La Perla en Maestra Vida

La Perla, propuesta artística musical conformada por 4 mujeres colombianas, inspiradas en las músicas del gran caribe, que a su vez ponen a
dialogar con sonoridades propias de la ciudad de Bogotá, llegan por primera vez a Chile, iniciando su gira en Salsoteca Maestra Vida, mítico lugar de la capital.

 
En esta fecha,martes 27 de marzo, además de ser la apertura a su gira por Chile, pretende ser una fiesta como esas que te gustan a ti y a mí, teniendo también por vez primera una banda de este tipo, donde la banda y la producción está íntegramente conformada por mujeres. (Puedes consultar mayor información en el evento en Facebook)

La Gira

29511604_1994948420818541_4845867712772374496_n.png
La gira, denominada “La Bruja” pretende estar presente en 3 de las ciudades de Chile: Santiago, Valparaíso y Concepción, encontrándose con las sonoridades propias traídas desde Colombia, como gaita, porro, chalupa, bullerengue, cumbia, merengue dominicano, champeta,guaguancó y beat box, como también con las variaciones propias que se han ido dando en el país.
Esta gira fue gracias a la autogestión de las chicas y una campaña de crowdfunding llamada échale Leña al fuego, que todavía está vigente en el siguiente link.
28277285_1979690749010975_1016992203373304057_n.png

La banda

 

la perla 2
La Perla es un conjunto de 4 mujeres (3 bogotanas y una de Cartagena) que han dado que hablar los últimos años, en festivales en Colombia y México, haciendo que su llegada a Chile sea la forma evidente de ampliar sus horizontes a Sudamérica, donde la música afrocolombiana se ha ido desarrollando tanto entre los maestros que han venido, los que han ido a estudiar a Colombia, como los cultores locales de estos ritmos, dando paso a la integración cultural tan en boga por estos días, a través de la música.
Diana, Giovanna, Karen, Lali, con más de 10 años de investigación de los ritmos del caribe colombiano, han logrado desarrollar no sólo una sonoridad propia, sino el reconocimiento en lugares como el tradicional Festival de Ovejas, cuna indiscutida del ritmo de gaita o desarrollar talleres de este género en México.
Reconocidas por distintos medios, incluyendo la Revista Billboard, por la capacidad de mezclar los ritmos tradicionales de la costa caribe con lo más nuevos como el beat box, La Perla ha sido una de las bandas bogotanas más presentes en el último tiempo en festivales de la industria de la música, como el Boom, Circulart, intervenciones en Colombia al Parque, entre otros en  Colombia , llega a Chile en el centro neurálgico de la movida cultural latinoamericana en este país, de la mano de productores y amigos que han hecho en estos años de idas y vueltas.

Concurso

Escribe en los comentarios de este post, por qué deberías ganarte una invitación doble para este martes. La mejor respuesta (más creativa, colorienta, chistosa a mi parecer), gana.

Plazo: Lunes 26 20:00 hrs.

Resultados: Lunes 26, 22:00-23:00 hrs (Santiago de Chile).

28643140_10156141887836112_1521413175_o.png

Ceferina Banquez

Ceferina Banquez ha sido la persona y banda que más he escuchado en vivo el último mes. De hecho, si tuviera que musicalizar agosto del 2017, sería su voz sin lugar a ninguna duda, lo que va dando el ritmo a todo el nutrido playlist que me ha acompañado desde ahí, cuando la vi por primera vez en Ciudad de México.Una mujer que pese a todos los prejuicios, la violencia y la lejanía, hoy se empina como uno de los shows imperdibles de afrocolombiano, con giras próximas a Chile y Europa.

programa

En Buenos Aires, el 2010, conocí no tanta gente, pues entre intentar estudiar, trabajar, estar enferma y pasar las noches escribiendo, la verdad fue mínima la interacción con el exterior. Pero dentro de la gente que conocí, de las fiestas que asistí, conocí a un par de DJs, que entre idas y vueltas, seguimos conectados por redes sociales. Uno de ellos es David Riveros,  quien gentilmente, me comentó que darían un documental de las cantadoras colombianas, además de un concierto de Ceferina Banquez y seguro me gustaría ir. Había escuchado su nombre, extrañamente hace años me había quedado pegado el coro de “Apegadita”, pero no tenía idea que era de ella ni su historia.

El documental

Así que como me encanta la música afrocolombiana, no sólo me interesé por asistir si no que invité a toda la gente que me caía bien para vernos ahí,  me daba mucha alegría que hubiese algo así. De las 15 personas con las que hablé, me confirmaron unas 7 , fueron 2, me encontré con una, confirmando la tónica mexicana de plantar, pero a estas alturas del viaje, como que con pena, pero medio me acostumbré.

Durante el día – Javier Mutis,su mánager- me puso en contacto con la directora del documental  Mafe Carrillo y con su sobrino Juan. Así es como con ese dato,  enfilé para el Casa del Lago, perteneciente a la Unam en el Parque Chapultepec, donde sería la actividad.  Al aire libre, con un toldo (es muy típico que todas las actividades al aire libre cuenten con ello, por la lluvia cotidiana en el verano en CDMX) y me senté emocionada, porque siempre escuchar a alguien que no he visto en vivo, me conmueve mucho y me siento aprendiendo tanto de una vez. Con el programa entre manos, con expectativas de vivir un buen momento, ansiosa, fui viendo los otros .

cefo y mafe

El documental  ‘Cantadoras. Memorias de vida y muerte en Colombia’ surge por un interés de Maria Fernanda Carillo, socióloga y haciendo su maestría en Cine Documental, con una mirada sobre la memoria, el conflicto armado y una mirada feminista a ellos, en las palabras de la misma.  También como colombiana y activista contra la desigualdad y el contexto patriarcal en México,donde vive hace 10 años y donde el feminicidio es un conflicto muy potente, entre otros temas afines al feminismo.

Empezó el documental y fue muy emotivo, conocer un poquito de distintas cantaoras y como han interactuado con la guerra, con esa que es tan ajena a lo que ellas viven  diariamente:  la agricultura. Y sin embargo han tenido que modificar sus vidas en torno a la misma, como el desplazamiento forzado, la muerte de familiares, el miedo y han encontrado en la música y la creación un escape y una forma de desahogo no violento.

Así, pasando por distintas cantaoras, el documental se centra en la imagen de la última, Ceferina Banquez, esta cantaora de una pequeña  vereda llamada Guamanga, de un pueblo llamado El Carmen de Bolívar y como es que se debe desplazar a María La Baja escapando de las balas y la violencia a la que puede volver sólo años después y como después de esa época, que comienza su carrera artística. O continúa.

Ceferina

Ceferina comenta que es una mujer que vive y pena por sus sembrados de platanares y yuca en Guamanga. Ese el lugar donde nacieron sus padres, donde conoció al padre de sus hijos, donde crió. Es una mujer de campo, una mujer  que educó a sus hijos  sola, igual como su mamá los crió a ellos. Y que su carrera empieza en primera instancia observando y escuchando a sus tías y componiendo por primera vez a los 9 años, pero como, en sus palabras, no tenía la libertad para desarrollarse (Como tantas otras mujeres han truncado sus carreras artísticas, porque simplemente no es ni si quiera una opción). Por eso, no es hasta cuando adulta mayor, que comienza su carrera artística, post conflicto armado, post crianza, donde no sólo canta sino compone sus canciones. Creo que esa historia es tan valorable- plantarse en un escenario teniendo ya una edad adulta- como admirable. Su carrera nueva no tan nueva, tan presente hoy en la escena. Le canta a la paz, a los conflictos con Venezuela, de la Independencia, de la esclavitud.Recibió el  Premio ministerio de las culturas, Mejor compositora, Costa Caribe 2013.

Participé en su show ese día –cuéntate una nueva  dirían los expertos-no sólo aplaudiendo, sino que bailando como que el mundo se iba a acabar y me enojé porque las personas se mantenían sentadas. Empecé a vociferar, que la gente debía pararse, que esos eran bailes cantados y defendiendo a unas chicas que estaban delante de mí que las estaban haciendo moverse. Y a penas la gente empezó a llenar adelante, ahí estaba en primera fila dándolo todo.

Porque en verdad bailar música afrocolombiana aunque sea algo que estoy aprendiendo, me hace recordar a las amigas con lo que hemos compartidos esos momentos únicos de bailar y cantar y disfrutar cada show en Chile o ese mítico Festival de Morroa. Y  discutir con la gente que infructuosamente, en cada uno de esos espectáculos, hace que la gente se siente, pues esto son bailes cantaos ¿Y cómo vamos a sentarnos? ¡Sería ofensivo sentarse! ¡Que se pare el resto!-repetí como 20 veces. Como siempre, reiteran los expertos en una voz omnisciente.

Termina el concierto, me voy rápidamente al camarín, situación que siempre me resulta un poco rara, pero era LA oportunidad de hablar con ella. Aprovecho de grabar  y sacar algunas fotos. Me acerco a conversar con Ceferina.

Su mirada y la sensación que provoca hablar con una mujer con esa energía es realmente impactante, estaba como atolondrada por sus ojos y sus palabras simples pero certeras. Me siento torpe, las preguntas que escribí finalmente quedan en el borrador para una futura entrevista  y me dedico a conversarle que soy de Chile y me habla de los amigos en común “Carola (Cachi) grabó mi primer vídeo, hace 6 años” recuerda con cariño. Prometo llevarle mis saludos de vuelta.

cefo y yo
Foto en la que podemos ver los efectos de las garnachas en mi cuerpo. Pero no podía dejar de ponerla ❤

Por qué los conciertos de Cefo cambiaron nuestras vidas

Saliendo de ese lugar, mis amigos que llegaron, al no encontrarme se fueron. Así que pesqué mi bici y partí hacia la salida del Parque Chapultepec. Al salir le pregunté a unos ciclistas hacia donde estaba (la) Roma, el barrio en el que estaba viviendo hace un par de meses. Entre indicaciones y pedalear hacia donde mismo, terminamos dándonos cuenta que éramos de la misma frecuencia, que incluso con una de ellas, Kali, nos teníamos en Facebook y también había venido al Foro Mundial de la Bicicleta.

Terminamos yendo a seguir la conversa con un par de cervezas a mi casa. Conversamos un montón envueltos en una frazada, sacamos conclusiones pa la vida. ¡Me sentía tan feliz que luego de ese tiempo, por invitar a gente a compartir a mi casa!  Hicimos mucha buena onda hasta que la administradora de mi casa (que no vive en ella) me empezó a whatsappear diciendo  que estaba prohibidas las reuniones. No las fiestas ( que no lo era) sino reunirse con gente, además que alguien fue capaz de acusarme a otra persona sin decírmelo de frente,todo muy tipo dictadura chilena. Tod@s traían gente, pero a alguien le molestó más de la cuenta mi presencia ahí, tal vez la excusa perfecta, porque no comparto con ciertas prácticas y ya sabemos que en México lamentablemente, no está bien visto que alguien alegue. Ante mi impacto,inseguridad, angustia y pena, quedó pendiente la idea de moverme ya, aprovechando el principio de mes.

Un par de días después fuimos a ver una casa con Kali y quedamos en cambiarnos. Pero ante las dudas y la sensación que se quebraba todo lo que había más o menos armado, una amiga me regaló un pasaje Cancún-Bogotá y le vendió muy barato a ella el otro pasaje. Osea, pasamos de ser unas desconocidas a  ser compañeras de viaje y no sólo salir inminentemente de la casa donde vivía, sino de México y teníamos que estar en menos de una semana en Cancún para tomar un vuelo a Colombia. Me quedé en la casa de una amiga del mundo de la música, con la que armamos una buena onda única y el próximo concierto de Ceferina en México, una semana después, fue mi despedida.

En Punto Gozadera, local conocido por su fuerte compromiso feminista, fue el segundo concierto. Precedido por varios shows de standup, humor y musicales afines, por fin estaba nuevamente Ceferina ante nosotros.


Con un tremendo ambiente, con la gente realmente en llamas, bailamos y cantamos y lo pasamos tan pero tan bien. Llegaron también Kali, el chico que también estuvo esa noche y la amiga que me alojó los últimos días. Tan poco para 5 meses, la gente justa para pasarlo bien. Compartimos en la rueda que se formó en la plaza fuera del local con los músicos que estuvieron ahí y seguimos en una rueda con los más prendidos en una terraza hasta las 7 de la mañana.

Ya luego de viajes más y viajes menos, llegadas a distintas partes de Quintana Roo para ahorrarse lo más posible, el apañe de los amigos desde Chile y Tailandia, tragedias griegas en terminales y aeropuertos, llegamos a Bogotá ( Un saludo especial a Dharma que nos apañó máximamente en Cancún)

 

grande dharma
Grande Dharmaaaaaaaaaaaaa! 

Y justo una semana después, estaba el Colombia al Parque. Ahí pudimos escuchar, bailar y cantar otra vez al ritmo de Ceferina y al día siguiente compartir post rueda que se formó. Y en todas las veces, le insistí en que si nos podía enseñar a cantar” ¡Claro! ¡Yo quiero que el bullerengue se difunda!”

Ceferina, la reina del Bullerengue

 ¿Cómo esa mujer y su música logra cautivarnos tanto? ¿Cómo su música se hizo tan presente en nuestras vidas musicalizando un viaje?

No creo en las casualidades.

Creo que de las sorpresas que la música afrocolombiana está dando en el último tiempo y que probablemente vaya a dar que hablar por su participación próxima en giras en Chile y en Europa, está ella. Así que atent@s entusiastas, melómanos, bailadores y músicos, porque a Cefo, le queda camino por recorrer en su carrera ni tan nueva ni tan antigua. Esa mujer que le canta a la paz, que baila arriba de los escenarios y que dice que “Hay que hablar con Santos, Uribe y el presidente Obama”.

cefo punto gozadera

Y sí Ceferina, espéranos que más temprano que tarde ( ¿En los próximos días?) te llamo y te molesto pidiendo que nos colabores con quitarnos el miedo a cantar. Porque así como el miedo y el dolor de la violencia te hizo cantar, tu canto, incluso sin quererlo o tal vez queriéndolo, también fue una luz y nos cambió la vida a nosotros, en medio del conflicto en México. Y qué honor sería que tú misma nos enseñaras, como alguna vez soñé y verbalicé hace años: que una cantadora, en la costa o en los montes de María me enseñara.

Como yo soy desplazada

Yo Salí de la montaña

De los montes de María

A las 6 de la mañana

Yo escuché unos tiroteos

Como yo estaba asustada

Me paseaba y me paseaba

Me vinieron a avisar

Mataron a mi sobrino

como era mi sobrino

tuve que coger camino

Oh Colombia, Oh Colombia

la nación tan complicada

la violencia no se acaba

y nunca le ponen fin

yo tengo que hablar con Santos

y  el ex presidente Uribe

Y también con Minochenco

Y todos los colombianos

Tenemos que perdonar

Para conseguir la paz

Oh Colombia Patria mía

No tenía vida tranquila

Ni de noche ni de día

Todos somos colombianos

Oh Colombia Oh Colombia

Oh colombia Patria mía

Datos Random

>Su disco “Cantos ancestrales de Guamanga” tiene 10 temas.

>Estebana, es una de sus canciones más reconocibles. Otros de los temas que son de ella y  que grabó son Epa, epa, Apegadita, Bundunga, No me lloren, No me dejen sola

>El coro de una de sus canciones “Apegaíta” es desde mi primera venida a Colombia, es una de mis preferidas y que pasa a musicalizar un post muy antiguo de otro blog aún más mamón.

>El Bullerengue, ritmo que canta Ceferina, es un ritmo afrocolombiano y también tocado en Panamá ( Costa de Darién) cantado principalmente por mujeres y hace referencia a los dolores menstruales, la falda o polleron utilizado en su baile

>Hay 3 tipos de Bullerengue: el bullerengue sentao (más lento) , la chalupa ( más saltada, como que la mujer se agacha al realizar los pasos) y el pajarito o fandango

Links

La música me pone (terrible de)feliz

La música, hace varios años toma un lugar importante en mi vida pero un poco desde las sombras : desde la posición de la difusión, de la colaboración (sobre todo desde este lugar), producción independiente (en todas sus áreas, desde las más sencillas),  o simplemente de una espectadora que ama casi exageradamente ir a ver conciertos de los más variados tipos, varias veces a la semana, casi como una drogadicta que no media horas de sueño, pedaleadas e incluso presupuesto con tal de ver más y más música.

Más de alguna vez he planteado que inconscientemente, algunos temas de salud hicieron que mi intenso interés de chica por el folclor, el ballet, la flauta,el teatro o cualquier cosa que me dejara dentro del campo visual, se vieron diluídos en otras actividades ( la hueona buena pa participar en hueás, hueón oh)o formas que a la larga, formaron parte importante de mi carácter, pero dejando una deuda conmigo. Y debo tanto gracias CAE y la CTM, que no estoy ni ahí con tener aún más deudas.

La semana pasada y ésta, han estado cargada de situaciones bonitas, que me llevan a tomar decisiones de tiempo, energías, intensidades, cabeza,económicas para saldar esa deuda. Y me he integrado a 3 instancias que me ponen tremendamente feliz :).

Fondart Ronda Negra

13122845_10154158807933158_2444904234443909017_o.jpg
Sí, sabemos que esta foto es como el pico, pero es la saqué ese día 😛

La primera vez los vi en el Quitapenas, donde trabajaba hace un par de años. Ni la sombra de lo que es hoy, igual quedé con esa idea de banda y baile afro peruano, que tanto nos gusta y disfrutamos cuando suena por ahí. Habiendo caras conocidas, no era difícil pillarlos otra vez por ahí.

La segunda vez fue con el montaje “Corre Cimarrón” en la inauguración de la Cumbiateka. Una suerte de danza teatralizada con música en vivo, una especie de musical sin llegar a serlo, una mezcla, como cuando vas a tomarte en un café con un barista que le echa lo correcto y exacto para darte un sabor preciso,donde cuentan la historia negra en América. No lo había podido ver en el estreno y que pese a las cagás condiciones de ese día,  como un espacio gigantezco inllenable Peko, inllenable mientran ocurrían mil  incendios cosas alrededor, mientras tuve que correr a buscar mi compu personal minutos antes de empezar, llegué y lo vi.

Una cosa es que a una le gusten las cosas que hacen sus amigos, conocidos y que uno se hace una idea en base a ese contexto. Pero otra cosa es cuando te emocionai con un espectáculo que además piensas que va por justo el camino-de la investigación y creación, de la mezcla entre teatro, música y danza, con la delicadeza de ir pasando de un ritmo a otro – que te gusta ponerle atención. Cuando te tirita el ojo y dices “¡Loco, esto lo tiene que ver más gente!”.

La tercera vez, dentro del Escena Obrera ( Nota aparte, qué buena iniciativa esa), festival en el mundo sindical, que significó un pique al otro lado de la ciudad surfeando incluso por pedalear por entremedio de carreteras , me terminó de convencer y mi cabeza decía “¿Te cachai esta hueá en un teatro? ¿Con mejor técnica, con un grupo afiatao como el que está ahora? ¡Sería bacán! ¡Hay que llevarlo a otros lados! ¡Hay que presentárselos a la gente de Colombia, Ecuador, Perú A-HO-RA!

Bueno, la semana pasada fui convocada a ser parte del equipo de producción para trabajar en un próximo Fondart de Ronda Negra que se viene terrible-de-interesante y me pone terrible de feliz.

Bonus1 : ¿Los quiere ir a ver? Hoy DOMINGO 12 de junio, están en el Sindicato ( Barrio Yungay) a las 19:00 hrs y vale $2000 ¿Más datos? acá

Bonus 2: El 9 de Agosto, tocará La Bartola del Flow,  la banda de la mayoría de los integrantes músicos de Ronda Negra en Maestra Vida. Ojito ahí.

El Subsuelo

13391638_10154248349943158_9176306920396557088_o.jpg
En los estudios de La Makinita, tratando infructuosamente de no dormirme. Claramente, soy la que escribo y no la que saco fotos.

 

Esperando la invitación que me tenían para el concierto de Totó la Momposina, conocí a Juansé de El Subsuelo, que a su vez también estaba esperando a su equipo para registrar el concierto. Cuando me mostró el sitio web quedé con la boca abierta, porque creo que hace años que no veía un sitio pulento, con fotos pulentas, así todo, tan armadito.

En los días posteriores seguí viendo material y cada vez admiraba más, además de preguntarme a mi misma como no había visto o puesto atención en este material, porque además una de las cosas bacanes es que compartimos gustos musicales,sobre todo de propuestas ligadas al folclor colombiano, todo muy afín.

Luego de una reunión, acordamos que empezaría a colaborar en el registro, pero desde mi vereda favorita: la escritura. Así que el lunes pasado partí a La Makinita, a las grabaciones de un nuevo vídeo de Mákina Kandela, banda que por lo demás también me gusta mucho. Así que pronto tendrán novedades escritas mías por ahí ( o por allá o lejos).

Comparsa La Rebuscona

Y aquí viene tal vez lo que más me hace ruidito en este juego con el pudor, el me gusta pero me asusta: Desde ayer, empecé a participar en el proceso de La Rebuscona, comparsa dirigida por Canela Astudillo y Diego Alonso, que busca no sólo aprender a bailar y tocar un instrumento ( maracones, como es mi caso), sino formar parte de un grupo que se presentará en el futuro, en vivo, en la calle.

Aprender música-más allá de practicar sola diariamente con las gaitas, claro- me pone súper mega feliz de adentro pa fuera y de afuera pa dentro. Tanto es así que mi cuerpo amanece distinto, mi sonrisa se perpetua como si anduviese enamorá y como hacer ejercicio, me deja en una disposición distinta para todo lo demás. Eso significa también que debo también pensar en presentarme como parte activa de un espectáculo, algo que me da un profundo pudor-pánico escénico-verguencita ( ya me pasó que el pánico escénico no me dejó una vez hace poco presentarme cantando) así que me tocará trabajo mental intenso. Pero también es algo que me gusta mucho: ponerme el pie forzado para superar algún trauma 😀

Las inscripciones siguen abiertas para músicos/quienes quieran aprender música para la comparsa, así que si está interesad@, mande un mail a l@s que aparecen en el flyer.

13419146_10154273712488637_1520367712394210824_n.jpg

Así que mi vida se ha llenado de música y felicidad, aunque eso signifique tomar distancia de cosas que también me gustan, pero que no me terminan de completar. Soy una convencida que si el corazón está tan feliz, eso se nota en lo que haces, como vives, como interactúas con el resto. Buscar hacer lo que a uno más le gusta es una de las misiones que siempre está en mi cabeza, así que ¡Vamos por eso!

Pase por los sitios de estos 3 proyectos, pregunte, enlace, vea, ya sabe como ubicarme si no mi mail está en . Yo por mi parte estoy terrible de feliz :D.

Fanpage Ronda Negra 

Fanpage El Subsuelo

13263698_10154213333308158_8164769035300905752_n.jpg
Estoy pegada con la gaita y las maracas, así que no se extrañe que pase horas mirando como digita o mueve sus muñecas. Si tiene un buen tip al respecto, adelante!