Distrito Salvaje

Nota: Cabe destacar que no es necesario conocerme demasiado para saber que amo Colombia, esa tierra en la que sumando y restando he estado alrededor de 6 meses en mis 3 idas y conozco, al menos a grandes rasgos, más el mapa de allí que del sur de Chile. Amo su música, algunas comidas y bebidas, tengo grandes amigos colombianos y tengo entre planes visitarla 800 veces más.

Entre ayer y hoy he tenido una sobredosis de Colombiafilia: fui a un conversatorio en la Usach donde se hablaba de la música del caribe/antillas y la influencia de los picós en la difusión de esta; estuve conversando con amigos y conocidos bogotanos antes y después, me fui a compartir en la casa de una. Y hoy estaba haciendo scroll, hasta que me encontré con una serie que salió hace pocos días en Netflix: Distrito Salvaje.

La serie

Distrito Salvaje habla de la vida de Jhon, un hombre que se desmovilizó de la guerrilla y que intenta rehacer su vida. Tiene una mamá y un hijo, que durante la serie se irá contando como llegó a tenerlo, como se mantiene y como su forma de vida debe adaptarse luego de pasar años en el monte. Lo contactan para ser infiltrado por parte del gobierno, para poder desarticular las redes de corrupción que están causando estragos y asesinatos  de personajes claves. Un guiño interesante es que justamente las redes de corrupción vienen desde autoridades enredadas en la construcción de grandes obras públicas, algo muy similar a lo que ocurre en gran parte de Latinoamérica con cierta empresa.

Se estrenó recién el 19 de octubre y la factura de la serie es impecable. Es desarrollada en Bogotá y las tomas son increíbles y me recuerdan muchas cosas de mis pasadas por ahí. Mantiene la atención todo el tiempo y aunque muestra imágenes de gran violencia, también sucede en la serie es que hay imágenes donde hay humanidad, corazón, sensibilidad, etc.

Reflexiones

Eso me genera un montón de sensaciones, porque también Bogotá me provoca un montón de sensaciones: todas las veces he ido por razones distintas. La última vez estuve un mes y medio y logré disfrutar de esas nubes azules tan hermosas y de ese Transmilenio tan demoróooooooon

  1. Tuve la oportunidad de estar en el lanzamiento del partido de las FARC en Plaza Bolívar ( habían shows entre ellos el de ) y para nuestra realidad es súper impactante. ¿Desmilitarización? ¿Congresistas? ¿Cómo alguien vuelve a la vida después del monte?
  2. También he tenido la oportunidad de compartir con gente desplazada por la violencia: hacer tu vida completa en una ciudad y de repente tener que irte a otra  dejando todo botado. ¿Cómo vive alguien que le mataron a su familia y que tiene que partir? ¿Qué pasa al volver?
  3. Por otro lado, me tocó conocer a una persona que trabajaba en las comunicaciones del proceso de paz ¿Es posible? ¿Es real? ¿Cómo la experiencia colombiana podría ayudar en Chile o atiende a una situación tan distinta y particular que es imposible?
  4. La alegría, la riqueza musical y cultural (por ser puerto, recibir a gran cantidad de mundo afro), ciertas comidas (no soy tan fan de la comida) y ese mundo que me gusta tanto ¿Será acaso que ese dolor y alegría es lo que me llama y llena?

“Colombia, Colombia, la nación más complicada, que la guerra no se acaba/ y nunca le pone fin” como diría . Sin embargo el amor que tengo por su tierra, su gente, su música, ir por los montes es tan inmenso, que debe ser de los más grandes que tengo a algo en la vida.

 

Amistad Machista

amor.png

En el segundo capítulo de la segunda temporada de Love,  la pareja protagonista decide salir cada uno por su lado. El sale con sus amigos. En el bar, se ponen a conversar con unas chicas y él se mantiene esquivo y casi hostil, a una de las que intenta conversarle, invitarlo a un trago, etc. Cuando ella se lo reclama, se da cuenta que la chica no le está coqueteando, que tiene novio y que sólo quería ser simpática. La chica se aleja, no sin antes decirle que es un estúpido.

Me gusta esta escena porque grafica exactamente lo que pienso al respecto. Me pasa que soy de esas personas que habla con todo el mundo con o sin conocerlos, que si alguien me parece interesante, voy a tratar de conocerlo, juntarme, conversar, compartir, conocer qué le gusta y que le molesta, su talón de Aquiles y obvio, por qué cosas le brillan los ojitos. Sea mujer o sea hombre, sea viejo o joven, sea alguien con pareja o sin, incluso alguien que hable mi idioma o no. Muchas ( por no decir la mayoría) se malentienden las intenciones, pero lo peor aún es que se valida la estructura que me parece profundamente machista y eso me parece insoportable.

Amistades transaccionales

Uno de los machismos más asquerosos es que las mujeres y los hombres son únicamente fuente de relaciones amorosas/sexuales, donde en general, la mujer es coqueta para atrapar/atraer a los hombres, no porque sea coqueta, simpática o amable de por sí o lo sea porque lo es con todo el mundo.

El  mismo machismo que “exige” que el hombre debe ser cortés en la medida que quiera lograr algo, no porque es buena onda y punto. Si no está interesado en la chica de manera amorosa, no debe tratarla mucho,  y menos cortesmente, menos aún si tiene pareja. Si quiere lograr algo, además debe mostrar que puede gastar, alardear de su seguridad y llevar la amabilidad y gestos incluso más allá de su realidad cotidiana. Si la trata bien y ella se confunde, es un maricón por “hacerle ilusiones”. Si es al revés, ella una maraca sin corazón, que friendzonea a ese pobre ser humano.

Como que la gente siempre actuara o debiera actuar en función del otro, de otro, no de sí mismo, como creo que es la mayoría de las veces.

U otra situación: tienes muy buena onda con alguien, pero onda mucha, se reúnen, comparten distintas situaciones, conversan temas afines largamente, salen, van a fiestas con otras personas, acompañándose. Y de repente, una de las personas, empieza un noviazgo y nunca más te tomó en cuenta. O ese amigo/amiga, ahora que tú estás en pareja, nunca más se quiso juntar ¿Acaso era amable sólo porque había un interés romántico al respecto o mientras aparecía otra persona? Y peor: toma una actitud contigo como si efectivamente hubiesen tenido algo. Nervioso, esquivo y mal de males: cambia cuando no está la novia/o. ¿Qué está pasando aquí? ¿Acaso como no te resultó, no podemos ser amigos? ¿Nunca lo fuimos realmente?

Entonces la amistad heterosexual heteronormada, sería una transacción en la medida que el otro te puede proveer de además una relación absolutamente machista. Sino, no te sirve.

Sororidad

En la misma dinámica machista,  se supone que las mujeres se entienden desde competir y ser envidiosas entre ellas   (De hecho me parece increíble esa gente que vive en la dinámica de “me tienen envidia”, pero en fin, ese es otro tema).  Se suele decir y creer  per sé que las mujeres entre ellas son malas amigas, que tienes que ser mejor que otra, mejor que tus “enemigas”. Y por eso la sororidad, viene a ser un proceso revolucionario en medio de este planteamiento neoliberal machista podrido.  Con relaciones feministas, de amor y amistad profunda, las mujeres se cuidan, se apoyan, se respetan, se potencian entre ellas y no tienen un interés en perjudicarse, menos para estar con un otro.

También muchas veces y como en el discurso clásico, se entiende que una mujer sólo es completa con una pareja hombre y con hijos, lo que te hace entender también que si no los tienes o no lo estuvieras, jamás estarás entera realmente. Una suerte de contradicción entre “modernidad” y maternidad, entre independencia y “la necesidad absoluta de contar con un varón que te defienda, te pague, te abra la puerta y te valide ante el resto” Se sigue esperando que la mujer sea madre, pero cuando lo es también se es juzgada. Y si no lo es, también. ¿Entonces qué?

¿Existe la Friendzone?

Según la autora de un artículo en Vice habla que la Friendzone no existe y que “el tipo de hombre que se queja de que lo han incluido en la friendzone, te está diciendo explícitamente que te valora en función de si quiere meterte la polla o no”

El que una mujer sea amistosa, conversadora, te invite y no te esté coqueteando o no quiera algo contigo ¿Se lo plantean como posibilidad?

Sigo creyendo en la amistad hombre-mujer como absolutamente posible. Incluso: sigo pensando en que la amistad con gente con la que tuve imprecisos algos y todavía funciona, pues no todo el rato me la quiero tirar, de hecho a la gran mayoría del mundo no me la quiero tirar. Sigo pensando que una de las razones de por qué la amistad con gays es tan atractiva, libre y cómoda, es justamente porque este punto no existe. O te caes bien o te caes mal, o compartes o no, pero no hay un interés sexual, por lo tanto, las defensas y malentendidos, las onditas raras, celos de parejas, al menos en este sentido, no existen o menos. A veces pienso que sería tan cómodo partir conversaciones amistosas y decirles que no me gustan los hombres, para que esa tensión culiá no exista.

Y por eso agradezco tan enormemente esos “amigos gays no gays” en una suerte de piropo, pues es muy genial tener amigos, tener amigos con esa confianza: No te están mirando con ojos raritos, tú no los estás mirando con ojos raritos, no estás esperando que algún día ocurra ni te pones rarit@ cuando aparecen sus parejas (Bueno, sólo un pelín de celos :P) . Agradezco la gente que puede y quiere amar libremente, sin estarse frenando porque la otra persona pueda pensar que pasa algo. Que puede establecer relaciones buena onda y sentimentalmente sanas con amigos y amigas, siendo tiern@s, amoros@s y feministas, pensando en que esa otra persona la admiras porque es alguien igual que tú, con miedos, trancas, y corazón y que no necesariamente quiere algo contigo.

La la land: amor y odio

 

Hace unos días necesitaba desconectar la cabeza, así que me fui a dar vueltas por el centro y entré al cine y no precisamente al cine del barrio aylahueonagentrificá. Ni una película me llamó la atención, hasta que vi La la land y como había visto un comentario por ahí del Lucho, el más cinéfilo de las personas que conozco y a pesar que en teoría había empezado 10 minutos antes, pregunté si podía entrar.

Entré y los primeros minutos odié la película. Odié porque todo era muy hermoso pero a su vez muy absurdo. Porque parecían pegados con moco, no justificados. Como que sentía que no era en los momentos importantes, sino en todos los momentos. Me daban ganas de pegarles y que dejaran de cantar para hablar. Pero poco a poco, fue captando mi atención y mi amor. Porque sabemos que Lalaland es como de esas películas que se aman o se odian y yo me quedo conla segunda.

Sobre los musicales

No he visto muchos musicales en mi vida como la Pachi. Un crimen,  pensando que fui a una escuela donde estudié producción artística entre puros bailarines, coreógrafos y productores de teatro musical. Pero poco a poco he ido buscando algunos referentes (Cómo olvidar Rent en su versión en inglés y español que me quedé un rato pegadísima con sus canciones o cuando incursioné siendo extra en Jesucristo MetalStar).Lo que sí sé es que los amo y los odio al mismo tiempo.

De hecho, como he repetido alguna vez, ver series y películas es un deporte nuevo para mí y que empieza cuando tengo que estar acostada por obligación o me cansaba mucho cuando volví a caminar, así que lo más lógico era sentarme en el cine a mitad de camino.

¿Referentes? Los usa todos. Así que menos mal que no he visto tantas películas, así no me perturbó tanto. Acá una chica compiló todas als escenas con sus correspondientes referentes:

La La Land – Movie References from Sara Preciado on Vimeo.

La historia

La historia es algo así como una chica que vive en Los Ángeles y que quiere puro cumplir su sueño de ser actriz de cine. También de un músico que a pesar de trabajar como tal se siente frustrado porque en el fondo a él lo que le gustaría es tener un lugar de jazz, ritmo que según él la gente ya no escucha y que por lo demás, ya han cerrado varios lugares del estilo.

Se encuentran un par de veces. Dejan sus complejos y prejuicios para con el otro al lado. Se aman y ¡Bingo! se aman a tal punto que se aman libres y se esfuerzan por que el otro cumpla sus sueños. Se alientan desde la banca diciéndose que son capaces, que son los mejores, que deberían intentarlo hasta lograrlo (glup, glup).

Lo que odié (y amé)

La actriz, Emma Stone, creo que le faltó expresión. verla con más cara de enamorada, con más cara de ilusión, a veces la sentía como demasiado etérea, sin más color que ser hermosa. Amé, pero poco, a  Ryan Gosling , Sebastián y co-protagonista en la película, por su gesto de así, ni tan joven, ni tan viejo, ni tan mino. Creo que su neutralidad, permite que destaquen otras cosas como la música, que claramente es la tercera co-protagonista ( Por favor que alguien me saque el acorde ese del inicio de la canción central, por favor).

Odié ( y amé) que la película fuera del mismo escritor y director de Wiplash (Demien Chezelle), película que también habla de música y ahi también me volvió a hacer sentido lo del discurso del artista en eterna lucha con sus emociones y con cumplir sus sueños: él estudió primero batería, aunque siempre le interesó más el cine.

Lloré con los momentos que hablaban de las libertades, las giras,la distancia, el amor hacia un otro que tiene sueños distintos a los tuyos, que se pueden desarrollar en lugares, planos y vidas distintas a la que se está viviendo y que aunque sea doloroso, lo más justo es apoyar y amar desde esa libertad. También odié (y amé, claro) a todos y cada uno de los artistas que me he encontrado en la vida y el discurso de la eterna y horrorosa lucha entre su carrera y su vida emocional. Me odié y me amé a mí misma por todas las experiencias compartidas al respecto de las decisiones, pelás de cable, llantos y momentos maravillosos al respecto de carreras artísticas tanto de otros como mía como también como eso influenció a todo lo que hago, todo lo que escribo, todo lo que quiero hacer e incluso como soy hoy.

No sé como expresar mejor que tienen una hermosa fotografía, una hueá que dan ganas de tener fotos de escenas repartidas por las paredes, realmente hermosa, muy cincuentera. Película recomendable para una tarde sin muchas expectativas, para morir de amor por los vestidos de la protagonista o las escenas donde se miran, sonríen y bailan.

Pequeña aventura de septiembre

verano 5

Mi nuevo gusto por las películas (Siempre me ha costado quedarme quieta tanto rato, pero como he pasado suficiente tiempo en cama,he visto bastante) me hace de vez en cuando, dejar algún tiempo para ellas, sobre todo anoche donde aparte de con maña estaba recagá de frío. No sé si por excéntrica, curiosidad, por la mansa foto que se gastan, me gusta ir viendo películas iraníes, indias o turcas, así que por un rato, comentaré de ellas.

Estaba revisando qué película ver  en PAVREmente youtube y claro, esta contaba con el huachito rico te haría un café actor principal de “Qué culpa tiene Fatmagül”, Engin Akyurek , por lo que le dí clic, mientras en otra pestaña veía algunos reviews que me daban una idea. Igual todas las reseñas eran la misma copiada -.-

Argumento

Una mujer hermosa, profesional y exitosa, tiene un accidente automovilístico. Luego de despertar, no recuerda el último mes. Sólo recuerda que fue a  una isla y que disfrutó de la playa con sus amigos.

La curiosidad de saber qué había hecho los últimos 30 días, sumada a que no hay ningún registro de qué pasó ese tiempo ( sus mensajes de texto, fotos, han sido borrados de su móvil) hace que esa necesidad de saber qué pasó y qué relación tiene con su accidente vaya en aumento y decida ir a ese lugar, junto a la misma amiga que la acompañó la primera vez.

Poco a poco va recordando lo feliz que fue ,pero lamentablemente, esa felicidad no durará para siempre.

verano 1

¿Algún momento clave?

Hay más de un momento de mamonería absoluta clave de la película, donde hay frases que a una le sacan el aire de los pulmones. O se llenan. O el corazón, a veces me pierdo entre uno y otro 😛

 

  1. -Quiero ver lo que tú ves
  2. -Mira una estrella fugaz, pide un deseo
    -Lo hice ¿Qué pediste?
    -Deseé ser alguien más. Alguien fuerte y apuesto. Que cuando lo miraras el mundo deje de girar.Alguien que pudiera mostrar lo que siente sin complejos. Que dijera que te ama y que no es nadie, que es Tekín Bulut. Alguien a quien pudieras tomarle la mano y caminar a su lado. Que te dijera que no quiere que te vayas, que te lo prohibe. Que ahora que te encontró no te dejará ir. Pero no soy ese. No importa lo que haga, sigo siendo yo.
    -Yo quiero al hombre con pintura en las manos
  3. Es esto amor? No puede ser, amor es…no sé
    -Si tienes que preguntar entonces no lo es
  4. No sabía nadar y ella me enseñó. No podía bailar, pero por ella lo hice. Entonces vino a mi sitio. Cocinamos, dibujamos, nos miramos sin hablar. Nos olvidamos del mundo viviendo para nosotros. Nos amamos. Nos enamoramos.
    verano 4
  5. -Haré lo que quieras. Seré el hombre que deseas, pero por favor regresa. (…)
    -No confíes en mí, no me escuchaste.Así es como soy.
  6. -Tomaste mi mano, tú me elegiste
    -¿Por qué haría eso? (…)
    -Daría lo que fuera porque eso se repita
    -Tal vez nunca sucedió. Tal vez sólo te lo imaginaste

    verano 2

Sobre la película

Se estrenó en el año 2014. El director es Kerem Derem y la música está Hecha por Toygar Işıklı , conocido por hacer la música para series y películas como Kara para Ask, Ezel, Fatmagul, entre otras. De hecho la canción principal, es como dispararse en los pies, muy de autoboicot-sufrir-para-no-sufrir.

Dura 1 hora 46 y los actores principales son Farah Zeynep Abdullah y el huachito rico de Engin Akyurek. Y no le cuenten a nadie, pero está en este link . Véanla y mueran de amorS y me cuentan :D.

 

3 idiotas

 all

Ayer estábamos conversando sobre lo rico y barato que es un restaurante indio que queda en San Martín (ya hablaré de él), cuando uno de mis compañeros de casa nos recomienda 3 idiotas. El título de la película no decía nada interesante, pero sólo nos dijo “van a llorar”. Y pese a que abrí bien los ojos y que me eché airecito, fue inevitable.

Trama

La película parte con que un par de amigos de la época de la Universidad se encuentran 10 años después de haber salido y se encuentran con otro alumno, que les recuerda una apuesta: Que se juntarían en esa fecha, a ver quien era el más exitoso. Además uno de ellos, Rancho, el más carismático, apañador y que probablemente había sido el que había motivado mucho de los cambios en la Universidad y en ellos mismos, había desaparecido para siempre, sin dejar rastro y el alumno que no era amigo de ellos, dice que tiene como llegar a él.

Desde ahí hacen un salto atrás para comentar como fue todo lo que ocurrió en los años de estudio, como los lazos de amistad se hicieron indestructibles y sobre todo como les cambió a todos el swich sobre las motivaciones, haciéndolos entender que lo más importante era ser feliz con lo que más les gustaba hacer.

Sobre la película

Estrenada en el 2009, su director es  Rajkumar Hirani. Casi 3 horas de película, poco baile pero hay  ( recordemos que es una película india y de por sí lleva baile, multitudes, casamientos,religión) una escuela de ingeniería plagada de costumbres de colegio de hombres, pero una trama que de verdad llega al corazón, sobre todo si estás conectado ( o en vías de conectar) con las grandes decisiones de la vida. Y por su puesto, una historia romántica infinitamente más lenta que en Occidente, donde los protagonistas sufren por creer no poder estar juntos.

Algo para quedarse en la memoria: All is well

La película, la puedes ver aquí 

 

 

How to Be Single

¿Cómo ser soltera? titula la película y habla un poco de lugares comunes: Gente soltera en Nueva York, que lo pasa bien, que a veces lo pasa mal, medio que se enamora, medio que no. Techos altos, mucho ladrillo rojo, mucha fiesta, cervezas en el refrigerador y taxi amarillo, y al fin del día ( o de la noche) soledad, hasta que la loquita aprende a estar sola. Todo MUY predecible.

Lo llevo a mi vida: Soltera, me aburrí de Tinder y su dinámica ” conozcámonos pa tirar”, me aburrí de los blogs de los cuales yo misma escribí. Me aburrí del discurso de la obviedad de la serie gringa en NYC. ¿Podría decir que me aburrí de tirar? NO. Pero me aburrí de lo obvio, de lo evidente, de lo mecánico, como una película que habla de solteros en NY. ¿A ver?. ¿Y si en verdad quisiera casarme y tener 12 hijos? ¿o si quisiera que un loco cuidara los quehaceres casa mientras yo ando viajando por no sé donde? ¿O si efectivamente creyera abiertamente en el poliamor? ¿Y si quisiera plantear dinámicas donde en verdad disfruto mucho estando sola y compartiendo en otras frecuencias amorosas donde no necesite emparejarme de la manera tradicional?  ¿O sí? ¿O si todo lo que aprendí este tiempo fuera parte del discurso que me autoaprendí y me comí completo y ahora no me convence taaanto? ¿Y si me cayera bien a ratos la cursilería o la encontrara necesaria? Aer, vamos por parte.

Destiernados poco cursis

Ya hablé de esto un poco en el post de la ternura: En él,  comento que la gente finalmente se destierna si no está en contacto con el amor a niños o el amor romántico ¿Y uno podría ser tierno el resto del tiempo?  ¿Cuando está solo?

“¿Te has sentido sola?” me preguntó alguien. “Claro que sí ¿Y tú?” – También-me respondió, como sentidamente, no una respuesta por cumplir. Una pregunta  media dolorosa, media íntima y punzante. Éramos dos personas adultas, solteras, desprejuiciadas de cánones habituales, que nos sentíamos solos y para peor LO ASUMÍAMOS. Porque en algún momento, todos nos sentimos solos y queremos, necesitamos, rogamos, por un gesto que nos devuelva el color, la vida ¿Asumirlo? ¿Aceptar que a veces simplemente querís un gesto de alguien en tu vida? ¿Que no necesariamente quieres casarte o ser el amor de la vida de alguien ( o sí), pero que quieres saborear algo más que unas horas de sexo mecánico?

Virtualidad culiá

OK, claro que es difícil si vivimos en un mundo con Facebook, con Twitter, con Whatsapp, lleno de notificaciones o de miradas al celular cuando incluso, estamos con gente al frente en vivo y en directo. De hecho peor: ahora no sólo debemos interpretar a las personas y sus mensajes equívocos sino sus tiempos en contestar, emoticones, puntos suspensivos e incluso cuánto duran sus silencios. Loco, he tenido peleas feroces porque simplemente no vi el whatsapp en un día o un par de horas ¿En serio? ¿En serio estamos tan pegados al teléfono que hasta los tiempos de respuesta son ley?

Un montón de chats por día, con un montón de personas, atendiendo a dinámicas diferentes: amistad, trabajo, proyectos, coqueteos. Contarle a una amiga lo que ocurrió el otro día cuando te ibas a juntar con Pepito o contestar a una conversación sin importancia, apelando a la liviandad que da el internet un día después de las diez de la noche. O responder por pega o que no se te vayan a cruzar los chats de distintas personas, porque podría causar la cuarta guerra mundial.  Nada lo suficientemente profundo, porque todo en la soltería pareciera decir que hay que alejarse de la ternura-o de las cosas cursis-aunque en el fondo las queremos con locura. Porque la otra persona se puede enrollar, porque nosotros mismos nos podemos enrollar, porque alguna pareja, ex pareja propia o de los otros le puede dar color. ¿Y si me quiero enrollar?

Nos pasó la cuenta

Porque todo el discurso fácil y práctico del quiero estar solo, nos pasa la cuenta. Es verdad: odio que la gente me hable cuando estoy escuchando música en vivo, amo andar en bici y llegar o irme a la hora que se me de la regalada gana, viajar para donde me dé el tiempo y las fórmulas de hacer pegas a distancia, amo decidir en mi vida lo que quiero hacer sin preguntar, pero también me encanta compartir cosas tan sencillas como un plato de fideos con salsa o simplemente contar lo que me frustra o lo que amo. Pero a lo mejor ya se me olvidó como hacerlo.

Porque aquí, aunque nos queramos dar de súper súperados, súper modernos y mega relajados, pero al final del día, repetimos una y otra vez mentalmente, las frases para el bronce. Sí, esos momentos ultra cursis, porque en el fondo, la vida real-real, es cursi y todo lo demás es mierda. 

Podemos hacernos los bacanes, los sin corazón, los súper rebeldesanarkopunkies, los megahipsterssincorazón, podemos no decir algunas cosas porque puedan parecer precipitadas o fuera de contexto, pero no por eso dejan de ocurrir en nuestro fuero interno. El corazón a veces es más rápido que los procesos, los tiempos, lo que se debe o no se debe hacer.Y nos hace jaque mate, cuando estamos embobados por un momento mágico, único, una frase culiá cursi como ella sola, fuera de contexto en nuestra bandera “freedoom la vida loca”

Conclusiones

  • Estoy absolutamente aburrida de no demostrar porque puede parecer qué. Me chorié. Me aburrí de dejar de publicar fotos porque a no sé quien le puede parecer no sé qué o alguien se puede enojar o pensar qué.Chata.
  • Me parece extravagante que las pequeñas muestras de cariño no puedan ser tales, porque a alguien, partiendo por mi propio súper yo, le puedan parecer pelotudas.
  • No quiero que en este momento de mi vida lo más importante sea si hay internet en mi teléfono o si efectivamente, soy una persona exitosa para la gente, porque  ya tengo 31 años. Quiero, al final del día, contabilizar esos momentos cursis y recordables y seguir fiel a las cosas que pienso, incluyendo toda esta ola de cursilería.
  • Quiero que unos me gusta en Facebook, unos FAV en twitter, un par de mails, no signifiquen más allá que eso. La vida es todo lo que ocurre cuando no ocurre eso.
  • Hacer cucharita es bacán, incluso sin tirar.
  • Tirar con alguien es muy frío a veces.Rico, pero frío. A veces es mucho más excitante  pasar horas inventando proyectos nuevos, ver la cara de la gente cuando relata algo que ama o simplemente demorarse en el proceso más bacán de todos: conocerse (en serio).
  • No olvidarse de una misma ni con alguien ni sin él. MUY MUY MUY consejo de película y de vida gringa, no?

Y por último, como diría Benedetti , el rey de los cursis por lo demás,  “Me asusta ponerme sentimental”, pero lo soy y qué tanta hueá.

 

 

7 cosas por las que me gustó (tanto) Master of None

Resumiendo, la historia es la siguiente: Un treintón en Nueva York, tratando de entender hacia dónde va la vida. WAIT: Hasta ahí es la historia de siempre,qué paja pensaría si leyera esa sinopsis,  en un lugar de siempre y se suma a las otras series en la misma ciudad, que me gustan, y de las cuales también me gustaría escribir: Flesh and bone, Sex and the City e incluso Broad City. Adultos no tan adultos, gente que trata de lidiar con su vida sentimental, la soltería y la vida moderna.Pero ¿En qué es diferente esta serie? ¿Por qué me encantó tanto?

  1. Aziz Ansari, el antihéroe: De origen indio, bajo, delgado y para muchas personas no lo suficientemente atractivo, el protagonista, Dave, es un actor de comerciales y papeles secundarios en películas de mierda. Pero  logra poner el foco en otros aspectos de su vida: Su condición de segunda generación de inmigrantes, los cuestionamientos propios de la treintena, vivir solo en una gran ciudad, las redes sociales en relaciones sentimentales, etc. Lo terminan haciendo profundamente atractivo,a mi parecer. No hay que olvidar tampoco que Aziz hace Standup, lo que hace que sea perpicaz, agudo y de un humor negrísimo que amo. Además escribió un libro llamado Modern Romance y que estoy empezando a leer su versión pirateada, gracias Alexander.
    Sumo a eso, me gusta que no sólo sea de una etnia que normalmente no vemos en televisión fuera de los estereotipos como Apu, sino porque su color honestamente me agrada mucho y no lo puedo evitar.
    maste-s1-013-h-wide-.jpg
  2. Las redes sociales: Desde la primera escena, donde Dev tiene dudas si el líquido seminal puede dejar embarazada a su cita o no y donde se pone a googlearlo desde su smarthphone en la cama al mismo tiempo que ella, nos damos cuenta que la serie recién se estrenó en octubre pasado y que está ambientada hoy. MUY HOY.

    Capítulos completos dedicados a la relación de los chats con sus citas o con sus padres, hacen que en todo momento uno se cuestione y diga ¡Anzari, me cagaste la vida! ó pensar que cualquier escena que pusiera en mi Facebook, haría que más de una persona se sintiera aludida, porque definitivamente me alude los 10 capítulos que dura esta primera temporada, casi de principio a fin.
    master-of-none-orgasm-clip.jpeg

  3. Se cuestiona realidades cercanas: Ok, sucede con series como SATC, donde algunas cosas parecieran que todos y todas nos cuestionamos, porque son inherentes al ser humano como el sexo, pero algunas otras ni por si acaso (como los zapatos carísimos o las fiestas con famosos (?)). Pero en este caso, son cosas tan concretas y reales, que dan ganas de decir “¿¿¿Dónde está la cámara???”.
    960.jpg
  4. Los prejuicios: Los inmigrantes, las razas, el vivir solo, el decidir tener o no una familia con hijos y responsabilidades fuera de sí mismo, qué se debe decir y qué es lo políticamente correcto para decirle a alguien con quien saliste o quieres salir, las preocupaciones del primer mundo como “¿Cómo decidir por qué restaurant ir?”. Principalmente la serie evidencia todos los prejuicios que puedas tener (y algunos que incluso ni te habías imaginado) y los lanza al vacío .Te pone en el lugar de alguien que vive a diario comentarios xenófobos o en todo lo que se te pasa por la cabeza luego de salir con alguien y te lo restriega en la cara.
    960 (1).jpg
  5. La cita perfecta: Ya sabemos que no hay citas perfectas y en lo que a mí respecta, las más simples o desquiciadas, han sido las mejores. En el capítulo 6, probablemente está mi favorita, que en caso de concretarla, sé que me haría muy feliz eeella, la olguita marina, eeella y que probablemente muchos no hemos probado o concretado de PURO PELOTUDOS: irse a la mierda en una cita alocada que incluya un viaje y probar conocer a la otra persona más allá que una salida de un par de horas donde te preguntarás miles de cosas a posteriori. Apostando todo y ¿Qué tanto?

    MON_ficciondigital-1600x857.jpg

  6. Acoso: Hay un capitulo donde se hace el paralelo entre un hombre y una mujer en un bar, lo que lleva a una conversación que hace que el protagonista entienda que por el sólo hecho de nacer con una vagina, hay un montón de cosas por las que debes pasar, como el acoso callejero. Empatiza y permite un cambio de paradigma, aunque eso le provoque ciertas desventajas.
    master-of-none.jpg
  7. Adultos mayores: Ok, a veces este mundo rápido, nos hace ser groseros o simplemente no pescar lo que dice la gente (más) adulta. Vemos como nuestros padres y abuelos y HORROR: madres de nuestros amigos, tratan, intentan a toda costa, ingresar en esta vida on line, con muchos emoticones y frases fuera de contexto. O cuando se muestra en una escena a los papás de algunos personajes(Dato: leí por ahí que los padres de Dave, son los papás de Ansari en la vida real) pidiéndole a los hijos que les configuren ciertas opciones en sus dispositivos móviles y los hijos les responden que no tienen tiempo ¿A quién no le ha pasado?
    papa ansari.jpg

Quiero más capítulos, quiero ver más a Anzari, quiero perfeccionar mi inglés para terminar de leer el libro y quiero que me recomienden otra serie de humor negro y de personas reales, que o si no me voy a morir de aburrimiento, cuando no quiero saber nada ni del Foro ni de mis achaques ni de mis otras 100 mil pegas.