El sueño mexicano

ruben 2

Hace unos 6 años, una ex compañera de Universidad me habló, pues estaba trabajando con Mon Laferte y yo estaba trabajando en la Revista Rumba. En ese tiempo no tenía idea quién era, me dijo que era Monserrat Bustamante de Rojo, que se había ido a México y estaba promocionando un vídeo.

Fui esa tarde noche a un evento en un lugar llamado La Cueva del Conejo, cerca de Vicuña Mackenna. No habíamos más de 30 personas, escuchamos algunas canciones interpretadas en guitarra. Me impresionó la voz de esa mujer, me despedí de Caro y me fui. Quedó el nombre ahí sonando, fui siguiendo esos pasos.

desechable.jpg

Invitación de esa presentación hace 5 años

Hoy Mon Laferte es un fenómeno tan grande, que hoy en Chile y en México (Y claramente en otras partes del globo, seguro), aparece en los vídeos del Metro, en las radios, en la publicidad de los conciertos grandes, en las entradas destacadas de ticketeras.

Estando en Ciudad de México, un 60% de las veces que alguien me pregunta si soy chilena es como “Ahh, como Mon Laferte” y depende de la edad continúa con un “Es que soy fanática” o “Mi hija la ama y la escucha todo el día”. El resto se divide entre bandas como La Ley, Los Bunkers, Kudai, Los Prisioneros, Javiera Mena, Gepe y otros.

¿Qué onda México?

Hace tiempo que venimos conversando con amigos sobre qué onda México respecto a lo musical, por qué se está viniendo la gente, por qué todas las giras a latinoamérica pasan por acá o qué. Tanto es así que uno de ellos, cuando le conté que me venía, dijo “Ah, cumpliste” porque hace rato venía con el bichito de venir , entre otras tantas cosas (Además del foro, además de las conversas pendientes, además), a ver qué está pasando con el circuito cultural y sobre todo musical en Tenochtitlán.

¿La cercanía a Estados Unidos? ¿La posibilidad más cercana y concreta de internacionalización y explotar en el mercado latinoamericano? ¿Que los mercados de Buenos Aires y Río de Janeiro, se desgastaron, y tal vez por sus situaciones políticas han ido mermando la industria artística y sobre todo musical ? ¿Que se ha ido modificando el escenario y ahora los ojos están puestos en Bogotá y Ciudad de México?

20170521_213004

Keko Yoma en el Ollín Kan, bajo una lluvia del terror y la gente seguía gritando como si nada

Pero tal vez la respuesta es hasta más obvia: Simplemente, es un asunto matemático: Acá las cantidades de gente son increíbles para la realidad chilena: Ciudad de México solamente tiene más habitantes que TODO Chile ( 22 millones aproximadamente). Que son 127 millones de mexicanos en el país y que todo siempre está lleno, para lo que quieras tienes que hacer fila y para conseguir un boleto incluso para eventos gratuitos tienes que estar atent@ porque o pierdes o como me pasó la otra vez, hacer una fila de 3000 personas.

Fila para entrar a exposición de Theo Jansen. Entre la gente adentro, la delante y detrás mío, fácil 3000 personas

Otros factores

Pero creo que los factores son mucho más profundos incluso que los números.

La fiebre del oro

Dicen que la historia es aún más antigua respecto a la inmigración chilena a México y que la fiebre del oro trajo a un montón de compatriotas a los puertos del pacífico como Acapulco o Puerto Ángel. Dicen que de ahí también salió (materia para seguir buscando información) la chilena, bailado en la zona de Oaxaca y Guerrero, que sería una deformación de la cueca chilena #ojitoahí

Dictadura

En el año 1973, luego del golpe y con la dictadura, miles de chilenos buscaron asilo en distintas partes del mundo y México fue tremendamente generoso con Chile y  uno de los primeros países en ofrecer su ayuda.

bussi.jpg

Documento oficial, que autoriza la ayuda a Hortesia Bussi y comitiva. Casa de Gobierno mexicana.

Tanto es así que en la misma semana del golpe, llegó un avión que se trajo a la primera dama Hortensia Bussi junto a una comitiva, además de la exposición de Siqueiros, Orozco y Rivera, que sería inaugurada el 13 de septiembre y que recién se inaugura el 20 de noviembre de 2015, con el nombre de “La exposición pendiente”. Qué lata no haber entendido la importancia histórica (y personal) de esa exposición y no haberla visitado.

bussi 2.jpg

Noticia sobre la llegada de Hortensia Bussi y compañía. Casa de gobierno mexicana

 

México es bacán

Llevo casi 3 meses en México y estoy enamorada. Porque hay de todo musicalmente hablando y para todos, porque la gente tiene una amabilidad para decir hasta lo más funesto. Porque su conexión con sus antepasados indígenas en lo cotidiano, le hace tener una mística imposible de evitar. Porque simplemente los colores que se ven en todo, pareciera que fuera un privilegio en medio de otras atrocidades como las desapariciones o los crímenes y pareciera que esos mismos colores fueran aún más intensos para contraponer ese dolor.

Un cariño único por Chile

A diferencia de otros países latinoamericanos o hasta me atrevería a decir del mundo, hay un cariño único por Chile, que va más allá de tener el acento divertido: Hay una curiosidad, amor, cercanía, indecifrable. “Uuuuy, chilena” me dicen cuando me preguntan y como que se les iluminara la cara. Sobre las conexiones además de las mencionadas Chile-México, ya hablaré en otro momento.

Y porque el fan mexicano es THE REAL FAN,

Lo he visto ya varias veces: Lo vi con los Keko Yoma en el Ollín Kan donde una banda que conozco hace años, creo que no había visto nunca una reacción así ni en Chile: fotos, saberse las canciones y cantadas a todo pulmón, autógrafos, fotos, gritos. No lo podía creer, pues ni en Chile que llevan más de 10 años, había visto eso.

Lo vi recientemente con Noche de Brujas, que están haciendo promoción acá por varios meses y las chicas estaban efervecidas, por decir de alguna manera y saludar/bailar/conversar con algunos de los músicos, no estuvo fácil pues eran filas para poder estar con ellos. Y en otros conciertos, veo como la gente se acerca, mira con ojitos de Candy a Anthony a los artistas.

Hay un camino recorrido

Llegar el 2017, no es algo nuevo, sino caminar por el camino que han hecho otros:

Ya son muchos los artistas y músicos que han pasado por acá y que han ido cimentando el camino, como mencioné al principio y en distintas épocas: Como olvidar a los Ángeles Negros que se vinieron a probar en los 70´hasta que se establecieron definitivamente acá en los 80´.

Se suman bandas que se consolidaron acá como La Ley, Los Bunkers, Lucybell, Los Prisioneros, 31 minutos, Kudai. Otras que son de las primeras que te nombra la gente hoy: Mon Laferte, Javiera Mena, Gepe. Pedro Piedra, Denver, Mariel Mariel, Paz Quintana.Ya vinieron otras bandas más bailables como Guachupé, La Combo Tortuga, Villa Cariño, Noche de Brujas, Mega Apuesta ( que viene por estos días).

Durante la semana me pillé a la manager de Chinoy porque andan de gira hace un rato acá y a Ángelo Pierattini con otra gente más de Weichafe que se vinieron por un rato; también me he juntado con Claudio Espíndola que era pianista de la Escuela Moderna y María Delirio,esta última bailarina de varias bandas nacionales, coreógrafa y partícipe de esos mismos vídeos que se ven a diario en el metro.

¿Qué se viene? ¿Estoy viendo acaso la otra ola migratoria más reciente? ¿Cuántos (incluyéndome) haremos o no raíces por acá o ya las estamos teniendo desde siempre? ¿Qué más está pasando o pasará con los artistas y con la música de los chilenos y chilenas en México? ¿Qué otros puentes podemos armar?

Anuncios

Pase no más caser@, deje su comentario con confianza (Bueno, no tanta)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s