Te amo, mi teleserie de media tarde

mexico 12
Amo a México, como podría amar a alguien.

Vivimos una relación de casi 5 meses, donde nos conocimos lo que uno puede conocerse en ese tiempo: una percepción sesgada en relación a decir “Yo viví 4 años” o “Yo he vivido toda mi vida ahí”, pero un poco más intensa que “Estuve un par de semanas”. México es grande, yo pequeña, pero los dos parecemos que somos tan intensitos como cuando tropezas con un escorpión: un pequeño suspiro de “conchetumare, menos mal que no me picó”, pero ahí estuviste, al borde, casi. Siempre casi. Siempre un eterno casi, como de final de teleserie. Todos los días, todo el tiempo. México es un montón de colores, un montón de información, un montón de tanto. Pero tanto y eso que a penas nos estábamos conociendo.

Amo a México como para todos los días llorar un poco la lejanía del huitlacoche o del carrito de hamburguesas al carbón a la vuelta de mi casa, abierto 27/7. Y si equiparo, echo mucho más de menos la salsa valentina en las papitas fritas, que el ketchup. O pasar por Tlaquepaque por unos taquitos árabes en vez de por unas sopaipillas. Casi pero casi, lo pongo en la categoría “Julio” o en la categoría “la rucia de la vega”. Ejemplos ridículos, pero explícale esa hueá a mi estómago y a mi corazón. Y el corazón se puede marear, pero estómago si que no miente. Ese si que es de verdad, como las hamburguesas, 24/7.

También lo odié y mucho, porque me sentía absolutamente desolada en sus fauces feroces y en su indiferencia-silenciosa-ridícula, en su violencia omnipresente pero velada, no visible a simple vista, porque hay que ser gentil en público, para qué en lo privado. Hay que ser amables al preguntar por algo ¿Pero por qué ser amables en la comunicación de muertes cotidianas, poniendo en portada miles de cadáveres reventados a diario? ¿Por qué ser gentiles con ustedes mismos? ¡Cómo lloré implorando estar en un lugar distinto varias noches! ¡Cómo me desesperé ante los choques culturales, ante la verdad no-de-cuentos del miedo que está hasta en lo más profundo de esa sociedad!

Ayer estuve hasta tarde y hoy he estado mirando, retuiteando, recopilando información útil para los habitantes de CDMX desde mi vereda absurda de la digitalidad, porque es re poco lo que puedo hacer desde aquí. Me angustia saber que a escasas cuadras de todo lo que me moví y recorrí en esa ciudad, estaba quedando la cagá, que habían amigos con los que no me podía comunicar o que simplemente la distancia física me hace imposible irme a recorrer sus casas, a repartir abrazos de esos que uno da en los terremotos, sintiéndose tan feliz de tenerse y de conjugar con escándalo el apapachamiento.. Es como cuando sabes que un ex lo está pasando mal o cuando alguien con quien no hablas pero le tienes cariño tiene un problema y levantas los pañuelitos blancos como de “Antes que me digas nada y que nos volvamos a nuestras leyes del hielo absurdas, dime que estás bien, (no hueís) dame un abrazo, te deseo lo mejor, adiós”.

Más de alguna vez comentamos que para que México reaccionara de la narcodictadura que está viviendo, debería pasar algo grande. Algo que lo remeciera, hasta mencionamos “No sé, un terremoto, algo”. Y bueno amigos: esta es. Este es el momento de tomarse el país, de dar un giro, de reaccionar y darse cuenta que no necesitan de nadie más que de ustedes mismos para salir adelante.

Te amo México con locura, con locura demencial de teleserie de media tarde, súper disfrutada y súper llorada y súper cebolla, con canciones mamonas ( chilensismente ese mamona) y con muchos pedaleos y caminatas nocturnas y tardes encerrada escribiendo. Los abrazo, me muero de ganas de estar pedaleando y ayudando en algo. [Si a alguien se le ocurre una forma desde mi compu en Bogotá+quién pueda reclutar, por favor ténganme en cuenta]pero no estoy allá y tampoco tengo como mandar algo. Amor, mi amor ridículo, ese sí se los puedo mandar. A chorros, a kilos, a teramegasúperkilos.

Anuncios

Coste de la vida en Ciudad de México

Ciudad de México es una ciudad caótica y hermosa, con 22 millones de habitantes, especial si te gusta la actividad, los museos, el movimiento extremo e incluso el caos o quieres tener una idea general de lo que está ocurriendo … Sigue leyendo

Amar, forear y pedalear Ciudad de México

***El texto es la versión extendida de la colaboración publicada por Cletofilia, revista de ciclismo mexicana a propósito del Foro Mundial de la Bicicleta 6, en la Ciudad de México en abril recién pasado. Lo puedes ver acá  Vine al … Sigue leyendo

10 cosas que debes saber al venir al #FMB6

Hola, soy Mapapo, soy chilena y participaré en el Foro Mundial de la bicicleta. Me vine hace un par de semanas, y algo he podido captar de la ciudad, de la gente y de lo que debes tener en cuenta acá.

Ojito, que esto no es nada PERO NADA de oficial, porque esta vez vine a disfrutar aunque igual tengo una presentación y cercanía obvia con la gente que nos hemos conocido en los últimos 3 años.

Si vas a participar en el Foro Mundial de la Bicicleta, es probable que nos hayamos topado en alguna de las actividades previas al foro.O que no nos hayamos topado aún, pero ya nos vimos/conocimos/amamos/odiamos/ni si quiera nos topamos, para el foro en Chile ( donde participé en la Producción). O que no nos conozcamos, pero nos ubicamos  por el grupo de Facebook que se armó el año pasado para el foro anterior o por el chat que se armó ahora. O simplemente no nos conozcamos porque llevo relativamente poco tiempo en la movida orga ciclista y todo bien, si ni que fuera qué o qué.

Estoy tratando de terminar la presentación sí, ya sé que debería haberla terminado, pero bueno, en los post anteriores a cerca de este viaje entenderán por qué no he tenido taaanto tiempo  que tengo para el viernes, cosa que no logro aún, pero ya estoy muy feliz de estar en México, porque lo he pasado bacán. Muy bien. A veces siento que hasta demasiado , incluso con los traspiés que de una u otra semana, igual le dan su toque.

Acá hay algunas recomendaciones en base a lo que me ha pasado, si hay algo errado en las informaciones, pegue el grito para modificar.

  1. ¿Mapa de los lugares? No es que sea generosa: simplemente lo hice para mí porque estaba media perdida con un par de locaciones que obvio quedan a la vuelta y decidí compartirlo 🙂
  2. Sobre el AGUA:  El agua no es potable y escasa, por lo que más de alguna vez te tocará o echar agua con un tiesto o que se acabe o toparte con lavamanos mixtos o que “todo lo que se fue de ti” no se vaya totalmente a la primera tirada de cadena. Ya hablaré de esto en extenso.
  3. “No, si no pica” : la mentira más grande de México del mundo mundial. Hablando en serio, la realidad es que la comida sólo pica si en verdad pides que sea así. Separan bastante salsas del resto. Pregunta por las comidas sin picante y puedes surfear bastante bien si no te gusta el picante/chile/ají como a mí aunque cada vez me gusta más.
  4. ¿Qué ropa traer? De todo :P. El clima varía en un mismo día de calor achicharrante, a lluvia súper mojadora, a viento fresco. OSEA TODO.
  5. ¿Quién ha traído la bici? YO 🙂 .Lamentablemente, una de las pocas líneas aéreas que te permite traer la bici sin cargo, es Avianca. Por eso aproveché y la traje ( desarmada, con globitos, en un bolso).
  6. ¿Qué ver? Según yo y como dije en el foro pasado, aunque todo el evento es increíble, todo el tiempo hay imperdibles como:
    *Miércoles 19>>>Inauguración Plaza Santo Domingo
    *Jueves 20>>>Rodada paseo de tod@s. Monumento a la Revolución
    *Viernes 21>>> 16:00 Charlas relámpago, Bicicleta y trabajo. Estoy yo encabezando la lista de esas charlas en el programa, con @humitadomicilio y La Chica @delosmandados (Vaya a verme!!!)
    presentación.jpg
    [También hay una fiesta en el Museo del juguete]

    *Sábado 22>>>Panel de Género

    *Domingo>>>Foto oficial, Ángel de la Independencia a las 09:00? 09:30? 10:00? de la madrugada DEMASIADO temprano.

  7. ¿Dónde ir después? OAXACA. Con un grupo iremos post foro a las playas de la costa de Oaxaca ( es bastante grande, así que queda medio leijtos pero todo el mundo ha dicho que vale la pena), es bastante más barato que la otra costa. Partimos la misma noche que termina el foro y dien por ahí que también me pueden preguntar #dejolainquietud
    17833930_10209029690686066_1796979886602212495_o.jpg
  8. Puna: Yo sé que soy especial y media fatalita y me pasa de todo lo que no le pasa al resto, pero ayer me apuné.  Y México está poco sobre los 2000 y Santiago poco sobre los 500 y que no es tanto. Y no llegué recién, pero pedaleé recién y casi me morí, qué hueá le voy a hacer. Ya hoy estoy mejor, después de hacer reposo, de compresas frías y de seguir bailando y pedaleando pa que el cuerpo se acostumbre. Si trae mate de coca u hojitas POR FAVOR regáleme un par. Ya pasó la urgencia de ayer, pero no quiero que me vuelva a pasar y no estoy ni ahí con dejar de pedalear o de bailar. Y no, no es fácil encontrar algo típico del norte de Chile como dulces de hoja de coca o similares.
  9. ¿Dónde comprar mezcal artesanal? Pílleme por ahí y le cuento ;).
  10. Lo que nunca está demás: BAÑO: No en todos los lugares donde se come, hay baño. Pregunte con antelación, sino, busque. En gral. se anuncian baños públicos a 5 o 6 pesos en varias de las calles de la ciudad.

Cualquier cosa, me pueden pillar por acá, pegar el grito.

¡¡¡Nos vemos rodando por las calles de México!!!

CDMX, impresión I

Si CDMX fuera una persona, sería como una que te tocó hablar en una fiesta en la fila del baño y sabes que la tendrás que ver todo el próximo mes. En 5 minutos, te dió tanta información, que no logras ni en las horas posteriores, ordenar y asimilar todo lo que te mencionó, las películas que citó, las bandas que te dijo que no podías dejar de escuchar, menos aún las cosas que le hacían brillar los ojos. Te pareció interesante pero apabullante a la vez, me asusta pero me gusta diría Gilda. Todavía no alcanzaste a entender si te gustó, te cargó, te asustó o qué. Pero seguro, una curiosidad del porte de un buque. O del porte mismo de esta megalópolis.

No sabes si baila o si escribe o si toca algún instrumento, pero seguro, por esos 5 minutos que te dió, sabes que hay mucho más por conocer. Llegas a la casa, buscas por Facebook y no aparece. Buscas por Google y tampoco. Ni en Linkedin, ni etiquetas de fotos, ni búsquedas por otros medios ¡Conchetumare! ¿Habrá que esperar hasta la próxima “casualidad”?. A las horas, de tanto darle vueltas, recuerdas un dato, al pasar cuando ya te habías rendido y estabas pensando en otra cosa, algo sobre un nickname que usaba de la época del Fotolog y pillas, por ahí un hilo conductor de algo mucho más grande. Ahí estaba, escondido.

Esto es como encantarse con una persona, que te pareció apabullante, repleta de información que sabes que te encanta, pero que sabes que es sólo el principio, porque ya sabes, algo aprendiste, que el conocer una persona-como una ciudad- es algo más que agregarse por una red social o saludarse cuando vas a bailar, porque ya te viste los domingos anteriores.

Oye México ¿Sorprendámonos juntos? ¿Conozcámonos?