Amar, forear y pedalear Ciudad de México

***El texto es la versión extendida de la colaboración publicada por Cletofilia, revista de ciclismo mexicana a propósito del Foro Mundial de la Bicicleta 6, en la Ciudad de México en abril recién pasado. Lo puedes ver acá 

18320591_10155286107148158_210004862441811579_o (1).jpg
Foto muy hermosa por un transeunte X, en pleno Madero, paseo peatonal muy parecido a Huérfanos pero más lleno de gente.

Vine al Foro Mundial de la Bicicleta desde Chile, con cierta holgura de tiempo y con el corazón abierto a lo que pudiera pasar y me enamoré. Mi noviazgo con México- cual fuera una persona- lleva casi un mes y lo estoy pasando bien. Pensando si me quedo a vivir con él, o nos amaremos en la distancia. Pero que es amor y del bueno, no tengo duda. Tengo esa sensación de ansiedad-paz que lo antecede.

Ha sido intenso, he parado poco.

Partiendo por hacer las cosas más obvias, tal como cuando conoces a cualquier persona, ir a las cosas que le gustan: a la Lucha Libre  a gritar como una loca, , comiendo tortas de jamón como en el Chavo. Ya fui a la Plaza Garibaldi y me ofrecieron mariachis, ya fui al Zócalo un millón de veces, al Museo de Frida donde lloré con sus corsés tan parecidos a los míos, a las pirámides donde quedé tostada como una papa frita.

México 2387
Los corsés de Frida Khalo en la casa azul (Pronto un post completo a eso)

Me he estado enamorando de sus contradicciones básicas como la modernidad hispter superlativa  y también de sus taquerías con asientos en plena calle y pensar que todo el mundo exageró cuando dijo que era el chico terrible ¿No se fijaron acaso en su ternura al sonreir cuando le preguntas cualquier cosa? ¿En como sus ojos se achinan y brillan cuando dice una buena broma?

México como dijo una amiga por ahí, es un Santiago del año ´94 y me gusta. Me recuerda a mi infancia, a mi casa de la adolescencia, a los lugares donde iba a comprar, me gusta como me gusta la gente que ama lo que hace.. Me gusta mucho.

El foro mundial de la bicicleta: una fiesta

Si alguien mirara con detención mi Instagram durante el último mes, vería que mi vida en México y  el Foro Mundial de la bicicleta es algo muy parecido a una gran fiesta eterna-non stop, llena de risa, baile, vestidos moviéndose, gente riendo a carcajadas, grupos de gente sacándose fotos con unas gigantografías, abrazándose, intercambiando calcas, siendo felices por pedalear horas. Y por un lado, lejos de eso no anda. Puede parecer un ejemplo banal, eso es la vida y los foros: una fiesta con tu nuevo amor. Y al igual que en cualquier fiesta,  se conversa, se abraza, se besa, se admira, se disfruta. Estás con la gente que te gustaría fueran tus vecinos y amantes y armaran la revolución ¿Cómo no quererlos, querer aprovechar todos los momentos posibles para saber de su trabajo, las ideas en común, las esperanzas? ¿Cómo no querer conversar con las gentes que imaginaron el primer foro o quién inventó las Masas Críticas o quién está armando pedaleos bailables en Colombia? ¿Cómo no entusiasmarse con los movimientos feministas-ciclistas en Argentina?

Por la característica de un foro, hay muchas actividades en paralelo y no se puede participar en todas. Otra es que hay algunas más favoritas que otras ¿Qué momentos mágicos tuvo mi foro personal?

Biciescuela: La organización de Bicipaseos Patrimoniales a la que pertenezco en Chile, colaboró con la gente de Bellocicleta (Colombia) en una parte de la biciescuela, donde niños pasaban por una sección de juegos ligadas al cuidado medioambiente, además de aprender ¡a andar! ¿Sábes qué ocurre en el corazón cuando ves la cara de una niña que por primera vez anda en bicicleta y siente el vientecito en la cara? Hermosísima experiencia, enamorada de la forma. Me encantaría continuar con ello #ojitoahíreclútenmeporfa

18175618_1180209455442045_508133010_o
En la bici escuela  en el Bosque de Chapultepec

Presentación de bicitrabajo: Tuve la oportunidad de presentar en unas charlas relámpagos en la mesa de bicitrabajo, junto a experiencias de México y Colombia, la experiencia de La Chica de los Mandados y Humita Domicilio.Aún con temas técnicos, aún con que estaba tratando de superar las crisis de pánico escénico que me han atacado los últimos años, aún con la dificultad de andar viajando, lo logré y quedé feliz por haberlo hecho y compartir con otras experiencias similares.

18216609_10155273420073158_5769867671939669081_o (1).jpg
Que me gusta esta foto 🙂 .Cuando estaba haciendo mi presentación de bicitrabajo, por Rodrigo Quiroz. Foto original  usada en la presentación: Ximena Riffo.

Cris Carlsson: Referente absoluto. Lo amamos y queremos ser como él cuando seamos grandes ¿O no? Con su presentación y un par de conversas, estoy convencida que pa allá va la cosa, pa lo simple.

Las Fiestas: No sé qué decir. No sé qué pensar de México. Si considerábamos que Colombia tenía alta fiesta, que Chile somos buenos para celebrar, México ¡Se pasó 3 pueblos! ¡Qué manera de hacer buenas fiestas!

18076738_10155253892143158_1762347547446890762_o.jpg
Cuando estábamos literalmente “bailando arriba de la mesa”

¿Qué es un foro realmente?

Estoy convencida que gran parte de los foros mundiales de la bicicleta, que el real foro, ocurre fuera de la oficialidad del programa. Y con eso no quiero desmerecer en lo más mínimo el tremendo despliegue que se hizo a nivel de producción en esta versión ni cada una de las actividades que seguro tomó muchas voluntades, reuniones,plata, etc. realizar: Charlas,paneles, talleres, exposiciones,stands,talleres para funcionarios públicos, etc. De hecho aplaudo las locaciones, la puesta en escena, la infra, el brandeo ¡Bien ahí!

Quiero decir que lo más importante está en lo más simple, en lo que pasa en los pasillos de las actividades más importantes: Conversar. Conversar de la vida, como comentaba Chris Carlsson en una de sus exposiciones. Conversar no sólo de bicicletas: conversar de las ciudades que queremos, de la vida que queremos, de lo que nos pasa. Ahí está la gracia. Ahí se arman las condiciones para generar actividades que traspasen las fronteras, las colaboraciones, los movimientos ciudadanos.

Así fue como me llevo los recuerdos de las conversaciones con cada una de las personas que crucé camino, con las que me abracé, a las que tomé un poco de atención en lo que me contaban y las que tuvieron la deferencia de escucharme y conocerme también. Gracias Roberto,Miguel, Roberta, Joy, Agustín, Jimena, Nube, Criss,Livia, Luciana y toda la gente que hizo  que el foro fuera esa fiesta especial que se recuerda siempre y te hace creer que es posible un mundo mejor, como en las revistas de papel couché.

 

Pedalear por CDMX

18198321_1894515450837773_8211723316338138317_n (1).jpg
De derecha a izquierda: Arturo Torres, Tatiana Alicera, Feña y yo 🙂 

Sin lugar a dudas pedalear un mes por acá ha sido mucho más amoroso que toda mi vida pedaleando en Santiago. Y sí, exagero siempre, pero para explicar mi asombro, lo puedo definir en una sola frase:

No me han insultado una sola vez.

Y es extraño: la gente en México suele pasarse por sus partes pudentas las reglas del tránsito (He mirado con asombro como a un taxista no le importa ir a contramano cuadras, cerquísima de la policía), pero en ese caos, de cantidades irrisorias de vehículos y gente y no respetar las reglas, hay como un acuerdo tácito : Bueno, pasaste primero y está bien ¿Para qué más problema? ¿Será la cantidad de gente que permite que todo “te valga madre”? ¿Será la idiosincrasia de no preocuparse por tonteras?

Y en ese escenario, me felicito día a día por haber traído a mi máquina maravillosa. A pesar del mar de carros, ciclovías gigantezcas en el casco central, vías que obvian la prohibición a bicicletas ,dejando un vacío-guiño a que las bicis sí pueden andar por espacios donde trasitan preferencialmente el transporte eléctrico. Bicicleteros un universo bastante amplio de ciclotrabajadores que bajo las nulas influencias de las leyes de gravedad, aparcan con tremendas armatostes. Por lo tanto, pese a los pronósticos y las distancias, para mí andar en bicicleta en México ha sido una dulzura, más aún de noche ¡Qué hermoso es conocer la ciudad en bicicleta y de noche!

Lo que por mientras lo que nubla mi cabeza es saber si mi amor con México es para un tiempo, para un tiempo largo o que sólo sea el principio de mi travesía por recorrer otros amores en una bici plegable que no tengo, que busco más que billete en la chamarra, más que tacos árabes o al pastor luego de bailar toda la noche.

La fiesta en Santiago I parte

fiestaCuentan las malas lenguas que el próximo bicipaseo podría tener algo que ver con este concepto que me gusta tanto: La fiesta. Como es un tema que me encanta, me pongo ñoña y empiezo a leer, buscar, conectar información que en mi cabeza está desordenada y que a lo largo de mi propia historia, se manifiesta y me une y me desune como por arte de magia ( o justamente por ella).

El Gran Circo Teatro

La otra vez, en el seminario de cumbia, Cuti Aste me dejó con la bala pasada ¿Es acaso el Gran Circo Teatro, Los Tres, Los Parra y otras tantas agrupaciones/instancias las que le dieron un nuevo aire a la cultura post dictadura y que hace finalmente que lo que nos gusta hoy venga de ahí? ¿Acaso de ahí es que se validan ciertos ritmos olvidados o menospreciados por el stablishment?
Mi ligación con el Gran Circo Teatro es mínima en tiempo y casi anecdótica. La primera vez que quise contactarlos, cuando tenía un programa de radio, me conectaron con Micaela, que estudiaba en mi misma Universidad, con la cual nos hicimos amigas. En el tiempo, ella se transformó en la actual Negra Ester. En el tiempo, alguna vez, por los azares de la vida, intenté trabajar ahí un mes, de cabeza, pero la venta de espectáculos es algo difícil y no me resultó, sin embargo pude acercarme al mundo de la autogestión-escuela, recibir trainning de 3 horas (luego de muchos años de inactividad) y otros aprendizajes mínimos y gigantezcos. A lo mejor alguna otra vez pueda colaborar con tal proyecto y pagar, una ñoquiada que tengo prometida desde ese tiempo. En fin.
Me pasé la tarde viendo un par de documentales (Links más abajo), que hablan tanto de Andrés Pérez Araya, del Gran Circo Teatro, de las fiestas Spandex. Como la cultura deja de ser eso que querían imponer en la tele y suceden cosas fuera de ella. Como el jazz huachaca, la cueca, la cumbia, pasa piolita a entrometerse en la cultura popular, más que como un fenómeno aislado de bares y viejos chicha, a ser parte del playlist juvenil, hasta pasar a ser incluso, sí queremos llamar así, su apogeo en lo que fue el trístemente extinto Galpón Víctor Jara. ¿Es acaso el Gran circo Teatro un referente no sólo del teatro, sino que un asidero de la música y de la cultura en general de una ciudad o incluso de un país? Sin duda. Por eso es tan interesante e importante, conocer su historia.

Otros espacios en la ciudad

Hace rato que estoy masticando esto: Un levantamiento de datos de todos los espacios que se pueden utilizar para el arte, sobre todo la música. ¿Por qué? Primero porque me gustan los datos, las planillas excel, los gráficos, las estadísticas, casi como amor culpable. Segundo, porque ¿Cómo se puede pedir, exigir o cambiar alguna política, si no se tienen los datos? y tercero, porque tenemos una legislación lo suficientemente culiá para que tocar/producir/difundir música en un espacio sea más un problema que un beneficio, donde claramente hay leyes y patentes añejas, como la de “Cabaret” o que tocar música o bailarla en un espacio que no cuenta con estas “patentes” pueda ser considerada afecta a multa ¡Multa por bailar o por tocar música de manera espontánea!.

Lo otro que me vuela la cabeza, es como espacios dentro de la ciudad han sido utilizados para distintos fines y con distintas administraciones. ¿Ejemplos?  Por sólo nombrar algunos: Las bodegas culturales ó Matucana 100, el Teatro Esmeralda, Matucana 19,el mismísimo Galpón Víctor Jara, La casa de la Novia que actualmente es la Fonda Permanente, Sal Lobos que luego fue la Industria Cultural, el Gran Circo Teatro que era una antigua casona, República 550 que antes de ser una Okupa por la que pasaron un montón de manifestaciones artísticas, fue un centro de tortura,  La Perrera, el Amanda y cuántos sitios más que antes fueron teatros.

Otras manifestaciones, otros lugares, otras preguntas

Otra pelá de cables importante o por decir de alguna manera “nodos de preguntas que aún no termino de responder” al respecto es por ejemplo: ¿De dónde aparecen tantos músicos desde la comuna de San Ramón? ¿Cuáles son las primeras batucadas en Santiago, quienes son sus gestores y como se extienden por barrios populares? ¿Qué lugares post 90 y actuales son íconos del baile, fuera de los de moda? ¿Está siempre la cultura en el límite de lo prohibido? ¿Acaso puede la cultura abstraérse de lo contestatario? ¿En qué momento Santiago a Mil y Carmen Romero toman caminos distintos de la producción de la Negra Ester? ¿Cuánto ha influído esa manera de hacer las cosas en la Industria del Teatro? ¿Cuánto de las compañías como Mendicantes, La Patriótico Interesante, La Gran Reyneta o la Patogallina, vienen de ese tipo de manifestaciones y cuánto ha sido una nueva apuesta? ¿Cuántas sobreviven hoy y qué se está haciendo en ese sentido? ¿Cuánto vale efectivamente una entrada al teatro o a un concierto, para que valga la pena una producción de esas magnitudes?

Sigo dándole vueltas al tema e idealmente les pido que en los comentarios, puedan colocar links de documentos y/o vídeos, que nos permitan tener más idea de este mismo tema.A mí al menos, me parece interesante, no sé a ustedes.

Material para echarle un ojo:

Carnaval de San Antonio de Padua 2015

El Carnaval de San Antonio de Padua ya es una tradición de octubre. Cuando empieza la primavera, sabemos que las calles del Barrio Matta sur se visten de lentejuelas y se da paso a uno de los carnavales más bonitos existentes-de los poquísimos que nos quedan-en esta ciudad de Santiago.

carnaval1

Los días sábado 10 y domingo 11 de octubre, se llevó a cabo la 23° versión de él y como siempre hay un montón de reflexiones que sacar al respecto.

Un carnaval underground

carnaval 10

Por alguna extraña razón aún luego de 23 años, se mantiene lejos del stablishment y en mismo Santiago, todavía hay gente que no lo conoce ni ha escuchado de él jamás. Lo que claro, le da un gustito especial, de estar frente a algo que todavía no se ha chacreado, algo que mantiene una esencia como de estar en casa. Un foco de alegría especial, al que todavía no llegan las marcas, la televisión, contingente importante de carabineros o los efectos de un descontrol, típico de las aglomeraciones, que sí se han vivido en otros lugares. Sin embargo para los carnavaleros- nombre que le quiero dar a esa típica gente que nos encontramos en todas las fiestas callejeras-no es nada extraño. Nos reconocemos, nos saludamos, nos compartimos algo.

carnaval 9

Hace como 7 años viví mi primera experiencia  del Carnaval de San Antonio y todo me pareció hermoso, lleno de Challa y color. 7 años después me sigue pareciendo así e incluso más. Porque como comentamos con algunos, a diferencia de desórdenes descomunales, basura rebalsada y borrachos jugosos, acá se nota que el carnaval es tan propio del lugar, tan del barrio que simplemente son inexistentes este tipo de problemas. Challa sí y mucha, basura en los basureros, algunos tomando cervezas, pero nada del otro mundo. Algo sencillo. Un pasacalle interminable, vestuarios maravillosos. Una alta presencia este año de mujeres músicos, de niños, y de nuevos chilenos, que le dan un sabor especial a la celebración.

 

Sobre la organización

carnaval 8

Que 23 años, la Escuela Carnavalera Pitamba ( dicen que una de las más antiguas de Santiago), el Teatro La Empresa, el Centro Cultural San Antonio de Padua lleven adelante de manera nétamente autogestionada una fiesta callejera y de estas proporciones, es sencillamente maravilloso y admirable. Sabemos por experiencias en el mismo lugar ( El homenaje al carnaval de Barranquilla) lo que significa parar un evento en un espacio abierto, ver los resguardos necesarios para que todo resulte más o menos en orden. Y han logrado, a través de estos años, hacer una actividad de calidad, sorprendentemente tranquila y familiar. ¡Felicitaciones!

Algunas otras fotos

carnaval 3

carnaval 7

Mi vieja y yo :)
Mi vieja y yo 🙂

Sobre #miltambores y basura en eventos masivos

Amo la fiesta, amo ver las calles llenas de gente feliz. Es por eso que me gustan los carnavales, los festivales, las marchas, las manifestaciones. Soy una convencida que la fiesta y los ritos son parte de una sociedad sana y en ningún caso deben apocarse, sino debemos fomentarlas. Pero ojo.

Problemas logísticos de cualquier evento

Estoy preocupada eso sí, porque buscan incansablemente, maneras para justificar el odio a este tipo de manifestaciones: La basura, los meones, la seguridad, problemas logísticos de cualquier evento (Sino, recuerden los años nuevos, cuando ganó Chile la copa América y un largo etcétera, que parte por cuando haces una fiesta en tu casa). Y sí, son problemas que hay que solucionar siempre y en este caso en especial, pues no puede seguir pasando lo que ocurrió para el concierto de Los Jaivas o en este caso #miltambores ni en ningún otro evento cultural /social.  Menos ad portas a una serie de actividades masivas o colaborando en eventos así: Darle razones a los reclamos y que se justifiquen en algo que NO hicimos o que fuimos negligentes al no visualizarlo como problema al organizar un evento o que no fuimos capaces de cubrir porque fue demasiado. O como me dijo alguien una vez en un evento a cargo de la logística o los cachos de mierda: “Si la basura está ok, nadie se da cuenta ni te va a felicitar por eso. Si se cae, sobrepasa los contenedores. si está en el suelo, todo el mundo hablará”

¿Soluciones? ¿Respuestas?

¿Son razones para prohibir las fiestas? NO. ¿Hacer de nuevo lo que hizo Marco del Pont en 1816 de prohibir carnavales? ¿La solución es la prohibición? ¿En serio? NO, NO y NO.

Pero entonces ¿De qué manera solucionarlo? El problema es complejo, porque a nivel de organización, necesitaría abarcar varios factores. Pero algunas luces podemos imaginar (al menos en un mundo ideal):

  1. Educación:Claro, pero eso es a largo plazo. ¿Cómo re-enseñarle a la gente que algo que te debieron enseñar en la casa como no botar basura al suelo debe replicarlo también en una fiesta?   ¿Fomentar en los participantes (incluyendo la comunicación previa del evento)el uso de sus propias bolsas donde cada uno cargue su basura y que hayan zonas excesivamente señalizadas para que si quieres botar basura, puedas hacerlo? ¿Cuántas veces te ha pasado de cargar durante horas una bolsa con basura y definitivamente NO ENCONTRAR dónde botarla? Es un tema que hay que hacerse cargo cuando se organiza un evento masivo, por lo tanto, debemos tenerlo en cuenta cuando se programa.
  2. Producción: ¿Considerar dentro del presupuesto de un evento contratar empresas de aseo que solucionen esto terminado un evento? Igual sería carísimo para una producción autogestionada. Pero si dentro de los presupuestos por ejemplo, del Consejo de la Cultura, municipales, de la Intendencia hubiese una política de fomento a actividades participativas que pudiese cubrir casi que a priori de autorizar, este item, sería perfecto ¿O no?. Que el apoyo de la autoridad sea justamente esto: A la hora de término de permiso, limpieza general ¿O es muy tonto lo que estoy diciendo?.
  3. Involucramiento de la comunidad: Probablemente la diferencia de #miltambores con el año nuevo, es que la gente se ve mucho más beneficiada económicamente con ello, entonces no le importa tanto. A lo mejor falta un trabajo previo donde la gente lo sienta tan parte, como por ejemplo, en el Carnaval de San Antonio de Padua, en el barrio Matta Sur, donde ves a toda al familia alegre, celebrando y haciendo propio un carnaval por su barrio.

 Comentarios finales

No me quiero creer ni la que lo sabe todo, ni capitán después de la batalla, pero sé que en la postura de la prohibición no estoy. Soy una convencida, que a Chile le hace falta más fiesta, le hace falta dejar de ser el alcohólico melancólico de 18 que deja la cagá hasta que venga otro 18, pues es su única posibilidad de expresarse libremente. He vivido el carnaval #miltambores años anteriores y harto más joven , he visitado los álbumes de amig@s y todo es color,alegría, comparsas que se preparan todo el año para mostrar lo que hacen  y encuentro que eso es justamente lo que no va a mostrar la prensa, no es la entrevista que va a hacer el matinal y menos lo que va a salir en el diario. Encuentro que debemos hacer algo, para que los eventos masivos no sean una justificación para que nos corten la fiesta, ninguna fiesta y menos con tradición, riqueza y belleza como los #miltambores.

Sí: twitter está lleno de comentarios que muchos tienen razón, sobre qué culpa tienen los vecinos del olor a orina, de la basura, de los borrachos, de las peleas callejeras. A lo mejor la culpa es de todos por dejar que nos quitaran la fiesta alguna vez y no tengamos una cultura de celebrar sin dejar la cagá. A lo mejor la culpa también es de usted, que no se organiza, que prefiere quedarse viendo la tele. Quizás la culpa es de todos los que replican lo que ven por esa tele y no salen a la calle a pasarlo bien viendo el trabajo de innumerables organizaciones para que un carnaval así sea posible.

Re-aprendamos. Inventemos una nueva forma, hagamos algo en conjunto con las organizaciones de distintos festivales, carnavales, manifestaciones para encontrar soluciones para el futuro. Demás que se puede hacer más de lo que se está haciendo, pero en conjunto. No prohibiendo, no dejando a la suerte de otros lo que debería ser algo entre muchos más actores involucrados.

We Tripantu /San Juan / Año nuevo /

Lo primero que hay que saber, es que en estos días, hay varias celebraciones que se superponen. Lo más honesto sería decir que, ancestralmente se ha celebrado este día para celebrar el solsticio o inicio de una nueva estación y probablemente, se le fueron sumando fiestas que se fueron cristianizando en el tiempo. En Chile por ejemplo, se superponen el wetripantu , el día de los pueblos indígenas y la fiesta de San Juan.

El #wetripantu es la celebración del año nuevo mapuche, que se realiza en el solsticio de invierno del hemisferio sur (21 de junio).En mapuche quiere decir ” Nueva salida del sol y de la luna”. El Machaq Mara es su homólogo en el pueblo Aymara. Es una de las fiestas más importantes del pueblo mapuche. Más símbolos, significados y la celebración en sí por acá 

La fiesta de San Juan, es una fiesta cristiana de origen pagano, en la que se celebra el inicio del verano en el hemisferio norte.Para algunos países tiene gran importancia como en los países escandinavos, donde por ejemplo en Suecia, después de la Navidad es la fiesta más importante del año.

En Chile, se hacen diversos ritos, donde en la generalidad tienen que ver con la figura del diablo, Las papas son usadas como oráculo ( Típico que nuestros padres o abuelos hablan de dejar 3 papas bajo la cama, una pelada, otra con piel y una a medias, y que se debe sacar una en la mañana que indicará el futuro año), se dice que la higuera florece sólo esa noche y quien vea la flor, morirá. Otr@s dicen que la higuera y quien se quede a su sombra, podrá aprender-a través del diablo- un instrumento. Lamentablemente la fiesta que solía ser muy tradicional y antigua, se ha ido perdiendo en la generalidad, pero teniendo nuevos oasis, como por ejemplo, la fiesta de Los Copihues.

La oficialidad: El 24 de Junio en #Chile se ha decidido que sea el día nacional de los pueblos indígenas (“por la Ley 19.253,serían los pueblos Aymara, Likan Antai, Quechua, Diaguita, Colla, Rapa Nui, Mapuche, Kawésqar y Yagan”)y así es que hay distintas celebraciones a lo largo del país.

Mis recomendados: Desde el 20 y hasta el 24 entonces,  hay varias celebraciones en el país, que pueden revisar y bajar por acá.

  • Chin Chin Tirapié en Yungay: Aunque ya pasó hace un par de días, no puedo dejar de mencionar a lo ocurrido con motivo del We Tripantu en el Barrio Yungay, siendo los más representativ@s la Escuela Carnavalera Chin Chin Tirapié. ¿Quienes son? Más de 100 personas entre músicos, bailarines, figurines que logran armar eso tan perdido durante años: tomarse las calles y apropiársela de manera tan bonita como bailar, música y alegría. Una de las agrupaciones que más ha hecho por la recuperación de la fiesta callejera, que ha logrado llenar de color  innumerables marchas, carnavales y fiestas ciudadanas y se ha transformado en un clásico a la hora de celebraciones de este tipo. Acá un vídeo de lo ocurrido:

  • En Santiago, una de las más tradicionales como comentaba más arriba, es la de la Población Los Copihues, La Florida, este martes 23 de junio. Comparsas, pasacalles, ritos, y otros.

11236148_10206030668580225_3324601355827125224_n

Yo que usted, no me pierdo la posibilidad de conocer y disfrutar, otra de las celebraciones ciudadanas que se mantienen fuera del stablishment y que no verá en la tele ni será portada de diarios 😉

La fiesta

Probablemente mi pasado en la Iglesia fue donde más aprendí a instalar recuerdos  ligados a la celebración.  Porque si alguien me preguntara hoy qué es lo que más recuerdo, son las fiestas. Las celebraciones, las ceremonias, el rito. Ahi es el punto clave de muchas respuestas.

Fue con las monjas italianas y brasileras el recuerdo más fuerte: el llegar a esa cocina gigante donde siempre alguna estaba preparando  alguna salsa.O haciendo hostias en la pieza de la costura, que si salían tostadas eran rellenadas con manjar. O pasando tardes completas preparando el comedor para la celebración del día día de algo a la mañana  siguiente. O ver esos bowls gigantes con masa de pizza, escucando tarantella, porque era el día de Italia.  O la samba a todo volumen, mientras en la cocina se prepara el cumpleaños doble de María Aparecida y Mapapo.  O hacer recuerditos , o llevar el servicio e inventar una forma nueva de ordenarlo. O hacer combinar el mantel con los colores elegidos para esa ocasión.  O preparar el jaroset para la cena juedo-cristiana. Así crecí, instalándose en mi cabeza que siempre sería necesario marcar ciertos hitos y para eso había que preparar, divertirse y celebrar. Quizá más de alguno pensará “puta la hueá fome, carretear con las monjitas”. Pero yo lo pasé la raja toda mi infancia, adolescencia y etc. Además puertas adentro. JA.

Luego el tema de los cumpleaños: Desde chica, fue la fecha más importante del mundo. Contaba los días, hacía listados de a quien invitar, qué tema le daría. Luego, cuando estuve más grande y sólo vivíamos con mi mamá, mi casa se transformó en algo así como el carrete multitudinario. 70 personas fácil, y todas conocidas, celebrando no sólo mi cumple sino el de mis amigas, carretes a beneficio, etc. Incluso con la paja que significa limpiar y ordenar antes y después, siempre me gustó prepararlas. Siempre me gustó reunir gente, hacer lazos entre gente que no se conoce y pudiesen ser tan útiles que se conocieran. Porque las fiestas son pa eso: conocerse, reconocerse, enlazar. Juntarse y celebrar. Reunirse y después acordarse de “esa vez” es fundamental para marcar la vida .Si no ¿Cómo ordenaríamos los recuerdos?

Y obvio que está el trabajar en la barra, en la puerta, en camarines, inventando formas de hacer lucas, compartiendo con amigos que hacen lo mismo. Y obvio que están las ñoquiadas donde invito a mis amigos a simplemente celebrar la vida. Y absolutamente que está el tiempo en que hacía recuerditos para celebraciones, del color que les gustara a la gente. Todo tiene que ver con lo mismo: marcar, celebrar, disfrutar que otros disfruten.

Además, en las fiestas siempre pasan cosas. Alguien que se conoció en una, se enamora. O se desenamora. O tiene una oportunidad nueva de pega. O se junta con gente interesante para un nuevo proyecto. Además, de muchas situaciones  y de muchas cosas que escucho ahi es de donde saco mis historias. Obvio.

Disfruto de la fiesta tanto cuando sólo asisto como cuando preparo, pero estar tras bambalinas significa disfrutar aún más con ese gustito por el estrés que me encanta. Será por eso que me gusta trabajar en ellas. Será por eso que ahora estoy pensando en ampliarme en lo del catering y demases. Será por eso que necesito estar ligada a ella, porque tiene que ver tanto conmigo.