#losahueonaditos : Tocata

Se encontraron en la misma puerta del Galpón, mientras tocaba alguna banda de cumbia de esas medias nuevas que llevan harta gente. Ella al verlo, abrió los ojos, así, grandes, como que -ilusamente-no esperaba para nada verlo ahi esa noche. Él al verla sonrió melancólico, haciéndose el que no había notado su asombro. A unos 45 centímetros estaba él, un él , un otro “ÉL” que no era él mismo, un tipo alto aunque de rasgos menudos, como sietemesino que lo miraba marcando territorio, vomitando fuego por los ojos. Siguió hacia en dirección hacia el escenario. Él, se hizo ahueonadamente el hueón y se perdió entre la gente. Tragó fuerte, como cuando uno traga y suena “glú” y compró una piscola. Y otra. Y otra.

Cuando todo terminó, no los vió. Seguro se habían ido a estar más cómodos por ahi, tal vez a la vuelta o a los otros lugares para ponerse cómodos de a la vuelta de allá. Tragó otra vez, fuerte, sin decir ni pío. Si a él le gustaba tanto la libertad, no tenía por qué incomodarle la de otros ¿No?

Anuncios

Pase no más caser@, deje su comentario con confianza (Bueno, no tanta)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s