en tu dintel

Va llegar un día en que no todo sean situaciones alegres. Va a llegar un día en el que te mire y sin decirte nada, vas a saber qué me está pasando.O va llegar un día en que yo te llame llorando a gritos, así mismo como si nada, porque hicimos un lazo aunque nunca lo pensamos. Va llegar un día en el que no te busque para quedarme en tu cama, sino abrazarme en el dintel de tu puerta a simplemente quedarme quieta, gritando, sollozando, muerta de miedo, temblando, cayéndome en tus brazos, perdiendo la noción de distancia que me había prometido, a la que habíamos acordado. Porque cada vez desde esos pastizales que miré de reojo, me fui acercando más. Y aquí estoy, llorosa, triste, acongojada, en pánico. Me da verguenza, no sé como actuar en estos casos, no sé como pedir ayuda, y me quedo aquí impávida, como si fuera posible. No me atrevo a pedir atención de ese tipo, qué sé yo. Pero tenía que decirte que me pasan cosas, que no todo es tiempo pasado ni menos sólo cosas alegres.

Anuncios

Pase no más caser@, deje su comentario con confianza (Bueno, no tanta)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s