Población

De donde los italianos tienen palta de verdad. De las calles sin veredas, de los almacenes casa por medio, de la marraqueta crujiente gane o pierda el equipo que tiene pintados los postes de la cuadra. Vengo de donde todos sabemos por qué la casa de don Luis está siempre llena de gente llamando afuera. De donde todos mis amigos pusieron en los formularios que vivían de este lado para que no los hueviaran. De donde los pasajes se llenaron de rejas, donde el que tiene piscina de esas de fieros la instala en la mitad de la calle e invita al resto y el que está preso sabe que habrá una rifa pa pagar la fianza. O que si hay que ir a la posta con la vecina, vamos. De la feria navideña o de la plaza para pololear, de los cubos de jugo rojo con confort para que no se te hielen las manos, de la feria o la iglesia como punto clave de la sociabilización. De donde hay la mejor piratería del mundo. De donde los chocolates de a $10 eran un gusto faraónico que uno se daba cuando teniai plata.

Vengo de donde la gente no tiene dientes porque los perdió a punta de responder” Sólo hay extracción”, de donde los remedios se entregan en una bolsita de papel. Vengo de donde la gente se saluda, tiene una concepción clara y concreta del espacio y sabe como moverse entre las multitudes sin pegarle al resto.Vengo de donde la micro se demoraba 1 hora 15 para ir al colegio donde no me creían que no tenía para comprar una cartulina. Estuve, como mis amigos en esos colegios particulares subvencionados de mierda, que no son ni una cosa ni otra. Salir a las 6 de la mañana era lo común para las mamás de muchos y las micros iban más llenas que de día : ¿Donde viven las nanas, los jardineros y los obreros de la construcción? ¿A qué hora salen de sus casas para alcanzar a llegar allá arriba?

Conozco de olores: el olor al cable quemado porque otra vez alguien nos dejó sin teléfono para vender cobre, la pastabase, los perros muertos quemados en ese montón de basura de la esquina, el pescado frito en tambor del plato único para juntar plata, el pan de tortilla en brasas. También compré rifas de a 100, vendí rifas de a 100 y fui a funerales a cantar. Vi a los taxis pararle a prostitutas decadentes  para que le hicieran sexo oral por el valor de una dosis de pasta base y tuve que discutir con sus volás de neoprén o con sus heridas en la cara para que no siguieran sangrando o conseguirme leche materna para la guagua que dejaron botada. Soy de donde había gente que te conocía y tú no le conocías la cara, pero que jamás me hicieron nada porque era la que le hacía actividades recreativas a sus vecinos.  Soy de donde la causa mapuche no eran cool y con verguenza la gente escondía sus apellidos o no decían que se iban a Temuco en el verano. Aprendí a caminar sola por la calle escuchando balazos a lo lejos y a saber distinguir entre una (escopeta)hechiza o una pistola o un cuetazo de los cables. Viví toda la vida donde yo era privilegiada por tener una pieza de material sólido y sola.

Me asaltaron y entraron a robar a mi casa muchas veces pero a otros los asaltaron más. A los amigos se les llamaba a viva voz o uno se juntaba a una hora en tal lugar, nada de esas mierdas de andar cancelando por celular. Todos comimos mortadela, papas fritas en cono, colegiales, berlines, maní de un botecito de dudosa reputación, antichucos de quizá qué,  mote con huesillo, nísperos de la casa del vecino. Soy de donde habían abiertamente carnicerías de caballo. A ninguno nos gustó la purita cereal, pero ahi estaba, en la casa de todos porque era un derecho exigirla. Vengo de donde el verano es andar a pata pelada en la tierra 3 meses, regando las plantas o cuando hay plata jugar a las bombitas de agua. Donde ir a la panadería o a comprar helados bañados de chocolate de a $300 es un rito difícil de comparar con otros ritos. Soy de donde la vieja copuchenta es una institución, que aunque se caigan mal, de puro copuchenta buena gente, te va a ir a hinchar las pelotas si no te ve varios días. O va andar juntando la plata pa la corona del vecino que se murió. O la lista pa los regalos flaites de navidad O te ve enferma, y hasta te trae una hierbita de la feria pa que se te pase, porque es lo que HAY QUE HACER.

Todos sabemos qué pasa cuando te cortan el agua, la luz, el teléfono y lo que vale la reposIción. Todos supimos qué hacer cuando se te acababa el gas o el azúcar, cuando tienes que ir a trabajar y tienes que conseguirte para la micro o cuando te quedaste sin pega: vender en la cola de la feria, hacer pan, vender completos, etc. Todos trabajamos antes de los 18 años de vendedores, reponedores, digitadores, en un call o pasaste de hacer la práctica del colegio técnico y ahi te quedaste. A esta edad todos ya hemos trabajado más de una década y no siempre en lo que nos gustó. Y nos cuesta entender como alguien no lo ha hecho, no de mala onda, simplemente nos enseñaron que trabajar era la única manera de salir de la mierda.

He andado los últimos días en distintos lugares de la zona sur-oriente de Santiago por donde ando poco actualmente, porque ahora vivo en el centro y ando todo en bicicleta o caminando. Hay muchas cosas que no quiero vivir como el miedo constante de que te roben, pero hay cosas maravillosas de una población que son esas señales que no se me han borrado de mi forma de actuar o reaccionar y espero nunca lo hagan: los vecinos, la preocupación, la conciencia de espacio y grupo, etc. Y no me siento demasiado especial por eso: en todo el mundo hay lugares así y hay gente que pudo salir y lleva consigo lo que aprendió en su lugar de origen. Supongo que luego de varios años, se me hace muy emocionante darme cuenta de las cosas que me construyeron y estoy orgullosa de ello. Mucho.

Anuncios

Pase no más caser@, deje su comentario con confianza (Bueno, no tanta)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s