felicidá

no importan
las manos arrugaditas
comer, perdón, vender alfajores, las humitas
quedarme sin dormir un par de días y enseñarle la canción de la alegría en flauta a la dani
preguntar y deducir preguntas en la PDA
enviarle mail a las compañías que nos pueden auspiciar y patrocinar
navegar por facebook aunque creen que ando jugando

nada importa, si termino alguna vez
viejita,
arrugadita
comiendo alfajores en el patio de una casa grande, larga, alta y vieja
en el patio, bajo un enorme parrón con un terremotito
escuchando tocar la guitarra de algún nieto artista
tomando la mano de un viejo de ojos brillantes que está tomando vino
con la casa llena de fotografías de amigos,
viajes,
espectáculos
amistades,
recuerdos lindos y locos

nada importa si termino vieja y feliz
riendome de lo que estoy haciendo hoy
(el motor de todo es la felicidá, no me conformo con menos!!)

Anuncios

Pase no más caser@, deje su comentario con confianza (Bueno, no tanta)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s