Lentito

Y si enlentecemos todo. Si estiramos (por gusto, no por pacatería ni pecho frío) cada acto de camaradería y placer. Si demoramos más la tarde, si entre mirarnos y hacer el amor estiramos tanto, saboreando cada centímetro de cercanía. Si pasan varios mails larguitos, unas cuantas vueltas a la esquina. O si incluso dejemos que nos separe la cordillera un buen tiempo; si nos tomamos un café a la vuelta analizados por el dueño ( que sería algo tan o más terrible que un suegro). Si te lleno de cartas bajo la puerta, como lo hacíamos antes ¿Qué hay por resultado?
Que vuelvan los lentos (pero contigo)

Pase no más caser@, deje su comentario con confianza (Bueno, no tanta)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s