10 lugares en Santiago para ir en grupo

Bicipaseos ha entrenado más que mi capacidad de analizar la ciudad de manera crítica, más que la logística para llevar una cicletada con 200 personas, más que ir a muchas actividades entretenidas, ha entrenado mi capacidad de poder encontrar lugares donde quepamos después de las reuniones, porque se sabe que amamos pasarlo bien y comer y beber en grupo. Esto significa que en un local nos atiendan a más de 10 personas al mismo tiempo y que eso no sea problema.
img_3016

Y si se piensa rápidamente, a un local le conviene tener a 10 hambrientos y sedientos seres humanos, dispuestos a gastar dinero en esa acción de saciar ambas acciones, pero sin embargo eso no es tan así: Normalmente se demoran mucho, los garzones nos miran con odio o simplemente no hay capacidad a las horas que andamos. A propósito del Foro Mundial de la Bicicleta era más o menos lo mismo y en realidad luego de todas las reuniones que implica casi obligadamente, tambien juntarse a beber y comer, cercanos a  los lugares donde son tales: Santiago, Ñuñoa o Providencia y que esté abierto o domingos para el almuerzo o de noche, pasadas las 10 de la noche.

IMG_6473

Lo he intentado todo: contactarme directamente con dueños de locales, ofrecerle a los meseros nuestra estadía de manera pacífica y ordenada, pagarles todo junto, pero aún así es problemático. Además una de las cosas que agradezco de la inmigración es que el servicio ha mejorado mucho, pues la vara de la atención de extranjeros-sobre todo colombianos- es altísima. Es difícil ir a un lugar que además de espacio o no se demoren tanto, además tenga buena atención, y es por eso mismo que muchas veces terminamos en los mismos lugares siempre.

Hace unos días me contactó el amigo, del amigo de una amiga, porque le dijo que seguro yo, sabía en qué lugar se podía celebrar. Y bueno, como este post estaba pendiente hace rato, ahí va Rodrigo.

  1. La Terraza: Atienden cascarrabiamente, hay que tener suerte para pillar una mesa, a veces te hacen la vida imposible los garzones, pero aún así lo amamos ¿Cierto don Pepe?

    Está cerca de plaza Italia, es de los lugares que está abierto hasta altas horas un día domingo o lunes como pocos( y toda la semana en verdad), es de los lugares donde es más o menos barato y sobre todo: las piscolas son cabezonas. Y sí, hemos estado más de 10 personas en más de una ocasión y si, se gentrifica con el tiempo, pero aún así lo queremos.

  2. Foresta: También lo amamos sobre todo porque en algún momento se quedó en el tiempo hace unos 40 años y ahí se quedó. Es el restaurant del Hotel Foresta ( osea como primo hermano del bar de don Rodrigo que también es del mismo hotel) y queda en un séptimo piso. Barato, casi siempre bastante vacío, piscolas cabezonas y también permite que vayan más de 10 personas. Hay que tratar de entrar temprano ( no más allá de las 23:00), tiene una vista privilegiada y hay que tener suerte para ver como te atienden.
  3. Bajo Llave: Uno de mis nuevos-viejos descubrimientos. En un callejón ubicado en la calle Rosal hay varios bares que están constantemente llenos. Sin embargo hay uno, el mencionado, que al estar abajo, no todo el mundo lo alcanza a ver. Una carta variada de cervezas,vinos y pizzas y lo bacán que la cocina está abierta hasta tarde. La otra vez fuimos tipo 23:00 hrs. y pudimos comer perfectamente pizzas que estaban alrededor de $5000, para comer de a 2 a 3 personas y atienden bastante bien respecto al resto de los lugares.
  4. Guido: La famosa cadena de sandwicherías/restaurante peruan@s además de tener una carta agilá, del cual mi favorito es el triple vegetariano con salsa de aceitunas por $2200 , también es un lugar bastante espacioso para ir en grupos. El problema es ue cerran temprano y se complican un poco con grupos, pero es perfectamente factible en las sedes de Teatinos y de Merced.
  5. Yungay Viejo: En plena Plaza Yungay, este restaurant, permite estar en uno de los barrios más pulentos de la vida. Conocida es su chorrillana vegetariana y su carta de cervezas.
  6. Chancho Seis: Con una conocida agenda cultural ligada a lecturas abiertas, poesía, canto a lo divino entre otras, hace un tiempo la carta de este local se hizo 100% vegetariana. Hemos estado más de 8 personas en una mesa sin problema, más que poder comer bien una pizza, por lo grande de su tamaño.
  7. Venezia: De mis favoritos del Barrio Bellavista, sobre todo porque cuenta con algunas características básicas: No es una shopería ni un bar universitario. Cuando no hay pan de completos, me hacen italianos en marraqueta. Tiene bicicletero ( feo y cayéndose a pedazos, pero existe y estamos viendo como poner uno mejor). Los garzones son los más buena onda y copuchentos pero no recomendable ir con alguien con quien estás flirteando o que tienes una conversación incómoda, pues será aún más incómoda. Hemos estado hasta con 30 personas sin ni un problema, pues los cabros si no hay capacidad, la inventan. Le recomiendo también que si quiere ir con un grupo grande, llame primero para reservar o hable con quien esté sobre todo en la terraza. Recomendado que si va a hora de almuerzo y no come tanto, pida 1/2 plato, porque suelen ser gigantes.
  8. Roto Chileno: En Brasil con Rosas, al lado de Las Rosas Chicas ( panadería gigante donde venden pan por mayor)había un bar de viejitos. Actualmente los dueños han renovado el lugar, además de contar con una carta basada en la tradición chilena de sandwich, con un toque gourmet, por lo que se puede encontrar sandwich de prieta, de arrollado, de guatitas,mechada,entre otros, con los más variables aderezos. Puede solicitar ají, cebolla o ajo enescabeche a destajo. Como son más o menos nuevos, hacer grupo no es complicado, tienen un lugarcito al fondo que puede servir para casos de grupos más acotados. Para ganarme una carita feliz, dígale que lo vió acá 😉
  9. Baccara: En República, casi llegando a la Alameda, nos encontramos con otro local perteneciente a un hotel: Hotel Conde Ansurez. De una voluntad única, con unas papas fritas y sandwich que son bastante considerables, precio normal, abren hasta tarde y se puede comer y beber sin tener ese olor a chela y pegoteado en la nariz, en pleno barrio universitario
  10. Tequila: No estoy hablando de ese pub-restaurant del mall. No estoy hablando de un bar caribeño en la mitad de la playa. Estoy hablando de uno de los locales más hermosos en este mundo ubicado en Irarrázabal casi llegando a Vicuña Mackenna y no sólo por su infra que fácil debe tener más de 100 años, sus sillas de casa o su muy espacioso salón principal, sino por don Pedro. Don Pedro es el garzón que megaexplotado, no sólo sirve, sino también lava, pela y cocina las mejores papas fritas en el mundo mundial ( después de mi mamá, claro, pero incluso llego a dudarlo). Inigualable, abre hasta mega tarde, las malas lenguas dice que cuando cierra se puede fumar adentro, tocar instrumentos, etc. El único problema zozi, es que obvio, todo lo bueno tiene su final y que lo vendieron a un restaurant chino hace un tiempo con don Pedro incluído y hoy ya no existe como tal. Minuto de silencio por tal crimen, que me hizo perder la esperanza en encontrar otro lugar similar.

***Así que sí eres dueño o trabajas en un local en el que no sea problema que lleguen 10 o más personas o deseas recomendar un lugar ¡Adelante! ¡Siempre ando buscando!

Y no, no pienso darles la dirección exacta. Búsquenlos o se esperan a cuando tenga el libro listo 😛

¿Qué secretos se guardan bajo las Torres de San Borja?

Las Torres

Las Torres de San Borja son 18 edificios construídos en el centro de la ciudad de Santiago, en las cercanías al Metro Universidad Católica y Baquedano, muy reconocibles por su arquitectura y por su orientación siempre dando a los 4 puntos cardinales. Son vecinas al Parque San Borja (el mismo en que atacaron a Daniel Zamudio y que en algún momento fue terreno del Hospital San Borja ubicado antiguamente en esa zona ), al GAM, al Barrio Lastarria, a la Posta Central, al Hospital Clínico y Sede Central de la Universidad Católica, a la FAU de la Universidad de Chile y al Cerro Santa Lucía.

Éstas, fueron pensadas en el gobierno de Frei Montalva para que la gente de la clase media de los años 60 tuviera una solución habitacional cómoda y bien ubicada. Su proyecto original era de alrededor de 50 torres y fue uno de los bastiones de Allende en la Unidad Popular, junto al edificio de la Untac ( EX Diego Portales, actual GAM), construído en tiempo record. De hecho en 3 de sus torres se alojaron los participantes a este encuentro.

Sin embargo fue otro de los atentados de la dictadura: Este proyecto fue truncado el 11 de septiembre del 73 y sólo alcanzaron a construirse las que están hasta hoy. En ellas se guarda mucha historia reciente como allanamientos y ocupación de departamentos por agentes de la DINA , también se grabó la teleserie “La Torre 10” y en sus cercanías suele dormir un alto personaje del sector: El Divino Anticristo.

20140115-121733.jpg

Hace unas semanas, vi un cartelito que indicaba que se haría un recorrido por las instalaciones de COSSBO y me apuré a buscar a la administradora del edificio para anotarme ñoñamente entre los que irían. Me gusta saber las historias que tienen las construcciones y como se fue armando la ciudad y hace rato que tenía el rollo de saber como funcionaba este sistema de agua bien distinto a lo que uno suele conocer en otros lados de la capital.

COSSBO

20140115-121719.jpg

Y usté pensará ¿Qué chucha es COSSBO? Aquí viene la primera sorpresa:  Comunidad de Servicios de Remodelación San Borja no sólo es la empresa sanitaria que provee de agua a las Torres ( y a otros edificios de Ramón Corvalán, el Gam, La Universidad de Chile y otros) sino que los propietarios de departamentos de las Torres de San Borja son ACCIONISTAS de ella.

¿Y cómo? En los años 80´, los vecinos se enteraron que esta empresa, perteneciente a EMOS ( Actual Aguas Andinas) se vendería, se organizaron para impedirlo y finalmente se les donó la empresa y los derechos de agua. Por lo tanto, los dueños son sus propios vecinos.

Otra de las particularidades es que en estos edificios pagas el agua fría separada del agua caliente ( Muchas veces si pagas una sola te quedas sin la otra, cosa que me pasó cuando no cachaba que eran 2 cuentas) ¿Por qué? Porque con el mismo sistema que calienta el agua ( para la ducha o lavaplatos, no hay que prender nada, sólo dar la llave) permite que en los meses de invierno, los vecinos cuenten con lo llamado losa radiante o calefacción central, que para explicar en fácil es que en invierno todo el departamento está calefaccionado a través del piso, mediante un sistema de calentamiento de agua. Este a su vez viene de una gran caldera alimentada por chips de madera de eucalipto ( antes lo fue de carbón, de petróleo, de gas). Este sistema al ser muy caro para pagarlo en los 3 meses que se utiliza, ese valor se paga en cuotas todos los meses del año. Así que pagas el agua fría+el agua caliente ( incluyendo la cuota de la calefacción de invierno)

20140115-121811.jpg
Y aquí es donde se calienta el agua de las torres. Y ojo: La caldera no es tan inmensa como uno se pudiera imaginar
20140115-121841.jpg
Aquí echan los chips de madera. Y no, no tienen a niñitos esclavos
20140115-121832.jpg
A través de un sistema computacional van monitoreando que todo vaya en orden

Y ahí justamente está mi parte favorita del recorrido: Hay una suerte de fábrica tipo la película ” Bailarina en la oscuridad”, con unas grandes calderas actualmemente en desuso ( aunque ojo, se mantienen para casos de emergencia) excepto la que es a base de chips de madera que es la que se ocupa actualmente. Por mientras que explicaban,  me imaginaba el manso vídeo musical de Bjork o algo súper industrial. 

20140115-121750.jpg
Yo quiero un vídeo acá!!!

¿Y de dónde viene el agua? ¿Quéeeeeeeeeeeeee?

La segunda sorpresa es justamente cuando hablo de derechos de agua: Las Torres de San Borja, son alimentadas por NAPAS SUBTERRÁNEAS que se encuentran bajo los edificios y son bombeadas a cada torre, a diferencia por ejemplo de las aguas que provee Aguas Andinas que viene del sector de las Vizcachas, sacadas de los deshielos y decantadas y tratadas. En todos estos años y con los terremotos nunca se ha contaminado y por el momento no hay temor a que se sequen o baje la cantidad de agua. El sistema también permite que haya suficiente agua para en caso de emergencia, pasar unos 3 días con agua de manera normal.

20140115-121856.jpg
En el Parque están las instalaciones de bombas que llevan el agua a los edificios de la zona

Reflexiones 

Yo no quiero entrar en la polémica típica: el costo del agua es carísimo, es un sistema muy vulnerable ( Qué pasa si las Napas se acaban o se contaminan), qué sucederá el día en que las mineras más cercanas a Santiago quieran utilizar estas aguas, etc. Justamente me estoy cambiando a otro lugar, por lo que no estaré al tanto de todo eso, aunque qué ganas de volver alguna vez a arrendar o comprar uno de sus departamentos ( Y si, me parece que el tema del agua es carísimo, que se compensa en cierta medida con la comodidad y calefacción exquisita en invierno).

Mi reflexión va más hacia como se pensaban las ciudades antes, el tema de la dignidad de la casa-habitación. Como se pensaba en un sistema autónomo que no necesitara de ir muy lejos para la utilización de servicios básicos para funcionar, acotado a  por ejemplo, un barrio. Los lugares pensados como espacios donde considera jardines, estacionamientos, comercio más allá de un afán comercial de poner un edificio al lado del otro, me parece notable y me encanta que lo hayan pensado así y qué pena que la dictadura haya acabado con ese sueño de la clase media primero y con derecho a una vida digna después.

20140115-121907.jpg
Aquí las bombas que llevan el agua a cada una de las torres
20140115-121935.jpg
El sistema de aguas tiene un generador de electricidad de emergencia que permite en pocos segundos y ante cualquier falla o corte de luz, mantener el suministro
20140115-121953.jpg
¿No se imaginan ustedes películas con esto? Yo sí
20140115-122018.jpg
Una de las calderas de los edificios

BONUS TRACK

Me dijeron que cuando quisiera, podía solicitar con la misma persona que nos acompañó, una visita cámara en mano (o en la cabeza) y andar por estos pasadizos que dicen darían hasta el GAM ¿Quién apaña?

20140115-122003.jpg
Esta foto ( la misma que puse en Facebook) es de los túneles  que conectan las cañerías de los edificios  por los que se puede llegar incluso-según dicen- hasta el otro lado de la Alameda.

PD: Si hay algún dato poco preciso, o algún dato interesante para mejorar, favor comentar para modificar o agregar a la info de acá 😉

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Aclaración número 1:  “La verdad es q hay napas subterráneas (acuíferos = estratos permeables por donde circula agua) bajo todo Santiago, a veces más profundas (300 m bajo la superficie), a veces más someras (un par de metros o sale a la superficie), dependiendo de la zona de Santiago. Incluso hay varios acuíferos en profundidad. Y la mayor parte del agua q tomamos viene de debajo de la tierra. Estas napas tienen su zona de recarga principal en el sector en q el río Maipo entra a la cuenca de Santiago (…) Justo ahora en la U tamos trabajando en un proyecto q se trata de eso. Un abrazo!” by Valentina Flores, Geóloga.