Bropropriación

Durante mi ida a Brasil, como mencioné anteriormente, venía con un monstruo tremendo sobre mis hombros que explotó el día de mi (no) presentación. Mientras dejaba de vomitar en el baño de angustia, me calmaba para no seguir llorando como desquiciada y encontraba el rumbo,caminé sin parar hasta que me metí a una librería (históricamente espacio que amo) y abrí un libro que me llamaba la atención,Clube da luta feminista. Abrí una página al azar y me topé con la explicación de cómo era un “bropropiador” o qué era la Bropropiación, muy común en instancias mixtas.

Aunque si buscas el término como tal en Google, sería más o menos el término en español o portugués, bropropriación (o bropropriating en inglés) para definir a apropiarse del mérito de una compañera.

Osea ¿No bastaba con no golpear y no violar? Pucha, no. ¿No bastaba con “ayudar” en la cocina, ponerse un pañuelo verde en la muñeca y autodefinirse “deconstruide”? NO.

Hace unos días conversaba sobre las organizaciones donde las mujeres escasean o peor aún: existiendo un buen número, no están en lugares protagónicos ni de decisión qué decir en los créditos reales o de la foto final ¿Por qué pasa eso? ¿Por personalidad? No lo creo ¿Por dejación? Tampoco. ¿Porque simplemente se asume que quien dirige nuestras organizaciones, son hombres? ¿Porque suelen apropiarse de las ideas de sus compañeras? ¿Porque las mujeres han estado ahí tal vez hasta años con sus ideas,propuestas y hasta ejecución, pero han sido opacadas, silenciadas o hasta borradas o sacadas de la foto de los méritos a la hora de presentar una idea hermosa, por hombres que prefirieron omitir su participación clave?.

Algunos cortocircuitos

Cortocircuito 1: Iba pedaleando en Lima, cuando escuché un acento chileno y le pregunto y me pregunta en qué participo porque no me conoce. Bueno, no soy Juan Gabriel ni Balvin, pero me parecía tan extraño que no nos conociéramos o que con mi personalidad algo [ no sé como decirlo pero que termino conociendo a toda la gente o al menos saben quien soy en los espacios que habito], no supiera o no me ubicara al menos siendo de la misma delegación. Voy a cumplir 6 años en organizaciones ligadas al tema ciclista con actividades de cierta notoriedad, estoy pensando en como ir a mi 5 foro Mundial de la bici, he expuesto en los últimos 2. Tuve un accidente que me tomó una rehabilitación de un año y medio que estuvo en medio de la organización del Foro en Chile (por lo que hubo eventos, logística para ayudarme a moverme, etc) y debo ser una de las hueonas más catetes a la hora de preguntar en las reuniones/asambleas, estar en manifestaciones públicas (puntos de prensa, aperturas de lugares, etc), escribir columnas al respecto, etc. Más que por mi ego, me hizo pensar en como mi participación estaba presente en las cabezas de los otros.

Cortocircuito 2: En México, estaba conversando con alguien X de algún país X y le digo que soy de Chile y que volveremos a hacer talleres. Oh, que bien, he visto lo que hacen. Oye muy bueno lo que hicieron en X, ¡Qué buenas ideas tiene X! Seguimos conversando y todas las ideas (partiendo por esos talleres por los que tanto había insistido en reuniones hasta el enojo) por las que me felicitaba no a mí sino a mi colectivo, país e incluso a terceras personas ¡Yo había estado ahí incluso ideando, insistiendo e incluso ejecutando! Sin embargo, para esa persona, al otro lado del mundo, no le había sonado ni mi nombre, ni el de otras compañeras. Simplemente, no existíamos en la ecuación. Finalmente, me resté, continué mi viaje largo y dejé mi participación en ese colectivo.

Cortocircuito 3: El otro día discutía con un ex compañero de un colectivo sobre su actitud respecto a mis ideas que por años fueron tomadas pero no evidenciadas y como este término, bropropiación calzaba perfecto. “Pero somos un colectivo, las ideas son de nadie”. También mencionó despectivamente mi intención de “figurar” o “de ser famosa” y me pidió mencionar una oportunidad y me permití decirle que era imposible: había sido todo el tiempo (aunque pensándolo bien, en el cortocircuito 2 tienes una respuesta contundente y súper concreta). Pero resulta que a la hora de las luces, los aplausos e incluso de los espaldarazos en muchos temas, siguen siendo hombres, siguen siendo las mismas personas, siguen existiendo espacios donde las mujeres se restan por miles de razones, pero también porque sus ideas pasan a ser apropiadas por hombres. Se le “siguen ocurriendo las ideas” aunque esas ideas son de una persona que lo acaba de mencionar y nadie lo tomó en cuenta (Hepeated) o simplemente, se lo dijo en otro contexto y ahora esa brillante idea es aplaudida por los otros.

¿Cuántas ideas se les ocurrieron a sus parejas, mamás, compañeras y ustedes intencional mente o por costumbre, simplemente no lo mencionaron ni corrigieron porque era más cómodo así?

No creo que todo sea plata (claramente, sino sería millonaria) ni que me hagan sexo oral público por las tan buenas ideas que se me ocurren ( ya lo sé y estoy segura de eso, gracias). Sin embargo el reconocimiento o cuando ese reconocimiento te cae a ti, hacer la salvedad de que tus compañeras también reciban eso, es vital para la sana convivencia y amor por las personas que te rodean. Y si una compañera/amiga/pareja/partner de agrupación te está exigiendo, cuestionando o haciéndote notar su incomodidad por situaciones así, mi recomendación es que escuches y te autocuestiones, no que saques tu AK47 argumental sobre lo no machista que eres y sobre lo loca y nada que ver que puede estar la persona que tienes al frente.

¿Qué hacer?

Creo que un ejercicio básico es automirarse ¿En qué posición estoy yo y en qué posición están mis compañeres? ¿Cuántas parejas de amigos participan en nuestros colectivos como “pareja de” y quedan relegadas a un espacio de no visualización de su incidencia real en lo que estamos haciendo? ¿Cuánto más fuerte hablan los hombres respecto a las mujeres y cuánto más interrumpen o simplemente alzan la voz? ¿Cuántas ideas/actividades son catalogadas como de autoría de mujeres versus autores hombres? ¿Se reconoce? ¿Se le dan puestos de real incidencia o cuando se intenta llegar a una paridad de género muchas veces se pone a mujeres para cumplir con la cuota, para que no molesten, para que hagan las funciones menores o de cuidado (comer, redactar actas, servir café, cuidar a los niños, lavar la ropa del líder), pero no para que reciban los frutos personales o de equidad a la hora de las felicitaciones?

Según el libro, plantea varios puntos: Hablar firme, agradecer a los colectivos/organizaciones/grupos de trabajo por que les haya gustado TU idea. Pedirle a tus partners que apoyen públicamente ideas venidas desde las mujeres y lo evidencien también, escribirlo para que quede registro. Enviar esos registros por mail.

Hay un bullyng eterno en mi familia, donde mi mamá cuando alguien le pregunta por como era yo de muy chica, uno de los puntos vergonzosos, es mencionar que siempre firmaba lo que hacía (Autora: María Paz). Tengo súper claro que me gusta idear cosas, discutir e incluso generosamente, simplemente darle ideas a la gente que me pillo alrededor. Sin embargo soy algo tozuda y [inserte aquí otro adjetivo que no sé cual es] me encanta decir “Esa idea la di yo”. También amo cuando la gente me dice que le resultó algo que le dije una idea que le resultó ( eso incluye por ejemplo la curatoría de las bandas que hoy están sonando en espacios gigantes, activaciones con redes sociales, ideas de negocios, etc.). Y si eso considera que es de figurar o de querer ser famosa, en una de esas sí ¿Y qué?

Yo no sé en qué momento, permití que otras personas se tomaran la libertad de pasárselo por la raja (eso incluye artículos de posts publicados en libros, pero ya hablaré de eso)pero ya me cansé. Me cansé de invisibilizarme, negarme, opacarme en pos del éxito de un otro, ya sea persona, colectivo, trabajo, etc. Es así entonces como en una actitud muy 2018, he decidido hablar de estas formas sutiles, sin golpes ni violaciones, de seguir agrediendo a las mujeres en -mal de males-los espacios donde creíamos estar a salvo y adivinen: tampoco lo estamos. Por eso también las experiencias separatistas como la #cicletadadelasniñas, Comunidad Viajar Sola o simplemente ser más amigas de algunas amigas, me han dado lógicas distintas de armar comunidad, grupo, piño, lote, etc. Hay otrs formas, pero para eso, primero tenemos que crecer todos y hacernos cariñito mutuo, no para un lado no más.

Y si todavía tiene dudas, es cosa que piense en la cantidad de líderes hombres, coordinadores hombres, jefes hombres, rectores hombres, columnistas de opinión hombres. Pero ¿Quién dió la idea? ¿Quién sugirió lo que solucionó el tema? ¿Quién estuvo ahí sin que se le reconocieran sus méritos/participación? De repente las mujeres siempre han estado ahí pero desde otra posición y tú mismo eres parte del problema.

Anuncios