La Guerra

Capítulo Uno. Vienen, se sientan. Los hombres de pie junto al mesón,desabrochan su pantalón y sacan su pene instalándolo justo a la altura. Se lo miden entre ellos, analizan texturas, colores, anchos, prepucios. Las escasas mujeres que hay, desprenden su sostén e instalan sus tetas para ver, cuál de ellas tiene las más grandes, lasSigue leyendo “La Guerra”