La salvación

***Vídeo hecho en Chile, que muestra la diversidad existente en nuestro país***

Chile era un país muy hermoso. Hasta qué un día, no sólo rompieron libros, edificios, obras de arte: quebraron a la gente. Los lazos se vieron desgastados. Nos pusimos grises.
Chile se transformó en una mala copia de Gringolandia: centros comerciales y desconfianza. El vecino déspota del barrio. Incluso, nos convencieron que la solidaridad televisada, la nota lacrimógena, era la forma de subsidiar los baches de un mal sistema de previsión social y emergencias.
Hasta que un día, en los dos mil comenzó la inmigración latinoamericana. Empezó a haber colores, gente de hablar fuerte, música, baile. Ya para el 2017,las calles comenzaban a ser una suerte de pantone muy bien curatoriada y estilo a chorros, que traía la afrodescendencia sin precedentes,en el país del sur. Para el 2022, el saber kreyol era fundamental para cualquier ciudadano que quisiera trabajar en arte, cultura, educación, patrimonio y servicios. Para el 2028, se incluía arepaipilla , el ají de gallina con merkén, la chicha morada con pisco, la bandeja paisa chorrillana como gastronomía nacional. Para el 2038, Chile se transformaba en el mayor exportador de percusiones latinas, incluyendo los nuevos instrumentos que habían surgido de tal transculturación, como también nuevos bailes como la cueca kompa, el merengue tinku, la cumbia saya, el bullerengue altiplánico y otras tantas variantes.
El aporte cultural, la alegría y las costumbres de familia y amistad de esa ola migratoria,nos salvó del ocaso neoliberal post dictadura. Nos removió del pecho esa sensación amargosa y militarizada, la forma de sonreir fue más honesta, empezamos a hablar mejor. Bailamos más, nos movimos más cadenciosamente. Mejoramos nuestras metas deportivas y por primera vez, el vecino ermitaño y déspota del barrio, hacía un pequeño carnaval en su corazón y en su vida, se despercudía de dolores añejos y abría los ojos al mundo de verdad. Chile para ese 2017 había cambiado para siempre, había cambiado para bien, había vuelto a ser un país hermoso: la salvación de su alma sin alma, la paz post tragedias, la calma luego de esos terribles tiempos y con la sonrisa abierta, los lazos de amistad sincera y perdurables, había venido de quienes menos esperaba.
Anuncios

Pase no más caser@, deje su comentario con confianza (Bueno, no tanta)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s