La Manuelita Sáenz de tu revolución.

 

Cuando yo te digo que voy,

voy.

Porque sin miedo al espanto,

sin torpeza ante tu silueta de gran señor,

quiero ser la Manuelita Sáenz de tu revolución.

Porque me meneo ante tus brazos

y a paso lento entre balazos

quiero ser la Manuelita Sáez de tu revolución.

Cabalgo estrecha entre los mercados,

resucito agitada entre el golpe del tambor

quiero ser la Manuelita Sáez de tu revolución.

A pie de cuesta y verde oro

entre tabaquito, panela y currulao

se mantiene erguida y mirada altiva,

la Manuelita Sáenz de tu revolución.

Entre vino tinto y maiz,

tamales, humitas, arepas, dulces

esquivando Andes, costa, páramo,

abriendo caminos entre nuestros pueblos liberados,

saboreando sonidos, airecitos y tierra

escribe y escribe

la Manuelita Sáenz de tu revolución.

Yo te propongo ser la

que te cuide en cautiverio

la que celosamente resguarde la correspondencia

la que te libere, libertador.

Yo quiero, yo quiero ser

la Manuelita Sáenz de tu revolución

Anuncios

Pase no más caser@, deje su comentario con confianza (Bueno, no tanta)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s