Los colas #losahueonaditos

Nota: En noviembre del año pasado compré una libreta que iba a regalar, la cual luego de pasearla por Argentina, Colombia, Valparaíso y semanalmente conmigo en todas mis andanzas, me aburrí de cargarla y castigarla sin escribir una puta palabra, hasta que decidí usarla para escribir cuentos.

#losahueonaditos pertenece  a una serie de cuentos. Son historias pequeñas, que hablan de contratiempos y malentendidos de parejas que no logran sentarse a conversar nunca, que finalmente suponen más de lo que se dicen, crean relaciones suponiendo que el otro pensó o actuó por tal razón ¿Qué raro? ¿No? Si estamos en un mundo “tan conectado”

Pensé en guardarlos, pensé en publicarlos, pensé en regalarlos. Mejor, se quedan aquí en mi blog y me sirven para atrer sicópatas que buscan respuestas de algo más y de paso, aumentan las visitas.

Los colas

Nuestra relación homosexual tenía que ver con que tenía a Freud tatuado en la frente.

Yo quería verlo bien, en realidad quería verme a mí bien con 26 años. O con 22. Quería salvarme, quería acurrucarme y hacerme nanai a través de él. Me veía tan reflejado, le veía tanto potencial ( que pensándolo bien era inexistente) pero metido en la mierda hasta el cogote a punto de ahogarse y yo quería salvarlo. Pero imposible, si él no quería, imposible si él me decía que no me quería y para más que yo nunca lo había querido. Y yo, que luego de trabajar toda la noche en el hostal, en vez de irme a dormir cual zombi, prefería pasarme al negocio de la vuelta y comprarle unas paltas, un muffin de arándano y una bolsita de café de grano recién molido,para prepararle el desayuno como si fuera su mamá, ir y si era necesario no dormir, no dormía. Porque quedarnos ahi juntos, jugando play o haciéndole cariño en la cabeza era suficiente pa hacerme feliz. Lo más chistoso, que aunque hubiésemos sido hétero, esto habría sido igual de gay: éramos 2 nenas gritando cariño, anhelando que alguien nos salvara y nos quitara un poco de libertad por un par de nanais, pero ahí estábamos, haciéndonos daño. Él insistiéndome en que yo no lo había querido ni un poquito y yo en silencio, prefiriendo callarme. Porque esta vez, me dolía como si me hubiese sacado la chucha en bicicleta, me dolía más que la mierda y yo no quería el show pobre.

Esta única vez, yo lo único que quería era que se arrepintiera y me abrazara y nos quedáramos ahi mucho mucho rato y que nos olvidáramos de todo incluyendo todas las veces que pasé afuera de su casa a ver si la luz estaba prendida. Pero no, se fue y me dejó ahi, con todas esas boas, su polerón, un par de juegos de play que habíamos comprado recién en la cola de la feria y su silueta extranjera, dejándome solo y a punto de llorar.

Anuncios

2 pensamientos en “Los colas #losahueonaditos

  1. Pingback: Sobres #losahueonaditos | María Paz Castillo

  2. Santiago y yo llevábamos ya muchos meses juntos, nos veíamos todos los dias y habíamos aprendido a conocernos tanto que ya nada nos resultaba nuevo, sabía sus historias de memoria, sabía sus gustos, sus pasiones y él adivinaba mis pensamientos, sabía cuando algo andaba mal conmigo, sabía si le estaba mintiendo, ya no había nada nuevo en nuestra relación y mi pesimismo no ayudaba en nada a vivir nuevas historias juntos, habíamos explorado todas las rutas y nos encontrábamos estancados en el mismo sitio, de pronto la relación empezó a cambiar, ya no había interés, no habían llamadas, ni poemas, ya no había nada, yo temía que llegara el día en que Santiago quisiera irse de mi lado e intentaba de todo por que esto no suceda, pero nada funcionaba, asi que el día llego, Santiago quiso irse, alejarse de mi, estoy segura que sólo se detuvo por la pena que sintió al verme llorar, sentí que se me derrumbaba el mundo, quería morirme, sin él nada me importaba, él me miró con lastima, me pidió perdón y me prometió que seguiríamos juntos. Y ahí acabo la noche, abrazados sin el valor suficiente para dejarnos.

    Me gusta

Pase no más caser@, deje su comentario con confianza (Bueno, no tanta)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s