Vivir en la periferia, después de vivir un siglo

Soy floridana.

Puede que haya vivido en el edificio más bello de Bellas Artes, puede que haya andado viviendo los últimos años en miles de lugares de mierda arrancando de todos los tipos de vulnerabilidades que le pasan a la gente cuando es mujer y no tiene casa o no. Puede que el último año y medio haya estado entre viajes por latinoamérica con muy bonitas fotitos para instagram, pero en mi corazón, en mis venas, en lo más profundo de mi ser, soy floridana.

Me crié con el raco en la cara, viendo la cordillera nevada mientras amanecía y yo atravesaba todo Santiago de sur a norte para ir al colegio . No me acuerdo de la casa de mi abuela en Conchalí,pero sí cuando fui a la inauguración de Falabella cuando abrió, fui a la inauguración del metro línea 5 ( obvio que paseé la primera vez en ese metro que iba por arriba y que se veía la cordillera con lucecitas). Obvio que la primera vez que tuve una salida de pololeo fue al Bravíssimo, obvio que me junté con mucha gente afuera del mall, obvio que fui alguna vez a La Florida es Teatro y obvio que me comí un glotón en Serafín Zamora.

Tomé colectivo, me fui en la 210, pero antes me fui en la 357, en la 405 y en la 373, antes del Transantiago, antes de las 7 de la mañana.. Fui a la discoteque esa que está en Avenida La Florida y también estuve por entre Santa Rosa y Gran Avenida. Esos son mis barrios y aunque estén cambiados, no puedo creer que alguien no los conozca. De hecho no me acuerdo ni de como eran ni de como son ahora, pero mis pies y mi corazón recorren solos sin pensar a lo básico: patio de comidas.

Por cosas de la vida o porque decidí vender todo y viajar y ahora volver y no tener nada de nada, estoy viviendo en la periferia otra vez. No en la misma periferia de mi infancia, no en mi casa, ya mi casa no existe. En otro lugar, en otro contexto, otro mundo.

A todo lo que yo le llamaba casa hace esos años no existe más, pero tampoco a lo que yo le llamaba casa hace un par. Mi casa es algo así como el par de individuales que llevo cuando viajo, mi casa es ese par de horas cuando nos tomamos un tecito con un amigo o nos juntamos a almorzar, ese abrazo largo largo que se nos ocurre tener con la gente que todavía nos saludamos con cariño. Casa es tal vez la sensación que nunca más voy a tener o casa es sólo el nombre de mi primer libro que tanto me ha costado sacar, pensar, vomitar.

Podría extenderme, hablar del neoliberalismo tan lejano de como he decidido (?) vivir estos años de muerte y alegría. Podría hablar de todo ese plan siniestro que hicieron en dictadura para llevar a cierta gente a ciertos ghettos con los que limitábamos cuando era chica. Podría hablar de la gente de la Rotonda Atenas, de la desigualdad en Chile y en Latinoamérica y hasta podría dar ejemplos de como, el acceso a la cultura de las periferias es tan entorpecido, que terminan siendo robots que sólo compran, pagan, tienen miedo, quieres lo que tienen en la tele y sufren por eso. Pero no.

Lo que yo quería escribir, es que siento que vuelvo a vivir en la periferia y no sólo a dormir: estoy estudiando inglés ( y chucha que me tiene motivada y sumergida) y yendo al gimnasio ( sí, soy yo, no se equivocó de blog), transportándome en la periferia, en el metro de la periferia, con gente de la periferia, con la gente que habitualmente no trabaja en organizaciones sociales, con la que no le alcanza para fin de mes y no puede comer fuera siempre . Eso significa para mí muchas cosas también: significa que estoy lejos de todo lo que ha sido “mi mundo”, incluso hasta más que cuando estoy lejos físicamente. Pequeñas burguesías, pequeños privilegios como pasear por el parque o ir a un concierto con la tranquilidad que el taxi me va a salir luca o que en 5 minutos pedaleando puedo estar en la casa de cualquier persona.

Eso significa que me tengo que encontrar no sólo con lo que era, si no con lo que es todo el mundo que dejé hace más de una década.

Y es loco, pienso, siento, creo, mi cuerpo grita que he vivido un siglo. Tengo varias operaciones demás, ya no me llaman con tanta facilidad “flaca” en la calle, a veces hasta algunos energúmenos del demonio me llaman señora, hijos de sus madres.

Cuando salí de acá era flaca, casi virgen, católiquísima en proceso de descatoliquizarme. No tenía idea de música,  ni de eventos de ese tipo, menos de conciertos y de after conciertos y que en la noche podía trabajar en tantas cosas o que yo misma podía organizar algo; casi no conocía a nadie del mundo artístico, había asistido a ver muy poco teatro.

Toda la gente que yo conocía pensaba más o menos igual: gente buena,con ganas de salvar al mundo, sumergida en una religión que les decía que usar condón era malo ( perdonen chiquillos, pucha que lamento eso), que tener sexo era malo ( puta la hueá que la cagamos) y que los hombres y sólo los hombres podían ser autoridad. A todos nos quedaba lejos la vida, siempre había que salir una hora o una hora y media antes de cualquier cosa ¡Nos levantábamos súper temprano!

Y ya no soy virgen (?), ya no soy católica. He visto millones de conciertos, he viajado por 7 países, he vivido en más de 40 lugares, tengo un par de dreads, uso la ropa que han dejado entre las colas de las ferias, las amigas viajeras, regalos y cada vez me importa menos que algo se me pierda por ahí ( bueno, nunca me ha importado mucho, pero ahora menos). Creo que teñirse el pelo es un gastadero de plata absurdo, cuando me compro ropa en un mall sufro, veo televisión porque donde vivo hay una, pero hace más de 10 años que no tengo una al frente propia.  ¡Soy otra persona y constantemente estoy mutando a otra más distinta a como era cuando volví de viajar o cuando decidí irme!

Vivir en la periferia en este momento no es una opción. Acá estoy, reacostumbrándome, odiando, amando, re encontrándome con todo lo que me significa y con lo que me distancia.

Estoy tratando de no volverme loca de depresión post viaje (debe ser la peor de todas ¿O es normal que cada vez es peor?) .Estoy tratando de enfocar todas mis energías en hacer cosas que sé que me van a servir en un futuro para mis fines más próximos: un curso de inglés ( quiero escribir en inglés y quiero hablar cosas más complicadas que “where you from?” “When time are you travelling”); un mes de gimnasio (ha comenzado el entrenamiento para esos pedaleos largos o para que se vaya la guata antes de la primavera), rearmar la (Comunidad) Viajar Sola y probablemente sacar un nuevo emprendimiento esta semana que me permita moverme hasta que tenga un trabajo de verdad.

En eso estoy. Viviendo, moviéndome, muriendo y viviendo en la periferia, al sur de Santiago, lejos. Todo, después de vivir un siglo

 

 

Vértigo

28424615_10156144461848158_6752471114258483548_o
Con esta foto estoy lista para la publicación de tarjetas VIllage.

Como cuando uno se detiene en el atardecer desde los miradores de Lima y piensa que si se cayera de ahí, no sale viva. O cuando uno va pedaleando a toda velocidad por Balmaceda en la subida de la Panamericana en Santiago para entrar por Brasil. O cuando tiene la oportunidad de subirse a un parapente o a hacer rafting (especialmente sin saber nadar o volar, como en mi caso), o cuando terminas una relación, un proyecto o decides finalizar con algo importante, hoy tengo la misma sensación. Vértigo, adrenalina, nervios, ansiedad, ilusión. ¿Qué viene ahora?

Tengo en este momento un privilegio único: En lo consiguiente, puedo hacer “lo que quiera”. Wow, tan así no es, pero sí.Lo que quiera puede ser quedarme aquí o ir donde programé (¿Te está sonando a la encrucijada Medellín-Ovejas?).O a mitad de camino. Puedo cambiar la ruta a mi antojo o crear una nueva ruta y desarrollar actividades que me permitan llegar a ella. Puedo juntarme hoy con un par de personas por couchsurfing y que me mencionen de un lugar maravilloso, entusiasmarme y partir. O puedo enamorarme y desenamorarme, deslumbrarme o desencantarme unas 800 veces más-como me suene suceder también- y que mucho de mi quedada o partida tenga cierta relación con ello, para qué lo vamos a negar. Puedo seguir postulando a voluntariados a donde salgan de aquí a dónde era mi ruta o a donde más o menos me gustaría estar los siguientes meses y conectarlo a las personas que he ido conociendo en el camino; mi viaje sigue siendo de personas y no estoy ni ahí con hacer check en los lugares que hay que conocer. Prefiero hacer check-abrazos con las personas que quiero conocer, reconocer, entrevistar, con la gente que me quedaría una tarde conversando o cocinando, con la gente que cuando habla de lo que ama y realiza a la vez, le brillan los ojos. Pucha que me gusta juntarme con esa gente.

Como suele suceder desde que me planteé viajar por meses, todo lo que había programado pareciera borrarse lentamente como cuando uno escribe en el mar. Hace días yo estaría en Ecuador y en el lugar que me estoy quedando se ríen porque todos los días digo “1 día más”. Ayer pensaba en lo bonito de aprender a cambiar de opinión, sobre todo en la adultez neoliberal, que te exige que pienses lo mismo para siempre o en mi propia imposición de ciertas rutas.

Hace unos días estaba haciendo una presentación y hace un par de días estaba escribiendo una columna para una revista mexicana y hoy estoy tratando de redactar mentalmente para la postulación de historias de Duolingo (Gracias Belén). Hace unos días estaba pensando en lo bonito de re encontrarse con amigos de años,que todavía me queda juventud para decir “A las 5 nos vamos pa la casa”, como también de conocer gente nueva y encontrar que es una muy buena idea pasar tiempo con ellos. Volver a escuchar audios de mis amigos en la ruta, sentirme en casa estando lejos. Sentir que no estaba tan equivocada cuando volviendo de Argentina por enésima vez, me prometí trabajar on line para hacerlo de cualquier parte.

Estoy sintiendo el airecito en la cara, la mochila está hecha, tengo calzones limpios para 1 semana. ¿Para dónde me llevará el viento?

Coste de la vida en Ciudad de México

Ciudad de México es una ciudad caótica y hermosa, con 22 millones de habitantes, especial si te gusta la actividad, los museos, el movimiento extremo e incluso el caos o quieres tener una idea general de lo que está ocurriendo en distintas industrias a nivel latinoamericano con proyecciones a Estados Unidos o Europa.

mexico 2
Pedaleando por Coyoacán

Viví casi 5 meses en Ciudad de México y creo que en otra oportunidad me gustaría volver ahí. Al igual que varios, ando viajando lento.  Trabajar por internet me permite hacerlo desde cualquier lugar que tenga conexión  y escribir lo que voy viviendo por mientras. Los días ahí transcurrieron como si fuera una eterna telenovela, de la cual, pasaron cosas (muy)buenas y (muy) malas todo el tiempo.

Ciudad de México es muchas más cosas que las que podría hablar en un post, pero acá te puedo dar la idea de algunos costes básicos para que saques tus cuentas si quieres irte  a vivir ahí. Es una ciudad barata, sobre todo para los que venimos de países como Chile, donde el transporte es 4 veces más caro y la comida al menos el doble o triple. Osea, que fuera del pasaje, otra vez reafirmo que me sale más barato vivir/viajar que estar en Santiago de Chile

mexico 1
Plantación de Nopales en Milpa Alta

Ciudad del Caos

mexico 3
Madero, principal paseo peatonal de la ciudad

Si te gusta la calma y la tranquilidad, te podría recomendar otras ciudades latinoamericanas pero definitivamente Ciudad de México, NO. A mí me encantó porque me gusta un poco ese caos orquestado,ese desorden, pero me costó entenderla y apreciarla hasta el último día. Siendo una de las 10 megalópolis más importantes del mundo y la primera en América Latina, sentí  la pulsión de quedarme a conocerla más tiempo que venir de visita por una semana.

 Una de las cosas buenas, es que te dan de visa 180 días al ingresar, osea 6 meses. Eso permite que puedas conocer no sólo esa ciudad si no otras, pero ojo: en mi caso venía a un encuentro determinado y no me pidieron nada para justificarlo. Sin embargo a amigas de otros países les hicieron un largo interrogatorio de por qué venían, a donde, dirección de llegada, que si venía invitada que demostrara mediante correos electrónicos tal invitación. Recomendación 1: Lleva anotado el nombre, dirección, teléfono de donde te quedarás. Si es un hostal, el nombre y dirección del mismo.

Algo importante es entender que todo podría ser posible en la medida que te lo propongas. Las reglas nunca son totalmente estrictas, nada es absoluto. En mi cabeza de chilena me costó mucho entender el nivel de flexibilidad tanto desde el tránsito, hasta la documentación, hasta los horarios. Todo es más o menos así, pero nunca tanto. Si eres alguien estructurado (Yo con todo mi jipismo en algunas cosas como horarios, soy muy cuadrada), ojito, puedes pasarlo medio mal si no lo comprendes y fluyes.

Distancias

Llegué en avión de Avianca, lo que me permitió algo bastante especial: traer mi bicicleta sin costo adicional. Ojo: En la mayoría de las líneas aéreas te cobran adicionalmente, cumpla el peso o no, tanto en instrumentos, bicicletas, otros implementos considerados deportivos. El ticket Santiago-Ciudad de México me costó 537 dólares, a través de las búsquedas de Expedia, pago con tarjeta de crédito (Yo no tengo, así que me tocó conseguir).

En realidad el tema de las distancias es bastante importante y para tener en cuenta en todo momento: es una ciudad GRANDE con mayúsculas, donde el tema del transporte es demasiado central en la vida de los mexicanos y de cualquiera que caiga ahí. A diferencia de Chile, algunos lugares como la playa, quedan a al menos 5 horas de distancia y transportarse dentro de la ciudad puede incluso significar más de 3 horas por tramo. Osea TEMAZO.

Para ir a cualquier lugar de la ciudad toma en consideración no sólo la distancia y el tiempo que te demorarías en un aso ideal, sino lo que debes caminar, combinar y las horas picos donde es difícil moverse, además de la lluvia ( en verano, puede ser que todos los días alrededor de las 18:00 hrs)donde todo se enlentece. Sin embargo a mi juicio y según lo que escribiré más tarde, el sistema pese a todo es bastante eficiente, respecto a que tienes la seguridad de llegar a gran parte de la ciudad en tiempos más o menos determinados. Gran distancia, gran tiempo, pero llegas.

mexico 6
Lluvia de verano. Acá junto a Arge, gran amiga :* 

¿Dónde vivir?

Arrendé una habitación incluyendo todos los servicios, en el Barrio Roma Norte por  3700 pesos mexicanos, equivalente a 208.28 dólares, lo que es un precio medio. El Barrio Roma (Norte y sur), similar a Lastarria en Santiago ( Sólo que más grande) es bastante central y práctico si trabajas on line, pues cuenta con bastantes cafés con internet, está cercano al centro en bicicleta, además de ser un barrio con todos los servicios y distracciones, cercano a la Condesa, a Doctores y al propio centro de la ciudad.

Para encontrar una habitación, me metí a varios grupos donde buscar compañeros de piso y los precios fluctúan entre los 1500 y los 10.000 mexicanos ( osea entre los 84 y 562 dólares) por una habitación dependiendo de la zona, siendo los más baratos en la periferia o por Copilco ( zona cercana a la Unam) y los más caros por zonas acomodadas como Condesa o Polanco.

Transporte

Para transportarse existen varios sistemas, siendo el más importante dentro de la ciudad, el metro que te llevará a gran parte de ella. Tiene un costo de 5 pesos ( 0.28 dólares) . Aunque es bastante eficiente respecto a la gran masa de personas que lo utiliza, se nota su desgaste. Recomiendo evitar las horas pico, donde puedes pasar mucho tiempo atrapado en poder abordar un tren.

Un tema bastante inquietante es el acoso femenino. Aunque no lo viví tan fuerte en primera persona, sí algo me llamó mucho la atención: además de trenes y buses exclusivamente para mujeres, en general no llevan vestidos, escotes o ropa demasiado ceñida. Eso te puede dar una idea general del acoso vivido en el transporte público.

 También existe el metrobus, que son buses que transitan por vías exclusivas (Algo así como el Transmilenio en Bogotá o el Transantiago en Chile), con paradas definidas. También tienen un costo de 5 pesos y permiten evadir el metro en horas punta. También hay peceros, que son una suerte de buses muy pequeños ( mis amigos más alto o se sentaban o iban doblados todo el camino) . También existen taxis, uber y otras aplicaciones. Recomiendo en caso de ser posible ocuparlas, pues, los taxis suelen cobrarte más, más aún si te sienten un acento extranjero. Aún así los taxis son muy baratos, tanto que un camino de 45 minutos, te puede salir unos 200 pesos mexicanos, equivalentes a 11.26 dólares.

mexico 4

Sin embargo la reina universal de mis viajes, es la bicicleta, por lo que fue y siento que es la mejor manera de conocer Ciudad de México. Aunque es caótica y hay mucho tráfico, suele ocurrir que a diferencia de otros lugares como Santiago de Chile o Medellín Colombia, la gente suele respetar el paso de los ciclstas o de otro transporte, insisto, en este caos orquestado. Como lo puedo explicar mejor: en 4 meses y medio, jamás alguien me puteó o estuvo a punto de chocarme tocando la bocina y bajándose del auto culpándome y retándome por ello, como sí podría ser común en las ciudades antes mencionadas. Hay como un acuerdo tácito que el que pasa primero y con más convicción pasa.

 En México la gente en general, no respeta mucho semáforos, ni hablar de señalizar al doblar o hacerlo por la pista más cercana a doblar si lo puedes hacer por la tercera o cuarta vía . Puedes ver sin problema alguien retrocediendo 3 cuadras como si nada, pero en general, para bien o para mal la gente no alega y prefiere darte el paso si vas de manera a la defensiva o pasar primero sin ninguna señalización, pero sin mayor reclamo. También otro tema para tener en cuenta si eres extranjero: a veces, durante las noches, los semáforos dejan de funcionar de manera normal y empiezan a quedar sólo en rojo intermitente. Eso quiere decir que las personas pueden pasar, usando el tino para pasar (Sí, también me parece una locura, sobre todo en ese lugar).

Alimentación

Creo que uno de los ítems más importantes y maravillosos de la ciudad es la comida. No sólo porque México tiene una variedad gastronómica tan grande que suele estar entre las mejores comidas del mundo, sino porque además es barata, se puede encontrar en cada esquina y es alta en tradiciones ancestrales.

Algo aún más genial, es que son muy importantes los tiangus ( ferias) y mercados, por lo que los verás en una proporción mayor a los grandes supermercados. Encontrar fruta y verdura es fácil, barato y fresco. Recuerda sí lavarlos muy bien, ya que la hepatitis y el cólera no están totalmente erradicados y el uso de agua potable, es solamente embotellada y comprada.

Para darte algunos precios de referencia, puedes encontrar una comida corrida ( osea almuerzo, que incluye entrada, 2 tiempo ( normalmente arroz o fídeos) y plato principal más jugo/ agua de frutas) y a veces postre, además de tortillas y salsas, por 55 pesos, equivalente a 3.10 dólares.

Mi recomendación es que prueben las garnachas típicas como sopes, gorditas, tlacoyos por algo así como 10 pesos (0.56 dólares) y que por supuesto y sin lugar a dudas prueben los tacos al pastor, los tacos árabes y las quesadillas con huitlacoche ( No olvidar pedir que les echen queso, porque aún que parece obvio que na quesadilla lleve queso , porque en Ciudad de México, no es obvio). Uno de mis lugares favoritos para comer es como todas las esquinas, pero mis favoritos:
Tlaquepalque en el centro, hamburguesas al carbón del Parque Pushkin.

mexico 12
Huitlacoche, tan feo y tan rico ❤

Lugares imperdibles

Aunque mi fin no es ir de vacaciones, el primer mes me di el permiso de ir a todos los lugares típicos: Zócalo, Bellas Artes, Museo de Frida Khalo en Coyoacán , las pirámides de Tehotihuacán, Xochimilco.

Zócalo: es una de las plazas más grandes del mundo y tiene dentro de sí la catedral, el palacio de gobierno y otras tantas oficinas y cercano a varios museos. Es una explanada donde hay muchísimos eventos masivos, a donde parten o terminan las marchas y un espectáculo de noche por las luces que ambientan el lugar. En este momento está en remodelación, durante el día se pueden ver vendedores ambulantes, vendedores de tours y algunos rituales mayas, los que incluyen una limpia por 20 pesos (Obvio que me hice como 3). También es muy importante mencionar que a un costado de la catedral, están las ruinas de lo que habría sido un templo indígena, sobre el cual se habría construido la Catedral ( como en la mayoría de los centros religiosos en Latinoamérica y en el mundo, por lo demás)

mexico 20
Arriba Zócalo, abajo de fondo la Biblioteca de Unam

Bellas Artes: El palacio de Bellas Artes en plena avenida Juárez y a pasos de la Torre Latinoamericana (en su momento una de las más altas de Latinoamérica), una de las postales más hermosas en el paseo por Ciudad de México. Alberga varias colecciones permanentes, entre las que destacan obras tanto de Diego Rivera como de Orozco. El día domingo es gratis.

Museo de Frida Khalo: La famosa pintora, que vivió su vida entre los sufrimientos que le causaba su cuerpo y su amor por Diego Ribera, tuvo una casa en Coyoacán que también fue su taller y lugar donde coleccionaba distintos arminículos. Un imperdible para sus fanáticos, es importante tener en cuenta sacar el ticket por internet, pues si no te puedes exponer a una fila hasta de 4 horas. El valor es de 40 pesos (2.25 dólares)

Teotihuacán: México era efectivamente una laguna como dice la canción, donde entre muchos pueblos, también llegaron los aztecas. Ellos ( o sus esclavos) habrían construido unas pirámides impresionantes e impactantes, ubicadas en las afueras de la ciudad. Si te quieres conectar con la historia azteca y con sus construcciones, es un imperdible. Ojo: Aunque no te gusten los sombreros o los bloqueadores solares, es un indispensable, porque es tanto pero tanto el sol que te puedes hacer daño si no.

mexico 5
Teotihuacán

Xochimilco: ¿Ya dije que México era una laguna? Bueno, por esta misma razón que siempre hace pensar en un acabo de mundo el día que un gran socavón se coma a Tenochtitlán, es que aún se pueden ver en Xochimilco, canales por los cuales andan barquitos llamados trajineras, utilizando tal vez la manera más tradicional en que se movían los antiguos habitantes de la ciudad. Hoy las trajineras son además un atractivo turísticos por sus colores, pero sobre todo porque arriba de ellas, la gente puede ir de fiesta mientras hacen el recorrido. Hay un valor oficial por hora  por trajinera y no por persona, así que ojo ahí. Muy importante es reconocer este lugar no sólo como trajineras: recomiendo conocer la plaza de Xochi, donde se pueden encontrar nieves o helados, hechos totalmente de manera artesanal , a mi juicio los mejores que he comido en 32 años de vida.

México es fascinante y un imperdible si quieres conocer de la historia latinoamericana en general, una teleserie que hay que ver.

mexico 18
Baile intenso en las noches de DF
mexico 25
Cuando fuimos a la Lucha Libre en el Arena México y la vida parecía ser feliz

PD: Y me es indispensable separar México de un playlist básico, que incluye además de los clásicos mexicanos como Luis Miguel, Juan Gabriel o Lucerito, temas tradicionales de la Banda Huentli, músicos que fueron muy importantes para conocer un poquito sobre el mundo náhuatl y cómo era Ciudad de México hace siglos atrás y como muchas de esas costumbres siguen hasta hoy, de la mano tanto de ellos como de las organizaciones sociales a las que se vinculan.

mexico 7
La Banda Huentli en una actividad súper hermosa ❤ 

No está bien ser l@s mejores

Cada vez que leo “Aquí con el mejor” “Aquí con las mejores XXX del mundo mundial” sobre todo en fotos donde quieres dejar muy en claro que lo estás pasando increíble con personas que son mejores que el resto, con un dejo de “envédienme” no hashtaggeado, no puedo dejar de acordarme del concepto de Suma Qamaña.

L@s mejores

Estaba haciendo el evento de Facebook para difundir un festival que veníamos organizando hace un tiempo con Claudio y Lina. Y cuando estaba redactando “el mejor festival”, se lo mostré a mi compipa de labores producteriles y me dijo “Todo bien, pero saca “el mejor”, porque con eso estás denostando a otros”.

Quedé para adentro, como “W H A T?” . Me explicó, pero aún así lo encontré súper exagerado de su parte, pero para no pelear, saqué esa parte.

IMG_1198
Llegando a Sucre, Bolivia de madrugada. Mi primera imagen: las ñañas ❤

Tiempo después, fui a Sucre, Bolivia, para el encuentro de gestión cultural “Culturas en movimiento”. Fue una experiencia increíble, conocí gente maravillosa,y aunque sólo estuve un par de días y una noche, de un viaje larguísimo, pero consideré que había sido muy importante asistir, que no me importó. Aprendí muchas cosas entre ellas la importancia de la fiesta en ese país ( los recursos que se mueven alrededor de la fiesta y los carnavales, serían de los mayores ingresos de Bolivia), su grandeza, sobre música, sobre las cosmovisión andina. Pero algo que me quedó resonando es sobre la Suma Qamaña (Aymara) o SumakKawsay (Quechua) .

IMG_1177
En la frontera Chile/Bolivia, en pleno desierto. Qué hueá más hermosa. El azul del cielo no es editado.

Para los aymará, esto quiere decir el “Vivir bien”. Esto quiere decir que vivir bien, no es vivir mejor que otro ni peor que otro. No habla de derroche ni de pasar por encima del otro. Queremos que TODOS vivamos bien. Robar, atentar contra la naturaleza, mentir, no es Suma Qamaña. 

Por definición la Suma Qamaña viene de Suma ( plenitud, excelente, bien) y Qamaña (vivir, estar viviendo, conviviendo). Osea al vivir bien, pero no como hemos escuchado del dicho europeo “Dolce far niente”, ni menos aún del que aparece en la ublicidad de algún centro comercial donde comprar algo te hae vivir mejor; sino en el sentido moral de vivir correctamente.según habría teorizado  Simón Yampara, sociólogo e investigador aymara entre otros, que han definido distintos aspectos de la cosmovisión andina. También se habla que  el Suma Qamaña, sería el  “tener a mano lo necesario y suficiente dentro de un modo de vida austero y diverso, lubricado por el cariño, que no excluye a nadie”

IMG_1195
La detención cuando vas cruzando en jeep de Chile a Bolivia. Obvio que si hablo de Bolivia, debe haber un aguayo.

Lo que me quería decir mi amigo y que es un poco el mismo sentido de comunidad aymara o quechua, es que si hay un mejor, implica que hay un peor y eso nos interpela como sociedad o comunidad. Cuando digo “Aquí, con los mejores” estoy hablando que por lo tanto, los otros son peores ¿Y por qué hay peores si somos parte de un todo? ¿A quién le conviene que siga estando esa intención de calificar a unos y a otros como mejores y peores sin hacerse responsable de aquello?

La reflexión personal

Con el tiempo me doy cuenta que detesto profundamente la perfección. Y con eso no me refiero a la mediocridad, sino a esa intensión falsa de que todo esté perfecto, cuando en verdad,no se puede ni se debe. Algo así como cuando se habla que para ser millonario, a alguien le tuviste que robar, ya sea por pagarle menos de lo justo, avivarte con alguna situación, etc. Cuando los filtros de Instagram, no te sirven en la vida real.

IMG_1175
Esto fue en Octubre del 2015. Habían pasado 5 meses del accidente y todavía andaba con bastón, cuando volví a Iquique anduve en bici por primera vez en la costanera, pero igual viajé, porque sentí que era lo que había que hacer. Y anda a sacarme esa idea de la cabeza, po.

La máquina avasalladora, como es el capitalismo más terrible, nos dice todo el tiempo que hay que ser los mejores estudiantes, los mejores trabajadores, el mejor vecino, el que tiene el mejor auto, los mejores amigos, los que tienen las mejores fotos, las mejores familias, pero poco se nos enseña de amor, como dirían los Fabulosos Cadillacs. Los mejores, en ese escenario que hay alguien que es peor, ¿cachai?. Es como el caso de un joven desaparecido en Chile, que apareció luego de unos días, en un hotel, por una crisis vocacional. Fuera del chiste, de analizar que sólo los cuicos/gente adinerada se puede dar esos lujos, del dinero que se gastó en su búsqueda y todo eso, es tan fuerte la presión de la sociedad a ser exitoso, a saber lo que tienes que hacer, a tener claridad, a ser los mejores que luego cuando te das cuenta o tienes una crisis porque NO LO ERES Y NO LO SERÁS , obvio que hay un quiebre.

No somos perfectos, todos estamos aprendiendo a vivir, todos nos equivocamos profundamente muchas veces. Otra de las cosas que NO echo de menos de Chile, es que acá en México o en Bolivia,es como que nadie te dice lo que hay que hacer,tipo como un mantra moralista que te dice “No se hace eso, niñita”. Encuentro tan maravilloso que la gente no te diga lo que tienes o no tienes, como debes o no debes hacer las cosas, porque eso me permite crear a mi misma una forma. Y me van a perdonar las amigas aprensivas, pero esa es la parte que he descansado profundamente.

No está bien ser los mejores, porque en realidad, de lo que deberíamos estarnos preocupando, es de “vivir bien”, en el aymara sentido de la palabra. Que tod@s vivamos bien.

 

[También, para musicalizar este asunto se me vino a la cabeza, la canción de Me llamo Sebastián, cantante chileno que plantea el contrario “Está bien ser lo peor”]

 

Busco trabajo busco

Una de las primeras veces que viajé fuera de Chile,cuando me fui a estudiar a Buenos Aires, el principal problema fue mantenerme. Si no trabajaba, habían nulas posibilidades de quedarme. Trabajé como mesera en una pizzería en Palermo Soho en el horario que no estudiaba y genial, sólo que cuando me echaron, mis posibilidades se redujeron a 0. Me prometí que al menos parte de mis trabajos serían, uniendo con mi gusto por escribir, on line.

Hoy estoy viajando también porque uno de mis trabajos los hago de esa manera, on line, pero todavía me es insuficiente. Así que acá va mi aviso. Si sabes de algo o si lo puedes compartir, te lo agradezco desde ya 😉

Acá, una experta en nada, pero que le ha sacado plata a pasar muchas horas frente a un dispositivo con internet, que aprendió a usar Facebook, WordPress y Twitter para trabajar y lo hace desde cualquier lugar con wifi+ un buen equipo de colaboradores en distintos lugares (y una bicicleta 😀 ) y que a través del “Proyecto Lena” ha dado barsamente talleres y asesorías en Chile, México, Colombia y Argentina de ello,y que sigue trabajando pa proyectos en Chile, se ofrece para:
 
1. Redacción de artículos
2. Manejo de redes sociales emprendimientos
2. Taller on line para autoadministrar redes sociales básico.
4. Otros proyectos ligados a lo digital (mesa de ayuda, edición de contenidos,búsquedas, etc)
 
¿Cotizaciones?¿Consultas? ¿Cree que es necesario tener redes sociales para su negocio pero no sabe cómo o ya no quiere hacerlo? ¿No tiene idea, quiere vender y le da verguenza?
mariapazcastilloc@gmail.com o por dejándome tu mail en los comentarios 😉

Viajando ando

18159859_1180208842108773_1071609507_o.jpg
Entrada del Bosque de Chapultepec. CDMX, México

Como ya comenté en algunos post anteriores, vendí todo lo que tenía, entregué el depto en el que estaba viviendo en los últimos casi 3 años y me vine a México al Foro Mundial de la bicicleta, aunque sabemos que en el fondo, también incluía más cosas: una presentación dentro de ese foro sobre mi trabajo en bicicleta y un par de conversaciones pendientes.

18056050_10155237757563158_1648062693940436364_o.jpg
Aquí en mi presentación de Bicicleta y Trabajo, la experiencia de Humita Domicilio y La Chica de los Mandados
17990234_1172140942915563_6169436815316727141_o.jpg
Afuera de la biblioteca de la Unam con los Bicipaseos

Y bueno, ya pasó el foro, estoy en una playa tipo Isla Kem, dándome un tiempito para pensar ¿Qué viene ahora? . Una de las posibilidades más ciertas es empezar un viaje intermodal: Conseguirme una bicicleta plegable y poder ir viajando por distintas ciudades y pueblitos de latinoamérica y llegando ahí y pedalear. Hacer un cicloviaje es un tema pendiente, pero no sé aún si mi capacidad física lo puede. También hace un tiempo tenía el Proyecto Lena, donde realizaba talleres de redes sociales para emprendimientos y organizaciones artísticas y alcancé a hacerlo en Chile, Argentina y Colombia.

17973879_10155246371503158_1527886290902289123_o.jpg
Trabajando en Punta Zicatela, nuestra primera parada en las playas de Oaxaca-México

Y para eso es que necesito algunas cosas: Una bicicleta plegable, unas alforjas para esa bicicleta y sobre todo un par de trabajos más relacionados con el contenido digital, que me permitan tener recursos para seguir viviendo mientras viajo. También sería ideal un patrocinio de pasajes, que permitan esa aventura, como también alojamiento y alimentación a cambio de trabajo. Actualmente, veo los contenidos digitales de Salsoteca Maestra Vida ( Chile) y tengo un auspicio de Batmac Soporte quien me provee de equipo telefónico para poder registrar el viaje 🙂

18175618_1180209455442045_508133010_o.jpg
Colaborando con la gente de Bellocicleta en la biciescuela en el Bosque de Chapultepec, CDMX. México

Y es por eso que ese es el llamado. ¿Sábes como me puedo conseguir una bicicleta de esas características? ¿Alguien a quien le pueda interesar truequear mi bici hermosa por una plegable que me permita viajar? ¿Te interesa tener ese contenido en tu sitio web de manera pagada?

18195212_1180209308775393_582976813_o.jpg
¿Hace falta explicación?
18159422_1180208852108772_798664325_o.jpg
Pedaleando hacia la Unam. Zócalo CDMX, México

Si es así , puedes contactarme a mi mail mariapazcastilloc@gmail.com . Si no es así ¿Podrías compartir esta publicación para llegar a las personas correctas?

Gracias desde ya y veremos como funciona esto :*

***[Gracias a tod@s l@s que colaboraron con las fotos para este post!!!]

 

 

Un pasaje a la conchesumadre

Tenía 16 años, cuando se me ocurrió la idea de ir a una actividad en Toronto, Canadá.

Cuando presenté la idea, los adultos de esa época, se rieron en mi cara y asumieron que no lo lograría. Y pasé 1 año, vendiendo latas, papel, haciendo rifas, vendiendo ramos, haciendo kermesses y demases, porque estábamos convencidos que podíamos. Y aunque logramos juntar muy poco, se dieron las condiciones para ir. Lo que toda esa gente no sabía-incluyendo la que no creyó y la que me apañó en cada actividad que nos ocurrió inventar- era que habían instalado con esa energía un chip en mi cabeza y sobre todo en mi corazón, donde viajar fue parte de mi escuela y reseteo para todo y 16 años después, lo sigue siendo. Y así es como Canadá, Argentina, Colombia, Bolivia son parte importante de mi aprendizaje y espero que México también lo sea.

Sigo no teniendo plata para viajar, pero tengo ganas. Y no me importa si debo traviajar como lo he hecho hasta ahora, buscar formas de hacerlo casi gratis, no me importa vender mis cosas o cansarme por hacer actividades, escribir artículos mientras hay una playa afuera, postear desde el wi fi de un restaurant ¿Como le voy a tener más cariño a las cosas que a la experiencia de compartir otras formas de pensar? ¿Cómo podría dudar un segundo en hacer todo lo posible para seguir viajando? ¿Cómo podría desconocer que parte de lo que soy tiene que ver con la oportunidad que me ha dado la vida-a veces de manera un poco violenta, pero bue-de conocer y conversar y amar en otras latitudes?

Gracias a esa gente que creyó y apostó por mí cuando tenía 16 o 32, por la que gestionó pegas que podía hacer en cada uno de los lugares, por lo que me alojaron a veces sin conocerme,por los que alojé sin conocer y nos hicimos amigos para siempre, por los que sin saberlo me entusiasmaron con sus experiencias, por los que me compraron cada hueá que se me ocurrió matutear, por los que me motivaron a seguir haciéndolo y por lo que me inspiran y tenemos la seguridad de encontrarnos en la ruta algún día otra vez y seguir la amistad hasta cuando seamos viejitos. Gracias mamá también no sólo por permitirlo sino por motivarme a pesar que eso signifique no estar tan cerca.

¡Que continúe el viaje y el reseteo! ¡Vamos, vamos!

(En esta ocasión estoy haciendo una venta de bodega, puedes ver las cosas acá )

13590283_10154336322638158_6414351763768826952_n.jpg
San Pedro de Atacama. Chile
1930631_25730013157_1809_n.jpg
Cataratas del Niágara. Canadá
1544302_10152110351633158_2042319478_n.jpg
Bogotá, Colombia

 

10818315_10153155894113158_816859116782650642_o.jpg
Escaleras mecánicas. Medellín, Colombia.
935112_10151974974408158_1573468679_n.jpg
Santa Marta. Colombia.
medellin.jpg
Medellín, Colombia (Foto por @mathiaskochcc )

Caio

2017-01-09-PHOTO-00000008.jpg
Locura en la Mansión

De los 5 que partieron en un proyecto de cicloturismo en Porto Alegre Latintin América-como la clásica canción de los perritos- sólo queda uno: Caio.

Caio, en este mes nos conocemos, es una de esas personas que uno le gustaría que se clonaran y existieran siempre como opción número 3 en la lista de teléfonos frecuentes: luego de la mamá, algún amigo y él. Se le nota que la opción de trabajar en cosas distintas-tan distintas como un frigorífico, en un buffet de abogados o haciendo repartos en bici- le han curtido la piel y el trato. No es sólo una persona simpática, sino una que está atenta a lo que te pueda pasar, a acompañar, que tiene experiencia en tratar con personas en distintas circunstancias y que sabe como hacer que los otros se sientan bien y le gusta hacerlo.

20170123_172909.jpg
Papelzinho y María Humita, en sus aventuras por la ciudad

No puedo contabilizar las veces que llegó con pan recién hecho, con un jugo recién preparado o que sonrió luego de que logramos algo en relación al trabajo, que dejó la loza lavada o que simplemente se sentó a compartir una conversación. Tampoco puedo contabilizar los gestos que hicimos mutuamente, rayando en la mamonería de tanta ternura. Puta la hueá, ya te tengo un kilo de saudade y recién nos dejamos de ver hace unas horas.

20170123_232517 (1).jpg
Ayer en la despedida número 854

Caio tiene 29 años, varios viajes en el cuerpo por Brasil, Nueva Zelanda, Bali, Tailandia, entre otros. Dejó su carrera-Derecho- por hacer cosas que realmente le gustaban y se define “Nacido para ser libre” como versa su tricota ¿Por qué alguien no quiere quedarse en un lugar, crear y formar lazos en un sólo espacio? ¿Por qué alguien decide que su casa no sea sólo un lugar? ¿Qué hay en su cabeza que decide tomar este riesgo?

20170113_213542.jpg
Yendo a algún concierto en algún lugar del mundo

Creo que hace tiempo no tenía esta sensación, absolutamente completa, de ser tan feliz por conocer a alguien y que esa persona también te conozca a ti. Que alguien que no sólo lo pasas bien, sino también eres capaz de reconocer su cara cuando está triste, enojado, sensible o no quiere hablar o respetar sus momentos de silencio. A alguien que incluyes en tu vida y sin la nube de histeria que puede haber en ciertos casos. Una amistad basada en 3 frases: Tranqui, no hay problema, vamos.

IMG_20170104_001210_259.jpg
Hablar tanto del amar libremente. ¡Gracias Serigrafía instantánea y Maestra Vida por la inspiración constante de este cartel!

El viaje en bicicleta

20170121_100310.jpg
Transporte de sacos de choclos en bici

Es difícil entender (y sobre todo aceptar) a una persona libre,casi tan difícil como entender un viaje de estas características, viajando en bici.El alojamiento puede ser plantar una carpa en la mitad de la cordillera, la higiene puede ser conseguirse una ducha en un lugar a medio camino. Y la comida puede ser la preparada en la orilla de la ruta, en una cocinilla a gas. Y todo eso arriba de una bicicleta. ¿No es al menos alucinante? ¿No se les vienen como a mí preguntas obvias tipo “¿Y cómo…?”

20170112_093835.jpg
Mañanas en la Vega

Andar en bici te puede cambiar la vida, pero la experiencia de la bicicleta cuando se comparte, puede ser aún mejor ¿Acaso no es entretenido andar en bici, pero mostrarle a alguien tu ciudad en esa bici puede ser aún más? . Además, como escribí por ahí, mi casa se ha vuelto más casa, desde que otras personas vienen a iluminar este lugar. Y claramente, esta casa se ha visto iluminada con toda esta buena onda de Caio, Andrey, Latintin América, como de cada una de las personas que pasa por esta casa y este corazón y sobre todo con el sumarle la experiencia de disfrutar el gusto por la bici.

Colabora con Latintin América

15965529_10210998466892606_5251038331182892687_n.jpg

Si quieres colaborar con este viaje,adoptando alojando a Caio, mostrándole tu ciudad, consiguiendo camping, trabajo temporal, casa x trabajo, etc. él sigue en Chile, hoy viajando hacia la 5ta Región y luego hacia el norte. Su idea es llegar a Costa Rica, aunque tampoco lo sabemos con certeza. No lo recomiendo sólo porque nos hayamos hecho amigos, sino porque siento que es el mejor alojado que uno puede tener en la vida, se ganó todo el cariño no sólo mío si no de todos los amigos que compartieron con él  y que he aprendido mucho más en este último mes que en mucho. Que alojar a alguien es una experiencia mucho más llenadora en quien aloja que la que uno se imagina (ya podrán leer en extenso sobre esto en mi columna en la Revista Pedalea) .

Contáctate directamente con él o avísame para coordinar. Trátenmelo bien, denle aguita y amor. Recuerda también que trabajará como un apéndice de La chica de los Mandados en movimiento por donde ande.

Latintin en Facebook 

Latintin en Instagram 

Que sigan los viajeros llegando a mi vida, que sigan las bicicletas, ¡Vamos a andar al fin del mundo!

Experimento: Tour for gift

tour for gift

Vivo en una ciudad súper neoliberal donde todo pareciera tiene un valor económico. A  lo mejor esto ha impregnado también en mi forma de pensar, donde pienso que nada es gratis (aunque lo parezca). Pero no necesariamente tiene que tener un valor comercial/económico (aunque si podría tenerlo) y ahí está la diferencia.

No sé si existe, pero ya, quiero hacer un experimento: Si andas por Santiago o si vives hace poco tiempo acá, te ofrezco Tour por Santiago a cambio de un regalo, de preferencia, de tu ciudad/país de origen o hecho a mano (Como una cena de la comida típica de tu país). No me pidas que piense en un precio de referencia o en algo demasiado rebuscado ( aunque también lo agradezco), porque ahí nos empezamos a complicar y lo que menos quiero en este momento es complicarme en la vida. Piensa en que puedo hacerte un tour por la ciudad que creo conocer y que el valor es un regalo ¿Qué tal? Veamos como me va 😀

¿Y qué sabes tú de la ciudad?

A raíz de post como este sobre Santiago, este en inglés, mi proyecto de viajes Lena , compendio de bares de Santiago por haber escrito sobre Santiago en Yelp, de haber viajado con Zaia Travel a Colombia, de participar como guía en Bicipaseos Patrimoniales, andar mucho en bici repartiendo humitas  y especializarme con La Chica de los Mandados en saber de los mejores datos de Santiago, creo que estoy preparada para hacerlo. Al menos, mal no lo vas a pasar 😉

Hablo español-chileno, un inglés básico a malo (aunque me hago entender), portugués. Quiero además, seguir aprendiendo inglés y ojalá kreyol.

¿Y por dónde me llevarías? 

Así de primera, pienso en 3 tours:

1. Lo que debes conocer del centro de Santiago: Vega/Franklin/Barrio Yungay

2. Lo que debes conocer para sobrevivir en Santiago: Patronato, San Diego, Rosas, Franklin

3. Bares y rumba en Santiago: Maestra Vida, Raíces, Venezia, otros.

¿Dudas, preguntas?

Escríbeme un mail a mariapazcastilloC@gmail.com 🙂

***Actualización 17/05/2017 : Me encuentro en Ciudad de México y busco desesperadamente que alguien haga esto por mí. Necesito ver la Ciudad de México de alguien, la ciudad que yo le mostraría si estuviera en Santiago, no la que sale en internet ¿Te animas?

10 things you must know before coming to Santiago de Chile

Nota: Esta es la traducción de Raúl Aliaga del post  “Cosas que debes saber de Santiago antes de venir” post más visitado de este humilde blog (Gracias huachito!). Si tienes alguna duda o comentario, no dudes en contactarme. Lo mismo si quieres colaborar con esta humilde info para los recién llegados y traducirlo al portugués,francés, alemán, creolé, etc :).

I have met many expats in my life. It has happened me that they know more than I do, because they have read a lot before coming. Or to see them to be always paying attention to the details of their stay, such as very basic explanations that if you’re not from here you won’t understand, like sayings, jargon, etc.

foto1

Moreover, I’m a santiaguina, I have lived almost all my life here and because of the things I do (being “The Errands Girl“, for example), I also know a lot about streets, good but cheap places to eat, where to buy or who to call if you need something.

I hereby list only ten things that might come in handy if you come here for holidays or to spend some time in Santiago. If that’s the case, reach out to me, we might get some coffee and I can show you around the city ;).

Image of Santa Lucía Hill (or Huelén), reachable by subway through the station with the same name. I won’t talk in the post about this, because you’re going to be told about it in aaaaall the traveler guides.

  1. The “Alameda” doesn’t exists. It’s possible that many people will tell you about “Alameda” as a street, and you won’t ever find a sign that calls any street with such name. It’s “Libertador General Bernardo O’Higgins”, the main avenue in Santiago, where also lies the Line 1 of the subway (Metro, colored red). Towards the east continues as “Avenida Providencia” or “Nueva Providencia”, and towards the west, continues with the name “Pajaritos”.
  1. The most typical (fast) chilean food it’s not cazuela neither humitas. An “italiano” (italian) is a hot dog with smashed avocado, chopped tomato and mayonnaise. It’s one of our typical fast foods. Where to have the best ones according to me? In my ranking: Pikachu (small cart in Pio Nono and almost crossing with Bellavista, in Recoleta, Santiago). Portal Fernández Concha (Compañía between Paseo Ahumada and Estado), Dominó (It’s a “fuente de soda”, like a diners, located in several places as its own place or within malls). PS: If you want to try humitas, talk to me.
  1. Transportation. To use public transportation, you must buy a card (just like in any public transportation system in many countries) called BIP, that costs 1350 pesos, and it’s sold at all Metro stations or at the Centros BIP. With it, you can charge it only in multiples of 500 pesos with a minimum of 1000 pesos, at the selling points or at any other associated stores that enable to charge BIP cards. With the BIP card, you can travel by bus (we call them micros here) and by subway (we call it metro), up to 4 different rides with transfers within 90 minutes. If more than one person uses the same card in the same transportation within those 90 minutes, you cannot transfer without being charged again. At the Metro you can buy tickets for single trips, that have different prices on rush hour (hora punta) or non-rush hour (valle).

The public transportation system includes Micros, Metro, colectivos (cars that travel between two specific points for a flat rate) and taxis/cabs. Micros work on a system of troncales (buses that travel long distances) and alimentadores (“feeders”, buses that travel short distances) that generally start or end at a Metro station, in a system very similar to Transmilenio (from Bogotá, Colombia). Colectivos are cars with a capacity up to 4 persons, that go through stablished fixed routes. They usually end or start their routes at a Metro station. You can see the routes at the Transantiago Website.

The Metro currently has 5 lines that connect you to several comunas (cities within the metropolitan area, Santiago city). If you stay around downtown, most probably you’ll only use the red and green lines (Line 1 and Line 5). It’s quite simple to understand and it will take you to the main places and attractions on the city.

Line 1: Red

Line 2: Yellow

Line 4: Blue

Line 4A: Light Blue

Line 4: Green.

(Yes, there’s no “Line 3”).

If your preferred option is to ride a bicycle, the people from Bicicleta Verde rent bicycles, and they’re very well located (Loreto with Santa María, near the Museo de Bellas Artes, and near the Metro station with that same name). On the other hand, if you come for a prolonged stay, you can buy one in San Diego, at the Bio Bio market, or if you like something more vintage or “custom made”, you can go to Ayala Bicicleta, that works with restored bicycles.

  1. Places that no paid-for tour will take you to, and that you must visit. If you are the kind of person that likes to visit what tours won’t tell you, and you want to meet the real Santiago, then I’m telling you which are the places you must visit.

Bio Bio: It’s an area that includes Barrio Franklin, where there are shops that sell all kinds of items. It’s a collection of several warehouses and streets, some of them by theme (antiques, furniture, etc) and it’s an excellent weekend excursion. I have Argentinean friends that buy everything they find, because if you look for tech gadgets, vinyl records, artefacts, books, make up, clothes, sport gear, etc, you will find it (actually, everything and anything is here). How to get there? Metro Franklin (Yellow line), on a bicycle or with micros such as the 301.

Barrio Yungay: Also known as “Bello Barrio” (Beautiful Neighborhood, as in Mauricio Redolés’ poem), is the second most traditional neighborhood in Santiago after the historical center, and it’s located within what’s called “Gran Yungay” that includes Barrio Brasil, Concha y Toro and others. It has many cultural centers and museums (Museo de la Memoria, Galpón Victor Jara, Biblioteca de Santiago, Taller Sol just to name a few), a lot of artistic activities (I recommend the cuecas on Tuesdays at Plaza Yungay and the Fonda Permanente) and a lot of immigration history, past and present, is alive on the different ingredients of Peruvian, Colombian and Dominican cuisine. Sunday’s fair is on Esperanza street, and specially the small merchants selling their stuff like at a Flea market or a garage sale, is one of the most fun attractions on Santiago’s downtown. To find lodge in this neighborhood is to be very close to the main area of downtown, the Barrio Universitario, close to parks such as Quinta Normal and Parque O’Higgins, and close to the cozy neighborhood life there. How to get there? Metro Cumming or Quinta Normal (Green Line), República or ULA (Red Line). And bicycle!

Plaza Libertad de Prensa (“Freedom of Press Square”), better known as “Plaza Concha y Toro” (on the background, what it once was my home for a few months and my ex mini cic bicycle, stolen by a bad man).

foto 2

La Vega: It’s the most central Farmer’s Market, where you can buy vegetables, fruits and groceries for homes and commercial stores or restaurants as well. There you can find things for your kitchen at a very good price, and you can also eat very tasty things. I recommend to eat “Donde la tía Ruth”. For 2000 pesos you can eat until you’re tired, for example, fried fish. WARNING: It’s not the most cheap place in the world as they will want to sell to you, because for that you can go to Lo Valledor or the ferias in surrounding comunas of the city, but it is a good deal and of better quality that any random supermarket. TIP: Go there before 10 AM with friends so you can buy in bulk, you can save a looot of money. From early morning the trucks that sell stuff get there and everything is cheaper.

  1. Where to live if I’m coming as an exchange student? In Santiago we are 1 hour and a half away from the sea, and 1 hour and a half away from the snow (in winter). If you’re coming as an exchange student or for a prolonged stay, I recommend you to live in centrally located comunas (Santiago Centro, Providencia, Ñuñoa, Recoleta) that allow you to get around on a bicycle, saving time and money. It will also allow you to be near Intercity Bus Stations (Terminales de Buses), that can take you to all places throughout Chile. Where can you find listings? The best places to find listings besides the Internet are supermarkets (such as Unimarc and Santa Isabel on Portugal (Metro Universidad Católica), Santa Isabel (Barrio Yungay, Metro Cumming), “El Apu” (Merced with Lastarria, Metro Universidad Católica, Bellas Artes). If you still can’t find something, message me, I always have friends looking to rent a spare room.
  1. What is essential to have at home. (“Lo que nunca está demás en el hogar”). With this phrase start many pitches from street vendors on the buses of Santiago. Something that’s also essential to know if you come to Santiago is where are the neighborhoods in which you can find different stuff:

Cheap clothes: Patronato, Estación Central

Sewing gear: Rosas

Bicycle equipment: San Diego

Books: San Diego

Nightlife: Barrio Bellavista, Barrio Brasil, Orrego Luco

Fairs (Flea+Farmer’s Market, only on Sundays): 10 de Julio, Barrio Yungay/Esperanza, La Florida-La Pintana-La Granja (comunas).

(Free) restrooms: Because you never know when you’ll need it (even more so when traveling), you can find them on a collaborative map here.

  1. Places where you can learn to dance. If you are a foreigner, you’re probably interested in learning how to dance something from Latin America. I recommend you that if you want to learn how to dance cueca, the best thing you can do is to go to Plaza Yungay on a Tuesday (Metro Cumming/Quinta Normal) from 18:30 (or possibly closer to 20:00) where you can find canto a la rueda (improvised cueca singing and dancing), particularly cueca chora, a type of our national dance. And how we say here in Chile “En la cancha se ven los gallos” (“In the playing field the really skilled rise”), in my opinion the best way to learn to dance, and specially cueca, is to just watch and dance.

If you want to learn how to dance salsa, my recommendation number one is that you go to Maestra Vida lessons, and to find out the dates on their Facebook page, because they have several throughout the week. The price of the lesson includes the ticket to stay after the lesson is over at the salsoteca, including the opportunity to enjoy the live music shows on Tuesdays, Wednesdays and Thursdays.

foto 3

One of the best pictures of the life in the worldly world at Maestra Vida. Birthday 2012 with the deeply cared for Clau Cantillana and Cristóbal Montes.

If you want to learn afro-american dance: The best course of action is to message Carola Reyes, dancer, choreographer, and teacher of these type of dance at her school, CasaKalle. For other types of dance like these there’s also the Danza Ébano school.

  1. And how do I call over the phone? If you’re going to be here for a limited time, the way to call is what you’ll see below. If you’re going to be here for a prolonged stay, I recommend you to buy a cell phone (Movistar and Entel are the most common telecom companies, and the ones with “better” coverage) and to write down the most important numbers. You can buy cell phones on retail stores from 10.000 pesos. You can also find some better models in streets such as Santo Domingo, San Antonio, the Bio Bio, but be careful to have everything according to the law to avoid scams and thefts.

From land line to land line in Santiago: 2-xxxxxxx (It will always carry a 2 first because it was added to all numbers a little time ago. If the numbers don’t fit or the number given to you doesn’t start with 2 then you need to add it).

From cell phone to land lines in Santiago: 02-2-xxxxxxx (02+2+7 digits)

From cell phone to cell phone: xxxxxxxx ( 8 digits that can start with 9, 8, 7, 6 or 5)

From land line to cell phone: 9-xxxxxxxx (9+8 digits )******

To add a Chilean number to Whatsapp: +56-9-xxxxxxxx (56+9+8 digits)

******There was a modification recently. Before, to call from a land line to a cell phone you had to add a 0, even though when calling from abroad there’s no modification, only within the country. You can confirm this here.

  1. Hotel/Hostal. I worked at an Hostal for a while, that’s very well located, called Plaza de Armas, because it’s precisely around that area. In my opinion, it’s a very good place if you’re coming to visit, because you can easily access Santiago’s downtown, Bellavista, Bellas Artes and the historical center from a really comfortable location to go everywhere walking, even including a wonderful view. And cheap.
foto 4
A view from the Hostal of Santiago’s Plaza de Armas. In the picture, my friend Débora, that I met there ;).
  1. And which other places to visit near Santiago? Nearby Santiago there’s plenty of places to visit. If your plan is to do it very cheaply and meeting the not-so-typical stuff, these are the places you cannot miss if you’re around:

El Cajón del Maipo: It’s an area that’s naturally beautiful, full of flora and green areas, under threat because of industrial expansion (what a surprise), from where you can meet the Maipo river, that covers all of Santiago. You can practice several sports, among them my favorite from this place: Rafting. You can go there from Plaza de Puente Alto. You must get there first by Metro, and then look for micros or alternative transportation that can go to some of the places. TIP: The Official Chilean Rafting Team, performs once a month a much cheaper Rafting practice in an area called Cascada de las Ánimas, with all the due safety measures, with the best naked torsos I’ve seen in my life and with those sessions you can help them to fund their trips. Besides, they’re very friendly and they’re always running marches and meetings against Alto Maipo, the industrial project that seeks to destroy the area. Look for them on social networks as “Equipo Cascada”.

foto 5
Here we are with some lady friends, doing rafting on the Maipo river.

Pomaire: Small town that develops the craftsmanship of clay, with works spanning from crockery to a varied range of crafts. It’s a perfect day trip, to have lunch there and bring gifts for your family. TIP: Be aware of taking the last bus departing from there at 18:00, otherwise, you’ll have to go to Melipilla first and then Santiago.

Valparaíso: YOU MUST GO. No one that comes to Chile can miss going to Valpo (like we call it here), and to stay there at least a couple of days, so you can see those hills on a night full of lights, visit Cinzano, enjoy sea food, visit the harbor, take a trip on a boat, visit one of the houses of Pablo Neruda, or just hang around the bars. It’s cheap, you can even go there on the evening and come back on the next day. TIP: If you purchase the bus tickets on the internet in advance, it’s cheaper.

Mendoza (Argentina): If you’re already here for 2 months and 29 days, and you need to renew your entry, you want to meet another country on a very low budget, if you want to buy leather gear or to have some meat, this is the best choice. 8 hours away from Santiago (even less, it all depends on the customs pass) and for around 30.000 pesos, you can travel there by night and arrive in the morning to this wonderful city. It’s worth it to do it at least once. It’s cheap (even cheaper than traveling around Chile), it’s close and you can do it in a very short time (a weekend leaving on a Friday evening and coming back a Monday morning to Santiago). TIP: If you want to know more from there, check out this post with some tips from Mendoza (in Spanish).

foto 6
I was in Mendoza once and this little piece of paper appeared on my table. It was the waiter hitting on me.
foto 7
By far, one of the bests post cards is to see the snowy mountain range

Bonus Track: “Lucas” is not a very common name neither a mythological character. It’s the way we name money in multiples of thousands. If someone says, for example, “cuatro lucas”, that person is not talking about “four people named Lucas”, but about “4000 pesos”.