“@elmundodepax: @opiado aló? estás ahí?”

Son las 00:20 del lunes 14 de octubre. Vuelvo a hacer la búsqueda del término “@opiado” en twitter, para ver si entre tanto tuiteo reconozco algo de humanidad, de esa de piel y no veo mucha: Igual la situación es súper difícil.. Veo el comentario de compasión, la mierdita del periodista preguntándote detalles pa publicar algo mañana de manera “súper respetuosa” o la pregunta hueona. Nada de lo que me podía generar la buena onda que me evoca este loco, esa de verdad, de ponerse a disposición y no la mierda que dicen todos.

Cuando vi el tweet de alguno preguntando por el paradero de @opiado en la seudo mañana, pensé altiro en suicidio: alguien noctámbulo, que parece que duerme poco. Que siempre está atento a lo que le pasa a los otros, probablemente es porque también quiere que se preocupen por él, pensé. Siempre comentando desde la vereda de automirarse como fracasado. Busqué el DM donde me ofreció su ayuda cuando me atacaron afuera de mi casa y no lo encontré y después lo pillé en mi mail.

“Chucha! Si necesitas ayudame avisas nu mas. Yo vivo en (…) anota mi cel por siaca. (…) 🙂 y soy grandote asi que la gente se achuncha conmigo 🙂 “

Las referencias de su casa, su teléfono ¿Cómo no iba a partir corriendo si el loco además de ser buena onda me había ofrecido también su ayuda en caso que me pasara algo a mí? ¿Cómo no si sentía que el loco había sido tan buena onda conmigo siempre? Y con eso no me creo nada más que lo que debiera hacer, algo que yo llamo la mentalidad de población, hoy por tí, mañana por mí. Si usté vivió en una, seguro sabe de lo que le estoy hablando.

Llamé a carabineros , llamé a los bomberos y corrí. Igual todo era bastante impreciso, pero en mi súper alma de súper-héroe-de-causas-perdidas, decidí correr hacia donde había dicho que vivía, pues a esas alturas nadie en twitter sabía nada. ¿Y si todavía estaba ahi?, ¿Y si no le había resultado programar algo? ¿Y si aún se podía hacer algo?¿Y encontraré la casa? ¿Habrá legado alguien? Mientras doblaba por Rosal, empecé a recibir DMs que alguien ya había publicado que habían llegado familiares y carabineros. Igualmente me traté de apurar y siento que fue el camino más lento de la vida.

Soy una desconocida en la vida “real” de un hombre que se acaba de suicidar, pero en la vida on line, probablemente sabía más de lo que publico que, por ejemplo, mis amigos o mi mamá. Siempre estaba atento a los artículos o a los comentarios de trasnoche, a comentar algo simple pero ad hoc a la situación y a exponer que era un ñoño, como esos que se describían en @faqmen (de hecho esos son los tweets favoriteados). Tal vez si me lo topaba en el Paseo Ahumada o en Bellas Artes no lo hubiese reconocido sin el gorro azul que aparece en su avatar, pero hizo lo que no hicieron varia gente importante para mí en las últimas situaciones de riesgo que me ha tocado enfrentar: ofrecer estar ahi para lo que se necesitara, sobre todo pa esos momentos donde me sentí tan vulnerable.

Me afectó pensar en la disposición de alguien que tal vez estaba pidiendo ayuda entre líneas y no haber hecho más. Pero ahi recuerdo mis propias reflexiones sobre la depresión, donde las personas pueden acompañar el proceso de otras, pero jamás hacerles el camino que ellos deben recorrer por si solos. Nadie ( segùn yo) puede salvar a otro de ella y de sus decisiones. Solamente podemos estar atentos,  estar ahi  cerquita, para hacerles sentir que estamos. Que no están solos.Por eso será importante el dejar cierto espacio dedicado a juntarse con los amigos, a hacer un alto entre pega y dormir. Por eso será tan importante dormir las horas necesarias, por eso será importante tener bien identificada a la gente con la que te puedes apañar emocionalmente, para no llegar a los extremos. Por eso será tan importante no esperar llegar al precipicio, buscar constantemente formas de ser más feliz, así si pase lo que te pase estás ahi firme.

No estoy de acuerdo con tu decisión, pero  redundantemente , es tuya. Yo que justamente estoy llena de vida, llena de proyectos, llena de sentido. Tengo bajones como todos, pero me hubiese gustado pasarte un poquito de esa hueá tan de alegría por estar viva, eso de faltarme el tiempo para hacer más hueás. Ay huachito por la chucha, pero pa qué.

Gracias por tu buena onda, por tus comentarios y sobre todo por ofrecerte cual muralla humana incluso siendo una “desconocida”, es un gesto que me emociona y que probablemente guarde-junto a lo ùltimo que comentamos del ego-como algo valioso, algo que siempre me quedará ahi dando vueltas. Lo que más me da lata no habernos tomado un café más que sea. Puta virtualidad.

 

Anuncios

4 pensamientos en ““@elmundodepax: @opiado aló? estás ahí?”

  1. no es culpa de santiago, es culpa nuestra. las prioridades las definimos nosotros y los tiempos los establecemos nosotros. a mi me sigue quedando la moraleja de que cuando alguien te parace bacán en online, debes hacer lo posible por integrarlo a tu offline. Fui a verlo una vez hacer un stand up, al menos me quedó su cuerpo entero en la memoria, y no solo su avatar. No sabes cuánto te entiendo Mapapo, amigos en lo virtual que saben más que tus hermanos en lo real.

    Me gusta

    • Me quedo con “cuando alguien te parace bacán en online, debes hacer lo posible por integrarlo a tu offline”. Tanto que he empezado a acercarme más a la gente que me cae bien online, no quiero que me pase lo mismo 2 veces; perder de conocer gente bacán por…por no sé.

      Me gusta

Pase no más caser@, deje su comentario con confianza (Bueno, no tanta)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s