Harald Edelstam: El Clavel Negro

harald
Foto: Corporación Harald Edelstam

Cuando iba en tercero básico, iba en un colegio que era más o menos nuevo, en la comuna de la Granja, que era particular particular. Repetir el particular, es muy C3, por eso mismo lo hice. En ese colegio, llevaron una obra de teatro sueca, que hablaba de Thor, el dios del martillo y otras cosas que me llamaron la atención y quedaron por ahí rebotando en la memoria. Por otro lado, las primeras casas que viví siendo estudiante, conocí también a Ylva, mi amiga sueca con la que jugábamos a que yo era sueca de padres chilenos y blá. La verdad es que sólo pronuncio una frase “sol vind och vatten”, que es una canción,  que pasa a ser mi frase favorita para entablar cualquier conversación con alguien de ese país o jugar a que puedo hablar sueco. Me encantan también un par de bandas suecas de salsa (Calle Real, Orquesta Pomo), en fin.

Desde ahí, desde esas pequeñas cercanías que le he puesto ojo a Suecia . Por supuesto que me llama la atención también, y es un tema que quiero desarrollar/investigar/trabajar alguna vez, la migración chilena y latinoamericana a ese país, sus procesos de inculturación, transculturación, etc.

El Clavel Negro, la película

Fue para un festival audiovisual, que vi esta película probablemente medio de casualidad, medio porque me llama la atención el tema. Con ella pude entender, mucho mejor, el por qué de la gran colonia chilena en Suecia, de los conflictos desarrollados a partir de eso, de como se había tejido que Suecia y no otro país recibiera a miles de chilenos post golpe de estado. Recuerdo haber quedado rayándola con la película, incluso tiempo después andaba a la búsqueda de ella( que ya está en Youtube si la quieres ver).

Harald Edelstam era el embajador sueco en Chile para cuando fue el golpe de estado en 1973.  Para él, un diplomático de un país bastante estable, habría sido fácil mantenerse al margen o simplemente emigrar del país. Pero ya se sabía que tenía un “prontuario” de salvataje de personas de los nazis o de la articulación de diálogos con distintas organizaciones de Derechos Humanos en Guatemala.Por lo tanto, no era difícil imaginarse, que algo haría al respecto y le advirtieron más de una vez que no le perdonarían una.

Muy por el contrario incluso de su seguridad personal, puso en riesgo su vida muchas veces y su continuidad como diplomático, salvando-según algunos más que el de la lista de Schindler- la mayor cantidad de personas del siglo pasado, de manera individual. Él fue el responsable que, se quisiera o no, ese país recibiera a gran cantidad de chilenos en problemas.

Obviamente, no estuvo falta de polémicas: Amenazas, estar en la línea de lo prohibido y lo que no y obviamente,  estar en el ojo de las autoridades del país en ese momento y de sus propios superiores y obvio, el amor de mujeres. Puso su vida en riesgo, a un país en conflicto con otro por las medidas que estaba tomando, y aún así lo hizo. No una vez, no una persona: miles.

Una de las escenas más emocionantes, es cuando el embajador, luego del golpe, está sitiado por personas que le piden asilo, en las rejas de la embajada que quedaba en Providencia. Entre ellos una mujer le pide que salve a su pequeña hija y la pasa por arriba de la reja. En cuanto se aleja, es reprimida por la policía a lo que él reacciona dando la órden que abran las puertas de la embajada. Se cuenta que alojó a más de 500 en esa residencia.

¿Qué hay hoy sobre él?

En Chile , la biblioteca de San Miguel lleva su nombre, en otros países latinoamericanos hay monumentos y al parecer, ni en Suecia ni en Chile se ha dejado mucho rastro de su tremenda obra humanitaria. Recientemente he encontrado algunos vestigios, como lo de un premio en Suecia , un reportaje aislado en el Quinto Poder y una Corporación que ha nacido a partir de su símil en Suecia. Un hombre que salvó a al menos 1300 personas ( dicen que los desaparecidos en Chile fueron más de 3000), toda una generación migrante en Suecia, con todo lo que eso implicó. ¿Cómo es posible que no esté en nuestros libros de historia? ¿Cómo no lo sabemos? ¿Se les enseña a los de ascendencia chilena o en los colegios que ese hombre salvó a esa inmensa cantidad de chilenos?

¿Qué hacer?

Yo propongo que hagamos algo al respecto. Por ejemplo:

  • Articular una red que permita investigar sobre su vida y obra tanto en Chile como en los otros países donde también prestó colaboración.
  • Coordinar acciones en conjunto con organizaciones para ir en ayuda de refugiados en Chile. Recordemos que Chile se ha transformado en los últimos años, en un lugar donde hermanos latinoamericanos han encontrado un lugar más seguro y con oportunidades laborales para vivir. Coordinar con organizaciones ligadas al tema DDHH, comunidad chilena en Suecia, Canadá, Australia  y derechos de migrantes en ambos países. Embajadas y consulados (Casi sería ampliar las actividades que estamos realizando con Lastarria Mistral, sobre el tema migrante).
  • Realizar actividades y homenajes que lleven su nombre y permitan poner en valor el aporte de este hombre en la historia de un país.

Así que, amigo Claudio, creo que tengo mi próximo proyecto para presentar a Lastarria Mistral, a la Comisión Chilena de Derechos Humanos, y a Bicipaseos :D.

Contacto

¿Te interesa el tema? Deja un mensaje en los comentarios o escríbeme un correo a mariapazcastilloC@gmail.com  :* . No tengo mucho tiempo hoy, pero seguro se puede hacer algo.

 

Anuncios

Los Gaiteros de San Jacinto

Hace un tiempo, me cuentan que los Gaiteros de San Jacinto, vienen a Chile. sí, los llamados Rollings Stones de la cumbia, los ganadores del Grammy 2007, los mismísimos que con la voz de Juan Chuchita Fernández característica o de  Toño García, han musicalizado desde los años 50, incluso nuestras fiestas familiares en Chile sin saberlo. ¿No me cree? Por ejemplo: la popular “La escoba” tocada por Chico Trujillo en esta versión, es prueba de ello.

También me indican que su presentación principal (que fue hace un par de días) será con Matanza. Me da un dolor de guata y me empieza a tiritar un ojo ¿Cómo? ¿Y el formato tradicional? Re-pienso: Hey, esto no es malo. ¿Cuántas veces yo misma no he alabado y he hablado de la riqueza de la fusión de sonidos? ¿Por qué no?

La música tradicional colombiana y yo

Hace 7 años,por cosas de la azarosa vida fui invitada, a la inauguración de una escuela de danza que empezaba por esos días en Ñuñoa, Santiago de Chile. Danza Ébano, como se llama el lugar, abría sus puertas en pleno Irarrázabal, como escuela de entre otras danzas, las afrocolombianas, afroperuanas, de Sri Lanka y tantas otras, al mando de los Cristianes.

Mientras estábamos ahí tod@s, en plena conversa, recuerdo perfecto el momento, en que  engullía un manojo de maní/ramitas/papas fritas, se escucha la voz de Giuliano, un (severo) músico colombiano que vivía en Chile en ese tiempo, que grita ¡Que llegaron los Gaiteros!

Y sí, sin mediar presentación, entradas, tickets numerados, filas ni demases, estábamos en esa mágica noche, donde teníamos a los mismísimos Gaiteros de San Jacinto, tocando hasta la madrugada e incluso bailando con nosotr@s. Juan Chuchita, Jairo, Freddy y los demás, ellos que cantaban originalmente las canciones que bailábamos en las fiestas que nos gustaba asistir, estaban ahí con nosotros, a piso. Hasta la madrugada, tocando horas interminables tanto como el ron, mientras una Amanda Fecci Cantillana (Sí, la misma hermosa pequeña que baila algunas veces junto a la Banda Conmoción), de escasos 3 meses, dormía en una sala contigua. Ahora, justamente, tiene 7 años, por eso lo sé perfectamente.

La experiencia de conocer de esa manera a los Gaiteros, interiorizarse en su música, sirvió para que se me volara la cabeza con esos sonidos que ya veníamos bailando hace un rato, pero se hacían reales, palpables ¡Teníamos frente a frente a los que venían tocando su música hace décadas! Estábamos bailando con Juan Chuchita!

Desde ahí,  la música de gaita, de la sabana y costa colombiana, pasó a ser algo propio, tanto como esa noche bailando junto a los maestros máximos del género.Luego vino Petrona Martínez,  Totó la Momposina, bailamos hace poco con Paíto y los gaiteros de Costa Brava. Me adentré en el festival de la flauta de millo en Morroa, Sucre. Aprendí de instrumentos preguntándole a los que tocaban, fui hasta Cartagena de Indias a conocer a Nando Coba y su golpe seco, estudiar mucho con el Homenaje al Carnaval de Barranquilla del que soy parte de la organización y la posibilidad de poder ir al de verdad pronto a sacarle el rollo a una organización de esa envergadura y a su riqueza cultural;  fui coleccionando maracas hasta llegar a las que tengo hoy y sigo aprendiendo de los sonidos del mundo, sobre todo de latinoamérica. Sobre todo de Colombia. Sobre todo de la zona donde el sonido de las gaitas, la flauta de millo y el bailar es tan importante y emotivo, como a mi corazón y mis patitas cuando escuchan a la gaita tocar <3.

Fusión tradicional-electrónica.

La cumbia enchufada o la fusión de sonidos tradicionales afrocolombianos con beats hechos por máquinas, no es algo nuevo. Sin pensar demasiado se me vienen  agrupaciones que son súper comunes en cualquier playlist de fiestas del barrio, en Chile y Argentina como Bomba Estéreo, Systema Solar ó Chocquibtown  . Si le agrega la versión de Parió la Luna de la Mojarra Eléctrica (con el típico clarinete a todo pulmón al empezar) ó agrupaciones nuevas como Profetas, me empiezo a relajar. De hecho los mismos gaiteros ya lo hicieron con Dub de Gaita con el productor inglés de dub,  Adrian Sherwood.

Otro ejemplo reciente en nuestro país, es el que logra relajarme en serio: el trabajo de Nelda Piña y la Boa, esa suerte de Afrobeat sabroso, que trae a una de las cantaoras más reconocidas del caribe, junto a más de 10 músicos qué, haciendo una mezcla exquisita, es prueba absoluta que se puede y se puede con ganas ¡Qué proyecto lindo ese!.¡Ojalá logremos traerla una próxima vez!

Me auto-repito: No es algo nuevo la fusión de sonidos, no es un agravio a la tradición, sino una opción viable (?).Empiezo a respirar más tranquila y pienso en la posibilidad de pensar en uno de los conjuntos de música tradicionales MÁS TRADICIONALES en mi cabeza, con estos sonidos de sintetizador. Veamos qué pasa. O escuchemos, mejor.

Mis favoritos

Hoy tocan los Gaiteros en el Bar el Clan y la verdad, dudo mucho que queden entradas y/o que pueda entrar y me da pena, porque habría sido genial gestionar otros espacios además, tal vez más grandes, donde el foco fuera lo tradicional. Pero claro, se entiende también que la producción de una gira es una empresa no tan fácil ni tan barata de cubrir, ni los medios, ni los tratos, ni las formas. Yo tuviera plata en mi bolsillo, los llevo a un parque, para que bailemos hasta que amanezca.

Afiche Gaiteros de San Jacinto, para Bar el Clan
Afiche Gaiteros de San Jacinto, para Bar el Clan

Por el momento, creo que vari@s quedaremos con la sensación que hay que seguir pujando para que los espacios se abran en vez de cerrarse, donde la música en vivo sea el centro ay como echo de menos el galpón, conchesumare . Ya llegará el día, oh.

Y para finalizar, con un repertorio inmesurable de varias décadas, es súper difícil elegir,  así que dejo mis 6 canciones favoritas

  1. Candelaria

  2. Manuelito Barrios

  3. Campo Alegre

  4. Fuego de cumbia

  5. La Maestranza

  6. Rosita

Fuerza Bruta en Chile

fuerza 6
Foto por Javiera López

Mis idas y vueltas a Argentina han estado marcadas por las amistades, el circo,la música, las pegas, etc. En todas las veces, Fuerza Bruta fue el espectáculo que siempre quise ver, pero que no coincidí. Llevo 4 años escuchando de su espectáculo, trabajando de manera muy lejana con ellos o cruzándome con los afiches o con el comentario cuando estás hablando de buenos shows allá ¿Viste ya a Fuerza Bruta?

El show

fuerza 1
Foto por Javiera López

Me gané invitaciones por twitter a través de uno de los auspiciadores y andaba mega emocionada. Un show que he esperado tanto tiempo y con tantas ansias, no quiero que mis expectativas me jueguen en contra. Invito a mi amiga, que aprovecha de sacar las fotos para este post 😛

Llegamos con la Javi cerca de las 20:00 y nos llevamos la primera sorpresa: un cóctel de proporciones, mucha comida, mucho copete gratis. ¿Nos habremos equivocado? Y no, no nos equivocamos. Es parte de esto.

La segunda sorpresa es que el show no es sentados en butacas, si no el público está de pie, en una sala rectangular ( Su tamaño me hacía recordar las dimensiones del Galpón Víctor Jara), oscura. Se puede ver que hay telones, rieles, luces, pero el desconcierto de no saber por dónde partirá el show, te hace dudar hacia dónde debes mirar.

fuerza 4
El reflejo de las cabezas del público en el agua de la piscina que hay arriba. Foto por Javiera López

Aparece el típico tipo que aparece en la publicidad. Corriendo, corriendo ( Qué manera de correr de ese hombre durante todo el espectáculo!!!). Se le atraviesan balazos, paredes, agua, gente y el loco sigue corriendo, amarrado a una cuerda a modo de arnés. Y empiezan a aparecer, en distintos planos y sectores de este gran galpón los actores, acróbatas, bailarines interactuando con el público. Aparecen y desaparecen distintas estructuras por las paredes que hacen que el espectador esté todo el tiempo impresionado por lo que sucede e imposibilitado de quedarse quieto.

fuerza 5
El famoso hombre que corre. Y corre. Y sigue corriendo Foto por Javiera López

Y de pronto, cuando crees que ya nada puede ser más impresionante, falta algo. Porque en la publicidad se ven unas chicas, se ve un reflejo. Y sobre las cabezas de los asistentes empieza a pender una especie de piscina transparente, en la que cae agua y caen personas. Y se mueven como peces y rebotan y se rien. Y llega tan abajo que la estructura la puedes tocar semi-tocando a las que hacen piruetas.

fuerza 2
Esta imagen es maravillosa así, pero en vivo…¡IN-CRE-Í-BLE!

Por lo que leí alguna vez, la técnica para lograr este espectáculo debe haber durado sus buenos meses si no años. La manera en que logran tanto como se diría en argentino “volarte la cabeza” versus la seguridad necesaria, el juego de luces con el agua, la mecánica para las acrobacias, es realmente de otro planeta.

 La impresión constante es ¿Con qué más nos van a sorprender? ¿Se puede más? Llegué en un estado de éxtasis difícil de explicar. Sólo gritaba, disfrutaba y decía ¡4 años! ¡4 años y valió la pena!

fuerza 7
La foto del jugo. Y sí, se me olvidó sacarme la huincha reflectante del tobillo Foto por Javiera López

Bonus Track:

Un poquito más de por qué los quería ver: El Bicentenario Argentino

Cuando estuve en Buenos Aires, estaba buscando trabajo por todos lados, por lo que le pedí a todo el mundo  que me avisara si sabía de algo. Un día terminando una clase, un profe, Flavio, me preguntó si todavía buscaba, que había algo pequeño, ser extra para el Bicentenario Argentino, pues harían un gran espectáculo el 25 de mayo. En menos de una hora, me llamó la encargada, pero me dijo que en vez de extra, necesitaba asistentes de producción, por lo que quería conocerme y explicarme el trabajo.

En camino al Teatro donde se organizaba todo
En camino al Teatro donde se organizaba todo

Los que montaban todo este gran aparataje, eran los de Fuerza Bruta. Obviamente éramos un montón (cerca de 3000 en escena, cerca de 400 técnicos) y sólo en mi caravana ( eran 19) teníamos 200 personas a cargo caracterizadas, más músicos, guardias, técnicos que llevaban fuego, etc.  Jamás tuvimos mayor acceso a la gente de la compañía directamente a excepción de instrucciones generales con megáfono o en el teatro donde era la suerte de camarín . Sin embargo la experiencia fue increíble y quedaron las ganas ver su espectáculo homónimo. Quedaron las ganas de volver a trabajar en algo así.

ba3
La foto emo en el baño. La polera dice “Argentina en el corazón”
ba6
Con una de las chiquillas que trabajamos. De fondo el teatro donde se vestían, maquillaban, ensayaban todos ❤
ba estrella
3 pisos de gente
ba7
Lo poco que alcancé a fotografiar de la calle
ba5
Los países también se gestan por los inmigrantes. La comunidad colombiana en pleno ❤
ba4
Nuestra caravana pertenecía al episodio del “Éxodo Jujeño”, donde habían personas de todo el pueblo y de otros lugares. Representando la comunidad boliviana
ba2
Otras de las pocas imágenes de la calle

Y  por último, el Bonus track del Bonus Track , el vídeo donde puedo comprobar mi participación y segundos de fama pasando en el 1:03 al 1:05 #graciasnosemolesten

San Diego 850 -Nano Stern

He tenido la oportunidad de ver varias presentaciones y en diferentes formatos de Nano Stern estos días. Y lo mejor (o justamente por eso mismo) calzando perfecto con esta época rara que estoy viviendo en mi vida personal: entre la búsqueda de lo simple, del apapachamiento amplio en todas sus formas, del parar el ritmo desenfrenado por la solución de conflictos y darse el tiempo de conocer y saborear lo que hay alrededor. Me gusta y disfruto mucho de sus melodías, mientras pienso que tal vez esto jamás me habría gustado hace un año atrás. Esta hueá, como de un veranito musical y personal, seguro que no es casualidad que aparezcan en el mismo tiempo.

 El disco

Cuando conocí a Juanafé por ejemplo, por ahí por el 2007, yo estaba probablemente sino en la peor época de mi vida, en la más compleja con cambios radicales en mi forma de ver la vida. Y en las letras de Afrorumba Chilenera, su segundo disco, encontré  que me reafirmaban lo que vivía: el barrio, el descontento social, la esperanza, el amor vestido mde guayabera y con escudos heladas. Y así es como cada vez que escucho canciones de ese disco, me acuerdo de las noches que me escapaba de la realidad charcha, para quedarme un par de horas, escuchando canciones que me hacían bailar y pensar.

Algo muy parecido es lo que me pasa con este pack disco-DVD. Me encuentro en él y pasa a ser un marcador: ya en una época con muchos cambios, más simple , más tranquila, más reflexiva y aceptadora de privilegios exquisitos como conocer a alguien (¡Qué buena canción es “Casualidad” y qué buena versión quedó en el DVD!), las canciones para niños (No conozco todavía la persona que no se quede pegada con esta versión de “Carnavalito de 100 pies”) o decir cosas directamente mirando a los ojos (con “Ópticas ilusiones”). Encontrarse con grandes que son un referente obligatorio  ( “Los cantores”) O con una despedida a lo que ya no está,  diciendo cosas como “y el verano se hizo invierno” (” Taquirari por despedida”) o el ya no querer esperar ni danzar con “La Puta Esperanza”. O respirar con el palpitar del otro ( “Azul”) o justamente al contrario: un desespero de “Necesito una canción”

Instrumentos perfectamente ejecutados, multinstrumentistas que te vuelan la cabeza ( Tocar batería y pasar al charango o del acordeón a la guitarra, o del cajón peruano a la flauta traversa como si nada) y que se complementan para hacer una especie de terapia colectiva de felicidad musical. Muy muy bueno.

El show

Justamente, mientras veíamos el DVD con unos amigos, comentábamos lo que sucedió en un evento a beneficio en el que participó y que estuvimos colaborando: personas encandiladas y concentradas, sentadas y casi paralizadas por este cantante y su banda. ¿Cómo lo hace? ¿Qué es lo que genera en la gente?

 La primera vez que vi con atención a Nano (o al menos que tengo memoria) fue en un evento de #AC en Maestra Vida hace un poco tiempo. Probablemente no lo hubiese ido a ver a él en particular sino porqué era el evento, dónde era, con quién iba, etc. pero se alinearon los planetas  y llegué.Y le puse oído y me encandilé también: le partí poniendo oído porque estaba ahí en ese evento y tengo esta sensación de querer seguir escuchando. Pero claro, con Nano no es muy difícil: de alguna manera, logra una atmósfera más allá de cantar canciones bonitas, más allá de ser guapo y que las chicas lo adoren y le quieran hacer pan, queques e hijos ( basta con ver la seguidilla de corazones y comentarios en su Instagram cada vez que sube fotos de él), más allá de su voz, más allá de ser un hueón simpático que también comenta cosas simples y chistosas entre las canciones. Logra que las personas entren en algún estado donde el canta, los músicos tocan y se detiene el tiempo. ¿Será que un hombre que hace lo que le gusta es un hombre feliz, se le nota y lo transpasa en su música? ¿Será que es esa honestidad la que llega? Porque podría cantar bien, ser buen músico y punto. Pero va algo más allá.

Pero me pasa algo con la forma: estoy acostumbrada a ir a tocatas, dónde el formato es bailar , moverse, gritar,  por lo que un espectáculo de teatro lleno pero sentada me complica. Empiezo a moverme, no me queda cómodo de primera. Pero ahí estoy, y me sorprendo de mi misma escuchando y emocionándome con cada canción que estoy aprendiendo-como me gusta-en vivo, pero sentada, quieta, feliz.

La fórmula mágica parece que responde a las preguntas del como: es que en una coctelera, hay canciones simples que hablan de detalles de la vida en una visión positiva y esperanzadora, junto a una voz con un timbre que logra desgarrarse en momentos precisos (como cuando está terminando de cantar Casualidad y versa “la realidad” como si estuviese llorando); una banda de sequísimos que no le quitan ni un momento protagonismo pero que completan lo que ya hace solo perfecto, haciendo un “con honores” de lo que ya es bueno. Un alguien sencillo que puede bromear y reírse de sí mismo y todo eso logrando una mezcla liviana e hidratante para el almita  ¿Se puede tocar y cantar y generar una atmósfera cautivante sin tener que hablar de cosas tristes? ¿Se puede hablar (y estar con su música) en los movimientos ciudadanos sin caer en lo panfletario? ¿Se puede llenar un Caupolicán 2 días por UN artista nacional? ¿Se puede reunir a miles de personas escuchando a alguien que habla de puras cosas lindas y te deja una sensación de pura buena onda sin caer en la mamonería? ¿Se puede ir a ver a alguien que se escuche perfecto en vivo igualito al DVD?  Si, se puede. Este loco lo puede todo eso y tal vez qué más le viene, de seguro cosas grandes, grandes como él.

*En el pack vienen 2 discos y un DVD, con el show de uno de los 2 días en el Teatro Caupolicán de Santiago, ubicado, como titula el disco, en San Diego 850. El precio promocional era de $10.000, no sé a como se podrá encontrar por ahí.

Encuéntrelo en Facebook, en twitter, en Instagram, pero como recomendación trate de ir a verlo en vivo, está tocando harto y por todos lados.

Jorge ( O estamos hasta la mierda)

 

Las series en gral me aburren o no captan mi atención para quedarme pegada. Pero la gracia de las series argentinas, es que hablan en argentino y me provocan una suerte de melancolía y sentirme en casa- en alguna casa, como dirían los Cadillacs- y me siento muy a gusto viéndolas. No puedo parar hasta que las termino y siempre me queda ese gustito por caminar por la Boca de mañana buscando facturas o viendo amanecer desde la terraza de Hostel. O andando en bici por la ruta internacional en San Francisco de Córdoba llegando a Santa Fé. O caminar por la San Martín en Mendoza buscando algo qué comer a la hora de almuerzo.

Jorge es otra de las series donde aparece Male Pichot, esta vez de coprotagonista y escribiendo el guión.En ella aparece un personaje llamado Jorge, desadaptado socialmente que va compartiendo distintas situaciones con su nueva realidad, sus compañeros de casa, o decidiendo qué hacer con su vida,etc. Son 8 capítulos, que puedes ver desde los links de más abajo ( subidos por la televisión pública Argentina) de 20 y algo minutos cada uno.

Me quedo con algunas frases que desde anoche, me dan vueltas ( Los tildes han sido suprimidos justamente para leerlo en argentino)

  1. Deprimite creando, si no eres uno más de esos deprimidos y hay bastantes
  2. Lo que pasa es que a los 30 ya la ves venir. Sabés que pibe te sirve, qué pibe no.
  3. El hombre de hojalata es el mejor, el más sensible. Vos tampoco llorarías
  4. ¿Te acordás del Mago de Oz? Donde buscaban lo que ya tenían
  5. ¿Sábes qué? Ya estoy grande. Me doy cuenta cuando un imbécil es un imbécil
  6. Relajate, no te autoexijas, haz lo primero que se te venga a la cabeza
  7. LO NATURAL garpa
  8. ¿Todo este lío por un beso? ¿De verdad? ¿Me estás cargando?
  9. ¿No hay un paso intermedio entre que le gustás y le das asco? -NO
  10. Alguien debe ser el pibe de esta conversación
  11. ¿Me vas a decir que nunca te googleaste?
  12. Asegurate que te devuelva el histeriqueo
  13. Y yo no sé como se histeriqueaba antes de internet, no me acuerdo
  14. -Mucho novio rockero, drogadicto, perdí el norte de lo que está bueno, ché
  15. Si sabés donde está, no la perdiste
  16. Sos una empomadora compulsiva de freaks
  17. Qué difícil hacer lo correcto con vos, eh?
  18. Te imaginás una fiesta acá?
  19. ¿Ya pensaste en el gran gesto romántico para la piba?
  20. Es más obvio lo que me pasa. Uno cree que es un sentimiento especial, pero es más obvio. Todo, TODO me hace acordar a vos. Tengo un talento especial para linkear todo con vos. Mirá: me llamás, me decis cualquier cosa, cualquier palabra y la linkeo con vos de toque. Y es más: cualquier cosa que me pasa, aunque sea ínfima, te la quiero contar. ¿Qué es eso? ¿Qué es esa necesidad de querer contarle todo al otro? “Hey, no sabés lo que me pasó hoy” ¡Qué boludo! ¡Que boludo las charlas de boludo que me muero por tener con vos!

 Capítulo 1

Capítulo 2

Capítulo 3

Capítulo 4

Capítulo 5

Capítulo 6

Capítulo 7

Capítulo 8 y final

Restaurant para ir en cleta: La Cebolla

La reacia Mapapito a las cicletadas, en su intento por conocer ese mundillo, acompañó a su nueva amiga Lina a cierta actividad por el día de la Mujer. Luego de un recorrido que pasaba por plaza Italia, Santa Isabel, Antonio Varas, Provi,Monjitas, Catedral, Brasil y llegar a la plaza del mismo nombre, enfilamos para el local que decía en la invitación que podíamos acceder a compartir después. El rumor decía “Si, se pueden dejar las bicis adentro” pero ahi uno se pregunta lo obvio ¿Cabrán? ¿Será seguro?

                        20140309-013811.jpg20140309-013831.jpg

Llegamos a este local ubicado en Santo Domingo 2222 (Inolvidable) y primero me vino el primer soponcio: La entrada y los salones eran muy muy similares a la casa que vivía yo para el terremoto. Cuál no fuera mi sorpresa al saber que era la casa del lado, que parecen haber sido construídas casi como espejo. Restaurado maravillosamente, con unos salones lindísimos, lo mejor de todo es que si uno seguía hasta el final, se encontraba con un patiecito donde cabían todas PERO TODAS las bicicletas sin tener que amarrarlas o que quedaran apelotonadas ( Cosa que más de alguien que anda en cleta como yo pa todos lados agradecerá).

20140309-013735.jpg20140309-013750.jpg

Luego tanta pregunta y miradera, me puse a conversar con el dueño que me empezó a contar la historia del local que es mejor aún de lo que uno se pueda imaginar:

Mientras tuvo una suerte de somnolencia dentro de un cuadro de estar enfermo, él se desdobla y llega a un lugar donde todo el mundo comía cebolla: Empanadas de cebolla, ensaladas de cebolla, etc. Luego volvía a su cuerpo y no entendía por qué tal sueño.

Un tiempo después es invitado a decir unas palabras en el evento de un amigo. Al ponerse a conversar con unos trabajadores que le alaban el asado le dicen “Usted debería poner un restaurant, nuestro jefe tiene uno botao” Y así es como se pone en contacto con esta persona que no quería deshacerse del local. Tiempo después accede y cuando le muestra el local, sorpresa: era el mismo local que él vió en el sueño-desdoblamiento. Hace un año funciona y por convicción no le interesa hacer publicidad. Algunos días tiene tango, otros cueca, otros eventos.

Una chela de litro por $3000 o una porción abundante de papas fritas por $2000 hacen que el precio pa un local sea bastante razonable. Un lugar bonito, agradable, bien cuidado. ¡Qué gusto por la chucha de llegar a un lugar así y poder sentarse a conversar! ( Y poder dejar la cleta tranquila!)

20140309-014044.jpg20140309-013906.jpg

Perritos haciendo caca

Me encontré a Antonio Becerro el día antes de la inauguración  afuera del Bellas Artes, viendo los últimos detalles de la esposición. Luego de saludarnos me pasó una invitación para asistir. Y a mí que me han dicho, que me encantan las inauguraciones y lanzamientos,   invité a un par de amigas para que fuéramos a comer y tomar gratis  ver la muestra.

Luego de un discurso preciso ( se agradece entre tanta palabrería que finalmente nadie escucha), se dió paso a la expo doble que incluía tanto al muestra de Becerro como la de Tito Calderón.

20140115-122217.jpg

Por la Chica de los Mandados conocí a Becerro,pues me encargó un par de trámites, cosas que la verdad ni recuerdo bien. Lo conocí en otra faceta mucho más administrativa y no tan artística, sin lentes oscuros, sin gente. Fue entretenido conocerlo: lo conocí en su hábitat, La Perrera, con sus perras celosas que miran de reojo a cualquiera que se acerque, con este elefante de concreto que se divisa a lo lejos y que todo el mundo no tan cercano al arte visual lo tiene en su memoria pero no sabe si existe aún o no.. Luego de terminar con las pegas que le hice, sólo me quedé con la idea que estaba preocupado de una expo en el Bellas Artes unos meses después, osea, ahora.

Encontraron Cielo es lo que podríamos llamar una impresión. Si, así por las luces, por la temática, por el piso, por todo.Porque luego de divisar las estatuas clásicas típicas, los salones con obras en las paredes, encontramos perros haciendo caca. Si, perros haciendo caca, buscando, oliendo. Y viene la pregunta ¿Puede un perro haciendo caca ser una obra de arte?

Becerro, quería decirte algo: estás loco. Tan loco como para embarcarte en una obra de esta envergadura y simplemente decirle al mundo que un perro también puede ser una obra de arte en si mismo, en algo tan cotidiano como escarbar en la tierra u el gesto de oler y sacar sus heces al exterior. Porque quien haya pisado el Bellas Artes estos días y no le cause algo ( Rechazo, impresión, admiración, etc); pasar a esta sala y no decir por lo menos “QUÉ CHUCHA”, es porque de verdad no tiene alma. Felicitaciones, vaya que hay que tener huevos para hacer esto en un Chile tan pacato aún.

PD: La obra no son sólo perros cagando, sino que los perritos que están instalados en el frontis y en el hall central que también pertenecen a la obra.

20140115-122146.jpg

20140115-122159.jpg

Encontraron Cielo

Antonio Becerro

7 de Enero al 30 de Marzo

Museo Nacional de Bellas Artes- Santiago, Chile.

Martes a Domingo. Lunes Cerrado

10:00 a 18:50 hrs.

5 bares favoritos para tomar en Santiago

quita penas front

Con esto de hacer blogs de viajes, uno se pregunta ¿Y cuando de Chile? O no falta la persona que te pregunta por lugares donde llevaría a alguien que viene a Santiago. La verdad es que -y perdónenme ustedes agencias de viajes- siento que todos los tours existentes, llevan a los extranjeros a los mismos lugares. Y bueno, sabemos las razones, pero pa qué.

Yo probablemente no soy la típica persona que va a ir a los típicos lugares, pero sí hay típicos lugares donde yo lo llevaría. Porque me gustan, porque los extranjeros que he llevado a esos lugares alucinan, porque son lugares a mi juicio imperdibles de Santiago. Porque irse de Chile sin tomar terremotos en estos lugares es un crimen y un atentado a la cultura popular de morir tras un buen vaso de pipeño, helado de piña (Ananá), Fernet o Granadina y la malicia que le puedan echar en cada uno adicionalmente. O sin un vaso de borgoña  (que es vino con frutas como frutilla o fresa o chirimoya). Así que si estás preparando tu viaje a santiago y quieres ir a los mejores tragos típicos, ponte a anotar que acá va mi listado .

  1. Serena: Si voh no cachai el Serena y hai carreteado mucho tiempo en el barrio Brasil, déjame decirte que erís terrible-de-cartón. En mi opinión el bar más bonito del sector, se quedó unos 80 años atrás. Atendido por estupendos baluartes del barrio, mantiene su barra, las cañitas de vino o de pipeño y las chelas de litro. Ahí han salido buenas conversas, grabamos parte de una película y tiene más historias que Pedro Urdemales. Recomendación: Háblele fuerte al mesero y no le discuta, mire que es medio cascarrabias. Dirección:  Av. Brasil, 441, Barrio Brasil. Como llegar: Metro Cumming, línea 5 ( verde) o Metro Santa Ana ( verde o amarilla)
  2. Wonderbar: Si esto fuera una ruta por bares en general, de seguro este está en la lista. En pleno barrio Mapocho, a un costado de la estación del mismo nombre y a la salida que da hacia bandera del metro Cal y Canto se encuentra el Wonderland. Si anda visitando la zona, si tuvo una actividad en Balmaceda 1215 o si la hoy popular piojera está llena, le recomiendo irse pa allá. Buen borgoña chirimoya, buen terremoto, un bar tradicional y sin tanta parafernalia. Lo que sí, está abierto hasta temprano, entonces avívese y llegue a buena hora. Como no encuentro la dirección, llegue por ahi y pregunte.
  3. Las Tejas: Antes de ser un bar fue un teatro y antes de ser un lugar donde se hacen conciertos, fue y sigue siendo un estupendo restaurante. Y debe ser también para los que atienden, porque ya deben ser 7 años que voy y atienden los mismos, tanto que siempre me saludan, aunque no alcanzan a decirme “lo de siempre”. Recomiendo el sandwich de pernil y el terremoto, que según yo es el mejor de todos los lados que le nombré. Pero el mejor, mejor. Dirección: San Diego 236, Santiago. Teléfono (56-2) 2672 7758 Como llegar :Metro Universidad de Chile,línea 1 (Roja). Salir hacia Arturo Prat y caminar una cuadra hacia la costa y luego caminar 2 cuadras y media hacia el sur, vereda oriente.
  4. Pancho Causeo: No, no le estoy hablando del fotógrafo mítico de las tocatas de hace mil años atrás.  Este local es de esos que hay que visitar alguna vez en la vida porque es justo y necesario. Según una amiga de mi mamá, cuando chica, como vivían a la vuelta, la mandaban con un jarro a comprar borgoña. Uno de los primeros bares con terremotos que conocí gracias a las idas y venidas en el mundo de la música,según yo, después del terremoto de las Tejas, es el mejor. Ubicado a escasas cuadras del terminal de buses, permite hacer un aro si tienes que hacer hora o que no le vayan a dar ganas EN ESE MOMENTO de viajar luego de 3 o 4 vasos, mire que he escuchado varios casos de gente que termina en Valparaíso o en Valdivia. Dirección Av Ecuador 4102, Estación Central. Teléfono (56-2) 2761 1124 . Cómo llegar: Metro San Alberto Hurtado, línea 1 (Roja) vereda Norte.
  5. El Quitapenas: No sea porque yo estoy trabajando ahi, pero no puedo dejarlo fuera. Restaurant que tiene 109 años y una tradición innegable ( ahi se fundó el equipo de fútbol Colo-Colo, por ejemplo ), además de quedar en una ubicación donde uno puede entender mejor su nombre: Frente al cementerio General, a la vuelta del Cementerio Católico. Comida tradicional con unas porciones dignas de no comer en 3 días. A mí me gusta el sandwich de pernil. Dato: El copete está re barato y el terremoto, obviamente, es el rey. Dirección: Av. Recoleta 1485 con Valdivieso, frente al Cementerio general . Metro Cementerios, línea 2 (Amarilla).

NOTA: Si vienes a Santiago y deseas que te acompañe en esta ruta, sólo debes contactarme CON TIEMPO a mi mail a mariapazcastilloc@gmail.com y por un precio muy razonable, te puedo guiar. Conozco perfectamente Santiago y estos bares y hablo español-chileno ( tengo especial fascinación por hablar con términos muy chilenos) , portugués y un inglés muy básico, pero que permite entender por donde vamos y reirnos mucho. Eso si que lo aseguro 😉 .

Festipito, Morroa-Sucre (Colombia)

Nota: Mi amor a la cumbia y a la música en vivo llegó a niveles aberrantes, tanto  que me hizo atravesar un montón de ciudades,departamentos, mamarme muchas muchas horas en buses de mierda, dándome una vueltas absurdas, para pegarme un piquero en aprender algo más de ese ritmo (algo más que bailar frenéticamente cantando alguna canción favorita, digamos), en el país de cumbia: Colombia. Aprovechando que andaba por acá trabajando, me escapé y terminé en Morroa, Sucre bailando a pata pelada hasta que no dí más. Y además de pasarlo a toda raja, aprendí. Aprendí caleta. 

Primero ¿Festipito? ¿Pito de millo? ¿Aló? ( ¡Gracias por la explicación Abelardo Jiménez!)

El festipito o Festival del Pito atravesao se realiza hace 25 años en Morroa, departamento de Sucre en Colombia. El pueblo donde se realiza el festival es conocido por 2 cosas: Las mejores hamacas del mundo y el pito de millo, que le da nombre al festival. Yo había escuchado algo de este instrumento como que un amigo estaba investigando del tema para tocar, pero fuero de eso y de alguna foto y de escuchar canciones donde claramente no se utilizaban gaitas-pero algo por el estilo había-nada más.

El pito de millo es una especie de flauta de un material similar a la caña, también llamada sorgo, que es un cereal con el que tostado se hacen unos dulces en Palenque llamados alegría ( uy, que rico que unos dulces se llamen alegría <3). Actualmente se utiliza otro material llamado carrizo, que le da más volumen, resistencia, etc.  Son sólo 4 orificios más  cortes  que le hacen la lengueta que soplándola, al vibrar saca un sonido agudo que con la experticia del millero ( como se le llama al que toca) se van escuchando melodías que se usan en la puya, el fandango, la cumbia y otros. Con un cordón amarrado algunas veces, le sacan más volumen.

El millo se toca en esta zona como en otras muy muy cercanas se reemplaza por  gaitas ( macho y hembra) cortas o largas acompañada de  maracas, llamador, alegre, tambora ( acabo de descubrir que la tambora es “muy” nueva y que es considerada dentro de los instrumentos utilizados en la categoría ( de concursos por ejemplo)de proyección y no tradicional-tradicional por lo que cuando se toca tradicional, no se utiliza) y en algunos casos guache.

La idea de ir

Esta  historia de amor con estos ritmos viene de hace tiempo:  me enamoré de la cumbia tal vez hace unos 6 años, cuando tenía el programa de radio en la Uniacc y empecé a asistir a muchas tocatas,incluyendo invitaciones para encontrarse en una rueda con grandes del género como los Gaiteros de San Jacinto o ir a los conciertos de Petrona Martínez y Totó la Momposina. También porque empecé a juntarme con gente que le gustaban o tocaban esos ritmos. Di una batalla en la radio durante todo el tiempo que el programa estuvo al aire, porque me dejaran colocar música en español, más aún si era cumbia ( o lo que nosotros conocemos como tal).

Me costó encontrar algo: los sitios webs en general acá sufren de estar desactualizados y a lo sumo encontraba ciertos datos de años pasados, pero nada muy concreto. Luego de ponerme a escuchar música de Martina Camargo ( que me aclaró que lo que ella toca es Aires de Tambora, otro de los tantos ritmos del caribe) y revisar sus redes, me encontré con que el año pasado estuvo en el festival de Pito atravesado  ( Ojo argentinos, no me refiero a lo que están pensando y se están sonriendo. NO). Y me salía que el festival iba, en otros me aparecía un comunicado que lo habían aplazado porque  habían unos conflictos políticos. Incluso pensé no ir. Y aunque me quedaba a trasmano de donde estaba, jamás iba a ser tan lejos como de Chile hasta allá.

Me había quedado ahi, a la deriva sin saber qué hacer así que me fui al terminal y compré el pasaje al primer lugar de la  costa atlántica por mientras sabía qué hacer. Y preguntando, preguntando a los días me embarqué hacia el lejano ( en ese momento) Morroa. ¿Morroa? ¡¿Dónde queda eso?! No existe, estás equivocada. ( Frase favorita de los puestos de información) Me había costado un montón encontrar información en internet y ahora en el terminal me decían que no existía. ¡Pero si yo lo busqué por internet! Y me miraban con cara de pobre hueoncita quizás qué vió . Y yo insistía porque una señora cuando estaba esperando un taxi además me había dicho que era de allá, por lo tanto si existía.Y bueno, alguien por ahi me dijo que seguro que para ese lado había que llegar a Barranquilla y de ahi tomar otro bus, otros buses, como 3 transbordos más para llegar. Si es que llegaba.

¿Y tú etás sola? ¿De Chile? POR QUÉEEE?

 Y es difícil entender para muchos ( casi para todos en realidad) por qué mierda estoy yo sola, metida en un pueblo que no se llega fácilmente, que no soy músico, no soy pareja de músico, sólo para disfrutar de la música y aprender. Y continuamente debo explicar que la cumbia, que en Chile es muy importante en la cultura a tal nivel que en nuestras fiestas patrias la escuchamos. Al nivel de saberse un montón de canciones tradicionales del folcklor y no porque me guste solamente: cualquier chileno que va a un matrimonio promedio al año, se las sabría. Otra cosa que debo explicar por qué una mujer anda sola viajando. En realidad es dificil entender por qué no estoy acompañada o de mi novio/marido de un grupo o de amigas. Por ahi voy entendiendo un machismo que no había visto así hasta ahora. Si la liberación, la ropa, la sensualidad, pero mucho más tradicionales que en Chile en conceptos fundamentales. Me comentan que hace un par de años vinieron unas chilenas, las Cumbiamé y que se acuerdan de ellas hasta ahora.

No todo es bailar a pata pelada

Y bueno, a rato siento que estoy sola, en un pueblo en carnaval y que no tiene ni un sentido trascendental además de pasarlo la raja. Saco fotos, grabo vídeos pero ¿Como aprendo? ¿Como me relaciono? En un momento me pongo a conversar con Axel y su grupo Son pal Pueblo, que desde el principio había destacado por estar al fondo del gimnasio donde llegaban los grupos que venían del desfile a presentarse. Y Axel me empieza a contar muchas cosas de la música: las diferencias entre el porro, el fandango, la puya. Cómo se tocan distinto en distintas departamentos incluso, en ciudades muy cercanas. Como es que el mismo ritmo lo tocan con distintos instrumentos como el millo, las gaitas, acordeón o platillos y clarinete. Como es que suenan las tamboras tocadas acá o allá donde viven ellos cerca de Barranquilla. Y ahi encuentro el sentido de esta parte del viaje: aprender. Y como soy una maldita nerd, me encanta aprender así que le voy preguntando y él y los chicos me van explicando. Además, andan con Jesús, un chico que participó concursando en el festival con el que bailamos y me va corrigiendo mi fandango y mi porro cansador. Me voy feliz a una hora indeterminada luego de haber bailado hasta el cansancio, con la promesa de volver al día siguiente al ( cáchate el nombre pa que te hagai una idea) Festival de la Pernicia.

Pernicia po loco

Cuando logro levantarme y tomar la moto hacia Morroa ( Me estoy quedando en Corozal) llego a lo que sería un after festival, donde músicos, bailarines y los prendidos de siempre, comen y beben. Y obvio, siguen tocando.

Y ahi se me vino de golpe lo de la alegría y la fiesta en Colombia. La institucionalidad de la fiesta terminó, pero el mambo sigue. La gente sale de sus casas y todo no se concentra en un lugar ( la calle de lo locos, donde se está cocinando y tocando) si no que emerge en distintos lugares de la ciudad. Todo el día. Onda que se apaga en un lugar y nace en otro, en OTROS lugares. También obviamente recibimos el bautizo del que oficia la fiesta ( un hombre disfrazado de sacerdote con una rama haciendo las veces de rociador de “agua ardiente”), el agua de la gente que tira para apaciguar el calor y el sudor. El aguardiente y el ron corren y corren en pequeños vasitos donde todos perdemos la cuenta de cuantos.

Nos hacemos amigas con una española, Luna, que lleva viajando años así y me invita a quedarme en un colegio donde se están quedando algunos de los que van al festival. Así que voy en algún momento a buscar mis cosas y las traigo a ese lugar. La rumba sigue, sigue luego de que mis hawaianas se rompieran hace rato y ando a pie pelado por todos lados ( oye tú, eres una más, eres de aquí, andas descalza como si fueras de aquí!). Los viejos que preguntan si una está soltera y que por qué no te casas con ellos y los llevas para Chile. Y te lo repiten y repiten , surfeando en aguardiente. Y yo, mechita corta con curaos jotes me pongo algo violenta y le ofrezco un comboenlhocico, pero bueno, me sacan de ahi bailando para que se me pase. No le pare bola, no le pare bola, no le pare bola.

Con las chicas que he conocido nos vamos finalmente a una rueda en un local donde se siente la rueda de gaitas ( que no he escuchado en todo el festival, porque se utiliza el pito de millo en vez) y ahi recibo otra clase magistral.

Y la experiencia

La segunda parte de mi viaje ( recordemos que la primera, donde hablaré de Santander saldrá en un tiempo más) toma sentido con esto. La verdad la playa, el sol y todo eso no me importa tanto como el haber pasado por ahi. Ver in situ, en los lugares donde se hizo la cumbia. Me dan muchas ganas de volver, muchas veces, meses a aprender con los maestros. Una relación que se estila por acá es justamente eso: aprender de los viejos que han aprendido de otros viejos y así la tradición oral se ha mantenido. Así como las hamacas son reconocidas porque de tiempos inmemorables han tejido hamacas y se han pasado la técnica de generación en generación, así mismo es como la música se pasa a través de los maestros que vas a ver a las casas, que te quedas, que te hablan, que te enseñan, que te corrigen.

Agradezco a todos los que de una u otra manera tuvieron que ver con este viaje y con la experiencia de Morroa. A Axel y su grupo Son Pal Pueblo, que me dieron la oportunidad de compartir con ellos, de ver su arte e írmelo explicando y a Abelardo que tras mis dudas me llevó para un lado, me sentó y me explicó con detalle algo tan básico como saber del instrumento rey del festival. De verdad, gracias.

¿Y si yo quiero  llegar a Morroa?

Para llegar a Morroa estando en Colombia, llegar a Barranquilla. Tomar un bus hasta Corozal, Sucre ( Conseguir alojamiento ahi pues no hay posadas, hosteles o similar en Morroa)que te saldrá ( a Junio de 2013) $30.000 ( Colombianos, algo así como $9.000 chilenos) . Ahi tomar una moto que en menos de 5 minutos te dejará dentro del pueblo, que no te debería cobrar más de $2000 colombianos, algo así como $600 chilenos.

Lugares cercanos: Sincelejo, Ovejas, San Jacinto, el Carmen Bolívar.

El festipito ( O festival del pito atravesao) es en junio aprox.

Contacto: Hay una página en Facebook, donde pueden consultar mejor 😉

Challa y Color

Challa y Color
Carnaval de San Antonio de Padua
Santiago de Chile-10 y 11 de octubre de 2008
Por María Paz Castillo C.

Es como ir un lunes a un cine picao a cine-arte y ver una película volá de algún director del medio oriente, o de Europa del Este pero con matices altiplánicos. O juntar un poquito de carnavales latinoamericanos como Oruro, Río, La Tirana y darle un toque santiaguino medio chorizo. Color, challa y mezcla en el sur del centro de nuestra capital. Caporales y are krishna, figurines y saxofonistas, bailarinas altiplánicas y de samba , zanquistas y batuqueros, murga ururguaya y vedettes hacen una buena cazuela exótica pero chilensis.
El brillo de los trajes y zapatos, los flashes nos cantan una fiesta poco común y bastante desconocida…¿Sabía usted que por 16 años hay un carnaval en Santiago? Y sí, aunque usted no lo crea, nace en una Iglesia del centro-sur de la capital, a escasas cuadras de Franklin. La conversación de algún curita europeo que comenta de carnavales de por allá y la locura de los organizadores que le han honor al “upa? chalupa!“cuando se amarran solitos: Hagámoslo, poh! Y así nace esta locura, (porque para hacer arte siempre hay que estar un poco loco…¿No?)

Rara la mezcla., pero pucha que estuvo lindo. Durante los dos días, viernes y sábado, la efervescencia se sentía en el aire, al igual que la buena onda, la alegría sana de la música, el baile, los colores. El viernes el escenario se llenó de cuecas, música andina. Bandoneón y murga venida desde Uruguay, esta última con sus cantos, siempre con temáticas agudas, con una directa crítica social y mucho humor, mensajes sacados de la realidad misma ( aparte hay que decirlo, una voces increíbles), terminando con la presentación de las respectivas reinas y el show de los dueños de casa. Pero el sábado es cuando la cosa se pone carnavalera total.
Me gusta ver los ojitos brillantes de los vecinos del barrio Ñuble y de ya varios conocidos personajes que nos vemos en todas estas celebraciones de música y color . Se mezclan los sonidos de la Chin chin, Ayllu, Inti T´alla, Catanga, Pitamba, Apa, Gente de murga, y de otras tantas agrupaciones que se mueven y decoran la tarde; se entrecruzan los sonidos de bronces y tambores. La gente baila, mira, se rie, aplaude. Los figurines van interactuando con los niños que se acercan, con sus máscaras (notables los perros de la Chin chin).La nota prendida la ponen los hare hare, que aunque más de alguien podría haber dicho que estaban fuera de contexto, ná que ver, mentira, saltan alegres,la gente se entusiasma y encienden el final de la columna: es imposible quedarse quieto. A penas termina de pasar el desfile frente al escenario que está en Carmen, nos damos la vuelta pa volver a mirarlo, y volver a bailar y sacar fotos.

Terminamos frente a la Iglesia donde se despide el carnaval. Se va notando también la escuela, cuando a la gente que viene del norte vienen como si recién hubiesen partido, como si las horas de saltar y bailar no les hubiesen hecho ni cosquillas. La calle está llena de challa, los niños miran y corren a hacer montoncitos para tirarla a los grupos que agotan sus últimas energías. Y los hare hare, siguen con sus campanitas y tambores, mientras ya nos avisan que nos corramos hacia la vereda, porque se abrió nuevamente el paso a vehículos. Como todo carnaval, al apagarse las luces de la última comparsa, ya están pensando en cómo se podrá mejorar y qué tema será el que adornará la ciudad el próximo año.

Glosario:

Ná que ver : expresión que indica cuando algo está fuera de contexto. Ej. Están hablando del partido de hoy? Ná que ver, poh!, estamos hablando del partido de Francia.
Upa? Chalupa: Expresión que habla de proponer algo y recibir aceptación. Ej. Oye Daniel ¿si vamos a Bellavista tú decís upa?
Picado a (pica´o a): que tiene tendencia a, cree ser como, se parece a… Ej. Y el Javier? Ah, él es como picao a choro
Choro: 1.agresivo, violento, prepotente,2.delincuente,.3. bueno, interesante, cool
Chorizo: lo mismo que choro en 1. y 2, pero más atenuado, que tiene algunas características del choro
Curita: Abreviación de cura, sacerdote católico.
Po´h: Expresión sin significado, muletilla muy utilizada al final de las frases que algunas veces tiene un sentido de reclamo o provocación .Ej: Ya, poh! Levántate!
Ni cosquillas: En referencia a algo que no inmutó ni cambió. Ej. Y sentiste el temblor? No, para nada, no me hizo ni cosquillas

*** Escrito  para Revolver Magazine y puedes encontrar el artículo original y traducido aquí