Colombia

Todo nació de una broma. De conversar con un amigo y que él estaba trabajando en un proyecto audiovisual con una agencia de turismo. Y no les tinca una bloggera que vaya escribiendo el viaje, y blá. Y al par de días la idea ya tomaba forma y en menos de un mes yo estaba embarcándome preguntando por el pasaje a mi nombre para Bucaramanga, en el departamento de Santander, en uno de los proyectos más locos de mi vida: ser bloggera de viajes. De los más locos, pues no fueron ni muchos chats, ni muchas formalidades. Fue que si yo estaba dispuesta a partir por un mes a recorrer un país que no conozco y a escribirlo. Y además aprovechar de hacer los talleres  de redes sociales que había hecho en Argentina.

IMG_0959

Puente vietnamita. Huerta Biiológica. Mesa de los santos. Santander

Colombia es una tierra que no me es indiferente: en Chile es común que vaya a ver bandas que tocan ritmos de acá: Mákina Kandela, La Chilombiana, cuando arma eventos la Cachi o grupos de Danza Ébano . Me gusta la cumbia y puedo decir que conozco a muchas de las bandas o mejor dicho, a muchos de los músicos que hacen cumbia en Chile. De los instrumentos que han pasado por mis manos ( soy mucho más talentosa vendiendo por internet que tocando instrumentos) el único que no he vendido ha sido mi maracón. Más de alguna vez, pensando en viaje soñado dije que quería irme a Santa Marta a aprender a tocar maracones y a cantar. Pero con las cantaoras po, allá.

IMG_0805

Sebas jugando a ser peluquero conmigo

Colombia es un país bonito y amable. Probablemente si tú estás pegado con esas series de guerrilla y narcotráfico te parezca imposible este par de adjetivos. Pero insisto: es un país bonito y amable. La gente es MUY amable, al punto que uno no lo cree.

IMG_0106

Una calle de San Gil, Santander

He vivido experiencias increíbles: hacer rafting en otro río que no fuera el Maipo, hacer (?) torrentismo, trekking, andar en parapente, ir a un spa alternativo. Comer pescados con ojos o cambiar mi dieta de un guaracazo, cambiando el pan por arepas.  He comido como chancha y me he paseado por pueblos perdidos, llenos de historias. He compartido y sacado fotos con plantaciones que no conocía: tabaco, café, algodón. He hecho un montón de cosas, de las que ya les relataré con mayor detalle en el blog que estamso preparando. Algunas cosas que tengo en la cabeza:

IMG_0991

Los Santos, Santander

IMG_0036

¿Vamos a mi finca?

IMG_1034

Manta Guajira regalada por los papás de Wilson.
En la foto ellos y mi amor platónico, Salvador. Todos en la escalera de telenovela

El mundo de pax en Colombia

Catedral del Socorro, Santander. Foto por Wilson Contreras ( aviso para la gente de hoyxhoy que además de olvidarlo, cortaron los créditos)

Los jugo de fruta: He tomado muchos jugos de frutas de las que no conocía o sólo pulpas. El jugo de Guanábana es la mega zorra y mi más más favorito. Chirimoya, cagaste, ya no eres mi fruta preferida.

Las direcciones es una hueá insufrible. Como las calles van a ser puros números y en la casa no dice el número de su calle si no la que la corta. Insufrible. No he podido entender y por el momento no me interesa como hacerlo. Dicen que es fácil, que las que no son calle son carrera, pero todo el mundo sabe qué calle es qué calle entonces no dice y me enredo.  Ya me dí por vencida.

Puta que es rico vivir en una eterna primavera: Quiero vivir para siempre en este calor con lluvia, lluvia sin frío, lleno de verde . Lo que dicen “hace frío” es un chiste. No es como me imaginé, calor sofocante y una piña colada en la mano. No. Es tan agradable, que dan ganas de quedarse todo el día admirando el paisaje.

IMG_0134[1]

Ducha en una casa del centro de San Gil, Santander que me activó un montón de demonios.

Todas las mujeres llevan el pelo suelto: Todas.  Cuando llegué al aeropuerto, luego en Bogotá y pronto en todo el viaje me di cuenta del detalle. Acá la industria ed los colets y de los pinchecitos no avanza.Bueno y aquí viene mi primer conflicto: el como te ves es algo demasiado importante para mi gusto. La peluquería, las uñas, la ropa y no se te vaya a ocurrir salir sin tacos un sábado. ¿O será por los lugares que anduve yo?

Todas las mujeres son bonitas: Todas. Probablemente por lo mismo que el punto anterior. Si no son bonitas, hacen un esfuerzo sobre humano por parecerlo, pero a veces creo que más por el qué dirán y no ser objeto de chismes que de otra cosa.

Para decir algo con J, cámbielo por una J soplada hacia adentro: tipo H Ej. Miha por decir Mija. Es muy así y me encanta tratar de hablar así

IMG_0279

Charalá, Santander junto a los chicos y a Guillermo, Guía de allá

Si fuese millonaria, seguro que pongo una telefónica. Loco, qué manera de hablar por teléfono: De hecho me imagino cuanto deben ganar las empresas telefónicas por llamada entrante: hay un enorme listado palabras de buena crianza y de amabilidad antes y después de lo que se tiene que decir, por lo que llevar a cabo una conversación por teléfono concreta lleva el triple que una acostumbrada y recordemos que me carga hablar por teléfono y sólo las hago cuando es por algo concreto y/o urgente. Hola, qué tal, hágame el favor, podría usted decirme, disculpe la molestia [inserte aquí 3 palabras concretas] gracias, muy amable, que esté bien, que tenga un buen día, a la orden.

La mujer y sobre todo la santandereana: El lugar de la mujer y sobre todo de la Santandereana tiene fama de ser brava. Más allá de la caricatura, la posición de la mujer como igual al hombre es impresionante. A diferencia de lo que uno ve -insisto, a primera y segunda vista, no me voy a creer que conozco una cultura por estar un mes- la mujer tiene su lugar súper ganado. Se ve en la calle, se ve en su actitud ante la vida. Su opinión tiene un lugar y se hace notar. No tiene esa actitud sumisa que uno ve en otros lugares y eso me parece bacán. No necesito que las mujeres sean mejores que los hombres, necesitamos que accedan a cierta igualdad en opciones y aquí siento que se han ganado ese espacio.

Hay muchos más elementos de Colombia y de Santander en particular que me llaman la atención, como su historia de independencia, la cosmovisión caribeña, 100 años de soledad, Botero, la brujería,como se interrelacionan con la costa caribe, su relación con la colonización ( qué fuerte que el dolor esté tan presente aún) ,la inculturación, los guane y como desaparece una civilización completa sin dejar “rastro” ni si quiera de como se llamaban a ellos mismos; la pictografía y su relación con esa desaparición, el café, el tabaco, Lengerke fue o no fue el hombre del que hablan ( el colonizador que vino más bien a hacer negocios de dudosa reputación y aprovechar la libertad que le daban para ello y a dejar mujeres embarazadas o el gran señor que ayudó a construir los caminos que permitieron la industrialización). Como todos los pueblos latinoamericanos se construían de la misma manera.  Como hay pueblos que geográficamente se supone que no son  aptos para la construcción y ahi los ves, como una pared pero perfectos. La defensa de las raíces, el río Magdalena. Lo bonito que es el cañón del río Chicamocha y como lo he visto de un montón de perspectivas. Como la música tradicional se toma las radios. Como los caminos pueden tener una vía y no agarrarse a machetazos ni a bocinazos odiosos. El relajo que me cuesta tanto entender en mi visión de Santiaguina que vive a una cuadra de la calle más importante y que me cuesta demasiado entender la vida sin estructura. Por qué el café que se deja es el peor siendo que es su pueblo el que lo cultiva. Como hay un montón de locos que están cambiando el mundo y no se sabe, porque a muchos no les interesa que se sepa. Como es posible hacer las cosas en armonía con el medioambiente sin gastar más plata, como nos quieren convencer.

Aún me falta viaje y todavía no les he contado ni un 5% de mi viaje. Estamos guardando, al igual que el vino, lo mejor para publicar.

Gracias a todos los que están pendiente de este viaje y colaboran en él. Los adoro.

*Fotos por Wilson Contreras, Sebastián Corrales y María Paz Castillo

Anuncios

9 pensamientos en “Colombia

  1. Hola. Te saludo desde Bogotá. Estaba espiando cómo ir de Mendoza a Santiago, qué hacer en Mendoza y cosas así, cuando termino en este precioso post. Para mí constituye una alegría lo bien que pasaste en tierras colombianas, gracias por compartir tus experiencias. Cuando quieras vuelve, seguro que te podré dedicar alguna tarde si pasas por Bogotá (te invito a chocolate con queso, panecito y mantequilla).

    Me gusta

  2. felicidades mapapo por todo tu recorrido y la oportunidad ke tienes de hacer este viaje, y ademas nosotros atravez de ti podemos imaginarnos lo bello ke es… un abrazo y sigue con tus relatos… 😀

    Me gusta

  3. @pamela : Gracias por los comentarios. Y si, es exquisito hablar
    @Wilson Si, me han repetido harto esa frase estos días. Nada está dicho en verdad, hay muchos proyectos. Vaya a saber una.

    Me gusta

  4. Ah! Que bellisimo, me encanta como lo relatas, me recuerda el mejor estilo de Marcela Paz y su papelucho.
    ajjaja me recontracage de la risa, con lo de la chachara telefonica, muy cierta, son tan respetuosos y ceremoniosos, pero de igual forma es exquisito hablar con ellos.
    Hey cuenta mas!!..esto tiene gusto a poco!.

    Me gusta

  5. Que alegría me da leer este post, traigo unas palabras q te dije q hacen parte de un slogan trilllado colombiano “el peligro es q te quieras quedar”. Me alegra mucho ver lo bn q te han tratado y lo bacan q la has pasado. No dejes de pasar por Cali. Ahí mueres del encanto! Éxitos en tu viaje.

    Me gusta

Pase no más caser@, deje su comentario con confianza (Bueno, no tanta)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s