Mi Primera Vez: #cicletadaprimermartes

Una foto publicada por Guau (@sitaguau) el Dic 12, 2014 at 6:16 PST

Hablando de militancias, la Guau no es ni Furiosa ni BPP, sino de New Indie, plataforma shuer

loca y shuér linda y shuer tschori. Cuando terminó la cicletada, nos sacamos

una foto pa que quedara registro de mi “Primera vez”

Nota para los amigos extranjeros que visitan Chile o para los extraterrestres que no saben lo que pasa en su ciudad : En #Santiago, cada primer martes del mes (como hoy que subo este post ) se juntan los ciclistas no sólo de Santiago si no del país, en puntos emblemáticos de la ciudad ( En Santiago es en la llamada Plaza Italia) a realizar una cicletada por rutas que van cambiando de 10-18 K aprox, donde van miles de ciclistas. Hoy ya es una tradición y fue declarada patrimonio de la ciudad.

Reticente desde mi intento fallido ( la primera vez que fui me saqué la chucha) y desde la aversión a esas vociferaciones guturales que le encanta hacer a ciertas masas ciclistas cuando van en grupo ( de algunos que algún gen en común con algún oso, perro o lobezno deben tener para necesitar hacerlo cada 2 vueltas de la rueda ) que me parecen profundamente ahueonadas ( y me lo siguen pareciendo, aunque debo asumir que igual le encontré cierto gustito liberador) más el prejuicio que nos instalan día a día  los medios, se me había hecho una melcocha, de esas que hablan desde la guata y raya para la suma, diciendo “Como que no tengo ganas de ir, fíjate”.Ahora también le podemos sumar lo que te musita en la mañana de cada primer miércoles el ciudadano a pie mientras abre el diario y busca la aprobación del que está al lado; que te da todos sus argumentos para echar abajo tal manifestación ciudadana “ahh, es que miiiraaa el taaaco es por culpa de eeesos ¿Cómo es qué se llaman? Los furiosos (mirándote el casco) ¿Tú erís de esos acaso?”. Filo: Me había obviado y restado de tal actividad con plena conciencia pese a la invitación evidente y reiterada por todos los amigos que andan en bici ( que son varios y de todos los estilos) y bajo mi bandera anárka de cartón, pero que sigo teniendo un poco: Yo me transporto en bici todo el día y la noche, trabajo todo el verano en la bici, esa es mi mejor manifestación ciudadana de evangelización.

Pero hace unos meses, coincidiendo con mi acercamiento y luego entrada al mundo de bicipaseos, me había empezado a picar el bichito y  había intentado ir. En serio. Sin embargo, para ser honesta, las fauces de “juntémonos antes”, terminando en un “otra vez no fui” y en el saludo de despedida de algún mesero ( en realidad no alguno, hablo del inolvidable don José) que auguraba “Nos vemos el próximo primer martes”. La vida no es fácil y menos en veranito.

Y esta vez justo coincidió con que me encontré con alguna gente que también iba de verdad y charán, terminé cleteando con ocho mil personas más.

La ruta

La ruta fue entretenida (Ramón Carnicer, Santa Isabel, Lyon, Pocuro, Isabel La Católica, Tomás Moro, Bilbao, Lyon, Alameda), sobre todo porque consideraba pasar por lugares donde el auto es el rey máximo-máximo. Reacciones varias, gente enojada, puteadas, amenazas, bocinazos, algunas que a pesar de las indicaciones, simplemente se mete con su auto a una columna de gente que puede atropellar, sin importarle un carajo si alguien sale herido o no. También mucha gente sacando fotos, los abuelitos apludiendo desde su ventana, gente que se queda en la cuneta mirando,  en una suerte de catálogo en tiempo real a  las diferencias entre las bicicletas. Igual es como un hito tan lindo en la ciudad, como cuando ocurre algo como una caravana de algún festival teatral y aparece la muñeca gigante, el Papa, un futbolista famoso. Es un gigante de luces parpadeantes fotografiable ¿Alguna vez se han topado con la cicletada? Visualmente es potente mirarla de afuera ¿Por qué lo hacen? ¿Qué quieren? ¿De verdad que lo hacen caaada primer martes?

Somos caleta y #ahyashao : Los Furiosos

Nos medio caímos en más de una ocasión con los que vamos de BPP (Asumo mi culpa, no tengo mucha práctica en andar en cleta en masa y me he tenido que ir entrenando).  Mantener el ritmo para ir en conjunto con otros me cuesta ( oh, bingo en la vida!), pero sabe entretenido, el vientecito en la cara, decirle a la gente amablemente y odiar a la gente que se sube a la vereda en bloque “A la calle! Bájate de la vereda, ahueonao!”, irse mirando, irse esperando, reirse, mirar el torso desnudo de algún chiquillo que aparece así, etcétera.

¿Cachai lo que significa vivir en un país donde la bicicleta no tiene un día sino se considera que por lo menos una vez al mes habrá una manifestación de ella?  Bonito (Bueno Nico, si hicieran marchas 1 vez al mes, de seguro también lo lograrías) Y bueno, más de alguno saldrá con eso de que se vendieron, que ahora es súper paqueada y hasta se puede empatizar con ese sentir, pero ahí, basta escarbar un poco y preguntarse ¿Cuál es el objetivo de la cicletada? Y ahí queda clarito como el agua ¿Acaso no es el permear a las autoridades ? ¿Llegar a sentarse en la mesa? ¿No es acaso un estupendo triunfo el que las instituciones- con todo lo que significa eso como evitarse partes, tener corte de calles y resguardo de carabineros, etecé-se hagan un poco parte de esto? Y no es de quedar bien, es decir ¿No era la idea?

De todas las cosas que no me gustan de Chile, me gusta vivir en un país donde la gente no sólo anda en bicicleta: también se manifiesta en ella y una vez al mes, le muestra a la ciudad que no sólo es un par de jipis que cletean porque no tienen nada mejor que hacer. Tampoco es un grupo de pelotudos que gritan como monos ni tampoco es un grupo de guatones sube cerros que andan en tricota mañana, tarde y noche con sus calzas con poto arriba de la vereda en Pedro de Valdivia Norte un domingo en la mañana. Son miles de personas, de todo ( en serio, de todo, incluyendo al del cerro, al que grita, al hipster, al megaequipado, al a la moda, al punky, al BMX, a los que la ocupamos pa trabajar o pa transportarnos y un amplio etecé) que se transportan en la máquina maravillosa, en miles de máquinas maravillosas distintas en precio y calidad, pero que finalmente, en la cancha se ven los gallos.

Y su visualización en la ciudad y la suerte de presión-apareciendo en los medios, en la conversación del día siguiente en la oficina o como que cualquier persona sabe que existe la actividad y el movimiento o mostrando que somos “caleta” los que andamos en la de dos ruedas, va generando efecto y eso, puede ser lo que más me llama la atención. Se ve en la publicidad, se ve en los temas que se hablan y discuten en la conversación de pasillo, en la planificación de la apertura de algún local, si va a ser biciamigable o no, cuando hace poquito, no era tema. Llegar con un casco a algún lugar, significa que alguien “que no cacha tanto” te pregunte si eres de ir a cicletadas o si no te da miedo o cuánto te demoras. Se empieza a pensar en una ciudad en la que las calles no son una fila de chatarra que a lo mejor lleva personas adentro: en la calle hay personas todo el tiempo. Hablar de bajar la velocidad en ciertas zonas protegidas ( Las famosas zonas 30, demarcadas en algunas partes de Providencia)no parece taaan locura.

Lo que ha hecho un movimiento como los Furiosos Ciclistas en ser insistentes en su trabajo- y no sólo un día al mes como la gente piensa- sino exigiéndole a las autoridades que nos vean a los ciudadanos,  estar no sólo en la agenda local como una ya tradición y como una suerte de término obligado si se habla de bicis,sino también en talleres, participación en actividades afines al tema y demases. Han logrado hallanar el camino para que hoy , 20 años después de las cartas a los diarios con las que empezó todo junto a otros tantos movimientos ciudadanos ligados a la bicicleta, existan otras dinámicas y problemáticas: Saturación de postes atestados de bicis ( me gusta un poco cuando sucede <3), una ciudad paralizada unos minutos en su arteria principal por un mar de ciclistas, que entendamos y exijamos in situ que deben tener las ciclovías DE VERDAD y no de juguete, peatones empoderados en exigir también sus derechos y otras tantas cosas más

Anuncios

Pase no más caser@, deje su comentario con confianza (Bueno, no tanta)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s