Puta Navidad

Cuando hablan de la navidad como ustedes la viven,  me parece que vengo de otro planeta, extraterrestre.

Desde que tengo uso de razón, la Navidad fue una ceremonia llena de símbolos, de rito, de incienso, de la ceremonia esperando que naciera el niño Jesús, Ya he contado varias veces que pertenecí a la Iglesia Católica de manera muy activa, por lo que esta fecha es vital. Dentro de ella, estuve metida en muchas actividades, de las cuales la Liturgia ( el grupo encargado de las ceremonias) fue siempre una de mis favoritas. Leer alguna lectura, estar pendiente de los detalles, que las velas, que las luces, que abrir o cerrar las puertas en un momento determinado. La cena o los regalos fueron sólo un aderezo a esta ceremonia.

Luego, después de mi participación en el encuentro mundial de Canadá, empecé a estar a cargo de grupos de Navidad en la calle en la Vicaría Pastoral Universitaria: el 24 en la noche, en vez de estar en tu casa, compartías con gente de hospederías privadas ( una de las formas más horribles de negocio que deben existir en este planeta), con gente que vive en la calle o con la que estaba en los servicios de urgencia esperando atención. Así que también tenía un sentido total y diametralmente opuesto a “trabajemos todo diciembre para hacer una tremenda cena” o ” gastémonos todo el sueldo en comprar regalos por compromiso a personas que no nos caen también, pero debemos hacerlo”.

Desde que dejé de participar en actividades como estas, la navidad carece absolutamente de sentido: no me interesa ir a la misa del gallo, no me interesa obligarme a comer en una cena, no me importa ir a complicarme en una cena con otras personas que no me caen tan bien como mi familia y menos estresarme porque no tengo plata para hacer regalos que no  quiero.

Los regalos para mí son algo demasiado especial, un rito único de buscar, cranear, imaginar, investigar a la otra persona, hacer algo con tus propias manos o simplemente ver en un detalle pequeñísimo como expresarle a la otra persona que es parte importante de tu vida, ya sea porque la conoces toda la vida o la vienes recién conociendo.

Perdón, para mí no tiene ningún sentido eso de lo que hablan, no lo entiendo y creo que tampoco lo quiero entender. Tal vez lo entienda mejor cuando sea grande, que por el momento no.  Considérenme algo así como una atea que no celebra estas fechas. Porque si les digo que el sentido de la Navidad que fue siempre ya no lo es, por lo tanto no tiene ningún sentido, no me van a entender.

 Quédense con su puta navidad

Anuncios

Un pensamiento en “Puta Navidad

  1. Significa la invasión que tiene el país del norte sobre los otros paises del continente que son de origen hispano. Nos llenaron de tradiciones que no son las nuestras. Nuestras tradiciones son: el pesebre, los villancicos, los regalos del niño Dios etc. Y no el arbolito, papa noel , etc. Que le vamos a hacer. Nosotros mismos nos entregamos a esa dominación. Los mexicanos,ecuatorianos, etc., se hacen soldados y van a la guerra para poder vivir en el país del norte. Hasta cuando cumplimos años cantamos el happy berthey. Me duele, pero tenemos lo que nos merecemos.

    Me gusta

Pase no más caser@, deje su comentario con confianza (Bueno, no tanta)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s