Córdoba #losahueonaditos

Cuando eran las 03:48 de ese jueves, empezaron con los mensajitos de Whatsapp. Él en un pueblito al nordeste de Córdoba casi encuevándose en Santa Fé y ella, es su cuchitril en Curicó. ¿Qué se puede sacar en limpio a 16 horas en bus, 45 minutos en remis y la imposibilidad completa de la inmediatez? ¿Cómo se puede querer a la distancia? ¿Cómo se puede hablar en serio por chat? ¿Como se puede pretender poner puntos sobre las íes mediante un celular?

Le respondió cualquier cosa, lo que se le vino a la cabeza, lo que encontró más bacán, lo que su mente cansada a esa hora podría responder. Le respondió cubriéndose de esa idea como de aquí me las traigo yo o a mí no me interesa nada de lo que ha pasado este último año.  Y 2 días después el coordinó para volver, para hablar en serio, para hablar mirándose a los ojos y a la cara arrugada riéndose. Pero ya no: Volvió, la llamó y ella se negó a poder y querer. Y ahi se quedó él, otra vez, sin entender nada, sintiéndose tan hueón, sin querer entender tampoco.

Otra vez, los viajes no le habían servido ni para olvidar ni para arraigarse a nada.

Anuncios

Pase no más caser@, deje su comentario con confianza (Bueno, no tanta)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s