a veces se tomaba la presiòn para saber si aùn estaba viva.
definitivamente debía tomar esas pastillas de abrazos que vendìan en la chelería
dónde está tu rincón? dónde vuelan los pájaros pobres?
resultante de sus sueños, decidía vagar por la ciudad cayéndose y perdiéndose derretida en el pavimento

Pase no más caser@, deje su comentario con confianza (Bueno, no tanta)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s