Vértigo

28424615_10156144461848158_6752471114258483548_o
Con esta foto estoy lista para la publicación de tarjetas VIllage.

Como cuando uno se detiene en el atardecer desde los miradores de Lima y piensa que si se cayera de ahí, no sale viva. O cuando uno va pedaleando a toda velocidad por Balmaceda en la subida de la Panamericana en Santiago para entrar por Brasil. O cuando tiene la oportunidad de subirse a un parapente o a hacer rafting (especialmente sin saber nadar o volar, como en mi caso), o cuando terminas una relación, un proyecto o decides finalizar con algo importante, hoy tengo la misma sensación. Vértigo, adrenalina, nervios, ansiedad, ilusión. ¿Qué viene ahora?

Tengo en este momento un privilegio único: En lo consiguiente, puedo hacer “lo que quiera”. Wow, tan así no es, pero sí.Lo que quiera puede ser quedarme aquí o ir donde programé (¿Te está sonando a la encrucijada Medellín-Ovejas?).O a mitad de camino. Puedo cambiar la ruta a mi antojo o crear una nueva ruta y desarrollar actividades que me permitan llegar a ella. Puedo juntarme hoy con un par de personas por couchsurfing y que me mencionen de un lugar maravilloso, entusiasmarme y partir. O puedo enamorarme y desenamorarme, deslumbrarme o desencantarme unas 800 veces más-como me suene suceder también- y que mucho de mi quedada o partida tenga cierta relación con ello, para qué lo vamos a negar. Puedo seguir postulando a voluntariados a donde salgan de aquí a dónde era mi ruta o a donde más o menos me gustaría estar los siguientes meses y conectarlo a las personas que he ido conociendo en el camino; mi viaje sigue siendo de personas y no estoy ni ahí con hacer check en los lugares que hay que conocer. Prefiero hacer check-abrazos con las personas que quiero conocer, reconocer, entrevistar, con la gente que me quedaría una tarde conversando o cocinando, con la gente que cuando habla de lo que ama y realiza a la vez, le brillan los ojos. Pucha que me gusta juntarme con esa gente.

Como suele suceder desde que me planteé viajar por meses, todo lo que había programado pareciera borrarse lentamente como cuando uno escribe en el mar. Hace días yo estaría en Ecuador y en el lugar que me estoy quedando se ríen porque todos los días digo “1 día más”. Ayer pensaba en lo bonito de aprender a cambiar de opinión, sobre todo en la adultez neoliberal, que te exige que pienses lo mismo para siempre o en mi propia imposición de ciertas rutas.

Hace unos días estaba haciendo una presentación y hace un par de días estaba escribiendo una columna para una revista mexicana y hoy estoy tratando de redactar mentalmente para la postulación de historias de Duolingo (Gracias Belén). Hace unos días estaba pensando en lo bonito de re encontrarse con amigos de años,que todavía me queda juventud para decir “A las 5 nos vamos pa la casa”, como también de conocer gente nueva y encontrar que es una muy buena idea pasar tiempo con ellos. Volver a escuchar audios de mis amigos en la ruta, sentirme en casa estando lejos. Sentir que no estaba tan equivocada cuando volviendo de Argentina por enésima vez, me prometí trabajar on line para hacerlo de cualquier parte.

Estoy sintiendo el airecito en la cara, la mochila está hecha, tengo calzones limpios para 1 semana. ¿Para dónde me llevará el viento?

¿Y si viajo en bicicleta?

Tengo una idea que cada vez suena más fuerte en la cabeza, todos los días un poquito más: viajar en bicicleta.

Junio del 2019 es la fecha que me he puesto para empezar mi primer viaje en bicicleta de largo alcance. Sí, ya sé que es una locura (Cuéntate una nueva, dirían los expertos). Sí, sé que no es tan fácil, menos en mi caso,  pero también sé que hay cosas muchos más difíciles.

Lo primero que hay que considerar que soy una persona un tanto obsesiva, sobre todo con agendar. Osea, cuando hay día, fecha y lugar, para mí es un hecho y no logro entender cuando alguien cambia una fecha (probablemente mis enojos más furibundos tienen que ver con eso), aunque el último viaje me ayudo a flexibilizar bastante, al menos cuando voy viajando (Gracias Medellín-Ovejas por la lección). Así que es un buen ejercicio es fechar YA, porque en mi corazón de jipi estructurado la hueá es ya posible, por el sólo hecho de agendar.

Lo segundo que hay que considerar, es que me pasé 10 años pedaleando todos los veranos entre 5 y 7 horas, repartiendo humitas-comida tradicional chilena-a contratiempo. Eso quiere decir que pedaleé entre 10 y 15 kilómetros por hora, osea al menos unos 70 kilómetros diarios, con peso y apurada, sin medirlo, porque para qué. Y que llevo también unos 10 años pedaleando en 5 bicicletas de dudosa calidad o rapidez, lo que hace que andar en una de mejor calidad, no debería ser algo muy terrible, de hecho hasta mejor (hueona si te subí el San Cristóbal o fui a Valpo sin cambios, como no poder en algo mejor). Tengo un entrenamiento de años al respecto, bajo distintas circunstancias, aunque las pendientes no son mis amigas. Nada.Tanto es así, que en Medellín me accidenté, porque se me dió vuelta la bici hacia atrás y para qué recordaremos la talla del “te abandona” para qué . Pero en fin: 10 años de entrenamiento en pedalear no rápido, pero sí, varias horas seguidas. Punto para mí.

Otra cosa que no es menor, es que tengo una cantidad de implantes en el cuerpo importante. Un clavo en toda mi pierna izquierda, barras y pernos en toda la columna y una clavícula huérfana de una placa con pernos y años en esta cuerpa. Eso hace que cargar peso o realizar ejercicios sea algo más complejo que si estuviera ultra 0 kilómetros, pero bueno, es lo que hay y ya. Hay otros temas logísticos de la bicicleta, por el ángulo de inclinación de la espalda o cómo está puesto el peso. Pero tengo ejemplos como vimos de sobra : gente como Juan Dual– el español loco que pedaleó desde Nicaragua a Chile y luego se ha dedicado a recorrer el mundo corriendo ¿Ya dijimos que estaba loco?- que incluso sin un montón de órganos vitales, lo siguió haciendo ¿Yo voy a venir a decir, con un par de fierros más que no puedo? Siempre me hace jaque mate en los argumentos fallidos de tirar la esponja de cualquier cosa.

 

También que soy pobre. Pobre, rata, no de no tener, sino que de nunca tener. Eso quiere decir que en principio no fue una decisión abajista de vivir con poco SIEMPRE HE VIVIDO CON POCO- pero después, cuando las condiciones me podrían hacer permitido una vida hipster millenial ideal, con piscolitas pagadas por clientes todos los miércoles, jactándome del departamento con una pantalla plana o de la ropa en no sé dónde, preferí independizarme en lo laboral y moverme entre la digitalidad, lo proyectos propios, las ventas de cualquiercosaquemereporteplatademanerasemilícita y el arte y la cultura ( que digamos que de estabilidad no es la panacea), seguir tan pobre como siempre pero con ciertas comodidades como seguir viviendo en el centro, pero algo más feliz, como esos gustos de los jipis de almorzar 2 horas, trabajar a pata pelada o tener libre los lunes. Me arrepiento de esa vida exclusivamente cuando me viene el mareo de “chuta, la edad que tengo y no tengo nada”, pero tengo felicidad. Eso tengo y harta y de esas felicidades jipi que me han abrazado los últimos años. De esas felicidades impagables, de esos momentos que me han hecho como la mujer que soy ahora llena de música y logros ratones pero propios en corazón, que incluso en días de mierda, me alcanza el humor para hueviar.

  Para viajar en bicicleta tengo referentes, obvio. El Juan que nombré hace un rato, el Caio que fue un cicloviajero que alojé en mi casa con su proyecto LatintinAmérica y que entre otras cosas me abrió los ojos respecto a que no era tan imposible. Tamara que la conocí en México, que con su metro 50 de estatura, andaba pululando por ahi también en su bici. Varias mujeres que andan por ahí y que les he ido siguiendo la pista de hace poco. Y aunque de realidades mega distintas, pudieron. ¿Por qué no podría?   El otro día estaba pensando que lo único que me importa es que la gente diga “cacha, hasta ella pudo, por qué yo no”, porque como siempre ese es mi valuarte a la hora de los argumentos para convencer a la gente que pueden hacer más cosas que las que creen . En verdad me interesa generar eso en la gente por cualquier tema, porque odio cuando la gente dice que no puede y yo como “anda a decirle esa hueá a otra persona, si es por eso yo no podría haber hecho nada, porque soy pobre, llena de achaques, mujer y sola” Si me conoces, sabes que es mi forma habitual de convencerte,  que tienes de seguro más herramientas que yo, ¿qué quieres que te diga? “Si poh, en realidad no puedes? PFFFFF.

Quiero viajar en bicicleta y me he puesto como meta el 1 de junio del 2019

Aún no sé por dónde (tengo algunas ideas descabelladas como Irán, la costa brasilera o Italia), aún no sé si sola o acompañada, no tengo ni bici ni equipo para eso, pero sí, quiero hacerlo, hasta creo que necesito hacerlo. He hecho algunos experimentos adicionales: viajar con mi bicicleta a México ( y aún está en Cancún, esperando ser vendida o que yo la vaya a buscar), esta vez viajaré con una bici plegable y así, lentamente acercándome a lo que realmente quiero.

Siento que me he entrenado sin querer durante años para ese momento y que todas esas veces que terminé un reparto luego de haber recorrido entera la ciudad como bikemessenger, todas esas veces que hice lo de la chica de los mandados, preparando sorpresas y corriendo para realizar una sorpresa o trámite. Esas pedaleadas épicas, sobre todo nocturnas. Todas veces que pedaleé por la ruta internacional cercana a San Francisco de Córdoba en Argentina con los camiones rozándome la cara, cuando pedaleé por las noches por Álvaro Obregón en La Roma o cuando llegueé con mis cosas hasta Tláhuac en México, cuando iba a hacer trámites en bici por Bogotá o bajé desde la casa de mi amigo en las alturas de Bucaramanga o cuando nos perdimos en Medellín en Colombia y gritaba ¡Pedalea conchetumare, pedalea o la muerte” como una loca. O esa primer vez que anduve en bici luego de mi accidente en Iquique, cuando llegué a Valparaíso y seguí pedaleando los otros días o en los Bicipaseos en Santiago, o simplemente esas veces que miré mi pierna hecha mierda e hice el doble de ejercicios para que volviera, alguna vez, a tratar de pedalear, me estuve preparando para esto.

Me queda un año y medio para preparar la aventura ¿Me acompañai de alguna manera?

Escríbeme : mariapazcastilloc@gmail.com

 

Conversemos de viajar sola

Soy soltera sin hijos, tengo 33 años.

6 operaciones, 2 implantes y medio en el cuerpo ( uno me lo sacaron). Ando en bicicleta, bailo salsa, estoy tratando de aprender inglés. Trabajo en varias cosas de manera freelance o por proyectos, pero para resumir: producción de eventos (música principalmente) y por otro lado contenido web ( redes sociales, artículos y otros).

Hace un par de meses volví de un viaje de 7 meses por latinoamérica, en 1 mes voy a presentar otro blog sólo de viajes, ligado a los temas que me gustan ( bicicleta, música, organizaciones sociales, artes visuales, oficios, personajes) a Lima, Perú.

Entre muchas cosas, estaba la inquietud de contar y conversar sobre la experiencia de viajar sola. Si viajar es bacán, si viajar sólo es más bacán, viajar sola también es una experiencia en sí misma y es bacán. Pero implica un montón de cosas como cuidarse del acoso, que te llegue la regla y te tocó la cama de arriba en el hostal, cuando por alimentación no haces caca, cuando hay 1313 durante el viaje o simplemente la experiencia de dejar de tener miedo como nos han enseñado toda la vida.

Este miércoles, en el patio del Museo de la Educación ( cerquita del metro Quinta Normal) esta ser humana y quién quiera llegar, conversaremos de eso 🙂 . Dudas, preguntas, etcétera,  pueden dejar en los comentarios.

¡Nos vemos!

 

 

viajar sola.jpg

Caio

2017-01-09-PHOTO-00000008.jpg
Locura en la Mansión

De los 5 que partieron en un proyecto de cicloturismo en Porto Alegre Latintin América-como la clásica canción de los perritos- sólo queda uno: Caio.

Caio, en este mes nos conocemos, es una de esas personas que uno le gustaría que se clonaran y existieran siempre como opción número 3 en la lista de teléfonos frecuentes: luego de la mamá, algún amigo y él. Se le nota que la opción de trabajar en cosas distintas-tan distintas como un frigorífico, en un buffet de abogados o haciendo repartos en bici- le han curtido la piel y el trato. No es sólo una persona simpática, sino una que está atenta a lo que te pueda pasar, a acompañar, que tiene experiencia en tratar con personas en distintas circunstancias y que sabe como hacer que los otros se sientan bien y le gusta hacerlo.

20170123_172909.jpg
Papelzinho y María Humita, en sus aventuras por la ciudad

No puedo contabilizar las veces que llegó con pan recién hecho, con un jugo recién preparado o que sonrió luego de que logramos algo en relación al trabajo, que dejó la loza lavada o que simplemente se sentó a compartir una conversación. Tampoco puedo contabilizar los gestos que hicimos mutuamente, rayando en la mamonería de tanta ternura. Puta la hueá, ya te tengo un kilo de saudade y recién nos dejamos de ver hace unas horas.

20170123_232517 (1).jpg
Ayer en la despedida número 854

Caio tiene 29 años, varios viajes en el cuerpo por Brasil, Nueva Zelanda, Bali, Tailandia, entre otros. Dejó su carrera-Derecho- por hacer cosas que realmente le gustaban y se define “Nacido para ser libre” como versa su tricota ¿Por qué alguien no quiere quedarse en un lugar, crear y formar lazos en un sólo espacio? ¿Por qué alguien decide que su casa no sea sólo un lugar? ¿Qué hay en su cabeza que decide tomar este riesgo?

20170113_213542.jpg
Yendo a algún concierto en algún lugar del mundo

Creo que hace tiempo no tenía esta sensación, absolutamente completa, de ser tan feliz por conocer a alguien y que esa persona también te conozca a ti. Que alguien que no sólo lo pasas bien, sino también eres capaz de reconocer su cara cuando está triste, enojado, sensible o no quiere hablar o respetar sus momentos de silencio. A alguien que incluyes en tu vida y sin la nube de histeria que puede haber en ciertos casos. Una amistad basada en 3 frases: Tranqui, no hay problema, vamos.

IMG_20170104_001210_259.jpg
Hablar tanto del amar libremente. ¡Gracias Serigrafía instantánea y Maestra Vida por la inspiración constante de este cartel!

El viaje en bicicleta

20170121_100310.jpg
Transporte de sacos de choclos en bici

Es difícil entender (y sobre todo aceptar) a una persona libre,casi tan difícil como entender un viaje de estas características, viajando en bici.El alojamiento puede ser plantar una carpa en la mitad de la cordillera, la higiene puede ser conseguirse una ducha en un lugar a medio camino. Y la comida puede ser la preparada en la orilla de la ruta, en una cocinilla a gas. Y todo eso arriba de una bicicleta. ¿No es al menos alucinante? ¿No se les vienen como a mí preguntas obvias tipo “¿Y cómo…?”

20170112_093835.jpg
Mañanas en la Vega

Andar en bici te puede cambiar la vida, pero la experiencia de la bicicleta cuando se comparte, puede ser aún mejor ¿Acaso no es entretenido andar en bici, pero mostrarle a alguien tu ciudad en esa bici puede ser aún más? . Además, como escribí por ahí, mi casa se ha vuelto más casa, desde que otras personas vienen a iluminar este lugar. Y claramente, esta casa se ha visto iluminada con toda esta buena onda de Caio, Andrey, Latintin América, como de cada una de las personas que pasa por esta casa y este corazón y sobre todo con el sumarle la experiencia de disfrutar el gusto por la bici.

Colabora con Latintin América

15965529_10210998466892606_5251038331182892687_n.jpg

Si quieres colaborar con este viaje,adoptando alojando a Caio, mostrándole tu ciudad, consiguiendo camping, trabajo temporal, casa x trabajo, etc. él sigue en Chile, hoy viajando hacia la 5ta Región y luego hacia el norte. Su idea es llegar a Costa Rica, aunque tampoco lo sabemos con certeza. No lo recomiendo sólo porque nos hayamos hecho amigos, sino porque siento que es el mejor alojado que uno puede tener en la vida, se ganó todo el cariño no sólo mío si no de todos los amigos que compartieron con él  y que he aprendido mucho más en este último mes que en mucho. Que alojar a alguien es una experiencia mucho más llenadora en quien aloja que la que uno se imagina (ya podrán leer en extenso sobre esto en mi columna en la Revista Pedalea) .

Contáctate directamente con él o avísame para coordinar. Trátenmelo bien, denle aguita y amor. Recuerda también que trabajará como un apéndice de La chica de los Mandados en movimiento por donde ande.

Latintin en Facebook 

Latintin en Instagram 

Que sigan los viajeros llegando a mi vida, que sigan las bicicletas, ¡Vamos a andar al fin del mundo!

Experimento: Tour for gift

tour for gift

Vivo en una ciudad súper neoliberal donde todo pareciera tiene un valor económico. A  lo mejor esto ha impregnado también en mi forma de pensar, donde pienso que nada es gratis (aunque lo parezca). Pero no necesariamente tiene que tener un valor comercial/económico (aunque si podría tenerlo) y ahí está la diferencia.

No sé si existe, pero ya, quiero hacer un experimento: Si andas por Santiago o si vives hace poco tiempo acá, te ofrezco Tour por Santiago a cambio de un regalo, de preferencia, de tu ciudad/país de origen o hecho a mano (Como una cena de la comida típica de tu país). No me pidas que piense en un precio de referencia o en algo demasiado rebuscado ( aunque también lo agradezco), porque ahí nos empezamos a complicar y lo que menos quiero en este momento es complicarme en la vida. Piensa en que puedo hacerte un tour por la ciudad que creo conocer y que el valor es un regalo ¿Qué tal? Veamos como me va 😀

¿Y qué sabes tú de la ciudad?

A raíz de post como este sobre Santiago, este en inglés, mi proyecto de viajes Lena , compendio de bares de Santiago por haber escrito sobre Santiago en Yelp, de haber viajado con Zaia Travel a Colombia, de participar como guía en Bicipaseos Patrimoniales, andar mucho en bici repartiendo humitas  y especializarme con La Chica de los Mandados en saber de los mejores datos de Santiago, creo que estoy preparada para hacerlo. Al menos, mal no lo vas a pasar 😉

Hablo español-chileno, un inglés básico a malo (aunque me hago entender), portugués. Quiero además, seguir aprendiendo inglés y ojalá kreyol.

¿Y por dónde me llevarías? 

Así de primera, pienso en 3 tours:

1. Lo que debes conocer del centro de Santiago: Vega/Franklin/Barrio Yungay

2. Lo que debes conocer para sobrevivir en Santiago: Patronato, San Diego, Rosas, Franklin

3. Bares y rumba en Santiago: Maestra Vida, Raíces, Venezia, otros.

¿Dudas, preguntas?

Escríbeme un mail a mariapazcastilloC@gmail.com 🙂

***Actualización 17/05/2017 : Me encuentro en Ciudad de México y busco desesperadamente que alguien haga esto por mí. Necesito ver la Ciudad de México de alguien, la ciudad que yo le mostraría si estuviera en Santiago, no la que sale en internet ¿Te animas?

10 things you must know before coming to Santiago de Chile

Nota: Esta es la traducción de Raúl Aliaga del post  “Cosas que debes saber de Santiago antes de venir” post más visitado de este humilde blog (Gracias huachito!). Si tienes alguna duda o comentario, no dudes en contactarme. Lo mismo si quieres colaborar con esta humilde info para los recién llegados y traducirlo al portugués,francés, alemán, creolé, etc :).

I have met many expats in my life. It has happened me that they know more than I do, because they have read a lot before coming. Or to see them to be always paying attention to the details of their stay, such as very basic explanations that if you’re not from here you won’t understand, like sayings, jargon, etc.

foto1

Moreover, I’m a santiaguina, I have lived almost all my life here and because of the things I do (being “The Errands Girl“, for example), I also know a lot about streets, good but cheap places to eat, where to buy or who to call if you need something.

I hereby list only ten things that might come in handy if you come here for holidays or to spend some time in Santiago. If that’s the case, reach out to me, we might get some coffee and I can show you around the city ;).

Image of Santa Lucía Hill (or Huelén), reachable by subway through the station with the same name. I won’t talk in the post about this, because you’re going to be told about it in aaaaall the traveler guides.

  1. The “Alameda” doesn’t exists. It’s possible that many people will tell you about “Alameda” as a street, and you won’t ever find a sign that calls any street with such name. It’s “Libertador General Bernardo O’Higgins”, the main avenue in Santiago, where also lies the Line 1 of the subway (Metro, colored red). Towards the east continues as “Avenida Providencia” or “Nueva Providencia”, and towards the west, continues with the name “Pajaritos”.
  1. The most typical (fast) chilean food it’s not cazuela neither humitas. An “italiano” (italian) is a hot dog with smashed avocado, chopped tomato and mayonnaise. It’s one of our typical fast foods. Where to have the best ones according to me? In my ranking: Pikachu (small cart in Pio Nono and almost crossing with Bellavista, in Recoleta, Santiago). Portal Fernández Concha (Compañía between Paseo Ahumada and Estado), Dominó (It’s a “fuente de soda”, like a diners, located in several places as its own place or within malls). PS: If you want to try humitas, talk to me.
  1. Transportation. To use public transportation, you must buy a card (just like in any public transportation system in many countries) called BIP, that costs 1350 pesos, and it’s sold at all Metro stations or at the Centros BIP. With it, you can charge it only in multiples of 500 pesos with a minimum of 1000 pesos, at the selling points or at any other associated stores that enable to charge BIP cards. With the BIP card, you can travel by bus (we call them micros here) and by subway (we call it metro), up to 4 different rides with transfers within 90 minutes. If more than one person uses the same card in the same transportation within those 90 minutes, you cannot transfer without being charged again. At the Metro you can buy tickets for single trips, that have different prices on rush hour (hora punta) or non-rush hour (valle).

The public transportation system includes Micros, Metro, colectivos (cars that travel between two specific points for a flat rate) and taxis/cabs. Micros work on a system of troncales (buses that travel long distances) and alimentadores (“feeders”, buses that travel short distances) that generally start or end at a Metro station, in a system very similar to Transmilenio (from Bogotá, Colombia). Colectivos are cars with a capacity up to 4 persons, that go through stablished fixed routes. They usually end or start their routes at a Metro station. You can see the routes at the Transantiago Website.

The Metro currently has 5 lines that connect you to several comunas (cities within the metropolitan area, Santiago city). If you stay around downtown, most probably you’ll only use the red and green lines (Line 1 and Line 5). It’s quite simple to understand and it will take you to the main places and attractions on the city.

Line 1: Red

Line 2: Yellow

Line 4: Blue

Line 4A: Light Blue

Line 4: Green.

(Yes, there’s no “Line 3”).

If your preferred option is to ride a bicycle, the people from Bicicleta Verde rent bicycles, and they’re very well located (Loreto with Santa María, near the Museo de Bellas Artes, and near the Metro station with that same name). On the other hand, if you come for a prolonged stay, you can buy one in San Diego, at the Bio Bio market, or if you like something more vintage or “custom made”, you can go to Ayala Bicicleta, that works with restored bicycles.

  1. Places that no paid-for tour will take you to, and that you must visit. If you are the kind of person that likes to visit what tours won’t tell you, and you want to meet the real Santiago, then I’m telling you which are the places you must visit.

Bio Bio: It’s an area that includes Barrio Franklin, where there are shops that sell all kinds of items. It’s a collection of several warehouses and streets, some of them by theme (antiques, furniture, etc) and it’s an excellent weekend excursion. I have Argentinean friends that buy everything they find, because if you look for tech gadgets, vinyl records, artefacts, books, make up, clothes, sport gear, etc, you will find it (actually, everything and anything is here). How to get there? Metro Franklin (Yellow line), on a bicycle or with micros such as the 301.

Barrio Yungay: Also known as “Bello Barrio” (Beautiful Neighborhood, as in Mauricio Redolés’ poem), is the second most traditional neighborhood in Santiago after the historical center, and it’s located within what’s called “Gran Yungay” that includes Barrio Brasil, Concha y Toro and others. It has many cultural centers and museums (Museo de la Memoria, Galpón Victor Jara, Biblioteca de Santiago, Taller Sol just to name a few), a lot of artistic activities (I recommend the cuecas on Tuesdays at Plaza Yungay and the Fonda Permanente) and a lot of immigration history, past and present, is alive on the different ingredients of Peruvian, Colombian and Dominican cuisine. Sunday’s fair is on Esperanza street, and specially the small merchants selling their stuff like at a Flea market or a garage sale, is one of the most fun attractions on Santiago’s downtown. To find lodge in this neighborhood is to be very close to the main area of downtown, the Barrio Universitario, close to parks such as Quinta Normal and Parque O’Higgins, and close to the cozy neighborhood life there. How to get there? Metro Cumming or Quinta Normal (Green Line), República or ULA (Red Line). And bicycle!

Plaza Libertad de Prensa (“Freedom of Press Square”), better known as “Plaza Concha y Toro” (on the background, what it once was my home for a few months and my ex mini cic bicycle, stolen by a bad man).

foto 2

La Vega: It’s the most central Farmer’s Market, where you can buy vegetables, fruits and groceries for homes and commercial stores or restaurants as well. There you can find things for your kitchen at a very good price, and you can also eat very tasty things. I recommend to eat “Donde la tía Ruth”. For 2000 pesos you can eat until you’re tired, for example, fried fish. WARNING: It’s not the most cheap place in the world as they will want to sell to you, because for that you can go to Lo Valledor or the ferias in surrounding comunas of the city, but it is a good deal and of better quality that any random supermarket. TIP: Go there before 10 AM with friends so you can buy in bulk, you can save a looot of money. From early morning the trucks that sell stuff get there and everything is cheaper.

  1. Where to live if I’m coming as an exchange student? In Santiago we are 1 hour and a half away from the sea, and 1 hour and a half away from the snow (in winter). If you’re coming as an exchange student or for a prolonged stay, I recommend you to live in centrally located comunas (Santiago Centro, Providencia, Ñuñoa, Recoleta) that allow you to get around on a bicycle, saving time and money. It will also allow you to be near Intercity Bus Stations (Terminales de Buses), that can take you to all places throughout Chile. Where can you find listings? The best places to find listings besides the Internet are supermarkets (such as Unimarc and Santa Isabel on Portugal (Metro Universidad Católica), Santa Isabel (Barrio Yungay, Metro Cumming), “El Apu” (Merced with Lastarria, Metro Universidad Católica, Bellas Artes). If you still can’t find something, message me, I always have friends looking to rent a spare room.
  1. What is essential to have at home. (“Lo que nunca está demás en el hogar”). With this phrase start many pitches from street vendors on the buses of Santiago. Something that’s also essential to know if you come to Santiago is where are the neighborhoods in which you can find different stuff:

Cheap clothes: Patronato, Estación Central

Sewing gear: Rosas

Bicycle equipment: San Diego

Books: San Diego

Nightlife: Barrio Bellavista, Barrio Brasil, Orrego Luco

Fairs (Flea+Farmer’s Market, only on Sundays): 10 de Julio, Barrio Yungay/Esperanza, La Florida-La Pintana-La Granja (comunas).

(Free) restrooms: Because you never know when you’ll need it (even more so when traveling), you can find them on a collaborative map here.

  1. Places where you can learn to dance. If you are a foreigner, you’re probably interested in learning how to dance something from Latin America. I recommend you that if you want to learn how to dance cueca, the best thing you can do is to go to Plaza Yungay on a Tuesday (Metro Cumming/Quinta Normal) from 18:30 (or possibly closer to 20:00) where you can find canto a la rueda (improvised cueca singing and dancing), particularly cueca chora, a type of our national dance. And how we say here in Chile “En la cancha se ven los gallos” (“In the playing field the really skilled rise”), in my opinion the best way to learn to dance, and specially cueca, is to just watch and dance.

If you want to learn how to dance salsa, my recommendation number one is that you go to Maestra Vida lessons, and to find out the dates on their Facebook page, because they have several throughout the week. The price of the lesson includes the ticket to stay after the lesson is over at the salsoteca, including the opportunity to enjoy the live music shows on Tuesdays, Wednesdays and Thursdays.

foto 3

One of the best pictures of the life in the worldly world at Maestra Vida. Birthday 2012 with the deeply cared for Clau Cantillana and Cristóbal Montes.

If you want to learn afro-american dance: The best course of action is to message Carola Reyes, dancer, choreographer, and teacher of these type of dance at her school, CasaKalle. For other types of dance like these there’s also the Danza Ébano school.

  1. And how do I call over the phone? If you’re going to be here for a limited time, the way to call is what you’ll see below. If you’re going to be here for a prolonged stay, I recommend you to buy a cell phone (Movistar and Entel are the most common telecom companies, and the ones with “better” coverage) and to write down the most important numbers. You can buy cell phones on retail stores from 10.000 pesos. You can also find some better models in streets such as Santo Domingo, San Antonio, the Bio Bio, but be careful to have everything according to the law to avoid scams and thefts.

From land line to land line in Santiago: 2-xxxxxxx (It will always carry a 2 first because it was added to all numbers a little time ago. If the numbers don’t fit or the number given to you doesn’t start with 2 then you need to add it).

From cell phone to land lines in Santiago: 02-2-xxxxxxx (02+2+7 digits)

From cell phone to cell phone: xxxxxxxx ( 8 digits that can start with 9, 8, 7, 6 or 5)

From land line to cell phone: 9-xxxxxxxx (9+8 digits )******

To add a Chilean number to Whatsapp: +56-9-xxxxxxxx (56+9+8 digits)

******There was a modification recently. Before, to call from a land line to a cell phone you had to add a 0, even though when calling from abroad there’s no modification, only within the country. You can confirm this here.

  1. Hotel/Hostal. I worked at an Hostal for a while, that’s very well located, called Plaza de Armas, because it’s precisely around that area. In my opinion, it’s a very good place if you’re coming to visit, because you can easily access Santiago’s downtown, Bellavista, Bellas Artes and the historical center from a really comfortable location to go everywhere walking, even including a wonderful view. And cheap.
foto 4
A view from the Hostal of Santiago’s Plaza de Armas. In the picture, my friend Débora, that I met there ;).
  1. And which other places to visit near Santiago? Nearby Santiago there’s plenty of places to visit. If your plan is to do it very cheaply and meeting the not-so-typical stuff, these are the places you cannot miss if you’re around:

El Cajón del Maipo: It’s an area that’s naturally beautiful, full of flora and green areas, under threat because of industrial expansion (what a surprise), from where you can meet the Maipo river, that covers all of Santiago. You can practice several sports, among them my favorite from this place: Rafting. You can go there from Plaza de Puente Alto. You must get there first by Metro, and then look for micros or alternative transportation that can go to some of the places. TIP: The Official Chilean Rafting Team, performs once a month a much cheaper Rafting practice in an area called Cascada de las Ánimas, with all the due safety measures, with the best naked torsos I’ve seen in my life and with those sessions you can help them to fund their trips. Besides, they’re very friendly and they’re always running marches and meetings against Alto Maipo, the industrial project that seeks to destroy the area. Look for them on social networks as “Equipo Cascada”.

foto 5
Here we are with some lady friends, doing rafting on the Maipo river.

Pomaire: Small town that develops the craftsmanship of clay, with works spanning from crockery to a varied range of crafts. It’s a perfect day trip, to have lunch there and bring gifts for your family. TIP: Be aware of taking the last bus departing from there at 18:00, otherwise, you’ll have to go to Melipilla first and then Santiago.

Valparaíso: YOU MUST GO. No one that comes to Chile can miss going to Valpo (like we call it here), and to stay there at least a couple of days, so you can see those hills on a night full of lights, visit Cinzano, enjoy sea food, visit the harbor, take a trip on a boat, visit one of the houses of Pablo Neruda, or just hang around the bars. It’s cheap, you can even go there on the evening and come back on the next day. TIP: If you purchase the bus tickets on the internet in advance, it’s cheaper.

Mendoza (Argentina): If you’re already here for 2 months and 29 days, and you need to renew your entry, you want to meet another country on a very low budget, if you want to buy leather gear or to have some meat, this is the best choice. 8 hours away from Santiago (even less, it all depends on the customs pass) and for around 30.000 pesos, you can travel there by night and arrive in the morning to this wonderful city. It’s worth it to do it at least once. It’s cheap (even cheaper than traveling around Chile), it’s close and you can do it in a very short time (a weekend leaving on a Friday evening and coming back a Monday morning to Santiago). TIP: If you want to know more from there, check out this post with some tips from Mendoza (in Spanish).

foto 6
I was in Mendoza once and this little piece of paper appeared on my table. It was the waiter hitting on me.
foto 7
By far, one of the bests post cards is to see the snowy mountain range

Bonus Track: “Lucas” is not a very common name neither a mythological character. It’s the way we name money in multiples of thousands. If someone says, for example, “cuatro lucas”, that person is not talking about “four people named Lucas”, but about “4000 pesos”.

¿Como viajar gratis?

De más chica, no viajé mucho. Primero, por plata. Segundo, porque siempre tenía muchas actividades y jamás me hacía tiempo. Mi familia no es para nada viajera y si lo hacía era por razones de mis actividades: retiros, encuentros mundiales, misiones.

Pero desde esa vez que se me puso en la cabeza ir a estudiar a Argentina, como en una suerte de epifanía, empecé a hacerlo una y otra vez. Lo primero que aprendí fue que para viajar, no se necesita plata si no la convicción y las ganas de hacerlo. Si fuera por plata JAMÁS habría viajado en mi vida y no lo seguiría haciendo como parte de mi reset natural. Entonces ahora viene la pregunta obvia ¿Entonces como? ¿Como es que siempre dices que no tienen plata y siempre te leo que andas viajando? Acá está el secreto, papi:

Pucha que es boni el país de la cumbia. Guane, Santander. Colombia.
Pucha que es boni el país de la cumbia.
Guane, Santander. Colombia.

1. Trabajando en los lugares que voy o trabajando para el mío.

Varias ( Por no decir casi todas) no he viajado solamente por el placer de hacerlo, sino más bien para probar suerte cuando he pensado que es necesario ( Buenos Aires), a hacer una pega específica (Como la de blogger de viajes en Santander, Colombia), a dictar talleres ( Como en San Francisco de Cba. Argentina), entre otras. Trabajar en los lugares donde irás, por muy básico que sea esta pega ( Como garzona o “bachera”), siempre será un aprendizaje gigante de la cultura local. Lo otro es que escribiendo artículos para internet donde me pagan poco pero me pagan, como CM o @delosmandados sigo gestionando cosas todo el tiempo, por lo que a pesar de estar lejos, sigo haciéndolo.  Sólo necesito que a los lugares que voy, pueda acceder a internet. Lo otro es que me propuse, mientras más pueda, tener trabajos remunerados que pueda hacer en cualquier parte del mundo. Así que si quieres que escriba para tí, tu sitio, revista, etcétera ¡Hazme feliz, acordemos precio y voila!

Noviembre
Un sencillo taller en un sencillo lugar, de un pueblo muy sencillo. Taller de Redes Sociales. Biblioteca Sn. Fco. de Cba, Argentina

2. COUCHSURFING

Una de las mejores ideas de redes sociales del mundo mundial. Uno, cuando es viajero, sabe que siempre es bueno ahorrarse unos $ . También que en más de un momento te dieron una mano u alojamiento o simplemente, no hay mejor cosa que conocer un lugar por sus propios habitantes y no por un destino turístico armado para ello.Es por eso que esta red social donde la principal idea es que te presten un sillón para dormir, por la buena onda de compartir o un paseo por la ciudad.Es así como tuve muy buenas experiencias en Buenos Aires, conocí a otro gran viajero y músico Pablo Aimi  y a un amigo colombiano que aunque no alojé en su casa, me mostró en  la ciudad otra cosa muy importante: las fiestas que hacían los que les gustaba la misma música que a mí. Yujuuuu

Fer, el colombian
Fer, el colombian Villa crespo, Baires 2010
IMG_1642
Con Diana, tremenda machera. Adivine dónde estamos (?)

 

3. Hacer dedo:

Debo decir que he hecho muy pocas veces en mi vida, pero las veces que lo he hecho, me ha resultado súper bien y me ha permitido, primero, llegar a lugares que no tenía como llegar de otra forma ( desde un pueblito olvidado en la 7ma región hasta Constitución 1 semana antes del terremoto). Ahorrar plata u conocer a la gente en otro contexto me gusta y pienso hacer un viaje pronto así si no me resulta otra forma. Admiro tremendamente a los que se lo han tomado como forma de vida como Nena de Los viajes de Nena y espero poder hacerlo más cuando viaje a mis próximos destinos 😉

IMG_0190
Cascada de Juan Curí. ¿Chicas? Esas hormigas que se ven, son los chicos que vienen bajando del torrentismo
Trabajando. Cañón del Chicamocha. Santander. Colombia
Trabajando.
Cañón del Chicamocha. Santander. Colombia

3. Gastando lo mismo o menos que en mi casa

Obviando los pasajes y la estadía, los gastos de comida en general se me reducen a menos de lo que gasto en Santiago. Vivo en una de las ciudades más caras en este item, por lo que todo lo demás me resulta súper barato. A esto le sumo que me voy en general por periodos superiores a 20 días, por lo que no es lo mismo gastarse en una semana la plata que no tienes, a “vivir” en un lugar un tiempo determinado. Si compras para ese tiempo ciertas cosas (Artículos de aseo, aliños, frutas, etcétera), no tienes que gastar adicional a lo que ya venías gastando. De hecho, aunque te parezca una locura, para viajar a bajo costo, es más barato “vivir” en otro lugar por al menos un mes que ir por una semana de “turista”

IMG_2559
Bueno, ahorrando en algunas cosas, uno puede comerse un alfajor que vale $990, pero que es de lo mejor que he comido en el mundo mundial. Si va pa allá, tiene que pasar por aquí Valdivia, 2014

4. Venta de Bodega pre y post viaje 

No tengo  muchas cosas ( digo, tengo hueás, caleta, cosas me refiero a electrodomésticos, herramientas, etcétera) porque justamente en cada viaje me he encargado de reducirlas por dinero que me sirva a la hora de viajar. ¿De qué me sirve tener cosas arrumbadas si eso lo puedo disfrutar hoy en otro lugar? Además, no soy muy apegada a ellas, siento que las cosas van y vuelven y las que fluyen vienen mejor después (Cosa que he aprendido a punta de costalazos, acarreando cosas que a la larga era más útil vender). Siento que me he transformado en una experta de estas ventas de bodega on line, incluso con amigos que se suman o que me piden que venda cosas por ellos. Fácil: Les saco fotos, las subo y por ventas superiores a 6 lucas, las voy a dejar a la casa en un radio que puedo hacer en bici. Y de un viaje siempre traigo cosas para vender, por lo que siempre van quedando cosas para vender inmediatamente después cuando me quedo sin plata o para algún otro momento ❤

Mueble shuer logo ashí, vendido en una de las súper ventas de bodega, piropeado y peleado por la gente
Mueble shuer logo ashí, vendido en una de las súper ventas de bodega, piropeado y peleado por la gente

5. Comercializar productos de la zona

Otra cosa que me resulta bastante para viajar, es comprar productos donde voy, la gente me transfiere una parte y arreglamos cuando vuelvo, con el mismo sistema de siempre: Me encargan, yo se los voy a dejar a casa u oficina en mi bicicleta. Así me pago los gastos ( por eso mismo traigo salmón ahumado de vez en cuando) y mi viaje se subsidia, sólo con mover ciertas cosas. Ojo: igual es en base a la confianza que ya me he ganado durante varios años al mando de @humitadomicilio

 

6. Cuidar casas

Me pasó hace poco: unos amigos viajaban, no tenían quien les cuidara a su gata en una casa olvidada en un cerro, el ideal para una bloggera con ganas de escribir un libro ( Ya lo terminaré, ya lo terminaré) lejos de la civilización, mientras terminaba una pega de unas reseñas, todo on line. Me prestaron su casa y fue una de las experiencias más exquisitas que he vivido últimamente: 3 semanas conversando casi exclusivamente con una gata, mirando un río. Demás que alguien que conoces tiene casa en la playa/ campo o va a ir de vacaciones y necesita que alguien se quede en su casa.

Mi compañera por casi un mes. Gracias por saltar encima mío y pensar que la soledad es bonita también
Mi compañera por casi un mes. Gracias por saltar encima mío y pensar que la soledad es bonita también

 

Sé que hay más formas de viajar gratis: Una beca, trabajo de voluntariado, irse a bailar caporal, irse en un barco, trabajar en una granja/campo, comer donde los Krishna, artesanía, malabares, música. Pero al menos, a mí, esto es lo que me ha resultado.

Escribir para otros blogs: Francia

Hace un tiempo, escribí algunos artículos de mi viaje a Colombia, a la espera de los que tenemos que publicar de allá. Al poco tiempo me llegó un mail de Jerson, colombiano que vive en Francia, contándome lo entretenido que había estado visitar mi blog, lo que obviamente me alegró mucho.

Al tiempo, me invitó a participar como escritora invitada en su blog. Es por eso que hoy se ha publicado el primer artículo de algunos que se empezarán a subir en su blog, donde hablaré de distintos temas relacionados al viaje, a las sensaciones al tomar la mochila y partir, a mis experiencias, etc. Así que los invito a leer el primero que habla de la Actitud de viaje y a seguir los siguientes artículos.

¡Bienvenidos hispanoparlantes del mundo! ¡Qué honrada me siento!