Día 6 : Algunas cosas incómodas de estar enferma

A raíz de mi nueva sesión de achaques de vieja cólicos  y paseos veraniegos por 2 centros de urgencias en las horas pasadas, es que me empecé a acordar de muchas cosas que uno pasa cuando está enfermo. Cosas pajas que si usted tiene una salud de mierda como yo, las ha pasado más veces y si no, alguna vez en la vida las va a pasar. O tuvo que acompañar a alguien en ese proceso.
 
  1. Ser pinchado. No soy muy alaraca con los pinchazos, pero siempre será una lata. Además ser pinchado, tener mangueras que salen de tus brazos y que te dejan sin poder ponerte algo tan simple como una chaqueta. (No me crees? Intenta ponerte una chaqueta con un suero colgando po!). O peor:  Que te pongan una vía mal, entonces te la tienen que colocar de nuevo.
  2. Que te hagan tacto (vaginal o rectal):  Cualquier cosa que te metan por tus agujeros preferidos con guantes y sobre todo sin amor ni calentura es y será súmamente incómodo siempre. Y lo peor es que te dicen “Yo sé que esto es incómodo, pero ¿Te duele o te molesta? Y piensas  ¡Qué voy a saber si me duele o me molesta, la concha de tu hermana! -mientras sientes que esos dedos te llegan a las amigdalas.
  3. Que te saquen los puntos de cualquier cosa. Siempre te dicen que no duele y te duele igual.
  4. Hacer pipí en receptáculos extraños  como un tubo de ensayo, una chata, un riñón ¡Si uno debe mear en el baño! ¡Esa hueá es antinatura por la chucha! Ahora el hacer un exámen de deposición, eso es aún más paja, pero sabemos que es necesario.
  5. “Desvístase de la mitad para abajo y coloque las piernas allá arriba” Usar camilla ginecológica siempre SIEMPRE será incómodo.
  6. Desnudarse frente a alguien que no es tu pareja ni tu familia: O desnudarse sólo la parte de abajo y/o ponerse una camisa de dormir de hospital donde con esas amarritas igual se te ve hasta el alma.
  7. Tener que tomar remedios de mierda: A  mi me carga tomar pastillas  de cualquier tipo, además siempre olvido a qué hora tomarlas. Además a veces tienes que tomar tratamientos que te hacen bien pa una cosa pero te hacen mierda, por ejemplo la guata. Entonces ahi tenis que tomar el tratamiento más las pastillas pa la guata. Pero te dejan la cagá en los dientes, así que tenís que tomar una tercera pastilla pa…y así tienes un montón de pastillas que ya perdiste la cuenta para qué son. Y lo peor de lo peor: no puedes tomar ni fumar ni ir a bailar 😦
  8. Tener que estar acostado cuando: Hacer reposo es rico, pero cuando queris puro hacer mil otras cosas más, no. Al principio es hasta entretenido, después es paja.
  9. Estar en la UTI /UCI : y que te puedan ir a ver sólo 15 minutos. Estai contando una historia y ya se tienen que ir. O se demoran mil horas en ponerse todo lo que deben. O que simplemente no puedan entrar a verte.
  10. Sentirse drogado por calmantes pero no puedes disfrutarlo como si fueran otras drogas. Niunllobri.
  11. Permisooo, le voy a tomar la presión : Cuando estás hospitalizado o en observación, que te hueveen cada cierto rato para tomarte los signos vitales.
  12. Responder preguntas incómodas: Lo que le sale de la garganta ¿Es trasparente o verde? ¿Pero de dónde sale ese flujo? ¿De la vagina o del ano? ¿Viscoso o líquido? ¿Rojo o cafesoso? ¿Con qué se cuida? ¿Ha hecho algún movimiento extraño?
  13. Que te tengan que hacer exámenes incómodos. Mención especial a tooodos los exámenes que le hacen a las mujeres (pap, ecografía transvaginal) y los que le hace el proctólogo a los hombres.
  14. Forever alone:  Que la gente piensa que estás tan grave y que no te puede ir a ver y que en verdad estás muriendo del aburrimiento y esperas que te vengan a ver.
  15. Estar con sondas:  para mear no es tan incómodo como que te vengan a ver y está el tiesto-receptáculo ahi abajo. O drenaje y está ahi abajo. Y derrepente alguien va a buscar algo que se le cayó y se encuentra con 2 tiestos gigantes de sangre y pichi. Bonito.
  16. Mal de Dr. House: Ver que tienes un diagnóstico raro y no tener un computador cerca para averiguarlo. Pensar que puede ser algo parecido al Lupus o que desencadene una guerra mundial con la OMS
  17. Permiso, vamos a tener que rasurar: Que por una operación de urgencia te tengan que rasurar y tus órganos sexuales pasen a ser vilmente unas cositas que van y vienen entre una máquina de afeitar y las manos de algún auxiliar sin respeto.
  18. Monga: Que empiezan a pasar los días y no puedes depilarte y ves con horror tus pelos creciendo.
  19. Volver a avisar: Tener que avisarle a alguien que quieres hacer pipí o que ¡milagro! hiciste caca y tienes más de 3 años.
  20. Recibir regalos de mierda como camisa de dormir /pijama que jamás te pondrás, pero como no tienes más y tienes visitas y no puedes andar en pelota, tendrás que ponerte.
  21. Odiar a un imbécil y tu imbecilidad: Enterarte que tu ex pareja te pegó alguna infección sin importancia pero que debes avisarle a un par de personas a las que juraste no volver a hablar en la vida.
  22. No andar depilada o con ropa interior humillante cuando te pilló una urgencia o un accidente: Mal. No te podía pillar cuando andabas con el depilado fascinante ni con esos calzones de encaje. Nop, se te ocurre doblarte la pata cuando andai de monga o cuando ocupaste el comodín del calzón de abuela que tenías en el fondo del closet.
  23. Sentirse vulnerable y que aunque queris discutir por alguna decisión no te da el cuero pa hacerlo.
  24. Andar con yeso:  O bañarse con yeso. O peor: que a los 20 días te empieza a picar la mugre acumulada.
  25. Tener que contar tu historial de relaciones sexuales, periodos menstruales, donde hiciste pipí, que hiciste y qué comiste y con quien  y otros tantos datos a alguien que no es tu mejor amiga. Por lo tanto viene otro momento desagradable: sacar la cuenta de cosas que no querías sacar la cuenta. Bonus track: que tu mamá/papá/pololo esté mirando esas cuentas con cara de interrogación.
Estar enfermo siempre es incómodo, pero véale el lado bueno: es la obligación de descansar y sentirse apapachado. Y si uno no estuviese enfermo de vez en cuando, se creería superhéroe invencible y a veces la única manera de batallar con eso es un remezón para sentirse vulnerable y aprovechar todo lo lindo de la vida y su fragilidad.

¿Y a ti? ¿Qué cosas te ponen incómod@ de estar enfermo?

Pd: Ya sabemos que no seguí con mi desafío de 30 días, 30 post de corrido. Pero lo seguiré igual, sin que nadie se de cuenta ¿Bueno?

2 comentarios en “Día 6 : Algunas cosas incómodas de estar enferma

Pase no más caser@, deje su comentario con confianza (Bueno, no tanta)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s