Día 11: Regalos

Desde que tengo uso de razón mi madre me ayudó a cranear las más ruidosas confabulaciones con respecto a regalar cosas. Ya sea para los cumpleaños o las despedidas, fue siempre la manera de demostrar el cariño y la buena onda que uno sentía por la persona. Hubo casos donde sentí mucha verguenza de regalar cosas hechas por mí (en la mayoría de los casos), pero un poco sentía que no me quedaba otra: no podía ser infiel a esa naturaleza mamona. Era lo que había que hacer.  aunque hay que hacer la salvedad que no soy de regalar por obligación sino porque me nace y punto. Pero en ese “nacimiento” de mamonería (que no siempre va al mismo tiempo de fechas en las que “hay que regalar”), siento que es lo que hay que hacer.  Y así muchas veces mi casa se llenó de papeles de colores, de madrugadas con una mesa llena de pegamento, porque alguien estaba de cumpleaños o se iba a un país lejano.

Regalé bolsas bordadas, regalé vasos de mi casa tallados con el nombre, regalé collares, banderas chilenas, ropa. Regalé cosas mías porque sentía que era importante celebrar y demostrar lo que uno sentía. Una vez se iba una vecina y le regalé un arito de perla cultivada que me había regalado un tío en “señal de nuestra amistad”. Maraca culiá, nunca más supe de ella.

No me acuerdo exactamente en qué momento dejé de regalar cosas. Fue hace años igual, puede ser de esa vez que pinté una polera  y la terminé los días antes de no volver a hablarse más. O tal vez esa vez que conversábamos en Mendoza de lo que hacíamos sólo por el “deber ser” y no por lo que “queríamos hacer” y me traje un peluche que le había regalado a una niña (sí, fui la peor, se lo quité), porque en verdad mi primera intención era regalárselo a otra persona el que terminó en el cuello de alguna  peuca . O esa vez que una simple caja de papel armó la 4ta guerra mundial. Ah si, ahi debió ser.

El otro día cuando fui a Pomaire, los ví ahi. Unos platitos chiquititos como para echar salsas varias. Pensé en un par de personas a las que les podría regalar. No random, no al azar, pero si personas que no necesariamente eran las obvias. E impulsivamente las eché junto a lo que iba a comprar. Aún tengo los pocillos de una amiga que tiene casa nueva y los otros de una de mis mejores amigas secas para andar organizando malones. Parece que derrepente había vuelto en mí las ganas de sorprender a alguien, cranearse tonteritas que hacen que otra persona a lo menos se dibuje una sonrisa por el detalle. Eso no puede morir, a uno no se le pueden morir las ganas por querer sorprender a otro. Pero parece que hace un tiempo ahogué todas esas cosas para “parecer” menos mamona. Una tontera.

Regalar pareciera que abre una ventana más que en la otra persona, en uno. Disfrutai doble: buscando y esperando reacciones. Y casi pareciera que no es el regalo en sí, es la sensación y como bien dice un amigo, soy adicta a las sensaciones. Y así es como me acuerdo de la voz feliz que me pone una de mis mejores amigas (una de las únicas personas que seguimos la costumbre de hacernos sorpresas) cuando me dice ” Te tengo un regalo” y cuando nos juntamos me mira con esa cara con los ojos bien grandes (más).  O ver a la misma casi llorar al  ver que te esforzaste por hacer una bolsa bordada a mano.Impagable.

Me gusta eso de crear códigos con otras personas, “tallas internas” eternas entre una persona y yo. Y si hay algo bonito de los últimos días es saber que volvió a renacer esa sensación. Hoy están de cumple  dos amigas, una pequeña  y una nueva. Y ya tengo en la cabeza qué es lo que les voy a regalar y ¡Tengo unas ganas de verles la cara cuando eso pase!

¿Y a ti? ¿Te gusta regalar?

Anuncios

Un pensamiento en “Día 11: Regalos

Pase no más caser@, deje su comentario con confianza (Bueno, no tanta)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s