Lola corre. Aunque todo termina mal corre porque tiene aùn la convicciòn , pese a todo, que el esfuerzo al menos será recompensado. Pero llega fin de mes y no es así. Viene la vieja de en frente a reclamar espacios que no son suyos y le quita de las manos las ùltimas 5 lucas que esperaba tener para su cumpleaños. Vienen los tiempos escasos, el cansancio y lola sigue corriendo, mintièndole al cuerpo. Hace caso omiso de su rodilla, de sus pies, de la muela quebrada, de los dolores de cabeza, de la presiòn desorbitada, de los palpitares agitados. La amigdalitis es un chiste, los riñones seguirán aguantando.

Lola corre y corre y ni sabe pa qué: pareciera que su razón de peso no lo era tanto, y que en el fondo,está viviendo un sueño que no le pertenece. Las hormigas deberán vivir entre las hormigas y acostumbrarse a las pisadas y a los moustros de los árboles y la tierra. Hoy quiere quedarse en el hormiguero, pero igual algo la levanta y sigue corriendo. Tal vez arranca de lo que le recuerde cualquier cosa, olvida entre tanto correr.

Lola tiene sueño y no quiere despertar.No quiere volver a despertar

Anuncios

Pase no más caser@, deje su comentario con confianza (Bueno, no tanta)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s