De funas, funados y por funar

En septiembre del 2015,recibí la llamada/mensajes de una amiga cercana, donde me pedía que la ayudara porque su pareja, mi amigo, mi hermano, la había golpeado hasta casi matarla. Sin entrar en detalles, como en la mayoría de los casos, ella vió su vida quebrada y él continuó en el mismo departamento, en tremendas pegasSigue leyendo “De funas, funados y por funar”