Flacuchenta y bastarda
E ingenua
Y que cree que todavía podía enamorar
Se creía el cuento de que lo podía todo
Y no podía nada
Y se dormía
Y se olvidaba
Y tenía la pena a flor de piel, porque no sabía bien
Y no podía caer
Menos ahora
No podía acordarse, ni sanar
Y creía que podía enamorar
Nadie quiere a la gente triste y complicada,
Menos a las flacuchentas bastardas

Pase no más caser@, deje su comentario con confianza (Bueno, no tanta)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s