Talleres de Mecánica Básica de bicicletas para mujeres

El próximo año quiero ir a buscar mi bici que está en una playa (Cancún) y pedalear en una isla al frente muy bonita (Cuba). Bonito proyecto, de ensueño peeero como que todavía pongo cara de damisela en peligro cuando pincho y BASTA CONCHETUMARE. Me propuse que tengo este año y el otro para ser megaseca y autónoma al respecto.

Una idea que viene hace rato rondando desde lo particular (mi necesidad) a lo colectivo (creo que somos hartas mujeres en bici y tan pocas las que se atreven a reparar aún) por muchas partes, se materializa la próxima semana. Participando, además, permite que podamos hacer otros en otras partes donde no sea tan fácil tomar un taller.

Si no puede/no quiere/ o le parece una fantástica idea, es cosa que nos ayude con la difusión compartiendo en su muro, entre sus amigas/hermanas/madres/etc.

Si le parece una fantástica idea y quiere pagarle o aportar $ para el taller a alguien que no pueda pagarlo, también.

Cualquier consulta conmigo o al mail que aparece en el flyer.
Besos y abrazos, ojalá de esos que sacan pedazos, sino pa qué.

taller 2 ok

 

invita

 

Anuncios

El principal enemigo del movimiento ciclista, es el ciclista de vereda

***Escrito y publicado originalmente para el blog del sitio del Foro Mundial de la Bicicleta 2016 en Chile.

Cuando comencé a andar en bici, no entendía por qué la gente andaba por la calle, siendo que era tan peligroso. Cuando pasaba una micro oruga (bueno, todavía me pasa un poco) me paralizaba sintiendo el airecito en mi costado izquierdo, siempre imaginando el peor escenario. Incluso, cuando vi la señal de prohibido bicicletas en el Paseo Peatonal de Estado, me enfurecí ¡Pero como! ¡Libertad! ¡Nos están prohibiendo la ciudad! Pero no fue hasta cuando, la explosión de bicicletas en la ciudad comenzó hace unos 3 o 5 años y caminé por la vereda, que entendí.

Andar por la vereda hoy en Santiago es incierto. Ya no se puede pavear como antes, ni conversar riéndose último meme que apareció en Andan diciendo o comentando alguna escena de Master of None, ¡Ni si quiera se puede andar despreocupado, caminando con nuestra bici al lado luego de una larga pedaleada! Porque sobre todo, tipín 7 de la tarde, aparecen una nueva raza de centauros, mitad humano mitad bicicleta, que imposibilitados de desprender el culo de la bici, andan como Pedro por su casa. ¿Y por qué debería andar con miedo caminando por la vereda? ¿Quien te dió el derecho de darme miedo?

Tipos de ciclista de vereda

11050753_10153155863548158_9192327441180385788_o
Escribir una leyenda

Hay algunas variantes: como los que van alternando irse a contramano, sin luces o muy por el contrario, con luces, reflectantes, casco y vestimenta tipo Tour de Francia y por la vereda. O los piñón fijo que además tienden a la pirueta, a no frenar nunca y que no les importe nada. Los que con una sonrisa y un gracias en los labios o peor de peores CON UNA CAMPANILLA SONANDO te indican que quieren pasar y que debes moverte todas las veces que se les ocurre. Los que te echan la choriá, los que te tiran la MTB encima. Los que juegan con tu miedo o con que no les dirás nada o los que asumen que tienen el derecho de andar por la vereda, como si nada.

No sé cuales son peores según su gusto, tiene pa elegir. Yo los odio a todos y siempre pienso que son los que peor le hacen a los movimientos ciclista. Mientras cientos se reúnen a tratar de buscar y ganar más espacios para las personas,  dándole la pelea al vehículo motorizado, el ciclista de vereda perjudica al peatón quitándole espacio y metiendo en una misma bolsa a todos a ojos de los mismos. Le gana la prepotencia y el bien particular, por sobre otros incluso, sobre otros que son más débiles: los ancianos, las personas con problemas de movilidad o los niños.

Lo peor de todo, no es el hecho en sí, sino sus argumentos:“Es que me da miedo” “Es que una vez me atropellaron” “Es que en esta calle vivo yo y va pal otro lado”  ó simple y llanamente “ Yo ando por donde quiero”. Si tienes tanto miedo, no andes en bicicleta, no vivas. Todo puede significar un peligro, nadie tiene la vida comprada. Andar en bicicleta es tomar un riesgo como otro, como meterse en el mar a nadar, como subirte a un bus del Transantiago o al metro y ocurra un accidente. Sí, implica que eres más débil en comparación a un auto o a una micro, por ejemplo, pero ¿Quién no lo es?

Todos odiamos al ciclista de vereda

Uno de los primeros argumentos que tiene un no ciclista para hueviarte es “Me cargan los ciclistas de vereda”. Bueno, vengo a decirle que yo, ciclista, accidentada, preparando activamente el #FMB5 también. Creo que son los que le han hecho peor a la ciudad, más que el que anda en una cuatro por cuatro para ir a comprar pan. Es como cuando hablamos de los políticos que defendieron la democracia, hasta que se dieron cuenta que les era tan rentable continuar con las leyes de la constitución del 80. Es el que quiere tomar lo mejor de un sistema práctico como la bicicleta, pero le importa un pucho si eso perjudica al resto. Es un acto prepotente, egoísta, sinceramente despreciable. No sé cuántas veces al día repito ¡Bájate de la vereda, CTM!

Andar por la vereda es un acto cobarde y egoísta. Llevo meses peleando con ciclistas de vereda porque no he podido reaccionar o moverme a tiempo, cuando estaba volviendo a caminar luego de un accidente en bicicleta ¿Really? Sí, me pasó y me sigue pasando.. Más de alguno me ha echado un par de garabatos, tras un “Pero muévete po”. Con muletas. Con burrito. Así de maricones.

El otro día leía un post en un blog defendiendo el andar por la vereda, lento y cordialmente.

Si andas tan lento como para no molestar a nadie ¿Por qué no te bajas entonces? La bicicleta es un vehículo que, estamos trabajando porque además de darnos todos los beneficios que sabemos como mejorar nuestra salud, ánimo, conectividad, confianza, sea visibilizada como una alternativa válida, no como una odiosidad prepotente y pueril, que todo el mundo quiere ver lejos de su vista.

¿Soluciones?

Andando. Mientras más andes en bici, menos miedo tendrás. Estarás más atent@ a los focos de peligro, podrás entender mejor las rutas, captar mejor qué es lo que debes hacer con micros, autos, taxis, ciclobandas ocupadas, otros ciclistas, velocidades, hidratación, etc.

Buscar rutas adecuadas. En bici , una cuadra o dos dan lo mismo, incluso más, no te tomará más de unos pocos minutos. ¿Para qué te vas a ir por La Alameda si te da miedo? Busca alternativas, calles paralelas que no tengan tanto tráfico ¡Pregunta! ¡Pregúntame a mí si quieres!

Otra es participando en actividades como cicletadas ( además de cicletada del primer martes, hay un montón más y en distintos lugares y estilos, busca por internet).Bicipaseos patrimoniales, por ejemplo, donde van incluso niños, a una velocidad de paseo, una vez al mes realizamos esta actividad gratuita y entrete, donde además de aprender de la ciudad, nos ayuda a pedalear en grupo y perder el miedo.

Bajarse de la vereda y pedalear por la calle día con menos gente para irse preparando. Practicar los fines de semana. Practicar una ruta que te lleve a tu lugar de trabajo, estudio o habitual.

Socializar tu experiencia en bici: Al hacer la experiencia de andar en bici (particular) y compartirla con otro (social) puedes compartir mejores rutas, acompañarse, aprender sobre tu bici y sobre todo, perder el miedo.

Pero sobre todo, la solución es la EDUCACIÓN. No serán ni más ciclovías, ni que cierren las calles los domingos, ni el mismo foro quien sea la solución para que se te pase el miedo o no sigan atropellando ciclistas. Es y será la educación la que nos ayude a tod@s.

11699032_10153751245408158_6987018029887860911_o

María Paz Castillo /@elmundodepax

Productora, escritora, CM

Equipo de producción #FMB5

http://www.mariapazcastillo.com

Así fue el accidente

El domingo 10 de mayo del 2015, venía en bicicleta de la casa de mi mamá hacia el cumple de una amiga, cuando en la calle Bío Bío entre Ingeniero Obrech y Víctor Manuel (Barrio Franklin, Santiago de Chile), perdí el conocimiento. Desperté cuando había gente a mi alrededor, estaba llegando la ambulancia y carabineros.

Nunca supe exactamente qué pasó hasta hoy, pues lo único que tengo como dato es recordar un casco de moto mirándome y la patente de un auto que la gente insistía en que era del auto que me había atropellado.

Terminé con múltiples fracturas en la pierna y en la clavícula, por lo que tuvieron que hacerme 3 operaciones (2 para implantarme un clavo intramedular en la pierna y una placa en la clavícula y la otra para retirarme esta última). Hoy, un año después, sigo en terapia, aún no camino correctamente, aún está en pericias este vídeo. Aún no se sabe quien fue, por qué hay un auto involucrado, qué ocurre después de caerme.

Hoy, 5 de mayo del 2016, se me entrega vídeo de cámara municipal , donde se alcanza a ver como una moto me ataca. Obviamente surgen más dudas ¿Hubo un auto después o el que va adelante? ¿Cuál es la patente de la moto ( si es que la tiene)? ¿Se puede ver editando el vídeo? ¿Qué pasará ahora? ¿Qué es exactamente lo que hicieron los de la moto? ¿Quienes vieron lo que pasó? ¿Quienes trabajaban esa noche en el camión de la basura que está a la izquierda? ¿Por qué la gente da la patente de un auto?

Lamentablemente por estos días he escuchado de situaciones más o menos similares, donde motos han intentado robarle a personas en movimiento ¿Te ha pasado? ¿Sabes de algún caso similar?

Si tienes alguna información, comentarios,orientación de pasos a seguir, etc. porfa cuéntame por mail : mariapazcastilloC@gmail.com . ¡Gracias!

 

***Otros posts respecto al accidente

 

Sofía

Para tod@s l@s que creen que no se puede o que andan por la vereda:
Sofía, tiene 8 años y va todos los días al colegio en bici, por la ciclovía de Rosas, acá en Santiago. Y en los Bicipaseos, liderando la columna. Yo soy su fan.

Recomendaciones (de una primeriza) para ir Lo Vásquez

Dedicado a María Fe, que va este año.

Nunca ha sido mi meta hacer chorrocientos kilómetros, pero el año pasado consideré que luego de varios años andando varias horas en cleta, era el momento. Como una especie de rito de iniciación, donde en algún momento, tienes que pasar por eso. Como la promesa cuando eres scout o la primera comunicón cuando eres católico o blé.

Para los que no saben, en Chile, cada 8 de diciembre, miles de ciclistas aprovechan la peregrinación a Lo Vásquez, Santuario ubicado en la 5ta region, para hacer esta misma ruta pero en bicicleta durante la noche. Algunos llegan incluso hasta Valparaíso o Viña del mar, otros sólo hasta Lo Vásquez como yo o incluso otros se devuelven el mismo día pedaleando hasta Santiago de vuelta.

La experiencia

No es nada terrible. Osea, sí, en un momento pensé que iba a morir, pensé en llamar a mi mamá y despedirme de este mundo, lloré y me sentí looser y cuando vi la cuesta también, pero llegué. Aunque partí con un pequeño grupo que iba más rápido que yo, a mitad de camino, para ir más tranqui, preferí irme sola. Es posible pedalear la ruta sin morir. Aunque ojo: No la veo para alguien que nunca ha pedaleado varias horas seguidas. Son casi 88 kilómetros sólo de ida, pero con inclinación, calor, frío.

No voy a dar recomendaciones de experta, por que no lo soy, pero sí a modo de hablar desde la experiencia de haberlo hecho y sufrir cada uno de los taldazos por no hacer caso de las recomendaciones o simplemente inexperiencia. Igual fue una experiencia bacán, me dan ganas de repetirla, pero no ahora ( aunque me dan muchas ganas :3)

lo lo
Yo sonriente, hecha bolsa, con los hombros neeeegros.

Me demoré muchísimas horas (Llegué cerca de las 12:00 del medio día del 08 de diciembre), a mitad de camino me dormí una siesta en la mitad de la carretera y sentí que no podía muchas veces, pero pasado un rato y viendo el fervor de la gente tanto que iba caminando en peregrinación como los ciclistas mega emocionados, ya volviendo, me levantaba y lo intentaba de nuevo.

Recomendaciones

Algunas de mis humildes recomendaciones para los que van por primera vez:

  1. Llevar lo justo: Es bacán tener de todo en caso de emergencia, pero es más bacán ir livian@. Creo que con cámara de repuesto, parches, una botella pequeña de agua, unas barras de cereal, una fruta y un par de dulces, BASTA Y SOBRA. Yo me agilé llevando de todo para comer, para abrigarme, por si me aburría en un gran canasto y eso me restó a la hora de hacerlo más rápido. Y obvio que me devolví con la mitad de las cosas sin usar.
  2. Ropa por capas: Se sabe que bajando del túnel hace más frío que la CTM y que cuando empieza a salir el sol te achicharras. Ropa por capas y/o desmontable es la cumbia. No sé que tan sexy será, pero al menos no te recagai de frío/calor.
  3. ¿Y entonces qué me pongo? Jamás recomendaré tricota (Nada personal. O todo en verdad. No me gustan), pero sí sirve ir con lycra, para que no te moleste al pedalear tanto. Cortavientos, zapatillas cómodas pero lo menos blandas posibles (por la posibilidad de atraparse los pies en bajadas). Aunque me gusten las poleras sin mangas, te encargo los hombros. Lentes oscuros.
  4. Luces: Si las luces son importantes, en este recorrido es más aún. Saliendo del túnel, vas en una bajada fenomenal, que sólo es entorpecida por los ahueonados que no usan luces y que se te aparecen cual fantasma a esquivar. Es MUY importante llevar luces y ojalá de una mejor calidad que las típicas de luca, que se ven a poca distancia. Si el presupuesto no alcanza, compra varias. Es mejor parecer árbol de pascua que puré.
  5. Salir temprano. Nadie dice que te vayas con el caregallo, pero irse tan tarde tampoco es la mano. El año pasado nos demoramos un montón en salir y esas horas de no sol, las hubiésemos ganado en andarlas tranquil@s.Creo que una hora apropiada es a penas baja el sol del día 07.
  6. Comer bien : Encontrar un lugar a mitad de camino puede ser medio complicado en algunos tramos, por lo que te recomiendo comer bien antes.
  7. Descansar el día anterior: Otro error que cometí fue trabajar hasta muy tarde el día 07 y hacer tal vez las rutas más largas que no había hecho jamás ( ese día repartí hasta como las 17:00 y hasta San Carlos de Apoquindo)osea, salir cansada. Error de errores.
  8. Protector solar: Cae de cajón, lo sabemos, pero repetirlo cada cierto rato. Al menos el año pasado el sol pegó fuerte, me eché uno Vichy que es especial para usarlo en actividades deportivas y mis hombros igual terminaron carbonizados, al igual que mi nariz y pómulos.
  9. Tipo de bici: Yo la hice en una flaca con manubrio de paseo, freno contrapedal ¡Y sin cambios!. Hubo gente que me dijo que era imposible y otra que me alentó. EN TU CARA: Sí pude 🙂 ( Aunque demás que en una rutera o mountain bike con mil cambios es más fácil)
  10. Pasarlo bien: Obvio que la idea es pasarlo bien, pero siento que de repente la gente va embalada en sus ganas de hacer cierto tiempo y no lo pasa tan bien. Mirar el paisaje, disfrutar la brisa, detenerse a ver la columna de gente. Ay, qué bonito ❤
  11. La voz del túnel: Hay un momento medio sicodélico, que es cuando entras al túnel y hay alguien que habla una y otra vez. Las luces, los gritos ensordecedores, la voz cuática, todo junto. Es como entrar en un estado de trance extraño.
  12. Como devolverse: Yo soy de esas que llegué sólo a la gran feria de Lo Vásquez ( realmente impresionante en envergadura) y a pesar de mi ex catolicismo me llamaba a entrar a la Iglesia, simplemente NO PUDE. Y cuando empecé a tratar de devolverme, habían unos buses con una fila megalarga. Pero poco antes de llegar, me había percatado de buses pirata, que por algo más de lo normal ( harto más, salía como 6-8 lucas el pasaje), con las bicis en una dudosa posición amarradas arriba de la micro roñosa, traían a los transpirados y agotados ciclistas. Igualmente llegamos, bien, vivos, luego de la espera y el agote. Mi recomendación es a ver esta opción, porque el bus tradicional es poco en relación a la cantidad de personas.

    Este año

    Este año se abrirá la carretera para ciclistas y peatones a las 16:00 hrs. del lunes 07 de diciembre ( hoy) y mañana desde las 07:00 los autos estarán habilitados sólo hasta el Santuario.

    Suerte en eso, me dan ganas de ir pero una, estoy fuera de las pistas, estoy tapada en pega y necesito estar ok estos días.

    ¡Abrazo y que les vaya bien!

  13. lo vasquez

Atropella a un ciclista ¡Es gratis!

IMG_0928
En una de las tantas sesiones de terapia

Cuando fue mi accidente, el 10 de mayo pasado, mucha gente me habló y me dió ánimos, entre ellos personas que compartimos en mi adolescencia en La Florida. Violeta,mamá del Ché /Rodrigo, con el que varios años participamos en actividades juntos, fue una de las primeras. Además de hacerle catequesis a sus hijos más chicos, de vernos en la Iglesia y en la feria, Violeta es una de esas mujeres que hasta el día de hoy, aprovecha facebook para avivarme la cueca de cuánta cosa se me ocurre inventar. También es la esposa de don Hernán.

Cuando pasó el accidente de don Hernán, donde fue atropellado mientras andaba en bicicleta, Violeta, me contactó otra vez, angustiada para contarme lo que había pasado: otro accidente en bicicleta sin respuesta. Don Hernán falleció hace poco y a su familia, les pasó algo peor aún en el velorio: además de todo lo que tuvieron que pasar por un accidente así, se equivocaron en el hospital y les fueron a retirar el cuerpo en medio del velorio ¿Qué hacer?
¿Cómo responde la justicia chilena ante casos así?

¿Qué le pasa a la gente cuando tiene un accidente en bici en Chile?

IMG_3881
Mi bici, la Kobané

En mi caso, yo ya me desesperancé: Han pasado 6 meses en los que todavía no sé qué pasó, sigo en terapia de kinesiología,la que me permitió volver a caminar, pero aún con dificultad y me tienen que volver a operar de la clavícula ¿Quien paga todo eso? ¿Quien responde por los meses que me gasté un dineral en taxis, implementos para caminar, ropa adecuada, gastos por montones?. Como trabajaba independiente, a menos de un mes e incluso antes de volver a ir al baño, tuve que volver a ponerme a trabajar ( menos mal por un lado que puedo hacer cosas on line), luego trabajé dependiente y salía 3 veces a la semana para ir a terapia y sí, ha sido una recuperación “rápida” para lo que pasé, pero ¿Iba a dejar de trabajar más para ir a la fiscalía que no me da ni una respuesta? ¡Todavía no tengo noticias de que la fiscal haya visto el vídeo! ¿Tengo tiempo para hacer trámites que no me llevan a ni un lado?

4 meses después me llamó el carabinero a cargo para saber si me había pasado algo más para ponerlo en antecedentes. Le insistí que estaba enojada, que no tenía tiempo para conversar por él porque debo trabajar ¿Me sirve de algo que me cuente que no se tienen antecedentes? Me reuní con la fiscal en una audiencia especial para que viera el vídeo, cosa que aún no sé si ha ocurrido ¡Aún no sé exactamente qué pasó! ¡Perdí el conocimiento, mi cabeza no logra recordar y me siento terriblemente sola en esto! Todas las “autoridades” que ofrecieron su ayuda (Me llegaron mails desde todos los departamentos respectivos  a Movilidad/bicicletas que pudiesen tener que ver:  la Intendencia, la Municipalidad de Santiago, el Gore, organizaciones legales pro ayuda de accidentes en bici, etc)y no sirvió de nada. No sirvió de nada ser parte de la plataforma que produce el Foro Mundial de la Bicicleta en Chile, participar en otras organizaciones ciclistas, conocer a Pedro, Juan y Diego en este ámbito. Aún no vemos el vídeo, aún no se sabe qué pasó ¡Le hicieron la alcoholemia al tipo que se supone que me atropelló semanas después! ¡Ridículo! ¿Qué le pasa a las personas que no tienen todos esos contactos? ¡Peor aún! ¡0 esperanza de justicia menos aún de que alguien pague esos gastos!

¿Y ahora? ¿Qué?

11699032_10153751245408158_6987018029887860911_o
Ya volví a andar en cleta, aunque lentito y de día. Y sí, debo recuperar mis piernas y mi peso 😛

Los únicos que apañaron fueron mis amigos y contactos de pegas , que me hicieron un evento para palear en algo los gastos que tuve que realizar ¡6 meses sin poder subirme a la bicicleta y dificultósamente al transporte público, no teniendo apañe de nadie a nivel económico, significa mucha plata!

Creo firmemente, que si usted quiere atropellar a alguien, como deporte, como pasatiempo, quiere tomarse “su” plata y salir ileso,  la opción es atropellar a un ciclista. Es gratis, no te pasará nada, no tendrás que pagar ni dinero ni ir a la cárcel. COMPROBADO.

Si eres ciclista en Chile,  lo lamento: si eres atropellado, eres un paria que vales menos que un ciudadano común que es atropellado también, menos que un perro callejero, a menos que le tengas un seguro (Sí, hay seguros de mascotas). Si eres atropellado andando en bici, nadie se irá preso, pero ¡Anda a bailar cueca! ¡Anda a fumarte un pito! ¡Anda a tener una matita de marihuana o te pillen con una lata de cerveza en la mano! ¡Ahí sí que llegará la ley sobre tí rápidamente! . De hecho: si mueres, puede que te pongan una bicicleta blanca para recordar lo que pasó o saldrás en el noticiario más sangriento que haya. Si sólo te accidentaste, tratamos de olvidar, no hablar del tema, probablemente más de alguien pensará “Qué latera, otra vez hablando del accidente, sí ya pasó”. Las autoridades te seguirán saludando en los eventos, haciéndose los locos de que te podrían haber respondido los correos o las llamadas para decirte “No se puede hacer nada”

Por mi parte, no me queda otra que ver por las mías en lo práctico: Probaré de estar asegurada por un año, tanto para daños en mi bici como en mí misma (No sé que tan buen negocio será asegurararme a mí luego de 3 accidentes en tiempo record, pero bue). Podrán criticarme por ello, pero ¿Qué? ¿Qué si me pasa algo otra vez? Para el accidente en Colombia, lo único que me salvó fue haber contratado un seguro de viajes donde un médico me atendió, me tranquilizó y me recetó los calmantes adecuados hasta que volviera a Chile. Probaré con este, a ver qué pasa.

En primera persona plural

(Obvio) esperemos que no me vuelva a ocurrir de nuevo, esperemos que a nadie le pase ¿Pero sí pasa? ¿Qué? Al menos en algo que pueda aportar en los gastos, que ya sé que son muchos más que la atención médica. Mientras, paralelamente, sigo trabajando en un cambio en las políticas públicas respecto al uso de la bici, porque haya más educación, porque se bajen las velocidades, porque el ciclismo sea tomado como una de las formas más sustentables y que más colaboran en la libertad y en el estilo de vida saludable (?) de las personas.

Seguiré peleando, desde mi vereda, porque hagamos algo, así, en primera persona plural, en las actividades que realizo en favor de la bicicleta y en mi acción personal y diario de irme en ella. Sí: he vuelto a andar en bici, por las calles. Aún aterrada,  soy una convencida que el miedo que no me puede paralizar ni menos terminar siendo una pelotuda que anda arriba de las veredas haciendo sentir miedo a los peatones, porque yo tengo miedo. Poco a poco voy haciendo distancias más largas, sintiéndome otra vez, libre.

No sé qué se hace ahora además de eso, pero sé que algo se debe hacer. Definitivamente, no puede ser que a hoy no se sepa nada y quede en una anécdota triste que uno le cuenta a alguien “Yo cacho a una loca que le intentaron robar, la atropellaron y 6 meses después recién puede caminar más o menos bien, pero cojea caleta”. No quiero cojear. No quiero que le pase a otras personas y que quede en nada. No quiero que mueran más ciclistas y que nadie se haga cargo. No quiero que la gente piense que atropellar a alguien, ciclista o no,  le sale gratis. ¿Hagamos algo?

Primeras pedaleadas del Foro Mundial de la Bicicleta, Santiago 2016 #FMB5

Ya vivimos el cuarto foro Mundial de la Bicicleta en Medellín, donde lo pasamos regio-regio y donde relaté de qué trataba y como llegué hasta ahí aquí, aquí y aquí. Ya celebramos, ya pedaleamos por Medallo, ya fuimos al parque locura Lleras,ya bailamos salsa en el Parque de Poblado, subimos el metro cable, hicimos el taller en la Biblioteca España del Barrio de Santo Domingo Savio  ya nos encantó la Aguila Light, ya estuve en la clínica en Envigado por caerme de espaldas de la cleta , ya felicitamos a los involucrados, ya gritamos Cé Hache I,  ya le pusimos harto me gusta a las fotos ( ya po Lore, sácate las fotos pre-foro ziiii). Ya muchos dijeron, en las fotos del foro y en los chats interno “Cuando lo hagan en Chile, cuenten con mi apoyo” ¿Y ahora? ¿Qué?

11050721_10206098428400304_2528997435518797015_n
Delegación chilena en el #FMB4 Foto por Motta

Para los cercanos a organizaciones, (como es mi caso) nos llegó la invitación y ya hemos participado en un par de asambleas abiertas a los que quisieran participar, donde las organizaciones, personas naturales y una que otra participación de instituciones interesadas en este evento mundial, se han reunido a discutir, en base a este formato ( nos guste, nos aburra o no). Se han discutido algunos puntos interesantes y otros no tanto , se ha puesto en la mesa algunas inquietudes naturales como la participación de regiones, pero sobre todo se ha votado por un directorio conformado por 7 personas, pertenecientes también al colectivo Muévete Santiago, algo no menor, pensando en que representan a las principales organizaciones ciclistas del país. Han trabajado,  entre otras cosas,en la orgánica de trabajo para estos meses previos, para ponerse manos a la obra ya de lleno, pero con una estructura básica.

Daniela Suau, Pablo Arriagada, Gonzálo García , Arturo Torres , Maryon Urbina ,Felipe Araos, Ricardo Jerez los elegidos para este directorio definitivo en la última asamblea. Probablemente a algunos los ubica más que a otros, pero en el mundo de las organizaciones, todos son conocidos por destacarse en la labor que realizan y se harán más conocidos ahora, por no tener vida de aquí al foro. De los 6 primeros, puede seguir sus pedaleadas en los temas referentes a la bicicleta, movilidad, ciudad, organizaciones entre otros,  a través de una lista que armé en twitter

Ahora ¿Cómo alguien, que participa o no en otras instancias ligadas a la bicicleta podría participar?

Se ha abierto un formulario que en primera instancia estará abierto hasta mañana 4 de mayo, para todos los que deseen ser parte activa del Foro Mundial de la Bicicleta en Santiago el 2016. Hay que tener claro que en general la participación es voluntaria , por lo tanto no es una actividad remunerada ( por definición el foro desde su primera versión es así) y puede ser en la medida de tus posibilidades. Por eso mismo el formulario plantea “Horas disponibles a la semana para la organización del Foro” porque obviamente, se necesitaran muchas manos para que esto salga bien y si sumamos voluntades, demás que sale algo bacán.

Hay 7 comisiones, de distintos temas. Por ejemplo yo, colaboraré en Producción ( y necesitamos hartas manos, así que si tiene alguna duda o quiere participar, pegue el grito no más)sin embargo hay otras como servicios al invitado, planificación, etcétera.

Considero que será un evento único por las características que tiene el evento, por las características que tiene Chile, por el interés que hay del mundo en conocerlo; por la fuerza que tienen las organizaciones ciclistas, por como la bicicleta ha tomado cada vez más páginas en la agenda local. Y que bacán que tenga la oportunidad de trabajar allí.

***Como decía más arriba, la convocatoria en primera instancia es hasta mañana ¡Inscríbase en alguna de las comisiones!

PD: [Si su pregunta es, desde su corazón regionalista, por qué es Santiago, es porque se postulaba una ciudad. Pero lo mejor es que, si se organiza bien,de la mano de las organizaciones de regiones, varias actividades como los pre-foros, podrían plantearse fuera de Santiago o incluso de Chile. Vaya a saber un@].

Llamado abierto a odiar a los ciclistas

 

Hago un llamado a odiar a los ciclistas. ¡Qué atroz estos ciclistas! ¡Imagínate que piden reducción de velocidad y que enseñen reglas del tránsito en los colegios! ¡Mira las hueás que piden! ¡Y quieren andar por la calle, como si fueran un vehículo! ¡VEHÍCULO! Y me cargan, porque como que siempre andan felices, como si estuvieran haciendo ejercicio.

Aparte tienen bonitas piernas, no gastan plata en movilización, llegan antes, cuidan su corazón ¡Imagínate que hasta forman agrupaciones! ¡Me cargan esos “biciactivistas” que creen que andar en bici es bacán! ¡A dónde vamos a llegar así! Imagínate que todos estamos hablando de ellos, siendo que deberíamos estar hablando de los últimos modelos de auto que llegan a Chile o de la obesidad infantil o de darle más ravotril a la gente, para que esté más tranqui.
¡Odiemos a los ciclistas! ¡Eso nos hará muy hipster y a la moda!

Especial Foro Mundial de la Bicicleta. Medellín, Colombia Capítulo 0: Los preparativos

Nota: Hay un Foro Mundial de la Bicicleta en Medellín, Colombia desde el 26 de Febrero al 1 de marzo de 2015, osea en escasos 19 días más en el cual participaré junto a un montón de personas más. Acá iré relatando mi experiencia.

foro 2

La idea

Haciendo un resumen, mi idea en principio ir a Barranquilla, Colombia para reunirme con la gente del Carnaval ( a propósito de mi participación en la producción de eventos como el Homenaje al Carnaval de Bquilla y Salsa a la primavera en Santiago) para luego pasarme al Foro Mundial de la Bicicleta en Medellín, donde la gente de Bicipaseos estaría exponiendo. Sin embargo, las premuras y los tiempos fueron distintos. Se descartó la idea de Bquilla para esta fecha y quedó Medellín ahí, mirándome con los ojos abiertos y el vientecito-otro vientecito distinto al de pedalear en Santiago- en la cara. Se alinearon los planetas ( por mi parte hice una mega campaña donde a punta de @humitadomicilio y cachando las ofertas pude hacerla) y ya tengo mis pasajes en la mano :). Además del foro, donde me interesa estar atenta a las redes latinoamericanas que podamos gestionar para Bicipaseos,  apoyar el trabajo de los compañeros con el taller, y hacer de esta experiencia una esponja de conocimiento respecto a temas como el transporte, la movilidad, las comunidades y organizaciones en general, me interesan más cosas de Colombia y del viaje. Probablemente también visite algunos lugares (San Juan de Urabá, Ovejas, Mompox, Cali, Caldas, Bogotá o qué) y que sea finalmente la música la que me haga el resto de la ruta. O como dice un amigo fluir como el agua y dejar que el viaje sea el que me guíe, no teniendo más que metas que alcanzar, sin demasiadas rutas ultradefinidas. Pero sobre todo, y como suelo repetir: el viaje es personal. Y ahí es donde me quiero sumergir y aprovechar al máximo este respiro.

mapapo

Ando hace como 7 años en bicicleta de manera activa y hace como 5 de manera casi exclusiva para transportarme a todos lados y hace 3 o 4 súper activamente para trabajar en y con ella. Desde hace un rato que he ido conociendo a la gente que participa en bicipaseos y a pesar que dije que me acomodaba más ser “amiga de” que participar, hace unos 4-5 meses meses que soy parte también. A ellos los acuso de lo bien que lo he pasado en ese tiempo (incluyendo los kilos y litros que ello significa), de la práctica comunitaria de andar en bici  (desde no caerme cuando se va en masa, ajustarse a los tiempos, amarrar varias cletas, carretar relacionarse con otras organizaciones y entidades afines) y de aprender muchísimo, en esta suerte de constante devenir de mensajes de whatsapp  conceptos,tweets,  documentos y discusión sobre como debería ser la ciudad, qué es lo que nos gusta y qué es lo que podríamos ( ojo con el plural inclusivo lleno de compromiso) mejorar.

La delegación de Bicipaseos

10668944_10152768901819721_244212790739267920_o

Vamos 6 personas: Pablo, Nicolás, Mathías, Tatiana, Fernanda y yo (Aquí en la foto salimos todos exceptuando Nico). Probablemente ( y no quiero con esto desmerecer el aporte del resto que se queda acá en Santiago)la selección justamente también obedece a los más prendidos o como le llamamos acá “Pasto seco”. Vamos con nuestras bicicletas (era que no) y de la organización (Bicipaseos) se dictará un taller llamado “Taller de rutas ciudadanas y patrimoniales” el sábado 28 de febrero, entre las 14:00 y las 16:00 hrs. en el espacio Taller Interactivo Plaza Mayor donde la idea es traspasar la experiencia de las rutas, el como se realiza, etcétera.

Probablemente nos sacaremos muchas fotos, nos haremos amig@s de un montón de gente que está con esta misma idea de incluir a la bicicleta en las políticas públicas y en la conciencia ciudadana y trataremos de andar lo más posible por Medellín tanto en bici como en sus joyitas de transporte como el metrocable o Transmilenio. Probablemente también iremos a bailar, a comer y a compartir como acostumbramos. Porque me quedo con esta fracesita que repetimos siempre casi como lema de Bicipseos: “La idea es que lo pasemos bien”

bicipaseooo

Además con Fernanda  ( María Fe o Fe para los amig@s) tenemos un plan: Transmitir nuestro súper programa #mariacleta desde allá, Colombia, al mundo entero. Ya hemos hablado con una de las productoras del evento y una de las misiones llegando es checkear lugar, factibilidad, etcétera. Sentimos que es un tremendo paso en nuestro proyecto y que por fin podremos tener algo más que 20 suscriptores en Youtube (puedes aprovechar desde ya de suscribirse, ah?)

DSCN0505

Todavía por acá estamos organizando actividades para reunir dinero como La ruta del sandwich, (atent@ si no alcanzaste a participar, dicen que se viene otra) La ruta del amorSSS;  mirando mapas, pensando rutas.

Por mi parte,  ansiosa y feliz, pensando en la venta de bodega que me falta por hacer para completar las $ para moverme;  en preferir llevar pocas cosas y traerme hartas experiencias para escribir. Pensando como será el show de desarmar la bici (Nota mental, empezar desde ya a pedir ayuda sobre como hacerlo yo misma) y llevármela. Si será mejor llevar una alforja y una pequeña mochila con lo mínimo, si será muy difícil transportarse desde el aeropuerto al hostal en bici ( y sobre todo ver exactamente como lo haré para armarla) o es mejor tomar un transfer o algo así. Si irse directamente el día que llegue a la costa o irse a buscar los instrumentos que ando buscando. Como diría el gingle de Simón Bolívar “Tantas preguntas en tu mente” ( apuesto que si te sabes la canción empezarás a tararear y tendrás que cantar la canción completa). Pero ya, se viene el viaje. Vamos que se puede!!!

Mi Primera Vez: #cicletadaprimermartes

Una foto publicada por Guau (@sitaguau) el Dic 12, 2014 at 6:16 PST

Hablando de militancias, la Guau no es ni Furiosa ni BPP, sino de New Indie, plataforma shuer

loca y shuér linda y shuer tschori. Cuando terminó la cicletada, nos sacamos

una foto pa que quedara registro de mi “Primera vez”

Nota para los amigos extranjeros que visitan Chile o para los extraterrestres que no saben lo que pasa en su ciudad : En #Santiago, cada primer martes del mes (como hoy que subo este post ) se juntan los ciclistas no sólo de Santiago si no del país, en puntos emblemáticos de la ciudad ( En Santiago es en la llamada Plaza Italia) a realizar una cicletada por rutas que van cambiando de 10-18 K aprox, donde van miles de ciclistas. Hoy ya es una tradición y fue declarada patrimonio de la ciudad.

Reticente desde mi intento fallido ( la primera vez que fui me saqué la chucha) y desde la aversión a esas vociferaciones guturales que le encanta hacer a ciertas masas ciclistas cuando van en grupo ( de algunos que algún gen en común con algún oso, perro o lobezno deben tener para necesitar hacerlo cada 2 vueltas de la rueda ) que me parecen profundamente ahueonadas ( y me lo siguen pareciendo, aunque debo asumir que igual le encontré cierto gustito liberador) más el prejuicio que nos instalan día a día  los medios, se me había hecho una melcocha, de esas que hablan desde la guata y raya para la suma, diciendo “Como que no tengo ganas de ir, fíjate”.Ahora también le podemos sumar lo que te musita en la mañana de cada primer miércoles el ciudadano a pie mientras abre el diario y busca la aprobación del que está al lado; que te da todos sus argumentos para echar abajo tal manifestación ciudadana “ahh, es que miiiraaa el taaaco es por culpa de eeesos ¿Cómo es qué se llaman? Los furiosos (mirándote el casco) ¿Tú erís de esos acaso?”. Filo: Me había obviado y restado de tal actividad con plena conciencia pese a la invitación evidente y reiterada por todos los amigos que andan en bici ( que son varios y de todos los estilos) y bajo mi bandera anárka de cartón, pero que sigo teniendo un poco: Yo me transporto en bici todo el día y la noche, trabajo todo el verano en la bici, esa es mi mejor manifestación ciudadana de evangelización.

Pero hace unos meses, coincidiendo con mi acercamiento y luego entrada al mundo de bicipaseos, me había empezado a picar el bichito y  había intentado ir. En serio. Sin embargo, para ser honesta, las fauces de “juntémonos antes”, terminando en un “otra vez no fui” y en el saludo de despedida de algún mesero ( en realidad no alguno, hablo del inolvidable don José) que auguraba “Nos vemos el próximo primer martes”. La vida no es fácil y menos en veranito.

Y esta vez justo coincidió con que me encontré con alguna gente que también iba de verdad y charán, terminé cleteando con ocho mil personas más.

La ruta

La ruta fue entretenida (Ramón Carnicer, Santa Isabel, Lyon, Pocuro, Isabel La Católica, Tomás Moro, Bilbao, Lyon, Alameda), sobre todo porque consideraba pasar por lugares donde el auto es el rey máximo-máximo. Reacciones varias, gente enojada, puteadas, amenazas, bocinazos, algunas que a pesar de las indicaciones, simplemente se mete con su auto a una columna de gente que puede atropellar, sin importarle un carajo si alguien sale herido o no. También mucha gente sacando fotos, los abuelitos apludiendo desde su ventana, gente que se queda en la cuneta mirando,  en una suerte de catálogo en tiempo real a  las diferencias entre las bicicletas. Igual es como un hito tan lindo en la ciudad, como cuando ocurre algo como una caravana de algún festival teatral y aparece la muñeca gigante, el Papa, un futbolista famoso. Es un gigante de luces parpadeantes fotografiable ¿Alguna vez se han topado con la cicletada? Visualmente es potente mirarla de afuera ¿Por qué lo hacen? ¿Qué quieren? ¿De verdad que lo hacen caaada primer martes?

Somos caleta y #ahyashao : Los Furiosos

Nos medio caímos en más de una ocasión con los que vamos de BPP (Asumo mi culpa, no tengo mucha práctica en andar en cleta en masa y me he tenido que ir entrenando).  Mantener el ritmo para ir en conjunto con otros me cuesta ( oh, bingo en la vida!), pero sabe entretenido, el vientecito en la cara, decirle a la gente amablemente y odiar a la gente que se sube a la vereda en bloque “A la calle! Bájate de la vereda, ahueonao!”, irse mirando, irse esperando, reirse, mirar el torso desnudo de algún chiquillo que aparece así, etcétera.

¿Cachai lo que significa vivir en un país donde la bicicleta no tiene un día sino se considera que por lo menos una vez al mes habrá una manifestación de ella?  Bonito (Bueno Nico, si hicieran marchas 1 vez al mes, de seguro también lo lograrías) Y bueno, más de alguno saldrá con eso de que se vendieron, que ahora es súper paqueada y hasta se puede empatizar con ese sentir, pero ahí, basta escarbar un poco y preguntarse ¿Cuál es el objetivo de la cicletada? Y ahí queda clarito como el agua ¿Acaso no es el permear a las autoridades ? ¿Llegar a sentarse en la mesa? ¿No es acaso un estupendo triunfo el que las instituciones- con todo lo que significa eso como evitarse partes, tener corte de calles y resguardo de carabineros, etecé-se hagan un poco parte de esto? Y no es de quedar bien, es decir ¿No era la idea?

De todas las cosas que no me gustan de Chile, me gusta vivir en un país donde la gente no sólo anda en bicicleta: también se manifiesta en ella y una vez al mes, le muestra a la ciudad que no sólo es un par de jipis que cletean porque no tienen nada mejor que hacer. Tampoco es un grupo de pelotudos que gritan como monos ni tampoco es un grupo de guatones sube cerros que andan en tricota mañana, tarde y noche con sus calzas con poto arriba de la vereda en Pedro de Valdivia Norte un domingo en la mañana. Son miles de personas, de todo ( en serio, de todo, incluyendo al del cerro, al que grita, al hipster, al megaequipado, al a la moda, al punky, al BMX, a los que la ocupamos pa trabajar o pa transportarnos y un amplio etecé) que se transportan en la máquina maravillosa, en miles de máquinas maravillosas distintas en precio y calidad, pero que finalmente, en la cancha se ven los gallos.

Y su visualización en la ciudad y la suerte de presión-apareciendo en los medios, en la conversación del día siguiente en la oficina o como que cualquier persona sabe que existe la actividad y el movimiento o mostrando que somos “caleta” los que andamos en la de dos ruedas, va generando efecto y eso, puede ser lo que más me llama la atención. Se ve en la publicidad, se ve en los temas que se hablan y discuten en la conversación de pasillo, en la planificación de la apertura de algún local, si va a ser biciamigable o no, cuando hace poquito, no era tema. Llegar con un casco a algún lugar, significa que alguien “que no cacha tanto” te pregunte si eres de ir a cicletadas o si no te da miedo o cuánto te demoras. Se empieza a pensar en una ciudad en la que las calles no son una fila de chatarra que a lo mejor lleva personas adentro: en la calle hay personas todo el tiempo. Hablar de bajar la velocidad en ciertas zonas protegidas ( Las famosas zonas 30, demarcadas en algunas partes de Providencia)no parece taaan locura.

Lo que ha hecho un movimiento como los Furiosos Ciclistas en ser insistentes en su trabajo- y no sólo un día al mes como la gente piensa- sino exigiéndole a las autoridades que nos vean a los ciudadanos,  estar no sólo en la agenda local como una ya tradición y como una suerte de término obligado si se habla de bicis,sino también en talleres, participación en actividades afines al tema y demases. Han logrado hallanar el camino para que hoy , 20 años después de las cartas a los diarios con las que empezó todo junto a otros tantos movimientos ciudadanos ligados a la bicicleta, existan otras dinámicas y problemáticas: Saturación de postes atestados de bicis ( me gusta un poco cuando sucede <3), una ciudad paralizada unos minutos en su arteria principal por un mar de ciclistas, que entendamos y exijamos in situ que deben tener las ciclovías DE VERDAD y no de juguete, peatones empoderados en exigir también sus derechos y otras tantas cosas más