San Diego 850 -Nano Stern

He tenido la oportunidad de ver varias presentaciones y en diferentes formatos de Nano Stern estos días. Y lo mejor (o justamente por eso mismo) calzando perfecto con esta época rara que estoy viviendo en mi vida personal: entre la búsqueda de lo simple, del apapachamiento amplio en todas sus formas, del parar el ritmo desenfrenado por la solución de conflictos y darse el tiempo de conocer y saborear lo que hay alrededor. Me gusta y disfruto mucho de sus melodías, mientras pienso que tal vez esto jamás me habría gustado hace un año atrás. Esta hueá, como de un veranito musical y personal, seguro que no es casualidad que aparezcan en el mismo tiempo.

 El disco

Cuando conocí a Juanafé por ejemplo, por ahí por el 2007, yo estaba probablemente sino en la peor época de mi vida, en la más compleja con cambios radicales en mi forma de ver la vida. Y en las letras de Afrorumba Chilenera, su segundo disco, encontré  que me reafirmaban lo que vivía: el barrio, el descontento social, la esperanza, el amor vestido mde guayabera y con escudos heladas. Y así es como cada vez que escucho canciones de ese disco, me acuerdo de las noches que me escapaba de la realidad charcha, para quedarme un par de horas, escuchando canciones que me hacían bailar y pensar.

Algo muy parecido es lo que me pasa con este pack disco-DVD. Me encuentro en él y pasa a ser un marcador: ya en una época con muchos cambios, más simple , más tranquila, más reflexiva y aceptadora de privilegios exquisitos como conocer a alguien (¡Qué buena canción es “Casualidad” y qué buena versión quedó en el DVD!), las canciones para niños (No conozco todavía la persona que no se quede pegada con esta versión de “Carnavalito de 100 pies”) o decir cosas directamente mirando a los ojos (con “Ópticas ilusiones”). Encontrarse con grandes que son un referente obligatorio  ( “Los cantores”) O con una despedida a lo que ya no está,  diciendo cosas como “y el verano se hizo invierno” (” Taquirari por despedida”) o el ya no querer esperar ni danzar con “La Puta Esperanza”. O respirar con el palpitar del otro ( “Azul”) o justamente al contrario: un desespero de “Necesito una canción”

Instrumentos perfectamente ejecutados, multinstrumentistas que te vuelan la cabeza ( Tocar batería y pasar al charango o del acordeón a la guitarra, o del cajón peruano a la flauta traversa como si nada) y que se complementan para hacer una especie de terapia colectiva de felicidad musical. Muy muy bueno.

El show

Justamente, mientras veíamos el DVD con unos amigos, comentábamos lo que sucedió en un evento a beneficio en el que participó y que estuvimos colaborando: personas encandiladas y concentradas, sentadas y casi paralizadas por este cantante y su banda. ¿Cómo lo hace? ¿Qué es lo que genera en la gente?

 La primera vez que vi con atención a Nano (o al menos que tengo memoria) fue en un evento de #AC en Maestra Vida hace un poco tiempo. Probablemente no lo hubiese ido a ver a él en particular sino porqué era el evento, dónde era, con quién iba, etc. pero se alinearon los planetas  y llegué.Y le puse oído y me encandilé también: le partí poniendo oído porque estaba ahí en ese evento y tengo esta sensación de querer seguir escuchando. Pero claro, con Nano no es muy difícil: de alguna manera, logra una atmósfera más allá de cantar canciones bonitas, más allá de ser guapo y que las chicas lo adoren y le quieran hacer pan, queques e hijos ( basta con ver la seguidilla de corazones y comentarios en su Instagram cada vez que sube fotos de él), más allá de su voz, más allá de ser un hueón simpático que también comenta cosas simples y chistosas entre las canciones. Logra que las personas entren en algún estado donde el canta, los músicos tocan y se detiene el tiempo. ¿Será que un hombre que hace lo que le gusta es un hombre feliz, se le nota y lo transpasa en su música? ¿Será que es esa honestidad la que llega? Porque podría cantar bien, ser buen músico y punto. Pero va algo más allá.

Pero me pasa algo con la forma: estoy acostumbrada a ir a tocatas, dónde el formato es bailar , moverse, gritar,  por lo que un espectáculo de teatro lleno pero sentada me complica. Empiezo a moverme, no me queda cómodo de primera. Pero ahí estoy, y me sorprendo de mi misma escuchando y emocionándome con cada canción que estoy aprendiendo-como me gusta-en vivo, pero sentada, quieta, feliz.

La fórmula mágica parece que responde a las preguntas del como: es que en una coctelera, hay canciones simples que hablan de detalles de la vida en una visión positiva y esperanzadora, junto a una voz con un timbre que logra desgarrarse en momentos precisos (como cuando está terminando de cantar Casualidad y versa “la realidad” como si estuviese llorando); una banda de sequísimos que no le quitan ni un momento protagonismo pero que completan lo que ya hace solo perfecto, haciendo un “con honores” de lo que ya es bueno. Un alguien sencillo que puede bromear y reírse de sí mismo y todo eso logrando una mezcla liviana e hidratante para el almita  ¿Se puede tocar y cantar y generar una atmósfera cautivante sin tener que hablar de cosas tristes? ¿Se puede hablar (y estar con su música) en los movimientos ciudadanos sin caer en lo panfletario? ¿Se puede llenar un Caupolicán 2 días por UN artista nacional? ¿Se puede reunir a miles de personas escuchando a alguien que habla de puras cosas lindas y te deja una sensación de pura buena onda sin caer en la mamonería? ¿Se puede ir a ver a alguien que se escuche perfecto en vivo igualito al DVD?  Si, se puede. Este loco lo puede todo eso y tal vez qué más le viene, de seguro cosas grandes, grandes como él.

*En el pack vienen 2 discos y un DVD, con el show de uno de los 2 días en el Teatro Caupolicán de Santiago, ubicado, como titula el disco, en San Diego 850. El precio promocional era de $10.000, no sé a como se podrá encontrar por ahí.

Encuéntrelo en Facebook, en twitter, en Instagram, pero como recomendación trate de ir a verlo en vivo, está tocando harto y por todos lados.

Anuncios

Un pensamiento en “San Diego 850 -Nano Stern

Pase no más caser@, deje su comentario con confianza (Bueno, no tanta)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s