocí en México, que con su metro 50 de estatura, andaba pululando por ahi también en su bici. Varias mujeres que andan por ahí y que les he ido siguiendo la pista de hace poco. Y aunque de realidades mega distintas, pudieron. ¿Por qué no podría?   El otro día estaba pensando que lo único que me importa es que la gente diga “cacha, hasta ella pudo, por qué yo no”, porque como siempre ese es mi valuarte a la hora de los argumentos para convencer a la gente que pueden hacer más cosas que las que creen . En verdad me interesa generar eso en la gente por cualquier tema, porque odio cuando la gente dice que no puede y yo como “anda a decirle esa hueá a otra persona, si es por eso yo no podría haber hecho nada, porque soy pobre, llena de achaques, mujer y sola” Si me conoces, sabes que es mi forma habitual de convencerte,  que tienes de seguro más herramientas que yo, ¿qué quieres que te diga? “Si poh, en realidad no puedes? PFFFFF.

Quiero viajar en bicicleta y me he puesto como meta el 1 de junio del 2019

Aún no sé por dónde (tengo algunas ideas descabelladas como Irán, la costa brasilera o Italia), aún no sé si sola o acompañada, no tengo ni bici ni equipo para eso, pero sí, quiero hacerlo, hasta creo que necesito hacerlo. He hecho algunos experimentos adicionales: viajar con mi bicicleta a México ( y aún está en Cancún, esperando ser vendida o que yo la vaya a buscar), esta vez viajaré con una bici plegable y así, lentamente acercándome a lo que realmente quiero.

Siento que me he entrenado sin querer durante años para ese momento y que todas esas veces que terminé un reparto luego de haber recorrido entera la ciudad como bikemessenger, todas esas veces que hice lo de la chica de los mandados, preparando sorpresas y corriendo para realizar una sorpresa o trámite. Esas pedaleadas épicas, sobre todo nocturnas. Todas veces que pedaleé por la ruta internacional cercana a San Francisco de Córdoba en Argentina con los camiones rozándome la cara, cuando pedaleé por las noches por Álvaro Obregón en La Roma o cuando llegueé con mis cosas hasta Tláhuac en México, cuando iba a hacer trámites en bici por Bogotá o bajé desde la casa de mi amigo en las alturas de Bucaramanga o cuando nos perdimos en Medellín en Colombia y gritaba ¡Pedalea conchetumare, pedalea o la muerte” como una loca. O esa primer vez que anduve en bici luego de mi accidente en Iquique, cuando llegué a Valparaíso y seguí pedaleando los otros días o en los Bicipaseos en Santiago, o simplemente esas veces que miré mi pierna hecha mierda e hice el doble de ejercicios para que volviera, alguna vez, a tratar de pedalear, me estuve preparando para esto.

Me queda un año y medio para preparar la aventura ¿Me acompañai de alguna manera?

Escríbeme : mariapazcastilloc@gmail.com

 

Conversemos de viajar sola

Soy soltera sin hijos, tengo 33 años.

6 operaciones, 2 implantes y medio en el cuerpo ( uno me lo sacaron). Ando en bicicleta, bailo salsa, estoy tratando de aprender inglés. Trabajo en varias cosas de manera freelance o por proyectos, pero para resumir: producción de eventos (música principalmente) y por otro lado contenido web ( redes sociales, artículos y otros).

Hace un par de meses volví de un viaje de 7 meses por latinoamérica, en 1 mes voy a presentar otro blog sólo de viajes, ligado a los temas que me gustan ( bicicleta, música, organizaciones sociales, artes visuales, oficios, personajes) a Lima, Perú.

Entre muchas cosas, estaba la inquietud de contar y conversar sobre la experiencia de viajar sola. Si viajar es bacán, si viajar sólo es más bacán, viajar sola también es una experiencia en sí misma y es bacán. Pero implica un montón de cosas como cuidarse del acoso, que te llegue la regla y te tocó la cama de arriba en el hostal, cuando por alimentación no haces caca, cuando hay 1313 durante el viaje o simplemente la experiencia de dejar de tener miedo como nos han enseñado toda la vida.

Este miércoles, en el patio del Museo de la Educación ( cerquita del metro Quinta Normal) esta ser humana y quién quiera llegar, conversaremos de eso 🙂 . Dudas, preguntas, etcétera,  pueden dejar en los comentarios.

¡Nos vemos!

 

 

viajar sola.jpg

Experimento: Tour for gift

tour for gift

Vivo en una ciudad súper neoliberal donde todo pareciera tiene un valor económico. A  lo mejor esto ha impregnado también en mi forma de pensar, donde pienso que nada es gratis (aunque lo parezca). Pero no necesariamente tiene que tener un valor comercial/económico (aunque si podría tenerlo) y ahí está la diferencia.

No sé si existe, pero ya, quiero hacer un experimento: Si andas por Santiago o si vives hace poco tiempo acá, te ofrezco Tour por Santiago a cambio de un regalo, de preferencia, de tu ciudad/país de origen o hecho a mano (Como una cena de la comida típica de tu país). No me pidas que piense en un precio de referencia o en algo demasiado rebuscado ( aunque también lo agradezco), porque ahí nos empezamos a complicar y lo que menos quiero en este momento es complicarme en la vida. Piensa en que puedo hacerte un tour por la ciudad que creo conocer y que el valor es un regalo ¿Qué tal? Veamos como me va 😀

¿Y qué sabes tú de la ciudad?

A raíz de post como este sobre Santiago, este en inglés, mi proyecto de viajes Lena , compendio de bares de Santiago por haber escrito sobre Santiago en Yelp, de haber viajado con Zaia Travel a Colombia, de participar como guía en Bicipaseos Patrimoniales, andar mucho en bici repartiendo humitas  y especializarme con La Chica de los Mandados en saber de los mejores datos de Santiago, creo que estoy preparada para hacerlo. Al menos, mal no lo vas a pasar 😉

Hablo español-chileno, un inglés básico a malo (aunque me hago entender), portugués. Quiero además, seguir aprendiendo inglés y ojalá kreyol.

¿Y por dónde me llevarías? 

Así de primera, pienso en 3 tours:

1. Lo que debes conocer del centro de Santiago: Vega/Franklin/Barrio Yungay

2. Lo que debes conocer para sobrevivir en Santiago: Patronato, San Diego, Rosas, Franklin

3. Bares y rumba en Santiago: Maestra Vida, Raíces, Venezia, otros.

¿Dudas, preguntas?

Escríbeme un mail a mariapazcastilloC@gmail.com 🙂

***Actualización 17/05/2017 : Me encuentro en Ciudad de México y busco desesperadamente que alguien haga esto por mí. Necesito ver la Ciudad de México de alguien, la ciudad que yo le mostraría si estuviera en Santiago, no la que sale en internet ¿Te animas?

Especial #FMB4. Medellín, Colombia Capítulo 0.1: Acá antes del foro

Nota: Como dije en un post anterior, vengo a Medellín al Foro Mundial de la Bicicleta, apoyando al equipo de Bicipaseos Patrimoniales con el área de difusión y aprovechando de aprender y obvio: escribir. Aunque llegué el viernes, recién hoy domingo … Sigue leyendo

Chiloé 2

Las misiones eran 3: Resetearse, visitar a la Pancha, traer salmón <3. Las 3 logradas.

34 horas de viaje, un viaje previo a la isla que me hacía mucho mejor la idea,

IMG_3938

Cuando me dijeron que estaría en las afueras, nunca me imaginé que con 20 minutos de caminata ya estaba en el centro. ¡Qué lindo es mirar y que todo parezca un calendario!

Mi cartita de bienvenida <3

Mi cartita de bienvenida <3. Me fui terrible de regaloneada ¡Cabras son las mejores!

IMG_3932

Una playa. PIOLA


Loca en los palafitosIMG_3924

IMG_3927

Pancha y yo ❤ ¡La mejor anfitriona!

El local.

Un lugar pa visitar. Yo me habría quedado todo el día comiendo, recomiendo la torta de chocolate. ÑAM!

IMG_3914 IMG_3913  IMG_3910 IMG_3909

Pa cuando escriba un libro de verdad

Pa cuando escriba un libro de verdad

Mirando a la nada.

Ay qué linda foto. Gracias Jechu!El agua y yo

Vuélvete loca style

Vuélvete loca style

Idem

Idem

El agua yo y el perro

El agua yo y el perro

IMG_3951IMG_3952 IMG_3950 IMG_3949 IMG_3946 IMG_3945

Bonus Track:

ÑAM

ÑAM

Mucha confianza

Mucha confianza

¿Quienes son las reinas de la noche? Corte: 2 de la mañana de vuelta en la casa.

¿Quienes son las reinas de la noche? Corte: 2 de la mañana de vuelta en la casa.

Ave María a a

Ave María a a