10 lugares en Santiago para ir en grupo

Bicipaseos ha entrenado más que mi capacidad de analizar la ciudad de manera crítica, más que la logística para llevar una cicletada con 200 personas, más que ir a muchas actividades entretenidas, ha entrenado mi capacidad de poder encontrar lugares donde quepamos después de las reuniones, porque se sabe que amamos pasarlo bien y comer y beber en grupo. Esto significa que en un local nos atiendan a más de 10 personas al mismo tiempo y que eso no sea problema.
img_3016

Y si se piensa rápidamente, a un local le conviene tener a 10 hambrientos y sedientos seres humanos, dispuestos a gastar dinero en esa acción de saciar ambas acciones, pero sin embargo eso no es tan así: Normalmente se demoran mucho, los garzones nos miran con odio o simplemente no hay capacidad a las horas que andamos. A propósito del Foro Mundial de la Bicicleta era más o menos lo mismo y en realidad luego de todas las reuniones que implica casi obligadamente, tambien juntarse a beber y comer, cercanos a  los lugares donde son tales: Santiago, Ñuñoa o Providencia y que esté abierto o domingos para el almuerzo o de noche, pasadas las 10 de la noche.

IMG_6473

Lo he intentado todo: contactarme directamente con dueños de locales, ofrecerle a los meseros nuestra estadía de manera pacífica y ordenada, pagarles todo junto, pero aún así es problemático. Además una de las cosas que agradezco de la inmigración es que el servicio ha mejorado mucho, pues la vara de la atención de extranjeros-sobre todo colombianos- es altísima. Es difícil ir a un lugar que además de espacio o no se demoren tanto, además tenga buena atención, y es por eso mismo que muchas veces terminamos en los mismos lugares siempre.

Hace unos días me contactó el amigo, del amigo de una amiga, porque le dijo que seguro yo, sabía en qué lugar se podía celebrar. Y bueno, como este post estaba pendiente hace rato, ahí va Rodrigo.

  1. La Terraza: Atienden cascarrabiamente, hay que tener suerte para pillar una mesa, a veces te hacen la vida imposible los garzones, pero aún así lo amamos ¿Cierto don Pepe?

    Está cerca de plaza Italia, es de los lugares que está abierto hasta altas horas un día domingo o lunes como pocos( y toda la semana en verdad), es de los lugares donde es más o menos barato y sobre todo: las piscolas son cabezonas. Y sí, hemos estado más de 10 personas en más de una ocasión y si, se gentrifica con el tiempo, pero aún así lo queremos.

  2. Foresta: También lo amamos sobre todo porque en algún momento se quedó en el tiempo hace unos 40 años y ahí se quedó. Es el restaurant del Hotel Foresta ( osea como primo hermano del bar de don Rodrigo que también es del mismo hotel) y queda en un séptimo piso. Barato, casi siempre bastante vacío, piscolas cabezonas y también permite que vayan más de 10 personas. Hay que tratar de entrar temprano ( no más allá de las 23:00), tiene una vista privilegiada y hay que tener suerte para ver como te atienden.
  3. Bajo Llave: Uno de mis nuevos-viejos descubrimientos. En un callejón ubicado en la calle Rosal hay varios bares que están constantemente llenos. Sin embargo hay uno, el mencionado, que al estar abajo, no todo el mundo lo alcanza a ver. Una carta variada de cervezas,vinos y pizzas y lo bacán que la cocina está abierta hasta tarde. La otra vez fuimos tipo 23:00 hrs. y pudimos comer perfectamente pizzas que estaban alrededor de $5000, para comer de a 2 a 3 personas y atienden bastante bien respecto al resto de los lugares.
  4. Guido: La famosa cadena de sandwicherías/restaurante peruan@s además de tener una carta agilá, del cual mi favorito es el triple vegetariano con salsa de aceitunas por $2200 , también es un lugar bastante espacioso para ir en grupos. El problema es ue cerran temprano y se complican un poco con grupos, pero es perfectamente factible en las sedes de Teatinos y de Merced.
  5. Yungay Viejo: En plena Plaza Yungay, este restaurant, permite estar en uno de los barrios más pulentos de la vida. Conocida es su chorrillana vegetariana y su carta de cervezas.
  6. Chancho Seis: Con una conocida agenda cultural ligada a lecturas abiertas, poesía, canto a lo divino entre otras, hace un tiempo la carta de este local se hizo 100% vegetariana. Hemos estado más de 8 personas en una mesa sin problema, más que poder comer bien una pizza, por lo grande de su tamaño.
  7. Venezia: De mis favoritos del Barrio Bellavista, sobre todo porque cuenta con algunas características básicas: No es una shopería ni un bar universitario. Cuando no hay pan de completos, me hacen italianos en marraqueta. Tiene bicicletero ( feo y cayéndose a pedazos, pero existe y estamos viendo como poner uno mejor). Los garzones son los más buena onda y copuchentos pero no recomendable ir con alguien con quien estás flirteando o que tienes una conversación incómoda, pues será aún más incómoda. Hemos estado hasta con 30 personas sin ni un problema, pues los cabros si no hay capacidad, la inventan. Le recomiendo también que si quiere ir con un grupo grande, llame primero para reservar o hable con quien esté sobre todo en la terraza. Recomendado que si va a hora de almuerzo y no come tanto, pida 1/2 plato, porque suelen ser gigantes.
  8. Roto Chileno: En Brasil con Rosas, al lado de Las Rosas Chicas ( panadería gigante donde venden pan por mayor)había un bar de viejitos. Actualmente los dueños han renovado el lugar, además de contar con una carta basada en la tradición chilena de sandwich, con un toque gourmet, por lo que se puede encontrar sandwich de prieta, de arrollado, de guatitas,mechada,entre otros, con los más variables aderezos. Puede solicitar ají, cebolla o ajo enescabeche a destajo. Como son más o menos nuevos, hacer grupo no es complicado, tienen un lugarcito al fondo que puede servir para casos de grupos más acotados. Para ganarme una carita feliz, dígale que lo vió acá 😉
  9. Baccara: En República, casi llegando a la Alameda, nos encontramos con otro local perteneciente a un hotel: Hotel Conde Ansurez. De una voluntad única, con unas papas fritas y sandwich que son bastante considerables, precio normal, abren hasta tarde y se puede comer y beber sin tener ese olor a chela y pegoteado en la nariz, en pleno barrio universitario
  10. Tequila: No estoy hablando de ese pub-restaurant del mall. No estoy hablando de un bar caribeño en la mitad de la playa. Estoy hablando de uno de los locales más hermosos en este mundo ubicado en Irarrázabal casi llegando a Vicuña Mackenna y no sólo por su infra que fácil debe tener más de 100 años, sus sillas de casa o su muy espacioso salón principal, sino por don Pedro. Don Pedro es el garzón que megaexplotado, no sólo sirve, sino también lava, pela y cocina las mejores papas fritas en el mundo mundial ( después de mi mamá, claro, pero incluso llego a dudarlo). Inigualable, abre hasta mega tarde, las malas lenguas dice que cuando cierra se puede fumar adentro, tocar instrumentos, etc. El único problema zozi, es que obvio, todo lo bueno tiene su final y que lo vendieron a un restaurant chino hace un tiempo con don Pedro incluído y hoy ya no existe como tal. Minuto de silencio por tal crimen, que me hizo perder la esperanza en encontrar otro lugar similar.

***Así que sí eres dueño o trabajas en un local en el que no sea problema que lleguen 10 o más personas o deseas recomendar un lugar ¡Adelante! ¡Siempre ando buscando!

Y no, no pienso darles la dirección exacta. Búsquenlos o se esperan a cuando tenga el libro listo 😛

Anuncios

Pase no más caser@, deje su comentario con confianza (Bueno, no tanta)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s