Perritos haciendo caca

Me encontré a Antonio Becerro el día antes de la inauguración  afuera del Bellas Artes, viendo los últimos detalles de la esposición. Luego de saludarnos me pasó una invitación para asistir. Y a mí que me han dicho, que me encantan las inauguraciones y lanzamientos,   invité a un par de amigas para que fuéramos a comer y tomar gratis  ver la muestra.

Luego de un discurso preciso ( se agradece entre tanta palabrería que finalmente nadie escucha), se dió paso a la expo doble que incluía tanto al muestra de Becerro como la de Tito Calderón.

20140115-122217.jpg

Por la Chica de los Mandados conocí a Becerro,pues me encargó un par de trámites, cosas que la verdad ni recuerdo bien. Lo conocí en otra faceta mucho más administrativa y no tan artística, sin lentes oscuros, sin gente. Fue entretenido conocerlo: lo conocí en su hábitat, La Perrera, con sus perras celosas que miran de reojo a cualquiera que se acerque, con este elefante de concreto que se divisa a lo lejos y que todo el mundo no tan cercano al arte visual lo tiene en su memoria pero no sabe si existe aún o no.. Luego de terminar con las pegas que le hice, sólo me quedé con la idea que estaba preocupado de una expo en el Bellas Artes unos meses después, osea, ahora.

Encontraron Cielo es lo que podríamos llamar una impresión. Si, así por las luces, por la temática, por el piso, por todo.Porque luego de divisar las estatuas clásicas típicas, los salones con obras en las paredes, encontramos perros haciendo caca. Si, perros haciendo caca, buscando, oliendo. Y viene la pregunta ¿Puede un perro haciendo caca ser una obra de arte?

Becerro, quería decirte algo: estás loco. Tan loco como para embarcarte en una obra de esta envergadura y simplemente decirle al mundo que un perro también puede ser una obra de arte en si mismo, en algo tan cotidiano como escarbar en la tierra u el gesto de oler y sacar sus heces al exterior. Porque quien haya pisado el Bellas Artes estos días y no le cause algo ( Rechazo, impresión, admiración, etc); pasar a esta sala y no decir por lo menos “QUÉ CHUCHA”, es porque de verdad no tiene alma. Felicitaciones, vaya que hay que tener huevos para hacer esto en un Chile tan pacato aún.

PD: La obra no son sólo perros cagando, sino que los perritos que están instalados en el frontis y en el hall central que también pertenecen a la obra.

20140115-122146.jpg

20140115-122159.jpg

Encontraron Cielo

Antonio Becerro

7 de Enero al 30 de Marzo

Museo Nacional de Bellas Artes- Santiago, Chile.

Martes a Domingo. Lunes Cerrado

10:00 a 18:50 hrs.

Anuncios

Pase no más caser@, deje su comentario con confianza (Bueno, no tanta)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s