A propósito del #diadelaniña : 7 Sencillas prácticas para ayudarlas

Cada vez que se habla de machismo, pensamos en las niñas que son obligadas a casarse, a usar velo o a tener que huír para que no les extirpen el clítorís al otro lado del planeta. Pensamos tal vez en casos recientes conocidos internacionalmente como Malala Yousafzai, chica pakistaní, que fue agredida por los talibanes, por escribir en su blog a favor de la educación para las niñas en su país y en el mundo.

Sin embargo, en nuestros países, supuestamente avanzados, liberales y exitosos ( sobre todo con sueldos mínimos de menos de 250 lucas o estudiar se puede hacer libremente, si tienes la plata para hacerlo, claro) síguen existiendo pequeñas y sencillas prácticas que mantienen actitudes machistas, soslayando  y haciendo dudar si estamos haciendo lo correcto o somos parte del sistema que intentamos combatir, si seremos considerad@s exagera@s por hacerlo notar ( y consideradas absolutamente de inmediato como feminazis-lesbianas-vegetarianas)  y a veces,por no decir muchas veces, exageradas por alegar en actos casi inofensivos, aunque a la larga y si lo reflexionamos mejor, si son ofensivos y mucho.

Algunas sencillas prácticas cuestionables en el día de la niña

Algunas sencillas y cotidianas prácticas o al menos cuestionarlas, nos podrían ayudar a dejar de aceptar un machismo básico como pensar ¿Por qué un ser humano tiene derechos, sueldo, obligaciones distintas por el sólo hecho de ser mujer u hombre? ¿Cuáles actos? ¿Qué hacer al respecto?

  • Deja de decirle a tus hijas/nietas/sobrinas que son princesas. Con ello, fomentas esa fantasía pelotuda, de los príncipes azules, de la princesa esperando el rescate. Disney y Hollywood nos cagaron lo suficiente la cabeza como para seguir pensando en el rollo de mujeres sin iniciativa, pasivas ante la vida, co-protagonistas y jamás a cargo de sus propios destinos, sino siempre inmaculadas, perfectas, esperando al príncipe, también perfecto, que las rescate de los dragones ¡Rescátate sola si erís tan bacán! PD: Eso incluye pedir rescate cuando se te echa a perder el compu en algo básico que puedes solucionar tú, un tornillo o cargar algo.
  • Ser independiente puede empezar por pagarte tu vida: Todavía me sigue pareciendo extrañisimo que las mujeres busquen hombres que les paguen sus cuentas ¿De verdad? Me parece bien la deferencia de compartir gastos o de “Pagas tú, la otra pago yo” como 2 personas independientes que pueden hacerlo o como un presente, porque por lo gral los hombres han ganado históricamente más que las mujeres, pero ¿Cuántas mujeres quieren cambiar de vida/ separarse y no pueden hacerlo porque es el hombre el que paga sus cuentas? ¡Busca un compañero y no un auspiciador! ¡No dejes nunca que la violencia económica te haga optar por aceptar otras violencias! ¡Nunca dejes que la persona que paga tenga poder sobre tí por ese hecho! ¡No vendas tu libertad a nadie!
  • Colores para niñas, colores para hombres. El significado de los colores es cultural. Nos convencieron por estas tierras que el rosado es de mujeres, el celeste es de hombres ¡Y qué terrible sería que un hombre sacara un encendedor fucsia o una niña dijiera abiertamente que le gusta la ropa azul en vez de la rosa! (He tenido discusiones por las risitas que genera que un hombre pueda gustarle el rosado, por ejemplo). ¿De verdad aún los colores son por sexo?
  • Basta de “las niñas no hacen eso” “Eso es de mujeres”  Por siglos, a la mujer se le relega a ciertas funciones, cargos, actividades- como cocinar, planchar, lavar, ser madre- y pensar en otras opciones sería casi dejar de ser mujer. ¡Más mujeres científicas, con cargos de alto rango! ¡Más mujeres que no necesitan de (obligatoriamente) ser sólo madres o dueñas de casa! ¿Quien dijo que con la vagina venían inmediatamente las funciones de la casa? ¿Quien dijo que por tener pene debías llevarte la presa mayor del pollo o sentarte mientras ellas-las mujeres-hacen lo demás?
  • “Los niños no lloran” “Pareces niñita” ¿Hasta cuando vamos a seguir utilizando frases despectivas ante el hecho de ser mujer o niña? ¿Hasta cuando los hombres debieran sentirse inferiores o denostados por ser sensibles?
  • Dejemos de regalar “Regalos para niñas” “Regalos para hombres” Hace un tiempo tuve el tremendo conflicto mental por regalar algo en un babyshower ¿Por qué a un niño no podría regalarle una muñeca o un camión a una niña? ¿Es vergonzoso? ¿Hay regalos inaceptables para niños o niñas? . Muerte a esas cocinas de mierda o peor: Al set de escoba y palita para niñas! ¡Qué chucha! ¡El día que tenga hijas me ofendería mucho que le regalaran algo así! Seguimos aceptando un modelo machista, porque es lo que se usa ¡Cambiemos nosotros entonces!
  • Deja de pelar a las mujeres a tu alrededor por hacer/dejar de hacer cosas que si fuera hombre, no te importaría: Maraquear, pelar, tratar mal a las mujeres, es una práctica bastante común entre mujeres que justamente, son las primeras en alegar el machismo en la sociedad. Me ha tocado pararle el carro sobre todo a mujeres que me intentan hablar de la vida sexual  de mis amigas ¿En serio? ¿Qué me importa a mí lo que haga? ¿Por qué debería importarte? Cuando justificas a un hombre y tratas mal a una mujer por hacer exactamente lo mismo “porque es feo en una mujer” es uno de los actos más desagradables y comunes. Si no,lamentablemente, es tan fácil como entrar a un baño de mujeres cualquiera.

Empieza por tí y por l@s que te rodean

Si empiezas a hacer algo por tí y l@s que te rodean, algo cambia. Si no permites que en tus círculos se hable de otras mujeres por su vida sexual (Que no debería importarle a nadie más que a ella) , si dejas de decirle a las niñas que no hagan esto o aquello porque puede parecer hombre o maraca, si dejas de llenar sus habitaciones de rosado y hacerlas que esperen un príncipe, tal vez, haces que algo en esa niña no suceda o la próxima vez se defienda, sin tener que recurrir a alguien primero.

¡Feliz día de la niña! ¡Que cuando sea adulta estas cosas parezcan cavernícolas!

¿”Feliz” día de la mujer?

 

Medellín, 8 de Marzo de 2014

Tal vez será feliz, el día que prendamos la tele y en Tolerancia 0 ( programa de televisión donde se discute principalmente de política y actualidad en Chile) haya una panelista mujer y no sólo por incluir, sino porque sea tan interesante como escuchar a un hombre. Cuando en todos los baños de hombres, sea absolutamente normal tener mudadores. Cuando sea ridículo regalarle utensilios de cocina o electrodomésticos a una mujer como regalo por el día de la mujer o su cumpleaños. Cuando lo femenino no sea asociado a “ridículo” o infantil. Cuando los sindicatos sean conformados en alto porcentaje también por mujeres. Cuando el sistema de previsión no le cobre más a las mujeres por estar en edad fértil. Cuando una mujer pueda o no usar falda y que no sea tratada ni mejor ni peor por eso.  Cuando el acceso a salas cunas y jardines infantiles, no sea un privilegio, sino un derecho para cualquier padre o madre trabajador.

Tal vez va a ser feliz el día que unA artista pueda dedicarse a su carrera tanto como un artista. El día que una mujer sea más recconocida por su currículum que por los tacos o el maquillaje que usó en una entrevista y que si asciende rápidamente, sea lógico que es por sus méritos y no porque se acostó con alguien influyente. Va a ser un día feliz el día que ante un mismo puesto de trabajo, una mujer gane lo mismo que un hombre y parezca ridículo lo contrario.

Va a ser feliz tal vez cuando encontremos en el español una manera de mencionar/interpelar/dirigirnos a una mujer sin tener que inmiscuirse en su vida sentimental/sexual y que sea un desatino consultarlo. Ojalá alguna vez no sea necesario tener que defenderse para poder andar por la calle o en un sistema de transporte tranquila. Ojalá alguna vez no nos importe tanto que alguien nos provea, porque cualquiera va a estar en condiciones de proveerse a sí misma. Ojalá las conversaciones cesudas estén asociadas a mujeres y que entre los nombres de nuestras calles y rec onocientos científicos, también resalte el nombre de féminas y no como una curiosidad.

Cuando a la mujer no se le exija un largo checklist de condiciones para considerarse una mujer de respeto, sino que con ser un ser humano, independiente de su sexo o sus uñas, pelo, color, tacones, medidas, gestos, actitudes, baste. Cuando en los ámbitos donde debiese estar resguardada de ciertos machismos-como en la organización social, en su familia, con sus amigos, con sus compañeros de causa-se pueda sentir en confianza y no batallando por un lugar “como si fuera hombre”. Que no deba luchar además de con el machismo a secas, con el anarko machismo, que dice que está a favor del feminismo y los derechos de paridad, pero sólo en el discurso panfletario de manifestación social, pues entre cuatro paredes es aún más rudo. Cuando no sea catalogada y etiquetada como “Mujer para pasarlo bien” o “mujer para tener hijos”. Cuando el respeto y el cariño sea para todas igual, independiente de la relación con ellas. Cuando una gran mujer no sea la que está detrás de un gran hombre, sino a su lado como co-autora de libertades.

Ese día, recién seremos felices. Por mientras, sigamos conmemorando el “día de la mujer”, luchando por un espacio que nos pertenece y que durante siglos ha sido quitado, minimizado y hasta extinto en algunas culturas. Con las flores y los chocolates, los feliz día y las imágenes mamonas, no hacen más que hincar más hondo en la extensa diferencia, que hoy, en pleno siglo 21 y llenos de avances tecnológicos, existe entre un hombre y una mujer y no hemos podido acotar. El mejor regalo que nos pueden/podemos hacer es que sigamos trabajando en que un día, las diferencias parezcan ridículas o pasadas de moda. Ese día, probablemente nos podríamos desear un “Feliz día”. Antes, es sólo una burla mal hecha.

 

Ciudades para todas #FMB4

Distintas agrupaciones ciclistas que ponen su acento en el género femenino, están haciendo una exposición dentro del Foro Mundial de la bicicleta llamada “Ciudades para todas”. Y ahí pueden venir algunos aburridos para decir que “Ah, no querían igualdad”. Sin embargo este objetivo es imposible sin una nivelación- justicia,  y en esa posición, me gusta que hayan organizaciones que permitan esto de nivelar en algo los siglos de minimización. Y a propósito de eso, me encanta el texto que aparece en su invitación.

IMG_0572[1]
MUY MUY borrosa. Pero es tan lindo lo que dice que no me importa

Ciudades para todas, nombre de la ponencia, parte con un panel de varias agrupaciones: Cristina Rojas (Femibici), Yesenia Sumoza (Bicimamis), Patricia Luna (Bicionarias) y Ximena Paltán (Carishina en bici). Se comenta lo que hacen cada una como escuelas, actividades donde a pesar de invitar a varones, quienes llevan la batuta son mujeres.

Una de las cosas que comentan y que me llama la atención, es del concepto de Karishina, nombre de una de las organizaciones participantes: En quechua quiere decir “[que hace las cosas] como hombre” o como dice internet “s. mujer poco apta para las labores domésticas; ociosa; hembra que parece varón; hombruna [Imbabura (runashimi killkay)]”. Claramente, con un tono despectivo, sin embargo se quiere hacer una re-significación de ello. ¿Y si hacemos cosas que la gente cree que son “como de hombre? ¿Qué tanto?

IMG_0573[1]
Una foto muy borrosa pero imprescindible

Y surgen preguntas ¿Cómo explicarle a un hombre que puedes cargar tu bici, parchar una rueda, andar en bici sola? ¿Cómo explicarle a alguien los obstáculos de los que se libera una mujer arriba de una bicicleta?

También se hablan de algunas otras cosas que nos pasan a tod@s como: