Amar, forear y pedalear Ciudad de México

***El texto es la versión extendida de la colaboración publicada por Cletofilia, revista de ciclismo mexicana a propósito del Foro Mundial de la Bicicleta 6, en la Ciudad de México en abril recién pasado. Lo puedes ver acá 

18320591_10155286107148158_210004862441811579_o (1).jpg

Foto muy hermosa por un transeunte X, en pleno Madero, paseo peatonal muy parecido a Huérfanos pero más lleno de gente.

Vine al Foro Mundial de la Bicicleta desde Chile, con cierta holgura de tiempo y con el corazón abierto a lo que pudiera pasar y me enamoré. Mi noviazgo con México- cual fuera una persona- lleva casi un mes y lo estoy pasando bien. Pensando si me quedo a vivir con él, o nos amaremos en la distancia. Pero que es amor y del bueno, no tengo duda. Tengo esa sensación de ansiedad-paz que lo antecede.

Ha sido intenso, he parado poco.

Partiendo por hacer las cosas más obvias, tal como cuando conoces a cualquier persona, ir a las cosas que le gustan: a la Lucha Libre  a gritar como una loca, , comiendo tortas de jamón como en el Chavo. Ya fui a la Plaza Garibaldi y me ofrecieron mariachis, ya fui al Zócalo un millón de veces, al Museo de Frida donde lloré con sus corsés tan parecidos a los míos, a las pirámides donde quedé tostada como una papa frita.

México 2387

Los corsés de Frida Khalo en la casa azul (Pronto un post completo a eso)

Me he estado enamorando de sus contradicciones básicas como la modernidad hispter superlativa  y también de sus taquerías con asientos en plena calle y pensar que todo el mundo exageró cuando dijo que era el chico terrible ¿No se fijaron acaso en su ternura al sonreir cuando le preguntas cualquier cosa? ¿En como sus ojos se achinan y brillan cuando dice una buena broma?

México como dijo una amiga por ahí, es un Santiago del año ´94 y me gusta. Me recuerda a mi infancia, a mi casa de la adolescencia, a los lugares donde iba a comprar, me gusta como me gusta la gente que ama lo que hace.. Me gusta mucho.

El foro mundial de la bicicleta: una fiesta

Si alguien mirara con detención mi Instagram durante el último mes, vería que mi vida en México y  el Foro Mundial de la bicicleta es algo muy parecido a una gran fiesta eterna-non stop, llena de risa, baile, vestidos moviéndose, gente riendo a carcajadas, grupos de gente sacándose fotos con unas gigantografías, abrazándose, intercambiando calcas, siendo felices por pedalear horas. Y por un lado, lejos de eso no anda. Puede parecer un ejemplo banal, eso es la vida y los foros: una fiesta con tu nuevo amor. Y al igual que en cualquier fiesta,  se conversa, se abraza, se besa, se admira, se disfruta. Estás con la gente que te gustaría fueran tus vecinos y amantes y armaran la revolución ¿Cómo no quererlos, querer aprovechar todos los momentos posibles para saber de su trabajo, las ideas en común, las esperanzas? ¿Cómo no querer conversar con las gentes que imaginaron el primer foro o quién inventó las Masas Críticas o quién está armando pedaleos bailables en Colombia? ¿Cómo no entusiasmarse con los movimientos feministas-ciclistas en Argentina?

Por la característica de un foro, hay muchas actividades en paralelo y no se puede participar en todas. Otra es que hay algunas más favoritas que otras ¿Qué momentos mágicos tuvo mi foro personal?

Biciescuela: La organización de Bicipaseos Patrimoniales a la que pertenezco en Chile, colaboró con la gente de Bellocicleta (Colombia) en una parte de la biciescuela, donde niños pasaban por una sección de juegos ligadas al cuidado medioambiente, además de aprender ¡a andar! ¿Sábes qué ocurre en el corazón cuando ves la cara de una niña que por primera vez anda en bicicleta y siente el vientecito en la cara? Hermosísima experiencia, enamorada de la forma. Me encantaría continuar con ello #ojitoahíreclútenmeporfa

18175618_1180209455442045_508133010_o

En la bici escuela  en el Bosque de Chapultepec

Presentación de bicitrabajo: Tuve la oportunidad de presentar en unas charlas relámpagos en la mesa de bicitrabajo, junto a experiencias de México y Colombia, la experiencia de La Chica de los Mandados y Humita Domicilio.Aún con temas técnicos, aún con que estaba tratando de superar las crisis de pánico escénico que me han atacado los últimos años, aún con la dificultad de andar viajando, lo logré y quedé feliz por haberlo hecho y compartir con otras experiencias similares.

18216609_10155273420073158_5769867671939669081_o (1).jpg

Que me gusta esta foto 🙂 .Cuando estaba haciendo mi presentación de bicitrabajo, por Rodrigo Quiroz. Foto original  usada en la presentación: Ximena Riffo.

Cris Carlsson: Referente absoluto. Lo amamos y queremos ser como él cuando seamos grandes ¿O no? Con su presentación y un par de conversas, estoy convencida que pa allá va la cosa, pa lo simple.

Las Fiestas: No sé qué decir. No sé qué pensar de México. Si considerábamos que Colombia tenía alta fiesta, que Chile somos buenos para celebrar, México ¡Se pasó 3 pueblos! ¡Qué manera de hacer buenas fiestas!

18076738_10155253892143158_1762347547446890762_o.jpg

Cuando estábamos literalmente “bailando arriba de la mesa”

¿Qué es un foro realmente?

Estoy convencida que gran parte de los foros mundiales de la bicicleta, que el real foro, ocurre fuera de la oficialidad del programa. Y con eso no quiero desmerecer en lo más mínimo el tremendo despliegue que se hizo a nivel de producción en esta versión ni cada una de las actividades que seguro tomó muchas voluntades, reuniones,plata, etc. realizar: Charlas,paneles, talleres, exposiciones,stands,talleres para funcionarios públicos, etc. De hecho aplaudo las locaciones, la puesta en escena, la infra, el brandeo ¡Bien ahí!

Quiero decir que lo más importante está en lo más simple, en lo que pasa en los pasillos de las actividades más importantes: Conversar. Conversar de la vida, como comentaba Chris Carlsson en una de sus exposiciones. Conversar no sólo de bicicletas: conversar de las ciudades que queremos, de la vida que queremos, de lo que nos pasa. Ahí está la gracia. Ahí se arman las condiciones para generar actividades que traspasen las fronteras, las colaboraciones, los movimientos ciudadanos.

Así fue como me llevo los recuerdos de las conversaciones con cada una de las personas que crucé camino, con las que me abracé, a las que tomé un poco de atención en lo que me contaban y las que tuvieron la deferencia de escucharme y conocerme también. Gracias Roberto,Miguel, Roberta, Joy, Agustín, Jimena, Nube, Criss,Livia, Luciana y toda la gente que hizo  que el foro fuera esa fiesta especial que se recuerda siempre y te hace creer que es posible un mundo mejor, como en las revistas de papel couché.

 

Pedalear por CDMX

18198321_1894515450837773_8211723316338138317_n (1).jpg

De derecha a izquierda: Arturo Torres, Tatiana Alicera, Feña y yo 🙂 

Sin lugar a dudas pedalear un mes por acá ha sido mucho más amoroso que toda mi vida pedaleando en Santiago. Y sí, exagero siempre, pero para explicar mi asombro, lo puedo definir en una sola frase:

No me han insultado una sola vez.

Y es extraño: la gente en México suele pasarse por sus partes pudentas las reglas del tránsito (He mirado con asombro como a un taxista no le importa ir a contramano cuadras, cerquísima de la policía), pero en ese caos, de cantidades irrisorias de vehículos y gente y no respetar las reglas, hay como un acuerdo tácito : Bueno, pasaste primero y está bien ¿Para qué más problema? ¿Será la cantidad de gente que permite que todo “te valga madre”? ¿Será la idiosincrasia de no preocuparse por tonteras?

Y en ese escenario, me felicito día a día por haber traído a mi máquina maravillosa. A pesar del mar de carros, ciclovías gigantezcas en el casco central, vías que obvian la prohibición a bicicletas ,dejando un vacío-guiño a que las bicis sí pueden andar por espacios donde trasitan preferencialmente el transporte eléctrico. Bicicleteros un universo bastante amplio de ciclotrabajadores que bajo las nulas influencias de las leyes de gravedad, aparcan con tremendas armatostes. Por lo tanto, pese a los pronósticos y las distancias, para mí andar en bicicleta en México ha sido una dulzura, más aún de noche ¡Qué hermoso es conocer la ciudad en bicicleta y de noche!

Lo que por mientras lo que nubla mi cabeza es saber si mi amor con México es para un tiempo, para un tiempo largo o que sólo sea el principio de mi travesía por recorrer otros amores en una bici plegable que no tengo, que busco más que billete en la chamarra, más que tacos árabes o al pastor luego de bailar toda la noche.

Anuncios

Pase no más caser@, deje su comentario con confianza (Bueno, no tanta)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s