A propósito de #masmusicachilena

Ayer mientras caminaba entre una pega que tuve que hacer y mi casa, apurada porque justamente tenía que ir a ver la presentación de un DVD musical, me encontré con un productor conocido que otrora-2 o 3 años atrás- estaría full produciendo tocatas, pero ahora no, no tantas. Nos quedamos unos minutos conversando y llegábamos a la misma conclusión que el último año hemos sacado con varios amigos que trabajan en el llamado “circuito”: faltan lugares para tocar. Y con tocar estamos hablando de 2 conceptos que quiero ligar: lugares físicos ( Salas de conciertos, galpones, bares) como también lugares de difusión (o más específicamente la radio).

Respecto a lugares físicos donde realizar tocatas/conciertos: esto a su vez es un círculo vicioso que afecta a mucha gente: Si no hay lugares ( o lugares con un buen trato hacia las bandas y los que trabajan con ellas o una técnica aceptable o que no tengan costes bases millonarios) no hay tocatas, si no hay tocatas, hay mucha gente que no trabaja. Una industria que se paraliza o se ve acotada a un pequeño circuito, a tocar donde siempre, a bajar sus expectativas sobre todo monetarias que muchas veces alcanzan a costear gastos y bien poco más. O que la oferta cultural se vea apocopada a lo que “lleve más gente”, que las decisiones sean siempre apostanto a cortar mayor cantidad de entradas y no a lo que pueda tener una mayor calidad o propuesta escénica.

Una gran fuente de trabajo siempre tambaleándose: Si entendemos la música como una industria, podemos entender también que cuando se habla de un espectáculo musical, no sólo estamos hablando de músicos que tocan, sino todo un aparataje laboral mucho más complejo, que es tal vez sólo entendible desde dentro. Incluye técnicos, sonidistas, asistentes, montajistas, stage managers, managers, productores, imprentas, salas de ensayo, merchandising, ticketeras, community managers y otros tantos trabajadores del espectáculo, que pululamos en distintos formatos. Familias completas y gente que trabaja no como un hobby si no a tiempo completo, manteniéndose de forma real, pero siempre con la inseguridad de “Cerrarán otro lugar más” o “Hasta que se acabe la buena racha”.

Material hay de sobra, faltan los espacios: Cuando se habla de exigir un 20% en música chilena en las radios, no sólo estamos pidiendo algo justo, como tan bien dice el vídeo. Estamos también echando a andar una industria que a veces es muy parecido a un virtuoso artista con un cáncer: tiene todo para ser brillante, pero su salud le impide avanzar. 900 discos salen a la luz anualmente  ( ahí pueden quedarse con sus argumentos sobre la poca variedad) y si no tienen donde tocar y si no pueden entrar a la radio y si las políticas de derechos de autor te cohartan hasta los vídeos de youtube ¿Como? ¿Dónde?

Si hay un 20% no se podrá elegir: Pretender pensar que tenemos libertad de decisión por lo que escuchamos en las radio, pareciera de una inocencia hasta tierna ¿De verdad usted cree que elige lo que escucha? ¿Jamás se ha preguntado por qué hay artistas que tocan más que otros o por qué simplemente hay muchos que no los tocan? Este tema, el de “quien decide a quien tocan en la radio” es mucho más complejo, sin embargo si no existe una regulación, seguirán escuchándose los de siempre, los que están enganchados a industrias mucho más gigantezcas como es la televisión y la publicidad que poco o nada tienen que ver con propuestas artísticas de calidad.

Los viudos del galpón: En los últimos años hubo un realce de la música en vivo en lugares por ejemplo, como el Galpón Víctor Jara. Una oferta variada, precios accequibles, la posibilidad de acceder a distintos equipos de producción que democratizaba un poco más lo que había. Me atrevería a decir incluso un circuito COMPLETO que giró y creció alrededor de este espacio ¿Y qué pasó? Aunque las razones de su cierre y la persecusión política a la que se hacía referencia, queda finalmente para el ciudadano de a pie tanto como para el mundo de la música en nada concreto o demasiado claro. Actualmente se sufre una viudez-del que muchos seguimos llorando- mientras otros además damos brazadas en otros mares intentando levantar nuevos lugares y opciones no tan tradicionales. La falta de lugares como este sigue siendo inmensa, en la que ningún otro espacio logra tener las condiciones, ni la onda, ni la plaza como lugar de pre-reunión, ni juntar a distintos subgrupos -como la cueca, la música andina, el punk, el klezmer, la cumbia, el rock, el ska- en un mismo lugar. ¿Acaso no hay otro lugar en Santiago que nos pueda devolver esa onda? ¿Acaso al gobierno central y municipal no le interesa que haya este tipo de circuitos y hace lo posible porque no se vuelvan a construir/constituir?

Totalmente de acuerdo con la ley del 20% : espero que hoy nuestros honorables sean capaces de reconocer alguno de estos aspectos y tal vez tantos otros de por qué es importante tener tanta música chilena más en nuestros espacios, por qué es importante para Chile fomentar el arte más allá de lo romántico: porque también es una industria que le da vida y $ a mucha gente soñadora que está haciendo el aguante mientras esto surge en serio o mientras vea opciones mejores en otros lados.

Y aquí es dónde quiero juntar ambos conceptos radio y lugares donde tocar: Si hay más música chilena en las radios, hay más difusión. Con más difusión es necesario más lugares donde tocar. Si hay una conciencia colectiva de que la música es importante en nuestra cultura y en el desarrollo de un país incluso económicamente (para los adictos a las cifras y a la platita), hay una mayor presión a facilitar el funcionamiento de espacios, que generen recursos ( e impuestos). Y un pueblo que escucha más música, claramente es mucho más feliz ¿Y quién no quiere ser más feliz?

 

Anuncios

Un pensamiento en “A propósito de #masmusicachilena

  1. Pingback: Proyecto M: Mapa de la escena musical en Santiago 2014 | María Paz Castillo

Pase no más caser@, deje su comentario con confianza (Bueno, no tanta)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s