Relatos Salvajes

Había tenido un pésimo día, donde no me hacía reir nadie, donde quería matar a todos, donde obvio que me estaba por venir y quería quedarme acostada,pero ya me había comprometido con los chiquillos, que por lo demás, uno de ellos es LO puntual, así que sí o si tendría que salir de mi estado de odio para ir. Y aunque mi mejor manera de esconder mi cara fue tras toda la indumentaria ciclista fosforescente, igual llegué, atrasada, con cara de culo,pero llegué.

Lo primero que puedo decir es que la guata al salir de la sala, me quedó apretada de tanto reirme/angustiarme/impresionarme/llorar de puro pensar en que algunas de las situaciones que se plantean, podrían pasar de verdad. O podría ser yo la protagonista, choreada de alguna situación, cuando uno acumula cosas qué decir o que hacer o se viese enfrentado a situaciones límite. Porque eso es lo que pasa, es gente que se chorea, que se mosquea, que le suceden cosas para salirse absolutamente de sus casillas y no tener más que reacciones que tal vez bajo otra circunstancias no tendrían. que no es tan “al pedo” como dirían en buen argentino, argentino como la película. Es una reacción a una provocación.

El hilo conductor entre las historias es la venganza, pero esa que sale de personas tal vez normales que un día cualquiera se les escaparon los enanos pal bosque y de verdad que no volvieron más. Se plantea desde situaciones más o menos cotidianas ( tal vez un par un poco forzadas, pero justifica la ironía y lo desquiciado de todo) cosas que le podrían pasar a cualquiera pero que terminan en algo terrible.

Y bueno, la película cuenta además con la visa innegable de Darín. Porque a Darín yo no sólo le amaso el pan, le hago ñoquis, lasagna, ravioles y una amasandería completa si es necesario y a toda hora. Porque tiene ese tono, esa mirada, que si uno se aleja un poco no es ni tanta. Pero lo hace tan bien, que te convence que lo que hace, lo hace como si fuera, por ejemplo el ingeniero, como también crees que es el ferretero en “Un cuento chino” o el que trabajaba en tribunales de “El secreto de sus ojos”. Uno le cree todo y acá uno se mete en su historia, en su rabia, en su indignación en pensar que te están tomando el pelo.

Llena de episodios que mantienen la atención, una fotografía digna de una película de verdad ( no es mala chiquillos, pero pucha que nos llevan delantera allá del otro lado) y la sensación de haber ganado el tiempo viéndola. De hecho, fue lo mejor que me pasó en el día para que se me pasara la maña.

Anuncios

Un pensamiento en “Relatos Salvajes

  1. Nominación;
    La alegría es mayor cuando se comparte y quiero compartir contigo esta honrosa designación de la cual fui objeto.
    Los detalles en fcatus.wordpress.com para que te enteres de tu nominación al premio Blog Versátil (Versatile Blogger)
    Felicidades y te invito a seguir las reglas,
    Saludos,
    Gustavo

    Me gusta

Pase no más caser@, deje su comentario con confianza (Bueno, no tanta)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s