Luciano K

Con mi compipa de Bicipaseos Patrimoniales Pablo Arriagada-más conocido para algunos como Ciudadano Intermodal– afianzamos amistad en un taller MEGA ÑOÑO  de la Agrupación Lastarria Mistral ( a la cual pertenezco hoy y hacemos cosas bonitas como el Homenaje al Carnaval de Barranquilla) sobre la vida y obra del arquitecto Luciano Kulczewski .

img_3015

Entonces obvio que además de pelar el cable, además de pensar que si lo hubiésemos conocido sería nuestro compañero de andanzas, que probablemente yo lo hubiese amado con locura, siempre estamos buscando nuevas formas de conocer su obra.

img_3002

En esta ocasión a modo de almuerzo-reunión sobre el #FMB6-celebración de cumple atrasado-curiosidad, visitamos el Hotel Luciano K, que ha restaurado uno de los edificios más emblemáticos del autor, sobre todo por la enorme gárgola que lo vigila. Además, amamos las fotos, de las que en las obras de Luciano, tenemos una suerte de colección.

img_3005

La terraza y donde está el restaurant, en el piso 7 está ideal para la noche y de hecho esperamos volver en ese horario, porque la vista está espectacular.  El sol golpea en esta época  del año FUERTE (Noviembre) a la hora de almuerzo, por lo que recomendamos ponerse en la parte más norte, pues en la zona sur da como para quemarse a lo bonzo con el sol que golpea sin piedad.

img_3006

En la atención, detalles que podrían haber sido más cuidados,como en los tamaños (Pedimos una tabla de champiñones que daba penita), presentación de la misma, sabor del pisco sour Tabernero (MUY MUY aguado) y la anotación de los datos de la persona encargada de eventos en un pedazo de hoja cortada con la mano. El dato me sirve igual, pero me pareció que la diferencia de tener un poco más de cuidado en este tipo de detalles, aún si ando vestida más jipi, es lo mínimo que podría esperar. El sabor sin embargo de todo, de la entrada, del plato de fondo ( canelones con salmón) bastante bien, coronándose con un helado de vainilla, que podría haber pasado desapercibido ( para un helado no voy a una terraza), sin embargo con trozo de macarrones, flores y cubierto, se llevó el aplauso final. Aunque los verdaderos aplausos se los lleva la restauración del ascensor, de la terraza, el piso y la vista de la gárgola mirando la ciudad. Estoy esperanzada en que la próxima vez que vayamos, el pisco esté decente en cantidades y preparación y apuesto mis fichas a eso: a la próxima vez.

img_2997

Soy una gárgola(8) [Desde el mirador]

img_3003

Escalera

img_2999

El piso ❤

img_3004

Sombra en la escalera

img_3014

Hacia el San Cristóbal

 

Anuncios

Pase no más caser@, deje su comentario con confianza (Bueno, no tanta)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s