Ceferina Banquez

Ceferina Banquez ha sido la persona y banda que más he escuchado en vivo el último mes. De hecho, si tuviera que musicalizar agosto del 2017, sería su voz sin lugar a ninguna duda, lo que va dando el ritmo … Sigue leyendo

El sueño mexicano

Hace unos 6 años, una ex compañera de Universidad me habló, pues estaba trabajando con Mon Laferte y yo estaba trabajando en la Revista Rumba. En ese tiempo no tenía idea quién era, me dijo que era Monserrat Bustamante de … Sigue leyendo

Sobre lo que les pasó a Los Gaiteros de San Jacinto

Para los que no les suenan, Los gaiteros de San Jacinto o  “los gaiteros” es una de las bandas más famosas a nivel mundial de música folclórica colombiana. Ganadores al Grammy Latino el 2006 pro su disco “Un fuego de Sangre Pura” y que desde que vinieron hace casi 9 años atrás, en esa mítica vez que fue la inaguración de danza ébano, que les sigo la pista. Tocan con una formación típica de música de gaitas: Macho, hembra, llamador, alegre, tambora y voz, mientras algunas veces además también tocan millo. No hay nadie dentro del Afromundo o de las personas que gustan del folclor latinoaméricano que no les suene su nombre, se les ha mencionado como los Rollings Stones de la cumbia. La típica canción que versa “Esta es la escoba, esta es la escoba” como la que canta Chico Trujillo,  también es uno de sus éxitos hace décadas atrás.

Su carrera parte en los años 40, en el pueblo de San Jacinto, Bolívar ( Colombia) y su música es muy típica en esa zona sabanera. Actualmente disputan el nombre con varias agrupaciones de gaiteros, pero el sello de los ganadores del Grammy y de su vocalista histórico ( hoy en Colombia, por su avanzada edad no hace estas giras) Juan Chuchita.

Hasta ahí, entendemos que son importantísimos músico no sólo para el folclor colombiano y latinoamericano, sino a nivel mundial, haciendo giras constantemente.

Les rajaron los cueros

Ayer recibo un mensaje, invitándome a lo que sería una junta informal con Los Gaiteros de San Jacinto en la casa de una amiga. Y a pesar que tenía mil cosas que hacer, no pude dejar de ir. Compartir con la gente que lleva tradición y años en lo que estoy aprendiendo ( gaitas y maracones), era obviamente tentador. Invité a un par de amigos, uno me apañó y partimos a la casa de la Cachi.

En un espacio reducido, no habíamos más de 10 personas, cuando de repente empiezan a contarme que al entrar a Chile, no sólo le habían quitado semillas y totumos ( con lo que se confeccionan las maracas que trabajarían en el taller que dictarían en La Makinita) sino que le habían rajado los cueros de tambores sin compasión.

16130166_10209379717464536_1559517495_o.jpg

Foto por John Jaider Fuentes, de Los Gaiteros de San Jacinto

¿QUË? No podía creer lo que estaba escuchando. ¿Los músicos de Los Gaiteros de San Jacinto siendo maltratados y despojados de sus herramientas de trabajo?

Sabemos que las normas del SAG son estrictas ( en teoría ) con la entrada de material de origen vegetal y/o animal (Mientras no sean cosas de la súper industria, claro), sin embargo en caso de instrumentos, muchos (incluyéndome) hemos internado instrumentos musicales de ese origen desde ese país sin problemas. ¿Era necesario rajar los cueros? Recordemos que son además materiales de instrumentos que no se encuentran en Chile, que además son de músicos extraordinarios con una tradición tremenda. ¿Acaso el problema no eran los instrumentos, sino que fueran colombianos o con un tono de piel más oscura?

¿Qué hacer?

¿De qué manera Womad, Ibermúsicas, La Makinita, la Embajada de Colombia en Chile, la Cancillería chilena y las organizaciones que trabajan en la promoción y difusión de estos ritmos se harán parte en un reclamo formal al SAG por este agravio? Porque supongo que habrá un reclamo formal ¿O hay un silencio a propósito por no manchar las comunicaciones de los eventos agendados? ¿ De qué manera la producción que los trae marca un precedente en este tipo de hechos con levantar la voz? ¿De qué manera estas cosas pueden no volver a ocurrir?

Me da vergüenza ,me da rabia, sobre todo porque me considero una de las personas que trabajan por difundir esos ritmos y hacer puentes entre ambos países, también poniendo en valor el aporte migrante a ese país. Amo su música, su cultura, sus comidas, su sencillez y encuentro totalmente despreciable el trato que recibieron y los hechos que ocurrieron. Si se hace algo al respecto, cuenten conmigo y con la gente que pueda contactar.

Y por favor, que de ninguna manera la comunidad latinoamericana confunda el pueblo a pie de las autoridades. Chile, los chilenos, no son ellos. Nosotros los a pie, los que nos gusta su música, los que trabajamos porque se difunda, nos duele mucho que haya ocurrido algo así.

Bonus Track

Medios en los cuales se publicó la noticia y se citó este blog

Imesur 2016

La semana recién pasada, participé en Imesur, festival de la industria de la música, donde principalmente vienen programadores, se realizan distintas actividades afines y la gente hace lobby para participar en festivales, todo en torno a su desarrollo en la región. Música … Sigue leyendo

Luz de Luna

Hace un tiempo que Max Berrú ( Ex Inti lllimani-Ecuador) , Juan Cotito Medrano ( – Perú) y Claudia Cantillana ( Latinpana- Chile) se reunieron para grabar Luz de luna, canción que viene a sellar amistades y música de todo el continente.

En una mini gira que esta última está desarrollando por Lima Perú, aprovechan para lanzar el vídeo editado y producido por los nunca bien ponderados Mauro Pineda y Pedro Aceituno, que con Etnomedia y a través de su canal de youtube, donde recoge distintas manifestaciones artísticas de todo el continente, en un trabajo de un valor incalculable, por la cantidad de momentos únicos y enseñanzas de maestros que de otra manera sería imposible conocer.

Con la producción musical de Leonardo Fecci ( Latinpana, Banda Conmoción) , el acompañamiento en guitarra de Óscar Latorre , arreglos de Leonardo Fecci y Rafael Gamboa.

¡Gózalo!

 

La música me pone (terrible de)feliz

La música, hace varios años toma un lugar importante en mi vida pero un poco desde las sombras : desde la posición de la difusión, de la colaboración (sobre todo desde este lugar), producción independiente (en todas sus áreas, desde las más sencillas),  o simplemente de una espectadora que ama casi exageradamente ir a ver conciertos de los más variados tipos, varias veces a la semana, casi como una drogadicta que no media horas de sueño, pedaleadas e incluso presupuesto con tal de ver más y más música.

Más de alguna vez he planteado que inconscientemente, algunos temas de salud hicieron que mi intenso interés de chica por el folclor, el ballet, la flauta,el teatro o cualquier cosa que me dejara dentro del campo visual, se vieron diluídos en otras actividades ( la hueona buena pa participar en hueás, hueón oh)o formas que a la larga, formaron parte importante de mi carácter, pero dejando una deuda conmigo. Y debo tanto gracias CAE y la CTM, que no estoy ni ahí con tener aún más deudas.

La semana pasada y ésta, han estado cargada de situaciones bonitas, que me llevan a tomar decisiones de tiempo, energías, intensidades, cabeza,económicas para saldar esa deuda. Y me he integrado a 3 instancias que me ponen tremendamente feliz :).

Fondart Ronda Negra

13122845_10154158807933158_2444904234443909017_o.jpg

Sí, sabemos que esta foto es como el pico, pero es la saqué ese día 😛

La primera vez los vi en el Quitapenas, donde trabajaba hace un par de años. Ni la sombra de lo que es hoy, igual quedé con esa idea de banda y baile afro peruano, que tanto nos gusta y disfrutamos cuando suena por ahí. Habiendo caras conocidas, no era difícil pillarlos otra vez por ahí.

La segunda vez fue con el montaje “Corre Cimarrón” en la inauguración de la Cumbiateka. Una suerte de danza teatralizada con música en vivo, una especie de musical sin llegar a serlo, una mezcla, como cuando vas a tomarte en un café con un barista que le echa lo correcto y exacto para darte un sabor preciso,donde cuentan la historia negra en América. No lo había podido ver en el estreno y que pese a las cagás condiciones de ese día,  como un espacio gigantezco inllenable Peko, inllenable mientran ocurrían mil  incendios cosas alrededor, mientras tuve que correr a buscar mi compu personal minutos antes de empezar, llegué y lo vi.

Una cosa es que a una le gusten las cosas que hacen sus amigos, conocidos y que uno se hace una idea en base a ese contexto. Pero otra cosa es cuando te emocionai con un espectáculo que además piensas que va por justo el camino-de la investigación y creación, de la mezcla entre teatro, música y danza, con la delicadeza de ir pasando de un ritmo a otro – que te gusta ponerle atención. Cuando te tirita el ojo y dices “¡Loco, esto lo tiene que ver más gente!”.

La tercera vez, dentro del Escena Obrera ( Nota aparte, qué buena iniciativa esa), festival en el mundo sindical, que significó un pique al otro lado de la ciudad surfeando incluso por pedalear por entremedio de carreteras , me terminó de convencer y mi cabeza decía “¿Te cachai esta hueá en un teatro? ¿Con mejor técnica, con un grupo afiatao como el que está ahora? ¡Sería bacán! ¡Hay que llevarlo a otros lados! ¡Hay que presentárselos a la gente de Colombia, Ecuador, Perú A-HO-RA!

Bueno, la semana pasada fui convocada a ser parte del equipo de producción para trabajar en un próximo Fondart de Ronda Negra que se viene terrible-de-interesante y me pone terrible de feliz.

Bonus1 : ¿Los quiere ir a ver? Hoy DOMINGO 12 de junio, están en el Sindicato ( Barrio Yungay) a las 19:00 hrs y vale $2000 ¿Más datos? acá

Bonus 2: El 9 de Agosto, tocará La Bartola del Flow,  la banda de la mayoría de los integrantes músicos de Ronda Negra en Maestra Vida. Ojito ahí.

El Subsuelo

13391638_10154248349943158_9176306920396557088_o.jpg

En los estudios de La Makinita, tratando infructuosamente de no dormirme. Claramente, soy la que escribo y no la que saco fotos.

 

Esperando la invitación que me tenían para el concierto de Totó la Momposina, conocí a Juansé de El Subsuelo, que a su vez también estaba esperando a su equipo para registrar el concierto. Cuando me mostró el sitio web quedé con la boca abierta, porque creo que hace años que no veía un sitio pulento, con fotos pulentas, así todo, tan armadito.

En los días posteriores seguí viendo material y cada vez admiraba más, además de preguntarme a mi misma como no había visto o puesto atención en este material, porque además una de las cosas bacanes es que compartimos gustos musicales,sobre todo de propuestas ligadas al folclor colombiano, todo muy afín.

Luego de una reunión, acordamos que empezaría a colaborar en el registro, pero desde mi vereda favorita: la escritura. Así que el lunes pasado partí a La Makinita, a las grabaciones de un nuevo vídeo de Mákina Kandela, banda que por lo demás también me gusta mucho. Así que pronto tendrán novedades escritas mías por ahí ( o por allá o lejos).

Comparsa La Rebuscona

Y aquí viene tal vez lo que más me hace ruidito en este juego con el pudor, el me gusta pero me asusta: Desde ayer, empecé a participar en el proceso de La Rebuscona, comparsa dirigida por Canela Astudillo y Diego Alonso, que busca no sólo aprender a bailar y tocar un instrumento ( maracones, como es mi caso), sino formar parte de un grupo que se presentará en el futuro, en vivo, en la calle.

Aprender música-más allá de practicar sola diariamente con las gaitas, claro- me pone súper mega feliz de adentro pa fuera y de afuera pa dentro. Tanto es así que mi cuerpo amanece distinto, mi sonrisa se perpetua como si anduviese enamorá y como hacer ejercicio, me deja en una disposición distinta para todo lo demás. Eso significa también que debo también pensar en presentarme como parte activa de un espectáculo, algo que me da un profundo pudor-pánico escénico-verguencita ( ya me pasó que el pánico escénico no me dejó una vez hace poco presentarme cantando) así que me tocará trabajo mental intenso. Pero también es algo que me gusta mucho: ponerme el pie forzado para superar algún trauma 😀

Las inscripciones siguen abiertas para músicos/quienes quieran aprender música para la comparsa, así que si está interesad@, mande un mail a l@s que aparecen en el flyer.

13419146_10154273712488637_1520367712394210824_n.jpg

Así que mi vida se ha llenado de música y felicidad, aunque eso signifique tomar distancia de cosas que también me gustan, pero que no me terminan de completar. Soy una convencida que si el corazón está tan feliz, eso se nota en lo que haces, como vives, como interactúas con el resto. Buscar hacer lo que a uno más le gusta es una de las misiones que siempre está en mi cabeza, así que ¡Vamos por eso!

Pase por los sitios de estos 3 proyectos, pregunte, enlace, vea, ya sabe como ubicarme si no mi mail está en . Yo por mi parte estoy terrible de feliz :D.

Fanpage Ronda Negra 

Fanpage El Subsuelo

13263698_10154213333308158_8164769035300905752_n.jpg

Estoy pegada con la gaita y las maracas, así que no se extrañe que pase horas mirando como digita o mueve sus muñecas. Si tiene un buen tip al respecto, adelante!

 

 

Caribe Funk

Hace un par de semanas, habíamos estado en contacto con Paz Bulnes, productora de la Maestra Vida para ver unas fechas para una banda, cuando me cuenta que aún no sabe qué pasará con los Caribe Funk , que habían tenido problemas para cruzar la cordillera y que sabría recién el mismo día del concierto si llegarían. Llamadas de ida, llamadas de vuelta, chats con la gente que los pudiera ubicar. Hasta que por ahí llegó la noticia que habían podido arribar a Chile. Baja el estrés, les aviso a la gente que estaba atenta a parchar en caso de ser necesario y vuelvo a las cosas que estaba haciendo pensando en asistir igual a ver a la banda, cuando me topo con un amigo de Buenos Aires-Santiago ¿Vas a la Maestra? ¡Está la gente de Buenos Aires! ¡Tú los conoces!

Me costó hacer memoria. Hacer memoria de sobre todo, los últimos 6 años, no está tan fácil, cuando he visto a chorrocientas bandas, han pasado millones de cosas desde que era esa jovencita cof cof que anduvo estudiando allá.

Pero de repente vino el flash-iluminación: Me encontraba en uno de esos carretes organizados por colombianos en Villa Crespo luego de una larga jornada laboral en un café de Palermo Soho. Me puse a conversar con un antiguo cliente de la Fonda Permanente cuando trabajaba en la barra ahí, que nos habíamos encontrado (Sí, en pleno Buenos Aires), cuando me presenta a su amigo. “Ella es productora, él canta, deberían conocerse” nos presentó. Terminamos conversando largamente, sobre todo compartiendo el gusto por la música, la música de Colombia, la del mundo, la negra. Me quedé con ese recuerdo de conversar de la etnomusicología, del origen de los ritmos en los pueblos afroamericanos, parte de lo que le sigo la pista hace un rato. Yo al tiempo regresé a Chile, perdí contactos y mantuve otros.

Caribe Funk

Alfonso Salas. Junior Valencia. Andrés Mordecai. Yamil Chagüi , 4 músicos,formados como banda el 2012, en Buenos Aires ( donde se sabe además que una de las grandes comunidades migrantes colombianas) por algunos músicos de Cartagena de Indias. Toman elementos de la música del Caribe como el Kompa haitiano,el  Calipso, Bullerengue, etc. junto al funk. Osea toman todo el sabor más ese flow del funk. Perfecto.

Letras sencillas, con vídeos que deambulan entre Buenos Aires y Cartagena  y con ello la historia de muchos: ir a estudiar a otro país o ir “en el gran viaje”, la cercanía con los ritmos como la cumbia de todo el continente, música bailable y semialegre.  2 ciudades que por lo demás, marcan en mí (y seguro no soy la única),  hitos importantes de distintas etapas de mi vida.

Con 2 discos bajo el brazo “El caribe funk” y “El playaman” se van posicionando como una de las bandas que está moviéndose por latinoamérica cuál pez en el agua, aprovechando las redes sociales que tan bien han sabido usar y los sonidos que nos unen y los que van agarrando los sonidos entre viajes de idas y de vuelta.

¿Cuál es la fórmula?

Lo primero llegando a la Maestra, y que me impactó fue la cantidad de seguidores, que se sabían sus letras completas y las coreaban felices ¿Estudiantes en Buenos Aires? ¿Viajeros al caribe colombiano? ¿O su música entró acá y no sabía? El local estaba lleno, con gente que había venido exclusivamente a ver a una banda que yo no conocía en (casi) lo más mínimo.  La curiosidad me sigue haciendo ruidito. Vuelvo a la tarde del día anterior, donde me convencí que era una banda que la está haciendo: 24.946 seguidores en su Fanpage  de los cuales amigos en común escasamente tenemos algunos que son o músicos o viajeros o ambas, algo así como una décima parte en Twitter. Publicaciones con cientos de Me Gusta y solicitudes para tocar en todo latinoamérica.

image (3)

Espero tener la oportunidad de pillármelos nuevamente ya sea en Santiago, en un bar en Buenos Aires o en el exquisito clima de Cartagena de Indias ó quizás dónde. Quizás.


Vídeo de uno de los fans donde muestra el local lleno