Lola

El otro día estaba conversando amenamente con el Rata, vocalista de la banda Anarkía Tropical, analizando la escena, la cumbia en latinoamérica, qué es cumbia chicha, qué es cumbia amazónica entre otras cosas, cuando empezamos a hablar de su último disco.
-¡Oye qué buena canción es Lola, me identifica caleta! ¿Se la hiciste a alguien?

-A la perra del Macha

-¿Qué? ¿A una perra?

-Sí, es que la perra del Macha se llama Lola, como que se tira al agua y le da lo mismo y le hice una canción. Obvio que después le puse otros elementos de lo que tengo cerca, pero todo partió por hacerle una canción a la Lola.

[Cada vez que me acordaba, me cagué de la risa, pensando en todos los rollos que me había pasado pensando en que la canción se la había escrito a alguna compañera choriza 😛 ]

Datos

  • Lola, Primer single del nuevo disco de Anarkia Tropikal “Cumbia Punk 201666”.
  • El vestuario de la chica de la portada, corresponde a la Cumbiamba Caribe, comparsa carnavalera que hace ritmos afrocolombianos.
  • El Macha al que se refieren, es Aldo Asenjo, vocalista de la popular banda chilena Chico Trujillo.
  • Más de Anarkía Tropical en su Facebook

Adentro y afuera

Para entrar a Totó la Momposina, que tocaba en el Nescafé de las Artes, debía esperar la batiseñal de Wil, su tamborero, con el que habíamos trabajado en un par de fechas en Santiago las semanas anteriores, a propósito de la venida de Alé Kumá al Festival de Viña. En esa espera por la entrada, me encontré con Juansé, un colombiano que a su vez esperaba a su equipo, para filmar el concierto. Nos pusimos a conversar, con esa idea que no nos habíamos visto sólo una vez sino que probablemente varias, que nos gustaba la misma música y que probablemente habíamos estado en varias tocatas del colombianstyle.

Juansé me contó de su proyecto El Subsuelo, donde generaban material audiovisual de música de una calidad superlativa, por lo que quedamos de amigos de Facebook y al tiempo le pregunté que dónde podía ver más material. Me encantó. Yo a su vez, le mandé material mío escrito. Supongo que le gustó también.

Nos juntamos otro día, con la idea de colaborarnos en proyectos afines, pues claramente teníamos una mirada más o menos pal mismo lao y si. Así que a poco, me llamó para hacer la producción (y en el camino el arte) del vídeo de Combo Ginebra, Adentro y Afuera.

Combo Ginebra

La banda Combo Ginebra, puede ser una de las bandas que más me ha tocado ver en vivo,  íconos de los tiempos de Galpón (Victor Jara) junto a Chorizo Salvaje.Una de las bandas que después de Chico Trujillo, Conmoción, Juanafé y la Mano Ajena, eran las cabeceras de cualquier parrilla musical entretenida, como de sandía calá. Nacieron el 2004 y suenan a esa cumbia antigua, melodramática y agitanada que los caracteriza. Una de las primeras bandas de cumbia en usar iluminación poniendo un pie forzado en las bandas que vendrían después y forjar a uno de los más prodigiosos iluminadores que hoy tiene la escena musical, el groso Erasmo Cubillos.

Aunque me sonaban en la cabeza, el 2007 me fui a vivir a un cité ubicado en Irarrázabal con Seminario, donde para un 18 que tenía cara de amargura máxima por la escasez, se escuchó música en la calle y eran algunos de ellos tocando. Los conocí en cientos de tocatas principalmente en el Galpón Víctor Jara y en la Fonda Permanente,tanto como asistente a tales fiestas como trabajando y compartiendo; me tocó trabajar con ellos en más de algún catering, nos conversamos sobre la realidad musical y la escena con más de alguno alguna piscola en la barra de alguna salsoteca o en el camino a una y fueron una de las bandas que apañaron para el evento a beneficio de cuando me accidenté. Por lo tanto sacando la cuenta, son como 9 años de estar compartiendo, sobre todo en esos espacios que ya no están.

Hoy sin varios de sus músicos originales que incluyen la salida de su frontman histórico (lo que querámoslo o no es un tema para los que los hemos visto tantos años), toman un nuevo respiro y salen de nuevo al escenario, tomando protagonismos de los músicos que se quedaron como David y Javier e incorporando a nuevos talentos,todo esto en una escena  ametralladora de bandas que tocan una “nueva cumbia”,que a muchos de sus seguidores, como a mí, puede que ya no nos guste tanto. ¿Cómo se ve este regreso? ¿Cómo se ve Ginebra en este retorno a las pistas? ¿Serán los Viudos del galpón los que sigan  escuchándolos o serán las generaciones que jamás pisaron Huérfanos 2146, los que lo incluyan en su lista pachanguera de Spotify?

La producción del vídeo

Nos juntamos con Juansé y me contó un poco más: La canción era súper sugerente, el vídeo esperaba ser no tan obvio y literal, sino que mostrara a una mujer desarrollando su vida-rutina diaria, con este dejo también de situaciones que graficaran este adentro y afuera: lavarse los dientes, comprar, cocinar, estar en un patio o dentro de la casa, rezar o masturbarse.

Un equipo y presupuesto acotado pero honrado, 3 chicas ( 2 chicas que ya habían trabajado con Juansé y yo) y con una disposición de hacer las cosas bien, en los 2 días que disponíamos para esta misión. Además, una protagonista que tuve la oportunidad de contactar algunos días antes, con una disposición y buena onda a prueba de cualquier cosa.

Como locación principal, usamos el refugio de Juansé en La Florida. Se sabe que yo vengo de la comuna-mall y que la vista cercana a la cordillera me provoca cosas, así que a pesar del frío estaba feliz con el Raco pegándome en la cara. Pasamos 2 días entre café, fideos, jugo de botella, pancito y dulces. 2 días entre escaleras amarradas con gaffer, estufa que daba más luz, 800 huevaditas en una mesa para ir adecuando el arte a lo que necesitábamos. Un vestuario de colores lisos-arrendado a una amiga que es la más seca a la hora del Outfit , unas panties maravillosas de una tienda que hace un mes más o menos ya no existe más en el pasaje de las carteras de la Plaza de Armas ( conchemimare, ni el pasaje se llama así). Colores fuertes, juguetes de Japi Jane ( ¡Gracias Jane otra vez!) figuritas religiosas. Y ahí me quiero detener ¿Cuándo hay de divino en el sexo? ¿Acaso no es la virginidad un contrasentido al disfrute divino del “estar adentro y afuera”?

Lo pasamos bien, nos reímos, comimos un asadito de choripanes con mayo, fumamos, nos reímos, seguimos grabando. Me conocí con las chiquillas, afiansé la buena onda con el tremendo Juansé, adoré a la Nina porque no puede ser tan pero tan regia y tan pero tan buena onda a la misma vez, todo en una misma persona.Lo pasamos bacán.

img_28731

Hace como un mes ya Juansé empezó a mostrarnos algunas capsulitas y el jueves pasado fue el lanzamiento en el Club Chocolate. Contenta con el resultado, buena experiencia esto de trabajar en la producción y arte de un vídeo y más con gente que te cae tan bien (Tener un director de un temperamento tan pero tan amable, hace querer seguir haciendo cosas así también). Así que puedo agregarle al CV un oficio más.

El coro de la canción es ultra pegote. Espero que les guste y si no, igual ya lo vieron y de seguro se les va a pegar el coro igual.  😉

Pueden dejar sus comentarios, incluyendo que diosito me va a castigar por blasfema.

Alé Kumá en Chile

12615259_10153907709523158_1189853288116626863_o (1)

Desde hace rato ya, que le vengo siguiendo la pista a la música de Colombia, especialmente de la costa Caribe: Acá cuento de como terminé conociendo a los gaiteros (de San Jacinto), de como terminé en el festival de la flauta de millo de Morroa, cuando voy a Cartagena y me junto con Nando Coba y su Golpe Seco o en mi instagram hay fotos de ese lindo encuentro entre Paíto y Cotito Medrano ( Perú) , las colaboraciones en la producción del Homenaje al Carnaval de Barranquilla en Santiago, ser asistente y difundir la mayoría de los espectáculos de esta índole etc. Un camino que se une a otros caminos previos, sabrán, lo más lejano al azar.

Pero hay 2 cosas que se cruzan en el camino contantemente de seguir leyendo y escuchando de estos ritmos: Alé Kumá y María Barilla. Lo primero, una banda que tiene uno de los discos que todo Colombialover pareciera escuchar   y casi saber de memoria y de manera obvia: “Cantaoras” de una belleza sin igual. Y por otro lado, María Barilla, el musical, que lo acompaña musicalmente la misma banda.

Hace casi un año, de hecho, yo había decretado un deseo. Hoy se empieza a cumplir 🙂

Alé Kumá

Alé Kumá es una banda que se formó en el 2002, para tocar música tradicional de Colombia, principalmente de, la Costa Atlántica, de las sinuosas orillas de Río Magdalena y de la Costa Pacífico, con toda la riqueza que eso conlleva. En esta ocasión visitan Chile para representar a Colombia en la competencia folclórica del Festival de Viña del Mar con la canción por el “Norte y por el sur”, que puedes escuchar aquí.

Músicos de gran trayectoria, como Leonardo, letrista de innumerables canciones que a muchos nos podrían sonar como conocidas. Abelardo que fue el que me explicó en Morroa,  lo que refería a la flauta de millo, Wil Guzmán, tamborero de Totó la Momposina y así.

¿Cómo se gestó que vinieran a Maestra Vida?

Estaba revisando mi twitter, cuando vi un link al Instagram de Alé Kumá. Pinché para asegurarme que los seguía en esa red social y me encuentro con la sorpresa que están seleccionados para representar a Colombia en el Festival de Viña. ¡Vienen a Chile! ¡Hay que puro armar una fecha!

Así fue como me contacté con Leonardo Gómez Jatting, director  y autor de muchas de las canciones de la banda, me contacté con la Paz,productora de Maestra Vida y con alguna gente que pudiese ser parte de esta locura y que apañó desde el día uno ( Grande Clau! y los que se han sumado). Partiendo porque yo quiero ver un espectáculo de esas características y seguir aprendiendo. Así fue como quedó en que tocaran este 17 de febrero, desde las 23:30 ( Hora del concierto 00:30) en Maestra Vida. La entrada vale $5000 y si te inscribes aquí , entras en una lista de $4000 ( hasta las 23:59).

Probablemente se realice un taller de percusión por los mismos músicos de la banda. Si te interesa, deja tus datos para hacerte llegar cuando y donde.

 ¡Qué sigan nuestros pueblos uniéndose! ¡Qué la música sea el mejor camino para la integración latinoamericana!

Los Gaiteros de San Jacinto

Hace un tiempo, me cuentan que los Gaiteros de San Jacinto, vienen a Chile. sí, los llamados Rollings Stones de la cumbia, los ganadores del Grammy 2007, los mismísimos que con la voz de Juan Chuchita Fernández característica o de  Toño García, han musicalizado desde los años 50, incluso nuestras fiestas familiares en Chile sin saberlo. ¿No me cree? Por ejemplo: la popular “La escoba” tocada por Chico Trujillo en esta versión, es prueba de ello.

También me indican que su presentación principal (que fue hace un par de días) será con Matanza. Me da un dolor de guata y me empieza a tiritar un ojo ¿Cómo? ¿Y el formato tradicional? Re-pienso: Hey, esto no es malo. ¿Cuántas veces yo misma no he alabado y he hablado de la riqueza de la fusión de sonidos? ¿Por qué no?

La música tradicional colombiana y yo

Hace 7 años,por cosas de la azarosa vida fui invitada, a la inauguración de una escuela de danza que empezaba por esos días en Ñuñoa, Santiago de Chile. Danza Ébano, como se llama el lugar, abría sus puertas en pleno Irarrázabal, como escuela de entre otras danzas, las afrocolombianas, afroperuanas, de Sri Lanka y tantas otras, al mando de los Cristianes.

Mientras estábamos ahí tod@s, en plena conversa, recuerdo perfecto el momento, en que  engullía un manojo de maní/ramitas/papas fritas, se escucha la voz de Giuliano, un (severo) músico colombiano que vivía en Chile en ese tiempo, que grita ¡Que llegaron los Gaiteros!

Y sí, sin mediar presentación, entradas, tickets numerados, filas ni demases, estábamos en esa mágica noche, donde teníamos a los mismísimos Gaiteros de San Jacinto, tocando hasta la madrugada e incluso bailando con nosotr@s. Juan Chuchita, Jairo, Freddy y los demás, ellos que cantaban originalmente las canciones que bailábamos en las fiestas que nos gustaba asistir, estaban ahí con nosotros, a piso. Hasta la madrugada, tocando horas interminables tanto como el ron, mientras una Amanda Fecci Cantillana (Sí, la misma hermosa pequeña que baila algunas veces junto a la Banda Conmoción), de escasos 3 meses, dormía en una sala contigua. Ahora, justamente, tiene 7 años, por eso lo sé perfectamente.

La experiencia de conocer de esa manera a los Gaiteros, interiorizarse en su música, sirvió para que se me volara la cabeza con esos sonidos que ya veníamos bailando hace un rato, pero se hacían reales, palpables ¡Teníamos frente a frente a los que venían tocando su música hace décadas! Estábamos bailando con Juan Chuchita!

Desde ahí,  la música de gaita, de la sabana y costa colombiana, pasó a ser algo propio, tanto como esa noche bailando junto a los maestros máximos del género.Luego vino Petrona Martínez,  Totó la Momposina, bailamos hace poco con Paíto y los gaiteros de Costa Brava. Me adentré en el festival de la flauta de millo en Morroa, Sucre. Aprendí de instrumentos preguntándole a los que tocaban, fui hasta Cartagena de Indias a conocer a Nando Coba y su golpe seco, estudiar mucho con el Homenaje al Carnaval de Barranquilla del que soy parte de la organización y la posibilidad de poder ir al de verdad pronto a sacarle el rollo a una organización de esa envergadura y a su riqueza cultural;  fui coleccionando maracas hasta llegar a las que tengo hoy y sigo aprendiendo de los sonidos del mundo, sobre todo de latinoamérica. Sobre todo de Colombia. Sobre todo de la zona donde el sonido de las gaitas, la flauta de millo y el bailar es tan importante y emotivo, como a mi corazón y mis patitas cuando escuchan a la gaita tocar <3.

Fusión tradicional-electrónica.

La cumbia enchufada o la fusión de sonidos tradicionales afrocolombianos con beats hechos por máquinas, no es algo nuevo. Sin pensar demasiado se me vienen  agrupaciones que son súper comunes en cualquier playlist de fiestas del barrio, en Chile y Argentina como Bomba Estéreo, Systema Solar ó Chocquibtown  . Si le agrega la versión de Parió la Luna de la Mojarra Eléctrica (con el típico clarinete a todo pulmón al empezar) ó agrupaciones nuevas como Profetas, me empiezo a relajar. De hecho los mismos gaiteros ya lo hicieron con Dub de Gaita con el productor inglés de dub,  Adrian Sherwood.

Otro ejemplo reciente en nuestro país, es el que logra relajarme en serio: el trabajo de Nelda Piña y la Boa, esa suerte de Afrobeat sabroso, que trae a una de las cantaoras más reconocidas del caribe, junto a más de 10 músicos qué, haciendo una mezcla exquisita, es prueba absoluta que se puede y se puede con ganas ¡Qué proyecto lindo ese!.¡Ojalá logremos traerla una próxima vez!

Me auto-repito: No es algo nuevo la fusión de sonidos, no es un agravio a la tradición, sino una opción viable (?).Empiezo a respirar más tranquila y pienso en la posibilidad de pensar en uno de los conjuntos de música tradicionales MÁS TRADICIONALES en mi cabeza, con estos sonidos de sintetizador. Veamos qué pasa. O escuchemos, mejor.

Mis favoritos

Hoy tocan los Gaiteros en el Bar el Clan y la verdad, dudo mucho que queden entradas y/o que pueda entrar y me da pena, porque habría sido genial gestionar otros espacios además, tal vez más grandes, donde el foco fuera lo tradicional. Pero claro, se entiende también que la producción de una gira es una empresa no tan fácil ni tan barata de cubrir, ni los medios, ni los tratos, ni las formas. Yo tuviera plata en mi bolsillo, los llevo a un parque, para que bailemos hasta que amanezca.

Afiche Gaiteros de San Jacinto, para Bar el Clan
Afiche Gaiteros de San Jacinto, para Bar el Clan

Por el momento, creo que vari@s quedaremos con la sensación que hay que seguir pujando para que los espacios se abran en vez de cerrarse, donde la música en vivo sea el centro ay como echo de menos el galpón, conchesumare . Ya llegará el día, oh.

Y para finalizar, con un repertorio inmesurable de varias décadas, es súper difícil elegir,  así que dejo mis 6 canciones favoritas

  1. Candelaria

  2. Manuelito Barrios

  3. Campo Alegre

  4. Fuego de cumbia

  5. La Maestranza

  6. Rosita

Panoramas entre 27 de Mayo y 1 de Junio

Para esta semana estoy tapada en pega y actividades varias. Es por eso mismo, que les dejo por día los panoramas que pueden disfrutar en Santiago y que de una u otra manera estoy involucrada. Así que si asiste a alguna podemos aprovechar de vernos un ratito más que sea (Péguese una llamá si, que estoy sin Whatsapp).

Loh Vimoh

JUEVES: Me presento con monólogo,  teloneando a @bruffinelli , @pamelita_leiva y @cristinaPyL en el Clan . Imagen   Y a la misma hora, se estarán divirtiendo entre tocando, escuchando e improvisando este estilo de música  con la Roda de Choro en el Quitapenas Imagen   VIERNES: Los amigos de Dios los Cría ( Cueca) y La Pasotera ( Cumbia) ¡Aguante Panchoooo! Imagen   El viernes también es la fiesta aniversario de Cáñamo, donde tocan Los Tetas y la Banda Conmoción. A los primeros 100 les regalarán revistas y semillas. Y yo estaré trabajando en ella 😛 cañamo       SÁBADO: Como ya es costumbre en El Quitapenas , vamos a hacer una noche del terror, donde ni el frío se va a atrever a echarnos pa la casa.Empezamos a jaranear los sábados, poniéndole todo el corte bailonguero y como novedad, sacaremos las mesas de cerca del escenario para que se haga trompo echándose un dancing. O varios.


Se presentan en esta noche mágica las terribles Cuecas de Los Caballeros Pasan Piola junto al sabor altiplánico, chichero y cadencioso de los Taco Aguja Cumbia . Pero además… un invitado de lujo!! tenemos el honor de presentar a un ídolo de todos los tiempos: Manolo Lágrima Alfaro. Les recordamos que la cosa empieza temprano ( A las 22:00) y termina por ahí por las 03:00 am. Y usté y su cuerpo saben que acá se pasa bien, así que haga un esfuerzo y llegue temprano. bohemio y bacan DOMINGO: Y la aplazada ya tradicional marcha “Cultiva tus derechos”. Porque somos miles de volados  personas que creemos que tenemos el derecho al autocultivo! marcha

  15:00 hrs: Despedida de la Cachiiiiiiiiiiiiiiiiiii ( Pregunte por internoC)

Festipito, Morroa-Sucre (Colombia)

Nota: Mi amor a la cumbia y a la música en vivo llegó a niveles aberrantes, tanto  que me hizo atravesar un montón de ciudades,departamentos, mamarme muchas muchas horas en buses de mierda, dándome una vueltas absurdas, para pegarme un piquero en aprender algo más de ese ritmo (algo más que bailar frenéticamente cantando alguna canción favorita, digamos), en el país de cumbia: Colombia. Aprovechando que andaba por acá trabajando, me escapé y terminé en Morroa, Sucre bailando a pata pelada hasta que no dí más. Y además de pasarlo a toda raja, aprendí. Aprendí caleta. 

Primero ¿Festipito? ¿Pito de millo? ¿Aló? ( ¡Gracias por la explicación Abelardo Jiménez!)

El festipito o Festival del Pito atravesao se realiza hace 25 años en Morroa, departamento de Sucre en Colombia. El pueblo donde se realiza el festival es conocido por 2 cosas: Las mejores hamacas del mundo y el pito de millo, que le da nombre al festival. Yo había escuchado algo de este instrumento como que un amigo estaba investigando del tema para tocar, pero fuero de eso y de alguna foto y de escuchar canciones donde claramente no se utilizaban gaitas-pero algo por el estilo había-nada más.

El pito de millo es una especie de flauta de un material similar a la caña, también llamada sorgo, que es un cereal con el que tostado se hacen unos dulces en Palenque llamados alegría ( uy, que rico que unos dulces se llamen alegría <3). Actualmente se utiliza otro material llamado carrizo, que le da más volumen, resistencia, etc.  Son sólo 4 orificios más  cortes  que le hacen la lengueta que soplándola, al vibrar saca un sonido agudo que con la experticia del millero ( como se le llama al que toca) se van escuchando melodías que se usan en la puya, el fandango, la cumbia y otros. Con un cordón amarrado algunas veces, le sacan más volumen.

El millo se toca en esta zona como en otras muy muy cercanas se reemplaza por  gaitas ( macho y hembra) cortas o largas acompañada de  maracas, llamador, alegre, tambora ( acabo de descubrir que la tambora es “muy” nueva y que es considerada dentro de los instrumentos utilizados en la categoría ( de concursos por ejemplo)de proyección y no tradicional-tradicional por lo que cuando se toca tradicional, no se utiliza) y en algunos casos guache.

La idea de ir

Esta  historia de amor con estos ritmos viene de hace tiempo:  me enamoré de la cumbia tal vez hace unos 6 años, cuando tenía el programa de radio en la Uniacc y empecé a asistir a muchas tocatas,incluyendo invitaciones para encontrarse en una rueda con grandes del género como los Gaiteros de San Jacinto o ir a los conciertos de Petrona Martínez y Totó la Momposina. También porque empecé a juntarme con gente que le gustaban o tocaban esos ritmos. Di una batalla en la radio durante todo el tiempo que el programa estuvo al aire, porque me dejaran colocar música en español, más aún si era cumbia ( o lo que nosotros conocemos como tal).

Me costó encontrar algo: los sitios webs en general acá sufren de estar desactualizados y a lo sumo encontraba ciertos datos de años pasados, pero nada muy concreto. Luego de ponerme a escuchar música de Martina Camargo ( que me aclaró que lo que ella toca es Aires de Tambora, otro de los tantos ritmos del caribe) y revisar sus redes, me encontré con que el año pasado estuvo en el festival de Pito atravesado  ( Ojo argentinos, no me refiero a lo que están pensando y se están sonriendo. NO). Y me salía que el festival iba, en otros me aparecía un comunicado que lo habían aplazado porque  habían unos conflictos políticos. Incluso pensé no ir. Y aunque me quedaba a trasmano de donde estaba, jamás iba a ser tan lejos como de Chile hasta allá.

Me había quedado ahi, a la deriva sin saber qué hacer así que me fui al terminal y compré el pasaje al primer lugar de la  costa atlántica por mientras sabía qué hacer. Y preguntando, preguntando a los días me embarqué hacia el lejano ( en ese momento) Morroa. ¿Morroa? ¡¿Dónde queda eso?! No existe, estás equivocada. ( Frase favorita de los puestos de información) Me había costado un montón encontrar información en internet y ahora en el terminal me decían que no existía. ¡Pero si yo lo busqué por internet! Y me miraban con cara de pobre hueoncita quizás qué vió . Y yo insistía porque una señora cuando estaba esperando un taxi además me había dicho que era de allá, por lo tanto si existía.Y bueno, alguien por ahi me dijo que seguro que para ese lado había que llegar a Barranquilla y de ahi tomar otro bus, otros buses, como 3 transbordos más para llegar. Si es que llegaba.

¿Y tú etás sola? ¿De Chile? POR QUÉEEE?

 Y es difícil entender para muchos ( casi para todos en realidad) por qué mierda estoy yo sola, metida en un pueblo que no se llega fácilmente, que no soy músico, no soy pareja de músico, sólo para disfrutar de la música y aprender. Y continuamente debo explicar que la cumbia, que en Chile es muy importante en la cultura a tal nivel que en nuestras fiestas patrias la escuchamos. Al nivel de saberse un montón de canciones tradicionales del folcklor y no porque me guste solamente: cualquier chileno que va a un matrimonio promedio al año, se las sabría. Otra cosa que debo explicar por qué una mujer anda sola viajando. En realidad es dificil entender por qué no estoy acompañada o de mi novio/marido de un grupo o de amigas. Por ahi voy entendiendo un machismo que no había visto así hasta ahora. Si la liberación, la ropa, la sensualidad, pero mucho más tradicionales que en Chile en conceptos fundamentales. Me comentan que hace un par de años vinieron unas chilenas, las Cumbiamé y que se acuerdan de ellas hasta ahora.

No todo es bailar a pata pelada

Y bueno, a rato siento que estoy sola, en un pueblo en carnaval y que no tiene ni un sentido trascendental además de pasarlo la raja. Saco fotos, grabo vídeos pero ¿Como aprendo? ¿Como me relaciono? En un momento me pongo a conversar con Axel y su grupo Son pal Pueblo, que desde el principio había destacado por estar al fondo del gimnasio donde llegaban los grupos que venían del desfile a presentarse. Y Axel me empieza a contar muchas cosas de la música: las diferencias entre el porro, el fandango, la puya. Cómo se tocan distinto en distintas departamentos incluso, en ciudades muy cercanas. Como es que el mismo ritmo lo tocan con distintos instrumentos como el millo, las gaitas, acordeón o platillos y clarinete. Como es que suenan las tamboras tocadas acá o allá donde viven ellos cerca de Barranquilla. Y ahi encuentro el sentido de esta parte del viaje: aprender. Y como soy una maldita nerd, me encanta aprender así que le voy preguntando y él y los chicos me van explicando. Además, andan con Jesús, un chico que participó concursando en el festival con el que bailamos y me va corrigiendo mi fandango y mi porro cansador. Me voy feliz a una hora indeterminada luego de haber bailado hasta el cansancio, con la promesa de volver al día siguiente al ( cáchate el nombre pa que te hagai una idea) Festival de la Pernicia.

Pernicia po loco

Cuando logro levantarme y tomar la moto hacia Morroa ( Me estoy quedando en Corozal) llego a lo que sería un after festival, donde músicos, bailarines y los prendidos de siempre, comen y beben. Y obvio, siguen tocando.

Y ahi se me vino de golpe lo de la alegría y la fiesta en Colombia. La institucionalidad de la fiesta terminó, pero el mambo sigue. La gente sale de sus casas y todo no se concentra en un lugar ( la calle de lo locos, donde se está cocinando y tocando) si no que emerge en distintos lugares de la ciudad. Todo el día. Onda que se apaga en un lugar y nace en otro, en OTROS lugares. También obviamente recibimos el bautizo del que oficia la fiesta ( un hombre disfrazado de sacerdote con una rama haciendo las veces de rociador de “agua ardiente”), el agua de la gente que tira para apaciguar el calor y el sudor. El aguardiente y el ron corren y corren en pequeños vasitos donde todos perdemos la cuenta de cuantos.

Nos hacemos amigas con una española, Luna, que lleva viajando años así y me invita a quedarme en un colegio donde se están quedando algunos de los que van al festival. Así que voy en algún momento a buscar mis cosas y las traigo a ese lugar. La rumba sigue, sigue luego de que mis hawaianas se rompieran hace rato y ando a pie pelado por todos lados ( oye tú, eres una más, eres de aquí, andas descalza como si fueras de aquí!). Los viejos que preguntan si una está soltera y que por qué no te casas con ellos y los llevas para Chile. Y te lo repiten y repiten , surfeando en aguardiente. Y yo, mechita corta con curaos jotes me pongo algo violenta y le ofrezco un comboenlhocico, pero bueno, me sacan de ahi bailando para que se me pase. No le pare bola, no le pare bola, no le pare bola.

Con las chicas que he conocido nos vamos finalmente a una rueda en un local donde se siente la rueda de gaitas ( que no he escuchado en todo el festival, porque se utiliza el pito de millo en vez) y ahi recibo otra clase magistral.

Y la experiencia

La segunda parte de mi viaje ( recordemos que la primera, donde hablaré de Santander saldrá en un tiempo más) toma sentido con esto. La verdad la playa, el sol y todo eso no me importa tanto como el haber pasado por ahi. Ver in situ, en los lugares donde se hizo la cumbia. Me dan muchas ganas de volver, muchas veces, meses a aprender con los maestros. Una relación que se estila por acá es justamente eso: aprender de los viejos que han aprendido de otros viejos y así la tradición oral se ha mantenido. Así como las hamacas son reconocidas porque de tiempos inmemorables han tejido hamacas y se han pasado la técnica de generación en generación, así mismo es como la música se pasa a través de los maestros que vas a ver a las casas, que te quedas, que te hablan, que te enseñan, que te corrigen.

Agradezco a todos los que de una u otra manera tuvieron que ver con este viaje y con la experiencia de Morroa. A Axel y su grupo Son Pal Pueblo, que me dieron la oportunidad de compartir con ellos, de ver su arte e írmelo explicando y a Abelardo que tras mis dudas me llevó para un lado, me sentó y me explicó con detalle algo tan básico como saber del instrumento rey del festival. De verdad, gracias.

¿Y si yo quiero  llegar a Morroa?

Para llegar a Morroa estando en Colombia, llegar a Barranquilla. Tomar un bus hasta Corozal, Sucre ( Conseguir alojamiento ahi pues no hay posadas, hosteles o similar en Morroa)que te saldrá ( a Junio de 2013) $30.000 ( Colombianos, algo así como $9.000 chilenos) . Ahi tomar una moto que en menos de 5 minutos te dejará dentro del pueblo, que no te debería cobrar más de $2000 colombianos, algo así como $600 chilenos.

Lugares cercanos: Sincelejo, Ovejas, San Jacinto, el Carmen Bolívar.

El festipito ( O festival del pito atravesao) es en junio aprox.

Contacto: Hay una página en Facebook, donde pueden consultar mejor 😉